Un festejo alegre y empecinado

Sonia Torres y Horacio Verbitsky en la conmemoración cordobesa de Abuelas de Plaza de Mayo

Sonia Torres, con Horacio Verbitsky y Luciana Jury, exigiendo la libertad de Milagro Sala

 

Abuelas de Plaza de Mayo celebró en Córdoba los 41 años desde su fundación, con un acto multitudinario en el Centro Cultural Córdoba, a metros de la Plaza España. La única abuela que queda en Córdoba, Sonia Torres, de 88 años, dijo que no perdía la esperanza de encontrar a su nieto, nacido en cautiverio en 1976 y recuperar los restos de su hija, Silvina Parodi y de su yerno, Daniel Orozco, militantes del PRT secuestrados en el mes de junio por el Ejército. Para el festejo, Sonia invitó a acompañarla al director de El Cohete a la Luna. El diálogo, moderado por el periodista de La voz del Interior, Alejandro Mareco, autor del libro Albures Argentinos, fue un torneo floral: Sonia Torres y Horacio Verbitsky se declararon amor recíproco y evocaron su primer encuentro en Buenos Aires, en que el periodista aportó los elementos que tenía sobre el tráfico de bebés en la Casa Cuna, donde una monja se llevó al bebé de Silvina Parodi. A raíz de eso, Verbitsky denunció ante la justicia federal de Córdoba al ex arzobispo de la ciudad y ex presidente de la Conferencia Episcopal Católica, Raúl Primatesta, de quien dependía la monja. La denuncia fue cajoneada, pero en un allanamiento promovido por la abogada María Elba Martínez se secuestró documentación probatoria. Verbitsky declaró como testigo de concepto en el juicio Menéndez II, La Perla, el 26 de agosto de 2015. De una prestancia y un ánimo admirables, Sonia congregó en Abuelas de Plaza de Mayo un hermoso grupo de jóvenes colaboradores, que incluye a su hija Giselle y a varios de sus nietos, como Panchi Albarellos y Silvina Parodi, quien parece una clonación de la abuela. También estuvieron la abogada histórica de Abuelas, Marité Sánchez, y sus tres hijas, una de ellas nacida también en cautiverio. Luego de la charla, cantó acompañada con una guitarra y un cuatro, la folklorista Luciana Jury, sobrina de Leonardo Favio e hija del hermano mayor del artista fallecido hace seis años, el Negrito Zuhair Jury. Para terminar, Sonia y Horacio exigieron la libertad de Milagro Sala.

Fotos de Nicolás Castiglioni

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

2 Comentarios
  1. Ricardo José García dice

    Sonia es una inmensa mujer. Sufrimos por su dolor.
    Tenemos algunos problemas, hay algunos cordobeses que son militantes pero la mayoría consume Condena 3 y no se quieren convencer que LV3 fue fundada por la Cia según lo prueba el periodista del New York Times Tim Weiner en el libro «legado de cenizas»(libro que fue retirado de circulación por la editorial pero se consigue por internet) y sigue al pie de letra su línea antipopular. por eso les resulta tan fácil tenerlos adoctrinados. La lucha es cruel y es mucha

  2. Biqui lópez dice

    Vamos la Docta!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.