Un fideicomiso no tan ciego

Inspeccionan irregularidades en las sociedades del ex Presidente Mauricio Macri

 

 

Mauricio Macri habilitó a escribanos a manejar acciones y realizar inversiones productivas, pese a que estos profesionales tienen prohibido por ley ejercer actividades comerciales. La información surge de fuentes con acceso al supuesto fideicomiso ciego que montó el ex Presidente que, según estos mismos informantes, “nunca fue ciego”. Además, las sociedades que ingresaron al fideicomiso tienen una serie de irregularidades que podrían derivar en un pedido de allanamiento de la Inspección General de Justicia (IGJ).

 

 

El anuncio

En abril de 2016, pocos días después de que su nombre apareciera en los Panamá Papers, Macri anunció que constituiría un fideicomiso ciego y destinaría “a un conjunto de personas independientes que van a disponer todos mis bienes y se van a encargar de administrarlo mientras dure mi tarea pública». La designada para velar por esos bienes fue Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción durante la administración de Cambiemos, una ferviente militante oficialista.

El fideicomiso implica afectar parte del patrimonio de un sujeto a un fin determinado. Con el fideicomiso ciego Macri buscaba dar una imagen de transparencia y evitar cuestionamientos por los porosos límites entre su actividad pública como figura política y su vida de empresario exitoso  que, aparentemente, dejaba atrás.

La legislación argentina no prevé la figura del “fideicomiso ciego” pero el Código Civil sí legisla sobre los fideicomisos, que tienen dos partes: el fiduciante, que es el dueño de los bienes (en este caso, Macri). Y el fiduciario, quien los va administrar (la sociedad Seguridad Fiduciaria). El artículo 1.676 del Código establece: “El contrato no puede dispensar al fiduciario de la obligación de rendir cuentas”. O sea, nada de ciego. “No existe la persona que no quiera ejercer un control sobre sus bienes”, planteó la fuente.

El 12 de abril de 2016 se celebró un “Contrato de fideicomiso ciego de administración” entre Macri y José María Fernández Ferrari, titular de Seguridad Fiduciaria S.A., en el que el entonces Presidente decidió incluir sus acciones en las empresas Cuatro Leguas S.A., María Amina S.A., Agro G (Agropecuaria del Guayquiraro) S.A., Molino Arrocero Río Guayquiraro S.A. (vinculadas a la actividad agropecuaria) y su participación en el Fideicomiso Inmobiliario Caminito, que Clarín valuó en 19.613.505 de pesos.

“El fideicomiso ciego fue una puesta en escena para demostrar ajenidad y aprovechar información privilegiada cuando estuvo al frente del poder. Los escribanos hacían inversiones y manejaban acciones, con cuyos dividendos se compraban entre otros títulos Lebacs”, afirmó a El Cohete a la Luna una fuente ligada a la investigación.

 

Irregularidades y posible allanamiento

El fideicomiso ciego vence cuando termina el mandato del funcionario. En este caso, el 10 de diciembre de 2019. Los investigadores confirmaron que dos meses después, el 10 de febrero de 2020, las acciones le fueron restituidas a Macri. “Esto se ve en los libros pero hay inexactitudes”, precisaron, y aseguraron que aún resta realizar una serie de cotejos con los documentos contables que tienen pendiente entregar y que existe la posibilidad que se haya antedatado la fecha.

En un escrito fechado el pasado 23 de marzo la IGJ ordenó “practicar con carácter urgente trámite visita de inspección” a las sociedades Cuatro Leguas S.A., María Amina S.A., Agro G  S.A. y Molino Arrocero Río Guayquiraro S.A., que comparten domicilio en el estudio jurídico de Estanislao Uriburu, ubicado en avenida Santa Fe al 1500 en la Ciudad de Buenos Aires. La IGJ también pidió la intervención a la Oficina Anticorrupción para asegurar el carácter “ciego” del fideicomiso y solicitó revisar si hubo insuficiencia de fondos. Además requirió “revisar si el fiduciante Sr. Macri presentó a dicha oficina las declaraciones patrimoniales anuales exigidas por la legislación vigente”. Si las hubiera presentado, solicitaba copias.

 

El apoderado Estanislao José Uriburu.

 

Tres días más tarde, el viernes 26, dos funcionarios de la IGJ se constituyeron en el estudio jurídico, donde una empleada informó que Uriburu no se encontraba presente. Solicitaron los libros de registro de acciones de las sociedades anónimas y ante la respuesta negativa, se pautó nuevo día y hora para recibirlos: el 29 de marzo a las 11. Esta vez se advirtió que se haría “bajo apercibimiento de ley en caso de frustrarse nuevamente la diligencia”.

El lunes siguiente se presentaron nuevamente en el domicilio legal de las sociedades y los atendió el abogado Uriburu, quien manifestó ser su apoderado. Exhibió y entregó copias de los libros de las cuatro empresas de referencia. En la IGJ procesaron dicha información y en un escrito ese mismo día advirtieron que “analizadas las actuaciones se requiere que se efectúe una nueva visita de inspección a las sociedades” para que entregaran: libros de Actas de Directorio, libros de Actas de Asamblea, libro de Depósito de Acciones y Registro de Asistencia a Asamblea; copia de los instrumentos de adquisiciones, transmisiones, y/o readquisiciones de acciones de las que surjan la intervención del Sr. Macri y copia de los estados contables transcriptos en los libros de Inventario y Balances de las respectivas sociedades. Todo a partir de enero de 2015.

La IGJ también intimó a las sociedades a la presentación de los estados contables y documentación relacionada entre diciembre de 2016 y el mismo mes de 2019. Si no entregan la documentación indicada, los representantes de Macri “deberán, en el plazo de tres días, presentar en el organismo copias certificadas notarialmente de todo lo solicitado bajo apercibimiento de aplicar sanciones”. Ese plazo vence este martes 6 de abril a las 12.

Un día después, el 30 de marzo, la jefa del Departamento de Denuncias y Fiscalización de Sociedades Comerciales de la IGJ, de apellido Solari, se constituyó nuevamente en Uriburu Abogados para cumplir con la “visita de inspección” ordenada por el titular de la entidad, Ricardo Nissen. A las 11:55 la atendió la misma empleada que en la primera visita, de nombre Beatriz, quien nuevamente se negó a exhibir los libros societarios y contables. Argumentó que “no estaba autorizada”.

 

Fideicomiso a cargo de escribanos

Seguridad Fiduciaria S.A. se constituyó como sociedad en 2001. Los accionistas y directores son los escribanos Guillermo Francisco Fornieles, José María Fernández Ferrari, Esteban Enrique Ángel Urresti y Jorge Edmundo Esponda.

Entre los fundadores también se encontraba el escribano Carlos Marcelo D’Alessio. El 23 de diciembre de 2015 fue nombrado Escribano General de la Nación en reemplazo de Natalio Etchegaray, quien había ocupado ese cargo durante 32 años. Según una investigación del sitio El Destape, al momento de firmarse el contrato, D’Alessio aún era vicepresidente de Seguridad Fiduciaria. Renunció a la empresa el mismo día que se firmó el contrato, sin embargo, recién se publicó en el Boletín Oficial más de un mes después, el 17 de mayo. Macri le dio parte de sus bienes a la empresa de su escribano de Gobierno.

 

Carlos Marcelo D’Alessio, el escribano de Macri.

 

Dicho sitio también informó que, según su declaración jurada de 2015, las acciones de las empresas del fideicomiso ciego de Macri tenían un valor de 44 millones de pesos. A 2017 la cifra había aumentado a 74 millones, un crecimiento del 68%. Pero, además, consta que Seguridad Fiduciaria no sólo hizo inversiones sino que le hicieron ganar a Macri más de cinco millones de pesos en el primer año de administración, al 30 de junio de 2017.

Otro de los puntos a investigar surge del confronte del alta patrimonial entre la fecha en que Macri llegó al poder con sus declaraciones juradas de 2017, 2018 y 2019. Además de la información contable de las sociedades anónimas. “Al ser todo tan gris, los investigadores tienen que evaluar la juricidad de este fideicomiso. Aún no queda claro si contempló todos los bienes” de Macri, concluyó la fuente, que puntualizó que la IGJ posee la facultad de solicitar allanamientos.

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí