“SOY TRANS, PIDO TRABAJO”

Para que reine en el pueblo el amor y la igualdad

 

La aprobación en el Congreso de la ley para el cupo laboral trans halló inmediata resonancia en la provincia más poblada, donde varios municipios avanzaron en darle visibilidad a las cuestiones de género aunque con distintos niveles de compromiso.

Para algunos distritos no es nuevo, otros avanzan con lentitud y resistencias en la adhesión a la Ley Provincial 14.783 que garantiza la ocupación del 1% de los empleos públicos a personas con distinta expresión de género.

La mejor oportunidad de corroborarlo fue este 28 de junio, Día Internacional del Orgullo Gay. Durante esa jornada, en Tigre, la concejal Gisela Zamora izó la bandera multicolor durante un acto oficial que reunió a funcionarios con representantes del colectivo. En Quilmes, presentaron a la primera trabajadora transgénero del Concejo Deliberante. En Avellaneda rindieron homenaje a Pía Baudracco. En la menos comprometida Berazategui pintaron un banco de colores. La Matanza venía firmando desde un mes y medio antes convenios de avances en políticas de género. Algo análogo ocurre en Hurlingham. Y Pilar había cerrado el año como el décimo municipio con Secretarías de la Mujer y Género.

 

Cada caso

En Tigre, la edil Gisela Zamora resumió el espíritu de la fecha: “Si bien izando esta bandera reivindicamos la lucha e historia de toda la comunidad LGBTIQ+, también celebramos la conquista de derechos del colectivo. Seguiremos trabajando para erradicar la violencia hacia todos los géneros y la discriminación, para lograr una sociedad mucho más igualitaria”.

Desde hace un año, la gestión de su marido, Julio Zamora, incorpora a personas transgénero, transexuales y travestis además de implementar campañas contra la discriminación LGBTIQ+, de acompañar a las adolescencias trans mediante dispositivos grupales y de capacitar a nuevas ingresantes, según adelantó Norberto Arce, de la Dirección de Políticas de Diversidad.

A esa inclusión laboral se refirieron Indira, del área de Derechos Humanos, quien consideró que “estamos dando pasos firmes para las chicas que vienen después”, o Pilar, administrativa en Desarrollo Social: “Siempre estuvimos contenidas, aunque ya teníamos cierta preparación. Fuimos elegidas por nuestro conocimiento ya que vieron en nosotras la capacidad para sostener un puesto laboral”, afirmó.

 

Sos la primera trabajadora

Vanina Ortiz inauguró la lista de empleadas transgénero incorporadas al Concejo Deliberante de Quilmes en el marco de la Ley de cupo laboral travesti-trans. “Como presidente del Concejo, me siento orgulloso de ser parte de este día histórico, revirtiendo años de discriminación y restituyendo derechos”, declaró Fabio Báez este 28J. Su oficina no emitió declaraciones de la protagonista de la jornada.

 

Báez y Ortiz, la primera empleada transgénero en Quilmes en el marco de la nueva ley.

 

Una caída

En la lindera Berazategui dejaron caer el proyecto que desde hace dos años pedía implementar el cupo laboral. Por eso debió ser presentado otra vez el último 15 de junio, cinco días después de la aprobación de la ley en Diputados.

 

Micaela Casas, con el proyecto presentado hace dos años. Foto: CIB.

 

Su autora, Micaela Casas, referente de la Asociación de Travestis, Transgénero y Transexuales de Argentina (ATTTA) y fundadora de Unidos por la Diversidad en Berazategui, se mostró “indignada” ante El Cohete: “Es lamentable el uso de la diversidad para fines políticos, no pueden desde Concejo Deliberante usar nuestro día para sus propósitos. Si quieren apoyar nuestra lucha, convoquen a una persona de diversidad. Me decepcionan las concejalas. No lucren con nuestras necesidades. Mujeres cis, de la Comisión de Mujeres y Diversidades del Concejo Deliberante de Berazategui… ¿pintar una banca? Tendrían que estar luchando por aprobar los proyectos presentados”.

