SIEMPRE HACEN LO MISMO

Forzar un conflicto y crear una cortina de humo para bajar la liquidación de divisas en busca de la devaluación

 

Un plan de clase en la crisis

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines (Ftciodyara) y las cámaras no alcanzaron un acuerdo en la cartera laboral, por lo que el gremio decidió un “quite de colaboración”. La revisión salarial 2020 del convenio colectivo fracasó, según informó elciudadanoweb.com.

El gremio denunció que “los patrones nunca tuvieron voluntad de negociar y empujaron al conflicto a todas las organizaciones gremiales para generar las condiciones para justificar la baja liquidación de divisas con las que aportan a la embestida de devaluación contra el peso y el Gobierno. También presionan por nuevas medidas en beneficio de sus propios intereses”,

El quite de colaboración es la nueva modalidad que se suma al plan de lucha que se viene efectivizando en la búsqueda de respuestas. La Federación ratificó que “los trabajadores son esenciales para sostener la producción” y enfatizó que para “las patronales esa esencialidad concluye cuando corresponde percibir el mínimo, vital y móvil constitucional y legal”. Daniel Yofra, su secretario general, lo viene repitiendo casi como una muletilla. El análisis de los trabajadores de la Federación atenta contra la capacidad de asombro. Las patronales actúan así porque está en su naturaleza. Se impone comprender esa actitud para ver cómo funciona el país y su economía. Los grandes empresarios nunca agradecen cuando la política los favorece y van siempre por más.

 

Contrabando a la vista: Barcazas de empuje cargadas de soja rumbo a Paraguay.

 

Se escandalizaron con el caso Vicentin y su expropiación porque esa estafa los representa. Festejan la impunidad porque no descartan repetirla. El fallecido Jorge Brito, reconocido por la progresía como un empresario “razonable y conciliador”, acababa de anunciar que el impuesto a las grandes fortunas iba a desencadenar una “rebelión fiscal”. ¿Qué podemos esperar de los popes de AEA, Alejandro Bulgheroni, Paolo Rocca o Héctor Magnetto? Son las caras del poder económico que sostuvieron a Mauricio Macri, y exigen que el gobierno resuelva rápidamente la crisis de la deuda. Buscan imponer un plan de “nueva normalidad” compatible con sus estrategias empresariales.

Que este análisis surja de las entrañas del sector del sindicalismo que se viene a futuro señala un fuerte camino con nuevos protagonistas tras la renovación.

El diario digital del NOA “El Sol” describe la forma en que la histórica bajante del río Paraná dejó al desnudo la maniobra de triangulación mediante la cual no solamente Vicentin enviaba la soja a Paraguay y desde ahí la embarcaba rumbo a Montevideo para eludir de esa manera el 30% de retenciones que aplica el gobierno nacional. Por esta situación y por la medida de los productores de soja de especular “con la devaluación o con la baja de retenciones o de obtener turno para hacer dumping vía Paraguay y llevar su materia prima a China y otros países” es que miles de productores mantienen la producción en los silobolsas, pero como no venden necesitan financiarse.

Para el histórico dirigente ruralista Pedro Peretti “el contrabando de granos por vía fluvial es una arteria por donde se van recursos fiscales vitales para mejorar la calidad de vida de los sectores populares”. Los sojeros en busca de crédito van al Banco Nación. Ante ello, por indicaciones del ministro Martín Guzmán, el Estado va a “dejar de ser el hijo de la pavota”, ya que todo productor de soja que necesite financiamiento “va a tener que demostrar que tiene toda su producción de soja declarada y vendida legalmente por los puertos que tienen específico control de las exportaciones”. Se acabó el libre financiamiento al 24% anual, tal como especifica una nota de La Nación. No es solamente especular con la devaluación sino esperar las condiciones para seguir con el gigantesco contrabando que todos conocen y nadie denuncia.

 

El Diego sindical

Diego Armando Maradona es la noticia. El más grande fue siempre un gran compañero. Fue un reivindicador de los derechos de los jugadores, crítico de las autoridades, un antipatronal convencido. Y un gremialista convencido.

En 1995 Diego Armando Maradona llegó a fundar un sindicato, la Asociación Internacional de Futbolistas Profesionales (AIFP). El Diego siempre se había mostrado rebelde y reivindicativo fuera de la cancha. Fue el presidente natural del gremio; lo acompañaban otros notables del fútbol de varios países: el marsellés Eric Cantoná era el vice, el africano George Weah, el holandés Ruud Gullit, el Pibe Valderrama de Colombia, los italianos Ciro Ferrara, Gianfranco Zola, Gianluca Vialli, el búlgaro Hristo Stoichov, franceses como Laurent Blanc, Michael Preud’Homme, los brasileños Sócrates, Bebeto y Rai, y las estrellas nacionales Jorge Burruchaga y Fernando Redondo. Acompañaron la idea Pelé, Alfredo Di Stéfano y Jorge Valdano, entre otros.

El sindicato logró mejorar algunas condiciones laborales de los jugadores profesionales al conseguir el apoyo del belga Jean Bosman, ganador en los tribunales de un litigio por su pase contra la poderosa UEFA. La llamada ley Bosman mejoró el porcentaje a percibir de los contratos televisivos, consiguió que los horarios de los partidos no fueran al mediodía, para defender el físico de los atletas. Luchó para evitar que los grandes capitales compraran las licencias de los clubes para blanquear ingresos dudosos. Se presentaba como una “fuerza de choque contra Havelange, Blatter, Grondona, Johansonn”.

Aquellos fundadores no pudieron concretar su sueño pero dejaron una semilla. Diego fue lapidario: “Blatter, que es un tipo a sueldo, y Havelange, que jugó al waterpolo, deciden lo que se hace en un campo de juego. En el futuro queremos participar”. Los inconvenientes llegaron tras la pobre organización de un partido a beneficio: el brasileño Sócrates afirmó que “los futbolistas somos gente demasiado individualista, tenemos mucho que aprender para que esto tire hacia adelante“. La realidad golpeó crudamente a Maradona y sus compañeros. Para declararle la guerra a la FIFA tenían que estar mínimamente organizados. Y no lo estaban. Una institución con 190 países asociados necesitaba una oposición de otra escala. Como cualquier luchador intuye, a mayor envergadura del enemigo más grandes deben ser los esfuerzos y la organización para derrotarlo.

Según el relato de Roberto Parrotino en Tiempo Argentino, el Diego fue nombrado con el título de “Maestro inspirador de los estudiantes soñadores” en la Universidad de Oxford. En su discurso dio cátedra sobre el “desarrollo de los medios de comunicación” y la transformación del fútbol en “negocio-deporte”. Citó el “acoso de los grandes hombres del negocio del fútbol” a jugadores de fútbol sin “posibilidades de acceder a la educación o a una buena alimentación, vestimenta o a la medicina”. Maradona había fundado días antes su sindicato. Ante una multitud admirada por su carisma, apareció el Diego sindical. El Diego de la gente.

 

Fidel Castro y Hugo Chávez. El rebelde soñador junto a los ídolos que moldearon su ideología.

 

En su admiración y respaldo a líderes latinoamericanos como el Che, Fidel Castro o Hugo Chávez, en su amistad política con Lula, Evo Morales o Rafael Correa dejó la impronta antimperialista imprescindible para concretar su rebelión permanente contra los poderes establecidos. Es lindo recordar su sonriente presencia en el Expreso del Alba que lo trasladaba junto a otras 160 personalidades a la contracumbre de Mar del Plata para repudiar a George Bush y rechazar el ALCA bajo la presidencia de Néstor Kirchner.

Muchos trabajadores han pasado por las dificultades personales, familiares y sociales que atravesó Diego. Gran parte de los laburantes nacen y se crían en la pobreza, con sus familias haciendo grandes esfuerzos para sobrevivir en una sociedad con enormes desigualdades. Casi siempre reciben ataques por sindicalizarse y hacer reclamos mínimos. Muchos desisten de la desgastante pelea. Pero otros sostienen su lucha para agremiarse y realizar la mejor defensa: crecer y desarrollarse en sindicatos, los derechos humanos y la política. Son los que persisten en la lucha contra los poderosos para mejorar la existencia de quienes no han tenido iguales posibilidades para desarrollar su vida plenamente. Son los que se reconocen en Diego, humanos y contradictorios, débiles y fuertes al mismo tiempo.

Pese a que aseguraba que “a mí no me gusta la política” fue un animal profundamente político en beneficio de los humildes. Gracias a D10S porque existió y su ejemplo de rebeldía es carne en nuestra juventud.

 

#SoloPorDiego

 

Diego solidario contra los despidos en Telam en su programa “De Zurda”, desde Rusia (2018).

 

En consonancia con el permanente apoyo del Diego a la lucha de los trabajadores, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires dio a conocer el siguiente comunicado: “#SoloPorDiego: por la despedida de Maradona, se reprograma el #ParoSiPreBA en prensa escrita para el jueves 3/12. Diego Maradona siempre estuvo junto a les trabajadores de prensa, como en las luchas recientes por los despidos en Télam y Clarín. En respeto a su memoria, ante la situación excepcional mundial de su partida y lo que implica para nuestra tarea como comunicadores, desde la Comisión Directiva y el Plenario de Delegades de Prensa Escrita resolvemos reprogramar la jornada de lucha porque #ElSueldoNoAlcanza y convocar el #ParoSiPreBA para el próximo jueves 3/12. Desde el SiPreBA abrazamos a su familia y decimos «¡Gracias y hasta siempre Diego! Sindicato de Prensa de Buenos Aires – @sipreba”

 

Chubut no respeta plebiscitos

En Chubut rigen leyes como la 24.196 de minería, que establece entre otros beneficios la estabilidad fiscal durante 30 años con exención del pago de los derechos a la importación e impuestos.

En 2003 se realizó un plebiscito para saber si se aceptaba o no que la Meridian Gold (empresa canadiense) iniciara actividades para la extracción de oro en el cordón Esquel. El resultado fue del 83% a favor del NO a la explotación minera. Sin embargo, la ley 5001 que prohíbe la actividad en el territorio provincial solicita una zonificación provincial que deja la puerta abierta para las mineras. En un contexto de crisis de la matriz productiva extractivista que caracteriza la economía de la provincia, la minería vuelve a plantearse como una salida para un gobierno que mantiene dos meses de atraso en los haberes de sus empleados más el medio aguinaldo de julio. El gobierno de Mariano Arcioni pretende dejar la meseta provincial como zona “de sacrificio”.

 

Iniciativa popular. 30.00 firmas respaldan el repudio, Arcioni desconoce la movilización.

 

El proyecto de zonificación pasó a tratamiento en una sola comisión, en la que el oficialismo (Chubut Somos Todos) se garantiza pronto despacho favorable. Si bien el bloque del gobierno está dividido, la oposición del Frente de Todos también lo está, y el proyecto de zonificación está muy cerca ser aprobado, aún sin licencia social. Está a prueba si el rechazo masivo expresado en movilizaciones ciudadanas a lo largo y ancho de todo el territorio provincial bastará para detener la decisión del poder económico que impulsa la explotación minera en el Chubut en el marco del Proyecto Minero Nacional.

Final abierto con la cancha inclinada a favor de la causa extractivista megaminera, con un árbitro político jugando en contra de sus representados. Paralelamente, ingresa además a la legislatura con 30.000 firmas la iniciativa popular a favor de prohibir la explotación. A diferencia del proyecto oficial, este se envió a tres comisiones para retrasar su envío a votación.

 

Inacción sindical en la UOM

 

Las cifras “no remunerativas” desfinancian y empujan a la crisis de las organizaciones obreras.

 

Mientras crece el malestar por la pelea entre Antonio Caló y Raúl Olmos, su gerenciador en la Obra Social y en el fideicomiso que debería haber terminado en 2016, cuando concluyó el plazo del concurso de acreedores, el secretario general de la UOM sigue “prometiendo” recomponer el alicaído salario de los metalúrgicos. La canasta básica está muy cerca de los $50.000 y el salario básico de convenio de la UOM en su categoría inicial apenas en 28.000. Si no se incorporan los 6.000 pesos de suma fija a cuenta otorgados meses atrás y sobre esa base se aplica el 40% que pretende el secretariado metalúrgico no hay ninguna posibilidad de arrimarle a las 50 lucas que marca el piso. El agravante de este empobrecimiento lo constituye la cantidad de “arreglos” que distintas empresas hacen en negro con sus trabajadores, con sumas no remunerativas que no sufren descuentos de ley y desfinancian las cajas de jubilaciones, sindicales y de la Obra Social. Estos acuerdos suplantaron la incapacidad negociadora de Caló al frente del sindicato industrial más importante del país.

En la contraparte, la patronal del sector comandada por Paolo Rocca está muy lejos de pagar ese aumento. La favorecen la pandemia, la inacción sindical y la época del año. En diciembre resulta muy difícil articular un plan de lucha con cierta eficacia y seguramente las promesas cambiarán de año y se reiterarán en 2021 cuando la dirigencia tenga que afrontar un proceso electoral.

 

La desesperación no tiene vacuna

Con la esperanza golpeando la puerta con la jeringa pronta a vacunarnos, con el dolor extremo de la partida del mejor de todos, frente a una grieta cada vez más honda entre los ricos que se niegan a pagar y los más necesitados al borde de la desesperación, transcurrimos los últimos tramos de un año para el olvido pero que no olvidaremos nunca. Es verdad que a Diego lo lloramos todos, pero él sólo nos reconoce a nosotros. De la mano de Fidel, de Chávez, de Evo, de Néstor, Cristina y Alberto, seguirá habitando nuestros sueños. La estocada del Diego: “le jodiste la vida a dos generaciones” es la peor condena que perseguirá a Mauricio Macri en su destierro político. Los pueblos se reinventan después de las peores crisis y la Argentina post maradoniana colgará un nuevo mito en el altar de la Patria.

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí