¿Sirve la suma fija?

Luego del pronunciamiento de Cristina a favor de la suma fija, el gobierno se encargó de rechazarla

 

Luego del pronunciamiento de Cristina Fernández de Kirchner a favor de la entrega de una suma fija, el gobierno se encargó de rechazarla. Días atrás en el Microestadio de Pilar, la Vice había indicado que era “necesario una suma fija que vuelva a darle capacidad al salario de los trabajadores” y aclaró que “no va en detrimento de las paritarias”. Los comentarios sobre la medida por parte del sector de los gordos y el barrionuevismo de la CGT en sintonía con la Ministra de Trabajo, Raquel Kismer, fueron contundentes: “La suma fija no es lo más adecuado”. La razón que marcan para justificar la negativa es que condiciona las negociaciones paritarias. Mientras tanto, un nuevo informe del INDEC reveló que en el mes de septiembre el índice de salarios se incrementó un 6,7% mensual y 78,7% interanual.

A diferencia de la postura de CFK, la líder de la cartera laboral, consultada por Radio Nacional, opinó que la suma fija “no le parece lo más adecuado” porque “las paritarias están demostrando vigor y se negocia al máximo”. Su llegada a Alem 650 la recibió con la entrada de las revisiones paritarias para una gran cantidad de sectores. Según las primeras negociaciones homologadas dijo que “en lo que va de noviembre, los índices que se alcanzan permiten recuperarse respecto de la inflación y en casi todos los casos también han incluido bonos adicionales”. Aunque indicó que el problema radica fundamentalmente en “el autoempleo y el mercado informal”.

El mes pasado el índice de salarios se incrementó 6,7% mensual siendo mayor que la inflación del mes (6,2%). En comparación con el mismo mes del año pasado el dato es un incremento del 78,7% en promedio. A la vez, esto marca una suba acumulada del 61,2% respecto de diciembre previo. Del informe técnico del INDEC, se extrae que el crecimiento mensual se debe a aumentos de 5,8% en el sector privado registrado, 7,7% en el sector público y 8,0% en el sector privado no registrado.

 

 

 

 

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) indicó que los salarios del sector privado registrado “no exhibieron buen desempeño” ya que resultaron inferiores a la suba de precios del mes. “En términos reales pierden nivel de compra (-1,5%) versus el mismo mes del año anterior”. La situación es la contraria en observancia de los datos sobre el sector público. El empleo no registrado recompuso el poder de compra aunque indican que “vienen siendo el más afectado en los últimos años”, ya que “hoy se encuentra -4,4% real por debajo de sept-2021 y -14,3% por debajo de dic-2019”.

El viernes el Ministro de Economía, Sergio Massa, anunció el programa Precios Justos en el Centro Cultural Kirchner (CCK). Sin muchas distinciones con medidas conocidas como Precios Cuidados o Precios Máximos, este será un acuerdo voluntario por 120 días entre el Estado nacional, las empresas proveedoras de bienes de consumo masivo y los supermercados para mantener con precios constantes más de 1700 productos de los rubros alimentos, bebidas, lácteos, higiene personal y limpieza.

A la salida de la presentación en el CCK, el co-secretario de la CGT y dirigente de Camioneros, Pablo Moyano, opinó que “Massa es creíble” y que Precios Justos funcionará por el mismo motivo. Además criticó a los empresarios por “aprovecharse” en los aumentos de precios y tildó a Mauricio Macri como “el mayor responsable” por el “préstamo del FMI”. En una declaración que generó sorpresas reconoció que si bien “nadie puede negar la inflación” hay que “reconocer que las paritarias las dejaron libres”. La última semana de octubre, los camioneros habían cerrado su revisión paritaria en un total de 107% de aumento anual y acordaron una asignación extraordinaria de 100.000 pesos a pagarse en 4 cuotas en marzo, abril, mayo y junio de 2023.

El lunes Moyano había mantenido una reunión con la Ministra de Trabajo en el marco de reuniones que la funcionaria realiza con distintos sectores. Del encuentro participaron otros actores del Frente Sindical como Daniel Ricci (Docentes universitarios de FEDUN), Mario Manrique (SMATA), Omar Plaini (Canillitas), Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), y Cristian Jerónimo (Vidrio), entre otros.

 

 

Moyano y Kismer.

 

 

Sobre los pedidos, Moyano manifestó que “muchos gremios” consiguieron “un bono” pero “muchos gremios no llegan a la canasta básica” y habló “de exceptuar Ganancias del aguinaldo a fin de año y también aumentar asignaciones familiares”. Sobre esto último, comentó que “se lo habíamos dicho al compañero Massa para que más trabajadores reciban el beneficio por hijo”. A la vez agregó que todas las medidas “están en estudio”, pero que “la decisión final la tiene el Presidente de la Nación”.

El rechazo de Kismer a la suma fija llegó luego del anuncio del nuevo aumento por movilidad y un refuerzo para las jubilaciones y pensiones de hasta dos haberes mínimos que se pagará desde diciembre y permitirá que ninguna jubilación quede por debajo de los 60.000 pesos. El monto será de 10.000 pesos para la mínima e irá decreciendo hasta los 7.000 pesos. La ministra expresó que es “probable que haya un bono a fin de año para los trabajadores formales” y lo comparó con lo realizado en la administración pública y los jubilados. Esto contentaría a los gordos e independientes de la CGT, no así al sindicalismo más cercano a CFK que pide una suma fija para los sueldos por debajo de la línea de pobreza.

Mariana González, Coordinadora del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA), explicó que “un incremento de suma fija sería adecuado en la actual coyuntura, ya que contribuiría a elevar los salarios complementando las negociaciones paritarias”. En este sentido “implicaría subir proporcionalmente más los salarios más bajos y con ello aliviar la situación de los asalariados con menores ingresos”. Consultada por el bono que buscan los sectores menos afines a CFK, dijo que “tendría un efecto de única vez mientras que lo que debería buscarse es que el poder adquisitivo de los salarios mejore”, ya que “en los últimos meses el salario registrado promedio ha ido perdiendo relativamente frente a la inflación”.

Algunos especialistas en la materia entienden que una suba considerable del salario mínimo es “una herramienta que serviría para salir del atolladero que significa debatir durante meses si es más adecuada una suma fija o un bono”, y en ese sentido sería conveniente desvincular los planes sociales del mismo. En línea, González desarrolló que “una suba del poder adquisitivo del salario mínimo también contribuiría a elevar los pisos salariales” aunque remarcó que “su efecto tendría menos potencia que el aumento de suma fija porque sería más acotado”. Por último destacó que “el nivel del salario mínimo se encuentra muy deprimido” y que “su modificación” afecta en “modo directo a una proporción reducida de los asalariados registrados”.

A través de la Resolución 12/2022, publicada este jueves en el Boletín Oficial, se oficializó que el Consejo del Salario tendrá cita para su sesión plenaria ordinaria el día 22 de noviembre de 2022 a las cuatro de la tarde, de manera virtual. En la última reunión se había establecido una actualización del 21% en tres tramos de 7% para el mes de septiembre, octubre y noviembre. Con lo cual ese haber se fijó en 51.200 pesos en septiembre, 54.550 en octubre y 57.900 pesos en noviembre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí