UN NEGOCIO DE FAMIGLIA

La pista de la SIDE de Anzorreguy en el negocio inmobiliario subastado en Barrio Parque

 

La revista Forbes edición argentina los menciona como uno de los dueños de Buenos Aires. La pareja integra el estudio de arquitectos Anchezar Santagada. En julio de 2018, adquirieron por 40,4 millones de dólares una parcela de 7.828 metros cuadrados de las más codiciadas en Barrio Parque, calle Ortíz de Ocampo 3195 entre las vías del Ferrocarril General San Martín y General Mitre, hasta entonces manojo de tierras públicas con canchas de fútbol. Ahora ofrecen desarrollo de un sistema de casas apiladas como barrio vertical con jardín y paisaje como situación cotidiana. Juan Martín Santagada y Adriana Paula Anchezar son cabezas públicas de un fideicomiso llamado Vías de Ocampo, detrás del cual la Oficina Anticorrupción encontró en febrero pasado sociedades que al rascar muestran los nombres de los hijos de Nicolás Caputo, de Fabio Marcelo Calcaterra e inversión directa de Gustavo Arribas. El hermano del alma, el primo hermano de Angelo y el amigo vivo del Presidente Mauricio Macri. El terreno se adquirió en subasta amañada con único oferente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE). Es una de las 58 subastas judicializadas desde el año pasado por el organismo que dirige Felix Crous, sobre un conjunto cercano a los cien expedientes revisados.

El resto son dos subastas en Ciudad de Buenos Aires destinadas a punteros del partido de gobierno, 48 en la provincia de Córdoba y siete lotes de Catalinas Norte II en la entrada de Puerto Madero de 290.000 metros cuadrados: la mitad adjudicados al Fideicomiso BAP y TGLT SA de Gerardo Werthein y Edmond Safra (h), dueño del Banco Safra y primo hermano de Eduardo Cohen Watkins, dueño de la casa de Cumelén donde descansa el ex Presidente. Otras dos fueron a parar a Consultatio SA de Eduardo Constantini y Carlos Aníbal Reyes Terrabusi, socio de Jorge Alberto Blanco Villegas en Carnes Virreyes SA y Virreyes Agropecuaria SA hasta el fallecimiento del tío de Macrí, el 13 de abril de 2011. El último de los siete lotes fue a parar a Santa María SAIF, empresa de servicios financieros del Grupo Techint de Paolo Rocca.

 

Una oración para la memoria.

 

La mayoría de las subastas tuvo un sólo oferente o apariencia de dos que en realidad eran uno; postergaciones de plazos para permitir inscripción de fideicomisos creados apenas días antes; transferencias de acciones inmediatas y remates por valores entre 20 y 30 por ciento menores al valor del precio de mercado señalado por el Tribunal de Tasaciones de Nación. Los valores de las subastas es otro dato en estudio. La AABE aplicó un mecanismo novedoso que le permitía bajar el precio con el teórico objetivo de convocar un número mayor de oferentes que pujaran para levantar el valor. En realidad eso no ocurrió. En los casos estudiados no hubo pujas entre competidores sino un único aspirante que pagó terrenos a valor de ganga. Los valores se establecieron en un complicado sistema de tres números: valor de mercado del Tribunal; una oferta mínima propuesta de la AABE a un tercio del valor del mercado y un tercer valor ubicado entre los dos anteriores con el que en general salía el acuerdo.

El caso Vías de Ocampo es caso testigo. El valor venal de mercado establecido por el Tribunal fue de 42,9 millones de dólares; el valor de la AABE de ¡20 millones! y el tercer valor propuesto por el organismo como piso fue 40 millones. La venta se hizo por 40,4 millones de dólares, primer escalón admisible por encima de la base con un pliego que exigía incrementos de 400.000 dólares por escalón. “No puede soslayarse –dijo la OA– que la operación se concretó por un monto de 2,5 millones de dólares menor que el fijado como valor venal por el Tribunal Nacional de Tasaciones”.

 

Proyecto Line Ocampo.

 

Esta semana, el organismo amplió la denuncia del caso Vías de Ocampo a partir de datos aportados por un anónimo. Según el anónimo, Santagada y Anchezar ganaron dos proyectos inmobiliarios: Line Park y Line Ocampo con fondos de inversión inventados y como únicos licitantes. Líne Ocampo es efectivamente el proyecto surgido en el terreno de Barrio Parque. Santagada es un arquitecto que aparece en tres sociedades con los hijos de Nicky Caputo, una de cuyas hijas también es socia del estudio jurídico de Ignacio Saenz Valiente, también inversor de este fondo fiduciario. Adriana Paula Anchezar es en este contexto su socia y arquitecta. También hija del almirante retirado Juan Carlos Anchezar del Servicio de Inteligencia Naval en dictadura y número dos de la SIDE de Hugo Anzorreguy. Estos nombres con estas relaciones son los que justifican para la OA insistir con la investigación.

“La vinculación de los inversores del Fideicomiso Vías de Ocampo con el organismo de inteligencia ya había sido destacada en el dictamen del 04/02/21 –señala la OA—, en tanto participaron en él Héctor Gustavo Arribas, ex Director de la AFI e Ignacio José María Saenz Valiente, socio en Midas Hotel Management S.A de Agustina Olivero Majdalani, hija de la ex Subdirectora de la AFI, Silvia Cristina Majdalani. Así las cosas, con la vinculación de Santagada a la AFI, vía su esposa y socia Adriana Paula Anchezar, serían tres los miembros del Fideicomiso Vías de Ocampo ligados al organismo nacional de inteligencia”.

 

Saenz Valiente, el sultán

 

 

Historia de una subasta

La subasta se hizo el 19 de julio de 2018. La AABE inauguraba ese día la modalidad a distancia con un Santagada entusiasta: “Ahora lo hacés desde tu oficina –dijo a Clarín—, con tu gente de trabajo, con los que vas charlando el proceso».

El precio del terreno se había fijado el 16 de marzo de 2018 vía Tribunal de Tasaciones en 42,9 millones de dólares. La apertura había sido pactada para el 6 de julio pero tres días antes se postergó hasta el 13 de julio. Se presentaron dos oferentes: Fides Investa S.A. y Fideicomiso Vías de Ocampo que en realidad eran sólo uno: Fides Investa S.A. formaba parte del Fideicomiso Vías de Ocampo en carácter de fiduciaria. Según la Oficina de Crous, la postergación del plazo también habría sido ajustada a las demandas del único oferente: el Fideicomiso creado el 3 de julio no tuvo los papeles en regla como la póliza de seguro que recién obtuvo el día 11 de julio. La OA encontró además que el día del vencimiento del plazo la página web del sistema estuvo caída durante tres horas, lo que pudo haber impedido, además, inscripción de otros competidores.

¿Pero por qué todo esto parece tan sugestivo? El Fideicomiso Vías de Ocampo nació de un contrato entre dos sociedades: Jorge Alberto Mangini por Fides Investa SA y Alejandro Savin por Vinsa SACII y A. El estudio de Daniel Sabsay avaló el contrato. Y el escribano que lo certificó fue el famosísimo Marcelo Ernesto Nardelli Mira, escribano de Mauricio Macri en Boca Juniors entre 1995 y 2007. Nardelli Mira escrituró también la firma Virreyes Agropecuaria S.A. de Carlos Aníbal Reyes Terrabusi y el tío Blanco Villegas. En 2016, su hermano Juan Carlos Nardelli Mira certificó las escrituras públicas de Avian Holdings SA, que adquirió 95% de Avian Lines Aéreas SA de Sideco y Socma, continuadora de Mac Air Jet S.A. Estas relaciones laborales con la familia del entonces Presidente quedaron apuntadas en la presentación del organismo cuya hipótesis es que detrás del negocio de Barrio Parque en realidad está el nombre de Macri. Pero hay más.

 

Nardelli falleció el 27 de septiembre de 2019, en Miami, a los 49 años después de tres infartos.

 

 

Si tiene cuatro patas y ladra

En 2019, Gustavo Arribas anotó en su declaración jurada una inversión en el Fideicomiso Vías de Ocampo realizada en noviembre de 2018, por 41,6 millones de pesos. En 2020, volvió a declararla, un dato que descubrió originalmente El Disenso. La OA está convencida que el ex jefe de la AFI en realidad participó desde el comienzo: Ignacio Saenz Valiente, también accionista del Fideicomiso, señó la compra por 1,2 millones de pesos que al cambio de entonces da aproximadamente el valor de la inversión declarada por Arribas. Pero hay más.

El Fideicomiso Vías de Ocampo es un ejemplo de las cáscaras de sociedades entorno a los negocios del anterior gobierno. Está integrado por las siguientes personas: el arquitecto Juan Martín Santagada (27,5%), Guillermo Luis Navone (10%), Marcos Podestá (10%), Oslam S.A. (10%) Ariel Guillermo Goldszer (22,5%), Federico José Leyría (10%) y el Verde Saenz Valiente (10%).

Santagada es socio de los hijos de Caputo. Desde 2014 integra 19% de NLPC SA, compuesta por Ronaldo Emilio Strazzolini 53 %; Hernán Gabriel Pepa Furfaro 7%; Sonia María Caputo 10% y Marina Caputo 10%. Santagada, Sonia María Caputo, Marina Caputo y Nicolás Caputo también son socios en KCR Alcorta S.A. y en KCR Pacheco S.A. Sonia, Marina y Nicolás son hijos del matrimonio de Nicky Caputo y Verónica Stegmann Barón Supervielle.

Guillermo Luis Navone es punto de contacto con Fabio Marcelo Calcaterra, hermano de Angelo y primo de Macri. Es socio de Calcaterra en Banco Interfinanzas S.A, cuyo gerente general Emiliano Filippi es socio de Oslam S.A., beneficiaria de otro 10% del Fideicomiso. Filippi es socio, además, de Ariel Guillermo Goldszer (beneficiario del 22,5% en el Fideicomiso) en Inversora Tailor Made S.A. y Soluciones Efectivas S.A. y de Guillermo Luis Navone en la Torcaza S.A. El abogado Pepín todoterreno Saenz Valiente también aparece acá: en este caso como socio de Banco Interfinanzas y director desde el 22 de octubre de 2019. Pero no es lo único que hace.

 

 

De Anzorreguy a Caputo

Saenz Valiente es conocido como dueño de una ingeniería financiera que ofrece a sus clientes ocultar nombres de inversores. Su nombre une puentes entre gobierno porteño y PJ de la Ciudad. Director suplente de Grupo Clarín de 2006 a 2013, es director de Telecom S.A., vicepresidente de Cablevisión y director del Club República encabezado por el hermano de Felipe Miguel, jefe de gabinete porteño. De 2016 a 2019 estuvo en la Corporación Antiguo Puerto Madero SA, donde ocupó la silla de representante del Estado. Desde el año pasado, es conocido como el hombre de los barbijos: parte de Green Salud SA vendió al gobierno porteño 15.000 barbijos a 3.000 pesos la unidad, 1.600 de los cuales estaban vencidos. Saltó también su participación en Midas Hotel Management SA, contratado para alojar a aislados por Covid. En sus espacios de trabajo aparece como socia la media hermana de Horacio Rodríguez Larreta, Ximena Villariño Alfaro Díaz Alberdi, y Agustina Olivero Majdalani, hija de Silvia Majdalani.

La presencia de la hija de Anchezar en medio del fideicomiso permite mirar con un poco de detalle paisajes de los años ’90, donde se unen todas las relaciones. Anchezar integró el Servicio de Inteligencia Naval de marzo a octubre de 1979 y de febrero a noviembre de 1980, una estructura en tensión con el primer grupo de tareas de la ESMA que tras la salida del Tigre Acosta operó el centro clandestino. Anchezar nunca fue imputado en causas por crímenes de lesa humanidad aunque según documentación del Archivo Nacional de la Memoria de la Secretaría de Derechos Humanos de Nación, vía decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nro. 1997/80 se lo designa como agregado naval de la Embajada Argentina en la República Francesa (BNR Nro 22/80), donde operó el Centro Piloto de París. Y para los años ’90 trabajaba con el empresario Miguel Angel Egea y el marino contador Jorge Radice de la ESMA en una agencia de la avenida Paseo Colón donde hacían billetes de Loto y de Cash vinculado a Lotería Nacional, que se imprimían en Ciccone Calcográfica.

 

 

Retrato de Miguel Angel Egea del Pájaro Salinas: el mayor gángster sin rostro fallecido en Miami el 24 de marzo de 2016.

 

Durante aquellos años en su faceta más conocida, Anchezar pasó a ocupar el puesto número dos de la SIDE a cargo de la Subsecretaría Interior. “En la SIDE había tres subsecretarias: Interior, Logística y Exterior”, explica un contemporáneo. “Esa incorporación fue rara porque viniendo de la Marina era lógico que fuese al área de Inteligencia Exterior, pero fue al área de Interior. Era gente del equipo de Anzorreguy, que se habia rodeado de militares, algunos muy gorilas, compañeros del liceo que ayudaron a incorporar también a varios de sus contactos civiles. En ese sentido, Anchezar fue la figura importante de Anzorreguy, su hombre profesional. Llega después del atentado de la Embajada de Israel y antes de la AMIA. En Interior había otro completamente antisemita. Y yo creo que lo trajeron para poner a esa gente bajo el control de este almirante. Ese grupo era el que estuvo a cargo de la investigación de la embajada y eran nazis mirando la embajada de Israel. Un verdadero escándalo interno. Anchezar luego fue reemplazado por un coronel retirado de Ejercito que era el edecán de Menem, Coronel Igounet. Ese era peronista, sancionado por su afiliación política de teniente cuando salió del Ejercito y estudio abogacía, y luego fue reincorporado. Era del circulo estrecho de Menem. O sea que Anzorreguy se caracterizó por recomponer permanentente equilibrios de poder. Por eso duró tanto y sobrevivió a dos ataques terroristas. Podés ponerlo de esta manera porque muestra su perfil ecléctico y que la política puede más que las tragedias en este país. Fue la SIDE de la rosca».

¿Cuál es el puente entre esa SIDE y el presente? Anzorreguy. Su secretario privado, Alejandro McFarlane aparece en siete visitasa Olivos con un nombre asociado a las sospechas de utilización de testaferros por parte del ex Presidente. La otra continuidad es Silvia Majdalani. Majdalani es madre de Agustina Olivero Majdalani, en pareja con Juan Manuel Gallo, ex Director de Defensa al Consumidor de Macri en Ciudad de Buenos Aires, Subsecretario del Ministerio de Transporte con Guillermo Dietrich y ahora director Técnico y Legal de la Procuración porteña. Pero Majdalani también es consuegra de Anzorreguy, vía el primer casamiento de Agustina con Ignacio Anzorreguy Moliné O’Connor, con quien tuvo un hijo. Siempre se dijo que por esas relaciones ella representaba en la AFI la línea de La Casa, y Arribas al Presidente. Sin embargo, también construyó una relación cercana con los Macri a través de Zoraida Awada, a quien conoció en los años ’90 a través de Alejandro Tfeli, pariente de los Awada y médico personal de Carlos Menem. Macri dice que la colocó a pedido de Gabriela Michetti. Sin embargo, el diputado Rodolfo Tailhade dice que llegó ahí a pedido de Nicky Caputo. Si es Caputo, son los negocios. Tal vez este emprendimiento sea la ocasión para mirar más de cerca parte de estas fotos.

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí