Un giro copernicano

La primicia del Cohete se confirmó: el FMI cuantificó la quita que deberían condeder los bonistas

 

El domingo pasado, El Cohete a la Luna sostuvo que “sin ingresos en dólares y con el crédito reducido a salvatajes de emergencia, como los 35 millones de dólares que aportó el BIRF para comprar respiradores y otro aparataje necesario para enfrentar la pandemia, también se pone a prueba uno de los sacrosantos postulados de la ortodoxia monetarista sobre el vínculo entre emisión e inflación. Con independencia del gusto de cada uno, en el actual panorama la monetización del déficit es la única alternativa a un ajuste salvaje que según el FMI sería insostenible, económica y políticamente. El gobierno no pierde la ilusión de que el Fondo incluso cuantifique la quita que los acreedores privados deberían resignar para que la Argentina lograra la anhelada sustentabilidad. Tal vez sea un exceso de optimismo, porque el Fondo actúa desde siempre como auditor, pero es el auditor de los capitales transnacionales, no de los países endeudados. La diferencia que el gobierno considera importante es que esta vez hay constancias del compromiso de la organización con las políticas ruinosas que llevaron a esta encrucijada, y además enterró una porción significativa de su capital en la Argentina y sólo podrá recuperarlo si no se lo llevan los bonistas. Se verá”.

Esta primicia se confirmó cinco días después, cuando el FMI cuantificó entre 55.000 y 85.000 millones de dólares a lo largo de una década, la quita que los bonistas deberían aceptar para que la deuda argentina fuera sustentable. O dicho de otro modo, no menos del 5% del PIB por año.

 

 

 

El dictamen del FMI

Este es el texto completo publicado por el FMI el viernes 20:

“A pedido de las autoridades argentinas, el personal del FMI preparó una nota técnica para brindar su opinión sobre el nivel de alivio de la deuda que podría guiar un proceso de reestructuración consistente con el restablecimiento de la sostenibilidad con alta probabilidad de la deuda. La nota presenta la visión del personal técnico sobre:

  1. un marco macroeconómico factible a mediano plazo basado en los anuncios generales de políticas por parte de las autoridades; y
  2. la capacidad de poder sostener de deuda de Argentina, definida como los niveles manejables de las necesidades de financiamiento bruto (GFN) y la capacidad del gobierno de cumplir con el servicio de la deuda en moneda extranjera en el mediano y largo plazo. Se presentan escenarios de financiamiento alternativos para cumplir con las obligaciones de corto y mediano plazo con acreedores oficiales, con diferentes implicancias sobre el alivio de la deuda necesario para brindar sostenibilidad.

Las opiniones expresadas en la nota técnica pertenecen al personal técnico del FMI y no necesariamente representan la visión del Directorio Ejecutivo del FMI.

 

 

Restablecimiento de la sostenibilidad de la deuda argentina

La deuda pública de Argentina, que se situó cerca del 90 por ciento del PIB a fines de 2019, es insostenible. Es decir, que el superávit primario requerido para reducir el actual nivel de deuda pública y las actuales necesidades de financiamiento bruto hacia niveles manejables y consistentes con un crecimiento potencial satisfactorio, no es económica ni políticamente factible. Restablecer la sostenibilidad con alta probabilidad de la deuda pública requerirá de una decisiva operación de deuda, con una contribución apreciable por parte de los acreedores privados, que reduzca el nivel de deuda y las necesidades de financiamiento bruto hacia niveles consistentes con la capacidad de sostener la deuda de Argentina.

En la opinión del equipo técnico, el alivio de la deuda necesario debería reducir las necesidades de financiamiento bruto de Argentina a un promedio de alrededor del 5 por ciento del PIB, y no superior al 6 por ciento del PIB para cualquier año en el mediano y largo plazo. Si bien esto está por debajo de la capacidad de sostener deuda de algunos mercados emergentes, Argentina tiene una base de exportación particularmente baja y estrecha, así como un sistema financiero interno poco profundo. Asimismo, considerando la capacidad limitada de Argentina para generar divisas y sus bajos niveles actuales de reservas, el equipo técnico ve la necesidad de mantener el servicio de la deuda en moneda extranjera alrededor del 3 por ciento del PIB a mediano y largo plazo. Además de alcanzar las metas de las necesidades de financiamiento bruto y del servicio de la deuda en moneda extranjera mencionadas anteriormente, una operación de deuda debería también estabilizar con alta probabilidad el cociente de deuda / PIB, de modo que para 2030 haya un cierto margen en relación a los niveles de deuda a partir de los cuales se originaron las crisis de deuda en el pasado en Argentina.

 

 

El marco de referencia macro factible del equipo técnico

El escenario macroeconómico factible del equipo técnico se basa en los anuncios de políticas en términos generales por parte de las autoridades, dado que el contenido preciso de su agenda de políticas aún no se ha dado a conocer. El marco de referencia factible, que se basa en datos y anuncios de políticas al 15 de marzo de 2020, prevé una recuperación económica moderada, condicionada a que los efectos adversos de la pandemia del coronavirus se disipen hacia fines de este año, junto con un proceso gradual de desinflación y consolidación fiscal a mediano plazo. Específicamente, después de una moderada expansión fiscal para hacer frente a los efectos de la pandemia, el marco macroeconómico prevé alcanzar un superávit fiscal primario del 0,8 por ciento del PIB para 2023, aumentando a aproximadamente 1,3 por ciento en el largo plazo, consistente con el mantenimiento de superávits comerciales y una mejora de la cobertura de reservas internacionales. El equipo técnico cree que se puede desarrollar e implementar un conjunto de políticas para lograr este escenario.

 

 

 

Alivio de la deuda bajo escenarios de financiamiento

El alivio en el servicio de la deuda en moneda extranjera que como mínimo se requiere depende del marco macroeconómico asumido, así como de las condiciones financieras en las que Argentina puede cumplir con sus obligaciones con los acreedores oficiales para el periodo 2021-24. Para reflejar la incertidumbre en torno a estas condiciones de financiamiento, la nota técnica consideró tres escenarios. Como principio general, cuanto más onerosos sean los términos de este financiamiento (a mayor tasa de interés y a menor plazo los vencimientos), mayor será el alivio de la deuda necesario para cumplir los objetivos de deuda y necesidades de financiamiento bruto a mediano y largo plazo discutidos anteriormente. Dependiendo del escenario supuesto, el alivio en el servicio de la deuda en moneda extranjera necesario oscila entre U$S 55.000 y U$S 85.000 millones durante la próxima década. El extremo inferior de este alivio está asociado con el escenario que supone condiciones de financiamiento más favorables para cumplir con los pagos adeudados al Fondo Monetario Internacional y a otros acreedores oficiales.

El análisis del equipo técnico muestra que hay muchas combinaciones de parámetros de reestructuración de la deuda, entre ellas reducciones del valor nominal, extensiones de vencimiento, períodos de gracia y recortes de las tasas de interés, que podrían proporcionar el alivio mínimo requerido en el servicio de la deuda en moneda extranjera que aseguran que relación deuda/PIB caiga con alta probabilidad .

La elección de estos parámetros de reestructuración de la deuda es una cuestión a considerar por autoridades y sus acreedores privados. Dicho esto, cualquier reestructuración deberá reconocer que prácticamente no hay margen para el servicio de la deuda en moneda extranjera en el corto y mediano plazo. Además, es evidente que la calibración final de estos parámetros de reestructuración de la deuda también deben garantizar que las necesidades de financiamiento bruto permanezcan en niveles manejables y que el cociente de deuda / PIB se mantenga estable más allá de 2030.

 

 

Riesgos

El análisis del equipo técnico está sujeto a considerables riesgos a la baja. El riesgo principal a corto plazo se relaciona con un impacto negativo más fuerte y prolongado de lo previsto de la pandemia del coronavirus, con efectos aún más adversos sobre la economía global y la argentina. Además, el marco macroeconómico factible que se supone depende de manera crítica de la implementación firme de la agenda de políticas asumida. Por último, existen riesgos operativos asociados con el proceso de reestructuración de la deuda que pueden impedir alcanzar un acuerdo consistente con una alta participación de los acreedores privados. La materialización significativa de estos riesgos requeriría una reevaluación de la situación macroeconómica, las políticas y, posiblemente, la capacidad de sostener deuda de Argentina”.

Esto no quiere decir que el camino esté allanado para una negociación exitosa con los acreedores privados, pero supone un avance sin precedentes que coloca a la Argentina en mejores condiciones de las que podían imaginarse apenas un año atrás.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

21 Comentarios
  1. Mauro dice

    Buen día queridos lectores, no pueden dejar de leer: Nueva Roma te cura o te mata
    http://escondete123.blogspot.com/

  2. Horacio Trento dice

    Muy buena nota del momento actual. Muchas gacias.
    Donde manifiesta que tenemos «bajo nivel de reservas». Asocié que quizás sea el momento de solicitar la repatriacion del oro que Macri puso en Londres. O por lo menos no olvidarnos.

  3. jose luis dice

    Muy bien Maestro, aunque agradezco que tuviere la intencion y aun màs, de ser más dispendioso y menos frugal, con los»» eFECTIVAMENTE,»
    soy de aquellos negados, a la empatìa de los anàlisis económicos.

  4. jose dice

    Nuestro comandante le dá valor a las declaraciones de los técnicos del fmi…ojalá sea como él dice, pero yo no les creo nada. Ellos son gerentes sanguinarios e inescrupulosos, y defienden los negocios del capitalismo financiero a rajatabla. Ahora en ésta negociación muestran algún sesgo autocrítico, pero no van a tardar en mostrar las garras. Por eso tenemos que ir » fondo»; no prometer pagar ni un centavo mientras investigamos origen y destino de la deuda…

  5. Luis Juan dice

    Estimado Horacio:
    Excelente crónica.
    Si me permite, una digresión.
    En términos del FMI podría, en efecto, decirse “giro copernicano” (impulsado por la crisis capitalista a nivel mundial que comienza en 2008 y el fuerte empujón provocado por la pandemia).
    Para nuestro país, el único “giro copernicano” válido para resurgir como el ave fénix, es otro: con todos los elementos existentes desde el fallo del juez Ballesteros hasta el día de la fecha (siendo que el origen del mal, siempre encontró a los mismos haciendo las mismas cosas, con idénticas consecuencias), la declaración de deuda odiosa y, consecuentemente su no pago o, que el pago correspondiente con la gracia que los acreedores y el FMI consideren viables, sean pagados con los recursos que los beneficiarios de los recurrentes latrocinios mantienen en el exterior, para lo cual, el gobierno de Estados Unidos (que maneja el FMI y de alguna manera también controla a los inversores privados, incluido los buitres), ponga todo su empeño en apoyar la iniciativa, bloqueando a tales fines, todas las divisas que los fugadores seriales tienen en distintos paraísos fiscales (el Imperio sí los tiene identificados a todos). Después de todo, el pago total de la deuda, significaría para esos patrimonios manchados de delitos varios, entre el 30 y el 40% de los mismos. Les seguiría quedando un porcentaje más que representativo de todo lo saqueado a lo largo de sus históricas prácticas.
    Librados entonces de que el Estado se siga haciendo cargo de la fiesta de unos pocos, esos recursos pasen a reconstruir la patria.
    Dije patria a propósito, porque si en efecto así se considera, el paso siguiente, es la expropiación de todas las tierras en manos de poderosos extranjeros y terratenientes locales, en al menos el 51% de las mismas; es decir, sólo podrían mantenerlas como socios minoritarios y la explotación de las mismas sólo sería de conformidad a lo dispuesto mediante ley del Congreso atendiendo a razones de estrategia de necesidades de esa patria y su pueblo. Particularmente, preferiría que una nueva constitución establezca las nuevas reglas de juego, con una claridad tan manifiesta, que ningún tribunal pueda, a través de eufemismos leguleyos tergiversar su espíritu y mandato.
    Va de suyo, que para la reconstrucción de esa patria, es necesario además, recuperar todos los recursos naturales estratégicos (petróleo y gas, agua dulce, biodiversidad, minerales estratégicos) para el funcionamiento de la economía y la calidad de vida de su pueblo: relacionados con la seguridad humana (agua, alimentos y tierras cultivables) y aquellos importantes para la industria y el comercio (recursos energéticos, recursos minerales, cultivos relacionados con la industria farmacéutica y las drogas). En estos casos, el Estado no puede tener menos del 55% de los paquetes accionarios y la imposibilidad constitucional de poder ceder o vender al sector privado.
    También resulta, por ende, que no pueden existir monopolios u duopolios en manos privadas. El único accionista mayoritario es el Estado (no los gobiernos que los representan temporalmente).
    La nueva constitución deberá saldar su deuda con estas cuestiones y, por cierto, redefinir para estos tiempos dos artículos claves: el 29º y el 119º de la vieja constitución. Para que, quienes circunstancialmente conduzcan los destinos de la patria, no encuentren atajos que permitan nuevamente tergiversar esos mandatos y seguir deteriorando la calidad de vida de los soberanos (en este caso, no me estoy refiriendo a los actuales dueños de la argentina).
    De que el mundo que conocemos, ya no será el mismo, me parece que casi todos lo saben.
    Pero también se sabe con absoluta precisión que si ese nuevo mundo cambia sólo en el sentido largamente estudiado por los dueños de éste, el cambio resultará el maquillaje al que hiciera referencia Lampedusa.

  6. Roberto E. Pintos dice

    Impacta en estos días de tragedia mundial, ver a la Italia del norte, rica, arrogante y capitalista, suplicar ayuda a la medicina de la Cuba comunista. Ironías de esta época singular que estamos viviendo, estos tiempos trágicamente interesantes en los cuales parece que por fin, el capitalismo financiero, hiperdepredador que nació con Nixon en 1971, al decretarse la inconvertibilidad del dólar frente al oro, se está muriendo irremisiblemente, demostrando en forma fehaciente que es el virus mas espantoso que ha azotado a la humanidad, a lo largo de su historia. En que mutará no sabemos, pero seguro nunca volverá a su «edad de oro», el período 1991-2008. Que el FMI, el gran testaferro de la burguesía trasnacional, deje sentado que, prácticamente deberá condonarse la deuda que generó Macrila el Huno y su horda de bárbaros, es todo un signo del cambio de época.

  7. pepino dice

    Pregunto::¿saben que?..tengo 65 años y estoy podrido de pagar deudas en mi pais y ahora deberan pagarlas mis hijos y mis nietos y bisnietos…y sigue la lista. ¿hasta cuando?..Paren el trensito financiero del FMI y resto de los secuaces que nos chupan la sangre a los argentinos, que me quiero bajar..!!.Basta..!!.Hay culpables y deben pagar, no deseo ni quiero un gobierno de tibios.La peste COVID19 no debe impedir el seguimiento de lo que paso y de que falta por pasar, incluyo sin dudar la Salud de TODOS Y TODAS en mi pais.

  8. apico dice

    Suponer que FMI se volvió bueno, es igual que creer que en Bolivia habrá elecciones sin fraude. Ilusionismo puro. A mi modesto entender,y sin haber leído otros artículos de economía que en el C a l L. suelen ser muy buenos,ha cambiado ostensiblemente el paradigma neo-liberal, Financiero Virtual, a niveles desesperantes para el mundo financiero global. En los actuales momentos es IMPRESCINDIBLE postergar cualquier acuerdo económico-financiero, porque lo estaríamos haciendo con los perdedores, y sabido es, que con los perdedores ,no se negocia,se impone. Salvando al buena fe del equipo económico, el deseo de cumplir la palabra, es una sobre-actuación muy costosa para el País.Espero que impere la pericia,porque cualquier error en ese sentido ,se pagará caro ,muy caro políticamente. Los votos nuevos y circunstanciales que acumula AF, se pueden desmoronar a la misma velocidad que llegaron. Un saludo peronista.
    pone.

  9. Adhemar Principiano dice

    pais, no tiene, ni debe ninguna razon de solicitar o esperar de la burguesia financiera. Nuestro gobierno, debe tomar las riendas de la situacion, concientizar al pueblo, con informacion detalla lo ocurrido politicamente con la deuda y tomar la unica medida, pagar con las instituciones que fueron participes del jolgorio. La nacionalizacion de la banca nacional y extranjera. Y que chillen.adh

  10. Juan dice

    Viendo lo que dice el FMI y la presentaciòn del viernes del ministro Guzman junto a los valores de mercado de los bonos va quedando claro que:

    1) LA QUITA INTEGRAL PROMEDIO serà de alrededor del 60 % a valor presente
    2) La tasa de interès del cupon NO PODRÀ SUPERAR EL 2 % (condiciòn de sustentabilidad)
    3) PLAZO DE GRACIA SIN pago NI capitalizaciòn de intereses de 4 años
    4) PLAZO DE LOS BONOS 20-30 AÑOS.

    ES LA OPORTUNIDAD PARA RELOVER LA DEUDA EXTERNA con o sin acuerdo de bonistas.

  11. ingold jose dice

    Seria el momento preciso para que el FMI condonara» la deuda ilegitimamente contraida . la contingencia de la pandemia le daria la salida en «puente de plata».

  12. Eduardo dice

    Por un lado piden una quita monumental a los acreedores privados, pero el Fondo Monetario Internacional, -un actor central en la debacle y la caída económica, con su préstamo de alrededor de 45 mil millones de dólares
    cuando en 2018 se le había acabado el financiamiento al país en el mercado de capitales- pretende cobrar el 100% porque a ellos no les cabría quita por «estatuto». La deuda con el FMI no pasó por el Congreso, además de ilegítima es ilegal, hay que investigarla. Las políticas del FMI nos condujeron a la debacle de 2018 y 21019, en toda su historia siempre el FMI va a ser enemigo del bienestar de los pueblos.

  13. Fernando dice

    Astio siento…..es como un deja vu….que ya viví…….riesgo otro ciclo liberal a lo Argenitno…….agobia ……único futuro impedir por todos los medios que nos vuelvan a endeudar…..

  14. Mario Jorge dice

    Y lo acepta sin problemas porque la guita ya la recuperaron con la fuga, ahora van por los intereses..el capital ya está a buen resguardo en guaridas fiscales.

  15. Mario Jorge dice

    «Además, es evidente que la calibración final de estos parámetros de reestructuración de la deuda también deben garantizar que las necesidades de financiamiento bruto permanezcan en niveles manejables y que el cociente de deuda / PIB se mantenga estable más allá de 2030.»: digamos que el Fondo está estudiando como nos empoman por más de una década larga!!!!…el gobierno debería COMUNICAR esto en término simples…es la verdadera HERENCIA DEL GATO.

  16. Mario Jorge dice

    «Asimismo, considerando la capacidad limitada de Argentina para generar divisas y sus bajos niveles actuales de reservas, el equipo técnico ve la necesidad de mantener el servicio de la deuda en moneda extranjera alrededor del 3 por ciento del PIB a mediano y largo plazo»: no está en discusión el sangrado que nos seguirán haciendo, solamente discuten el caudal para que no nos transformemos en cadáver y la cuentita no se pueda cobrar

  17. Gabriel dice

    Me parece no sorpresivo, pero si repulsivo, que el FMI referencie el tema del COVID19 como un suceso natural que no altera en lo más mínimo el orden de la globalizacion, el capitalismo y los intereses «de unos pocos».
    Cuidense, asi podemos ver el final de la película que parece tener una trama suculenta.

  18. Roberto Pintos dice

    O sea que el gran testaferro de la burguesía internacional acepta que la quita sea equivalente al saqueo que fugó la horda de Macrila, el Huno y sus secuaces.

    1. Mario Jorge dice

      Y lo acepta sin problemas porque la guita ya la recuperaron con la fuga, ahora van por los intereses..el capital ya está a buen resguardo en guaridas fiscales.

      1. furli dice

        Tal cual, y nosotros a hacernos cargo!

  19. Ricardo Comeglio dice

    Esto les deja sólo 2 caminos a todos, Estado argentino y acreedores.
    1) Aceptan la quita de entre 55 mil y 85 mil millones de dólares y el saldo lo cobran durante 10 años a partir del año que viene con una tasa reducida.
    2) Aceptan la quita de entre 55 mil y 85 mil millones de dólares y aceptan cobrar esa quita dentro de 10 años y a partir de allí en un largo plazo y con tasa de interés reducida y el saldo lo cobran durante los próximos 10 años a partir del año que viene con una tasa reducida.

    En ambos supuestos se tienen que hacer a la idea que la deuda de Argentina es impagable en las condiciones actuales y por los próximos 10 años, al menos así son los términos del default técnico declarado por el FMI.

    Es la primera vez que veo por escrito una declaración de default del FMI de un país que le debe a ellos. Esto es histórico y nadie se ha dado cuenta. El default lo declararon ellos, no nosotros.

    Ayudar a Macri implicó esta nefasta claudicación ideológica del FMI. Creo que se acaban de terminar todas las chances que pudiera creer Macri tenía para hacer política. Esto no se lo van a perdonar tan fácil. Pobre tipo, al final me da lástima en la escoria que se va a convertir.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.