 

Las concejalas mussistas pintaron un asiento.

 

Es tal el atraso en materia de género y derechos humanos en Berazategui, que la iniciativa la tomó un consejero escolar de la UCR, Gustavo Damián González, quien propuso que se respete la paridad de género en la composición de las autoridades del Consejo Escolar que integra. Como González es el único opositor (luego de que cruzara la grieta la consejera que entró por el partido de la ex diputada Mirta Pérez), la propuesta queda ahora del lado de las siete bancas justicialistas.

 

Hurlingham, libre.

 

En el mismo cordón del conurbano, Florencio Varela informó este jueves acerca de la capacitación laboral juvenil para más de 2.000 varelenses en 2021, pero nada dice de la especificidad de género, aunque han creado una Dirección de Género (dos rangos menor que una Secretaría).

Tampoco menciona algo al respecto la web de Esteban Echeverría, el distrito de Fernando Grey, quien presidiera el Justicialismo provincial hasta hace poco. Allí, según un ensayo del Observatorio Esteban Echeverría, la paridad de género en el Departamento Ejecutivo local no es sustantiva, ya que la única titular de una secretaría es la de Gobierno (Valeria Alejandra Bellizzi) y hay una nueva subsecretaria en Cultura (Adriana Wechsler).

En cambio, en Hurlingham, cuyo intendente Juan Zabaleta tiene el mismo origen partidario, hay una Secretaría de Mujeres, Géneros y Diversidad (cuya titular es Irene Blanco) que funciona en la Casa de la Mujer, donde capacitan a municipales en la adquisición de herramientas para identificar desigualdades de género y elaborar estrategias para su erradicación.

 

Identidad de género

“La plaza Baudracco fue la primera de la Argentina en llevar el nombre de una persona trans”, dice Gian Franco Rosales, director de Diversidad del Observatorio Social de Políticas Públicas de Avellaneda. Allí descubrieron una placa en memoria de Claudia Pía Baudracco. En el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ + y ante el jefe comunal Alejo Chornobroff y la jefa de Gabinete Magdalena Sierra, esposa de Jorge Ferraresi (quien dejó la Intendencia para asumir un Ministerio), la encargada del área de Diversidad, Romina Bustamante, recordó con emoción la figura de su amiga Pía, su lucha por la igualdad y por la Ley de Identidad de Género, que reconoce el derecho a inscribir su DNI acorde con la autopercepción.

 

Homenaje en Sarandí.

 

Un Pilar femenino

Cuando Federico Achával anunció la creación de la Secretaría de la Mujer en Pilar (a cargo de Eva Molina), la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, dijo que era el décimo distrito en hacerlo. Así se acercaba al cierre del 2020.

“En este predio asumí como intendente –apuntó entonces Achával–. Aquel día planteé una gestión orientada a zanjar la desigualdad en el marco de un proyecto político nacional y provincial. Agradezco a Elizabeth, con quien compartí momentos cuando el gobierno de Cambiemos desfinanciaba las políticas de género. Como dice Cristina, somos parte de un proyecto político nacional, popular y feminista”.

 

Gómez Alcorta junto al intendente de Pilar.

 

Elizabeth es Gómez Alcorta, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad Sexual de la Nación, quien evalúa que “la fuerza arrolladora del movimiento feminista, junto a la decisión política, hace que sea nuestro momento. No se puede hacer política si no escuchamos a las mujeres, a las diversidades y a los varones aliados, y Federico es uno de ellos. Con él firmamos el convenio Acompañar, que es la demostración de una política enmarcada en acciones contra las violencias, con un financiamiento récord histórico que presentó el Presidente Alberto Fernández y aumentó en 23 veces el presupuesto del Ministerio en relación al gobierno anterior”.

El programa Acompañar parte del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022 que elaboró el Ministerio. Otorga apoyo económico para que las víctimas puedan construir un proyecto de vida autónomo, libre de violencias. Equivale a un salario mínimo vital y móvil por seis meses “porque es difícil salir de un espacio de violencia si no se cuenta con autonomía económica”, subrayó Gómez Alcorta.

 

Una política provincial

La ministra bonaerense de la Mujer, Estela Díaz, coincide en que “esta transformación vino desde la sociedad y se impregnó con fuerza en la institucionalidad, así lo dice siempre Axel. La vuelta de un gobierno popular y la resistencia al neoliberalismo tuvo como protagonistas a las mujeres”.

 

El intendente y las responsables de las áreas de Mujer, conectadas con la vicegobernadora.

 

En La Matanza, el distrito de la vicegobernadora Verónica Magario, su marido Fernando Espinoza también creó una Secretaría de Mujeres, Políticas de Género y Diversidades (a cargo de Liliana Hendel), además de habilitar una línea 0800-PARA de atención a las víctimas de violencia, que funciona las 24 horas los 365 días.

En sus recorridas por las secciones provinciales, Díaz explica que los convenios de Comunidades sin Violencia implican una transferencia de recursos económicos a los municipios para atender situaciones de violencia de género: “Tenemos tres líneas de trabajo. En una primera etapa, avanzamos para fortalecer los equipos de atención con más profesionales de trayectoria y perfiles de atención en violencia de género. Esto va en el camino de proyectos que desarrollamos juntos, como las mesas locales, el fondo de emergencia social y el trabajo articulado en masculinidades”.

Díaz oyó en sus recorridas a Lucía Portos, subsecretaria de Políticas de Género y Diversidad Sexual en Carmen de Areco, para quien “los feminismos sin organización difícilmente modifiquen las estructuras”, a la vez que brindó detalles de un estudio sobre víctimas de violencia de género: “muchas no llegan ni a la puerta del juzgado, se desaniman, por lo que cuesta un abogado, por el miedo, porque el varón es violento y no quieren verlo en una audiencia”.

En esos pueblos más alejados de la gran urbe cosmopolita que es Buenos Aires, las personas trans ya pueden contar con consultorios amigables, como el del Hospital San Felipe en San Nicolás, donde empezaron a emplear personal travesti trans.

Allí, la directora provincial de Políticas de Diversidad Sexual, Daniela Castro, expresó: “Cuantas más compañeras y compañeros LGTBI+ tengamos trabajando en lugares del Estado, como en los sectores privados, más vamos a disminuir la posibilidad de discriminación”.

 

“Oficios sin prejuicios” en La Serenísima

Las carteras provinciales de Trabajo y Producción articulan una iniciativa para visibilizar y problematizar la división sexual del trabajo y derribar los estereotipos de género en lo laboral. Llaman a esa campaña “Oficios sin prejuicios”.

Se instrumenta, por ejemplo, en La Serenísima, que tiene un área de inclusión en su planta de General Rodríguez. Allí, el gerente de Recursos Humanos, Jorge Roldán, puso como ejemplo que “en San Luis las trabajadoras están al pie de máquina, trabajan en el auto elevador y lo hacen muy bien. Para nosotros, fue hacer un cambio en el chip”.

En ese distrito del oeste bonaerense, la subsecretaria de Políticas de Género y Diversidad Sexual, Lucía Portos, detalló que “La Serenísima tiene en el país más de 3.500 empleados directos y más de 22.000 indirectos. Un 11% de mujeres, sobre todo en áreas de laboratorio y administrativas. Hay que tratar de democratizar la inserción laboral”.

Desde la provincia, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec aclara: “El cupo no es un subsidio, es reconocer que tenemos que cambiar la mirada para que todos tengan la misma oportunidad de acceder a los puestos de trabajo”.

En eso está la sociedad.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí