Trabajo, no asistencia

Panorama laboral de la semana

 

El nuevo Jefe de Gabinete, Juan Manzur, le pidió a sus ministros que den una buena noticia por día. La estrategia traducida en una batería de medidas económicas para fortalecer el poder adquisitivo de las y los trabajadores se manifestó desde la primera semana posterior a los cambios en el gobierno. El jueves por la tarde mientras se difundían los nuevos datos sobre desempleo, el Ministro de Trabajo, Claudio Moroni, manifestó que “la gente pide trabajo, no asistencia”. 

Por primera vez desde la irrupción de la pandemia, los datos de desempleo arrojaron un número de una sola cifra. Así lo estableció el INDEC en su última publicación de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) de esta semana. En el segundo trimestre de 2021 se reincorporaron al empleo 2 millones y medio de personas, la mayoría en puestos de trabajo cuentapropistas y asalariados no registrados. Las categorías ocupacionales más afectadas por la pandemia fueron las que tuvieron un mayor grado de recuperación.

La tasa de desocupación se ubicó en 9,6% al cierre del segundo trimestre, por debajo del 13,1% del mismo período del año anterior, y menor al 10,2% del trimestre pasado. Entre los varones el índice se ubicó en 9,0%. En tanto, para las mujeres fue de 10,4%, presentando una baja de casi dos puntos con respecto al trimestre anterior cuando marcó 12,3%.  

Según la Subsecretaría de Estudios y Estadísticas del Ministerio de Trabajo en el segundo trimestre de 2021 la cantidad de personas ocupadas “aumentó un 25% respecto del mismo trimestre del año anterior, lo que significa la reincorporación al empleo de 2,4 millones de personas”. En efecto aclaran que la tasa de actividad alcanzó “el 45,9% y la tasa de empleo al 41,5% lo cual implica un incremento de 7,5 y 8,1 puntos respectivamente, con respecto al segundo trimestre de 2020”. 

A pesar de su recuperación en relación al año anterior, la actividad aún es baja en comparación con el período previo a la pandemia, aunque cabe señalar que alcanza un valor similar al del segundo trimestre de 2017. “No hay duda que la menor participación de la población en el mercado de trabajo, se explica por la irrupción de la segunda ola de la pandemia y las correspondientes medidas restrictivas implementadas para mitigar los contagios” informan.

El mismo día en que el organismo que dirige Marco Lavagna publicó el informe sobre el mercado de trabajo, la cartera laboral oficializó el aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias que pasará de $150.000 a $175.000 para los salarios devengados a partir del 1° de septiembre. El objetivo de la administración de Fernández es que sólo el 10% de los asalariados de mayor nivel paguen el impuesto, la mitad que hasta ahora. Según estimaciones del Ministerio de Trabajo, ese decil de personas representa el 25% de la masa salarial total. Con esta medida más de un millón doscientas mil personas seguirán sin pagar ganancias.

Dos días antes, el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil había resuelto por unanimidad un nuevo aumento. La suba será del 16% sobre lo acordado en marzo en tres tramos no acumulativos: 9% en septiembre, 4% en octubre y 3% en febrero de 2022. De esta manera el nuevo monto pasará a ser de $33.000. Los efectos recaerán sobre más de un millón de trabajadores e impactarán en programas como Potenciar Trabajo y Acompañar, del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad, entre otros. Desde el kirchnerismo aseguran que ninguna de estas medidas es electoralista y que las revisiones del mes corriente sobre los salarios estaban previstas desde marzo. 

Consultado por la posibilidad de transformar los planes sociales en trabajo genuino, Moroni indicó que trabajarán “sector por sector” en relación a incorporar trabajadores que reciben asistencia a la actividad. Además utilizó de ejemplo a la zafra, “una actividad temporaria de entre tres y cuatro semanas” donde se “mantiene la compatibilidad” del “trabajo registrado con los planes sociales”. “Con el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, venimos trabajando en una serie de programas y en breve habrá anuncios”, finalizó. 

Concluida la conferencia del Moroni, comenzaba a circular el borrador de un decreto de necesidad y urgencia que permitiría las jubilaciones anticipadas para personas desocupadas que puedan acreditar 30 años de servicios con aportes pudiendo acceder al beneficio cinco años antes o menos de la edad que establece la ley. Sin más sorpresas, este viernes la titular de la ANSES, Fernanda Raverta, confirmó que el gobierno está trabajando en esta medida.

El organismo estima que la política alcanzará en una primera etapa a una población aproximada de entre 20.000 y 30.000 personas, de las cuales el 90% son hombres. “Estamos construyendo una política que da respuesta a un problema que tenemos las argentinas y argentinos”, destacó Raverta. El proyecto contempla que los beneficiarios perciban el equivalente al 80% de sus haberes previsionales hasta alcanzar la edad jubilatoria (65 años hombres, 60 años las mujeres). Desde el gobierno informan que están terminando de evaluar los últimos detalles y esperan que la medida se formalice lo antes posible. 

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí