Tony Bennett y la infancia

La música que escuché mientras escribía

En apariencia este es un álbum extraño en la discografía de Tony Bennett. Lo grabó hace veinte años, cuando era un muchacho de 72. El playground es literalmente el patio de juegos pero nosotros diríamos la plaza, allí donde llevamos a los hijos o a los nietos. El tema que da título al álbum evoca sus recuerdos cuando escucha a los chicos jugar, en el subibaja, en la hamaca que permite tocar el cielo, en ese lugar maravilloso donde siempre se encuentran amigos con los que aprender a esperar turno y compartir.

 

Pero si lo pensás mejor este álbum sobre la infancia es coherente con toda la obra de este artista exquisito, dedicada a los sentimientos más nobles que hacen la vida digna de ser vivida.
Te recomiendo su duos con  Kermit the Frog, o sea La Rana René, y con Elmo, dos de los muppets.
El de Kermit es No es fácil ser verde. 
El de Elmo se llama Cosas pequeñas. Dice que cree en cosas pequeñas que apenas pueden verse, como panales de abejas, telas de araña, estrellas de mar, gotas de lluvia que se funden en la neblina de la mañana cuando el viento es cálido, flores que mueren pero que renacerán con la primavera. «Creo en las cosas pequeñas, como vos y yo, y qué grandes pueden ser esas pequeñas cosas».