Sí se puede (seguir mintiendo)

Macri, Vidal y Petrecca estuvieron juntos en Junín vendiendo ilusiones, que la realidad desmiente

 

Macri estuvo en Junín el lunes como parte de su gira del “Sí se puede”, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, el vicegobernador Daniel Salvador y el intendente de la ciudad Pablo Petrecca, en la plaza Veteranos de Malvinas. La gira de despedida de Juntos por el Cambio tuvo escasa concurrencia. Solamente partidarios de su espacio y movilizados con transporte público de Junín al servicio del acto. Se necesitaba gente de otros lados porque en Junín el «Sí se puede» de Macri se siente: 93 comercios cerraron en el último año de los 586 que tiene el distrito. El cierre de la fábrica de fideos Don Antonio, con 100 años de historia, sumado al cierre de la empresa Induspol, productora de telgopor, hizo que cerca de 70 familias perdieran el empleo. Por eso los vendedores de ilusiones no tienen compradores. Aunque el maestro mayor intente decir que “a pesar de que los últimos tiempos han sido muy duros, ahora viene algo distinto, viene el crecimiento, el trabajo, la mejora del salario y el alivio a fin de mes en el bolsillo”, ya nadie le cree.

El Presidente había dado cuenta por la mañana de que él sigue pudiendo. A través de un decreto de necesidad (la de hacer daño) y urgencia (de los empresarios), redujo las indemnizaciones por invalidez resultantes de accidentes de trabajo en perjuicio de trabajadores y sus familias. Hay que agradecerle que se ponga el chaleco de campaña porque sus promesas ya no tendrán el impacto en el futuro que sus dañinas acciones presentes provocan. Mientras gritaba eufórico en Junín: “La vamos a dar vuelta”, se conocían los datos que confirmaban que su gobierno lo dio vuelta todo, pero para mal. La pobreza de un 35,4 % según datos del INDEC que, comparado con el primer semestre del año pasado, muestra una suba del índice de pobreza de 8,1 puntos — equivalentes a casi 4 millones más de personas pobres. “Todos han venido a lo que llaman la perla del noroeste bonaerense”, dijo Macri refiriéndose a Junín, donde en un universo de 36 escuelas primarias urbanas en 15 de ellas existe comedor escolar para la totalidad de les alumnes.

 

 

“Somos millones los que compartimos el mismo sueño. El sueño de tener tranquilidad, de vivir en paz y de que nuestros hijos y nuestros nietos tengan un futuro mejor”, dijo Vidal y estalló el «¡Sí, se puede!» Agregó que «como el primer día, seguimos escuchando”. Pero no escucharon el pedido del no cierre de Casa Huerta de Junín, donde concurrían adolescentes y jóvenes en situación de vulnerabilidad.

“Venían quienes habían obtenido la libertad o lograban salidas transitorias y podían encontrar en Casa Huerta un lugar de  contención, que los acompañara en su tránsito hacia la libertad y de reinserción social, porque nuestros alumnos nos decían las dificultades que tenían para poder hacerlo”, explica María Silvia Velasco, licenciada y profesora en psicología que trabaja desde hace 20 años como docente en contexto de encierro. “Después de que se crea el fuero penal juvenil, se baja la edad de imputabilidad a los 16 años y a nosotros nos empiezan a llegar pibes que tenían 15 y 16 que no encontraban otro lugar en otras escuelas porque el mismo sistema educativo los excluía. Chicos con fracasos escolares, con problemas con la ley. Casa Huerta fue una escuela que atendió y se adecuó a las necesidades de estos pibes”, dice Velasco. Articulaban con diferentes instituciones, tanto con el Fuero Penal Juvenil, servicios locales y zonales, Defensoría.  “Nosotros sí supimos escucharlos y adecuarnos a sus necesidades. Lamentablemente este gobierno nunca nos escuchó. Pudimos llegar al Concejo Deliberante con el reclamo. Intentamos plantear la defensa de nuestro proyecto, que ni siquiera era para una escuela sino para la comunidad de Junín. Ellos (por el gobierno local del intendente Petrecca) hablaban encima nuestro, no nos dejaban expresarnos. Estaban más preocupados por ser obsecuentes con la política de su gobierno”.

“Nosotros sí que sabemos de imposibles. Sabíamos de imposibles en el 2015 y no nos rendimos y estamos acá. También nos decían que era imposible alejar la droga de nuestros hijos y nos peleamos con los narcos”, dijo el Hada Buena, aunque la realidad marca que sus políticas lejos estuvieron de alejar la droga. “Lo que más nos entristece es ver a esos jóvenes en el barrio y escuchar a esos padres que nos dicen que están a la deriva”, se lamenta la psicóloga Velasco. Cuarenta y cuatro alumnos concurrían a la institución educativa que cerró Vidal. Los docentes fueron reubicados en dos cursos en la unidad penitenciaria. “Ellos decían que los iban a reubicar en diferentes instituciones y que iban a tener garantizada su escolaridad. Todo mentira, esos pibes no están en la escuela, están en la calle, al borde del delito, consumiendo más que antes”, sostiene Velasco. “Son carne de cañón del narcotráfico porque son vulnerables y por el mango del día se prestan al menudeo. Si queremos luchar contra el narcotráfico, lo primero que hay que hacer es garantizar que estos pibes estén en la escuela”. El 10 de diciembre, Vidal pasará a la historia. Su gestión será recordada no por la construcción e inauguración de escuelas, sino por el cierre de las que ya estaban funcionando.

“No sólo no nos escucharon a nosotros como trabajadores, sino que no escucharon ni a los alumnos ni a los padres que pedían que no cerrase Casa Huerta. No hubo un funcionario, una inspectora de educación, nadie que haya hablado con los alumnos”, dice Velasco. “Mataron un proyecto que los potenciaba. Teníamos chicos recibidos a quienes acompañamos a que se inscriban en la universidad y en ese trayecto para que no fracasen. A otros tuvimos la posibilidad de insertarlos laboralmente y a otros no, pero ese trabajo es lo que ellos no hicieron”.

“Primero fue la normativa que impuso Vidal, separando a los jóvenes de 15 a 18 años en un tipo de escuela, en el nivel secundario a través de las Aulas de Aceleración y de 18 en adelante en otro tipo de escuela en la modalidad adultos a través de los Centros Educativos de Nivel Secundario (CENS). De esta manera obligaban a Casa Huerta —como extensión de CENS— a despojarse de menores de 18 años que eran los que constituían la mayor parte de su matrícula”, explica Francina Sierra, secretaria general de SUTEBA Junín. “A esto se suma la decisión del intendente de quitar el transporte escolar para el acceso, cuando la escuela está a unos 8 kilómetros del casco urbano de Junín. Luego decide quitar el Servicio Alimentario Escolar (SAE), según ellos, porque a los adultos no les correspondía. Después de esas decisiones mandan a una inspectora a contar a los alumnos sentados y obviamente la escuela estaba vaciada. Entonces simplemente la cierran”. Una verdadera muerte por goteo.

“El intendente nunca recibió a las familias ni dio cuenta del cierre. Sanchez Zinny y Vidal tampoco revieron la decisión, a pesar de que se enteraron a través de nuestro secretario general, Roberto Baradel”, expresa Francina Sierra y remarca: “Quedaron 44 alumnes sin escolarizar desde junio del 2018. Algunos de ellos tuvieron intentos de suicidio, otros están en institutos de menores en La Plata, otros volvieron a reencontrarse con los docentes pero desde adentro del penal. En su mayoría están en las calles con consumo problemático de sustancias”. Sierra señala las responsabilidades de este caso que parten “desde la gobernadora Vidal, con complicidad del intendente Pablo Petrecca, la inspectora jefe regional Emilse Marini, la inspectora jefe distrital Andreína Arostegui y su sucesora Alejandra Fariña. Los consejeros escolares Oscar Rosa, Fernando Balbi y Marcelo Alsina. Todos ellos fueron parte de un modus operandi que ahogó a la escuela hasta cerrarla”.

 

 

Petrecca, alumno ejemplar

El intendente Petrecca recibió en 2019 la suma de 77 millones de pesos del Fondo de Financiamiento Educativo, pero no los destinó a solucionar los problemas de infraestructura que tienen los diferentes establecimientos. Recién como consecuencia de las protestas gremiales y los frazadazos en su distrito —que visibilizaron los establecimientos sin calefacción—, metió la mano en su bolsillo. Señala la secretaria general de SUTEBA Junín: “Al Fondo de Financiamiento Educativo Petrecca, lo colocó en un plazo fijo  del Banco Provincia desde que asumió y subejecuta ese fondo cada año, dilatando los tiempos de las obras de infraestructura escolar anunciadas”. Hay verdaderas razones para que ese dinero no repose en el banco. Por ejemplo:

  • A la Escuela Secundaria nº 16 del Paraje El Carpincho la falta material didáctico. Tiene orientación en Arte y para disponer de material juntan y venden cartones. La población es una de las más vulnerables de Junín. Al edificio le hace falta un aula. Presenta humedad en sus paredes y existen filtraciones en techos. Para acceder al salón de usos múltiples tienen que hacerlo por afuera y los días de lluvia se mojan.
  • La Escuela Secundaria nº 11 funciona en el barrio  Cerrito Colorado sobre Ruta 7, “la ruta que vino a inaugurar el Presidente el lunes. La escuela que es anterior a la población de ese barrio recibe alumnos del otro lado de la ruta, del Barrio Villa de Parque. Necesitan la construcción de tres aulas y dependencias. Actualmente es una escuela secundaria de 6 años pero hay aulas para tres”, señala la secretaria general de SUTEBA Junín. “El resto de los alumnos tienen clases en la biblioteca, sala de computación, preceptoría, dirección. Al ocupar esos espacios como aulas la escuela se queda sin biblioteca, sin sala de computación, las preceptoras están en un pasillo”, explica.  Esa escuela tiene modalidad en Educación Física y por eso solicitó la construcción de un campo de deportes. Los dueños de terrenos aledaños donaron una parte para la escuela. “Sin embargo hasta ahora sólo es un predio lleno de malezas. El lugar que utilizaban para hacer educación física fue tomado en el trazado de la colectora de la Autovía de Ruta 7, tramo Junín-Chacabuco, con lo cual los alumnos quedaron sin espacio físico”, remarca Francina Sierra. Sobre las condiciones de accesibilidad al establecimiento, manifiesta: “El paso de la colectora mencionada está trazada delante de la entrada de la escuela. No hay previsiones acerca de las medidas de seguridad que se adoptarán, ni de cómo esos alumnos van a llegar hasta la escuela cuando vienen desde el otro lado de la ruta”.

 

Un kilo y dos pancitos

Una denuncia del bloque de concejales del Frente Renovador sobre el Servicio Alimentario Escolar que ofrece el Municipio apunta al intendente, dado que en el rubro panadería existió un único oferente. “Según los antecedentes era una persona que trabajaba prestando servicios en la Municipalidad. Había un vínculo muy cercano también con la familia del intendente”, cuenta Carolina Echeverri, concejala del FR. “Tenía una inscripción en AFIP muy cercana a la fecha. Esa licitación era por más de 1.000.000 de pesos. La persona que ganó la licitación presta servicios de asistente social. Manifestamos todas las irregularidades que vimos en el expediente en la sesión con copia al Tribunal de Cuentas, para que examine y observe el pliego licitatorio, quién se presentó, cómo se contrató, cómo salió el decreto. Pero hasta el día de la fecha no obtuvimos respuesta”, precisa Echeverri.

 

 

“Nos decían que no podíamos tener el transporte público después de 25 años. Se pudo”, dijo el intendente Petrecca en la plaza. “El transporte público se licitó con una empresa armada dos meses antes del llamado a licitación. Son unidades con más de 10 años de uso. Es todo muy raro, son unidades muy grandes que no las usaban más en Buenos Aires”, explica Carolina Echeverri. En  el Concejo Deliberante de Junín se realizó un repudio y un pedido de informes, “porque la empresa de servicio público de transporte fue a Chacabuco a buscar gente por la mañana en colectivos y cuando finalizó el acto fueron llevadas nuevamente. Este es un servicio subsidiado que paga a la Municipalidad con fondos de los juninenses”, señala. Macri, Vidal, Petrecca y el ministro de Transporte Guillermo Dietrich inauguraron el lunes la ruta 7 que presenta solamente un 60% de avance de obra. Luego de la inauguración vinieron los despidos por parte de la contratista de 40 trabajadores del obrador de la ruta 7. Sí, se puede.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. Silvia dice

    QUE DIOS NOS AYUDE PARA TENER NUESTRA ARGENTINA DE PIEEEEEE

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.