Un amanecer, pero con más luz

La visita a la Argentina del Presidente cubano

 

El clima de año nuevo también se respiró el miércoles en el Museo de la Memoria. Con el inicio de este nuevo ciclo político, la primera visita fue Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de Cuba. El recorrido fue en donde antiguamente funcionaba el Casino de Oficiales, último edificio situado sobre la Avenida Libertador. Lejos de ser una visita guiada tradicional, los protagonistas de esta cita fueron los sobrevivientes que se acercaron al predio para contar en primera persona sus historias. Estuvieron presentes Néstor Fuentes, Alfredo Ayala, Leonardo Martínez, Ana Testa, Graciela García Romero, Silvia Labayru, Ricardo Coquet, así como también Daniel Tarnopolsky, representante del directorio de organismos de Derechos Humanos de la ex ESMA y en el Centro Internacional de Derechos Humanos de la UNESCO, Vera Jarach de Madres de Plaza de Mayo y Alejandra Naftal, Directora Ejecutiva del Museo Sitio de Memoria ESMA.

Los primeros integrantes de la delegación arribaron junto a Lis Cuesta Peraza, esposa del Presidente cubano, minutos antes de que el mandatario llegara. Cuesta Peraza había visitado el predio en otro momento, sin embargo fue enfática en decir que no es un lugar que dé placer visitar sino que es una obligación hacerlo. “Es un lugar al que sí se viene a aprender. Son esos sitios que, como dice Martí, estremecen el alma, sacan lágrimas y advierten hasta dónde puede llegar la derecha fascista cuando se empodera; por lo tanto nosotros no podemos olvidar” manifestó. A continuación, las víctimas se presentaron y aprovecharon para contar sus testimonios. «Este país ha tenido muchas manifestaciones de la derecha pero ninguna como la del año ’76. La mayor parte de las mujeres fuimos violadas como una herramienta de guerra y como estrategia para destruirnos. Es inimaginable estar acá hablando con los cubanos, que eran un faro de luz», dijo Graciela García Romero, que estuvo secuestrada dos años en el centro clandestino. 

Daniel Tarnopolsky, que a diferencia de toda su familia no estuvo secuestrado, agregó su testimonio y contó: «Mi hermano era militante montonero. Hacía el servicio militar, pasaba información. Lo secuestraron a él, como venganza secuestraron a su mujer, a mi hermana de quince y a mis padres. A mí no me secuestraron de casualidad. Yo salí al exilio y estuve viviendo afuera muchos años entre Argentina y Francia. Lo que pasó ayer es un volver a empezar. Tener que luchar todos los días para que no nos vuelvan a desaparecer. Tenemos nuevamente la esperanza de resurgir». Carlos “Quique” Muñoz fue secuestrado en noviembre del ’78 junto con su compañera Ana: «Soy un sobreviviente. Para mí es un honor y orgullo que ustedes estén acá. Cuba es el Che Guevara. Rodolfo Walsh uno de los fundadores de Prensa Latina, murió tiroteado por una patota de este lugar. El significado de este lugar, que estemos acá, marca un hecho inédito y maravilloso. En el ’80 salí y me prometí nunca olvidarme de mis compañeros y compañeras y cuando pudiera ayudar a hacer justicia. Ese es el mandato que tenemos todos y todas. Estar el primer día del nuevo gobierno después de la ola neoliberal es una alegría».

Luego de reunirse en Casa Rosada con Alberto Fernández, Miguel Díaz-Canel se sumó al recorrido por la ex-ESMA. Durante el encuentro realizado en el Salón Eva Perón de la casa de gobierno, los mandatarios resaltaron la importancia de incrementar el intercambio de remedios y alimentos. “Tenemos un compromiso de hermandad con Cuba”, expresó Fernández. Participaron también el Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; el canciller Felipe Solá y la Vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

La visita por el ex centro clandestino comenzó con una advertencia de Alejandra Naftal sobre el cuidado del predio: “Aquí se expone material de gran valor histórico y patrimonial, evidencia del terrorismo de Estado y prueba para los juicios por crímenes de lesa humanidad”, dijo. Cinco mil personas se estima que estuvieron detenidas-desaparecidas en la ESMA entre 1976 y 1983. Hoy es un espacio abierto a la comunidad, que busca preservar la memoria y promover y defender los derechos humanos. Actualmente más de 200.000 personas visitan cada año el Espacio Memoria y participan de las visitas guiadas y las actividades que ahí se realizan. Además conviven distintas instituciones públicas, organismos de derechos humanos y asociaciones de la sociedad civil, de nivel local, regional e internacional.

Al finalizar el recorrido histórico, el mandatario cubano se refirió al cambio de gobierno en el país y dijo: “Ayer amaneció distinto en la Argentina, hoy ese amanecer tiene más luz. El camino está siendo andado por toda América Latina. Ustedes empiezan a construir un camino para devolverle la esperanza al pueblo argentino. La victoria de Argentina en estos momentos es la de todo nuestro continente. Ustedes pueden imaginar lo que nos han aportado hoy en sentimientos, en convicciones revolucionarias, y este es un recuerdo que vamos a tener toda la vida. Cuba viene a compartir con ustedes apoyo, amistad, solidaridad, hermandad y convicción. Este emblemático lugar es un fuerte testimonio de la represión, el odio, la crueldad, el desprecio, el crimen, pero también de resistencia. Esta memoria histórica que es de Argentina pero también es de Nuestra América, hay que compartirla, enseñarla, hacerla visible para que la barbarie nunca más pueda tener espacio ni pueda obstaculizar los sueños emancipadores de Nuestra América, para aportar a la construcción de un mundo mejor que es posible. Honra la memoria de los desaparecidos que siempre estarán presentes. Como exclamamos en Cuba: Patria o Muerte, Venceremos. Como nos legó el Che: Hasta la victoria, siempre. Gracias por todo, y juntos vamos a continuar ese camino por un mundo mejor, y juntos vamos a vencer porque tenemos la razón, y esa razón también se ha construido con el sacrificio de todos los jóvenes argentinos. No los vamos a olvidar”.

Pasadas las dos de la tarde Díaz-Canel se dirigió a las oficinas de Cristina Fernández  de Kirchner en el Senado de la Nación, donde mantuvieron una reunión. Cabe recordar que su hija, Florencia Kirchner, vive en Cuba desde marzo de este año, y la mandataria viaja frecuentemente al país con el que tiene una estrecha relación.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.