Una fiesta para recuperar la esperanza

Primer Foro Mundial de Pensamiento Critico con Dilma, Cristina, García Linera y Pablo Iglesias en Ferro

 

En vísperas del encuentro de los líderes mundiales para la última etapa del G20 que se desarrollará en la Argentina, y con la sombra negra de Brasil encima, Buenos Aires se prepara para el Primer Foro Mundial de Pensamiento Crítico. Esta iniciativa, que no está pensada como una contra-cumbre sino como un espacio de diálogo, de discusión y sobre todo de construcción de alternativas para enfrentar la agenda cerrada del G20, contará con la presencia de unos 40.000 asistentes y una apertura de fiesta el 19 y 20 de noviembre con Dilma Rousseff, Cristina Fernández de Kirchner, José Mugica, Alvaro García Linera, Pablo Iglesias y la candidata a la vicepresidencia de Brasil detrás de Fernando Haddad, Manuela D’Avila.

Esa coincidencia en las agendas no es causal, explica Pablo Gentile, del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), promotor del encuentro. «Nosotros creemos que el G20 es un gran espacio estratégico y de política internacional, no creemos que no deba existir, ni nos planteamos como una contra-cumbre», dijo. «Por el contrario, creemos que es muy importante que los 20 países mas poderosos del planeta se reúnan a discutir los grandes problemas de la humanidad, pero también creemos que muchas veces los intereses particulares o las disputas que fundamentalmente se generan en el campo de las relaciones económicas, les impiden discutir lo que tienen que discutir». Hoy estamos viviendo en un mundo cada vez más violento, cada vez más desigual y volviendo a condiciones de reproducción de formas de trabajo de esclavitud cuando el G20 plantea discutir en su última reunión las formas del trabajo para dentro de veinte años. Ejes como el fortalecimiento de las democracias son urgentes y unen las agendas, un punto que tiene que mostrar que hoy en Brasil no es Haddad o Bolsonaro, sino que es el neofascismo contra la democracia, que es la dictadura contra los derechos humanos. O la justicia social contra el imperio de la tiraría, la mercantilización de todas las cosas, que no hay un lugar intermedio: o estás de un lado o estás del otro.

En términos formales, esto que Gentili presentó como una suerte de festival del pensamiento crítico se llevará a cabo en Buenos Aires del 19 al 23 de noviembre, bajo el lema Las luchas por la igualdad, la justicia social y la democracia en un mundo turbulento. El foro tendrá tres grandes momentos. Una apertura los días lunes y martes en el Estadio de Ferrocarril Oeste de Caballito, donde estarán gran parte de las figuras políticas e intelectuales de mayor reconocimiento en el mundo; un segundo momento con el desarrollo de 21 foros sobre 36 ejes temáticos en distintas universidades y sedes como el teatro San Martín, y un último momento destinado a la presentación de ponencias de estudiantes, académicos pero también de organizaciones populares.

Para las dos primeras jornadas, las presentaciones tendrán formatos breves. Intervenciones de no más de una hora o conversaciones. Además de los líderes mencionados, allí se escucharán intervenciones de otras personalidades. Alicia Bárcena de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Chile-México (CEPAL); Marita Perceval, representante regional de UNICEF; Nada Al Nashif de UNESCO; el ex presidente de Colombia Ernesto Samper; Rita Segato, argentina y ahora una de las principales referentes feministas del mundo; Larry Cohen, presidente de Our Revolution a quien Gentile presentó como el coordinador del movimiento territorial mas importante que tiene Bernie Sanders en Estados Unidos; Saskia Sassen, una de las principales académicas de la Universidad de Columbia; Susan George, una de las grandes intelectuales francesas; Anwar Shaikh, uno de los diez economistas más importantes del mundo, y entre muchísimos otrxs, la activista mapuche Moria Millán. Como representantes religiosos estarán Marcelo Sánchez Sorondo, Juan Grabois y el rabino Daniel Goldman.

El Foro es a la vez la 8va Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales, una instancia realizada cada tres años, con su último episodio en Colombia durante 2015 con 25.000 personas, el eje puesto en los dilemas de la paz y la participación de Mugica y del ex presidente brasileño Lula en la apertura. Ahora tocaba hacerlo de nuevo. Y la existencia del G20 en Argentina hizo decidir que la sede fuese Buenos Aires.

El Foro no redondeará un documento para entregar a los líderes del mundo. No habrá un documento único porque incluso las posiciones serán en ocasiones divergentes, pero cada intervención en sí misma producirá ese efecto. Gentile habló de Colombia, que vuelve a las soluciones militares para enfrentar la violencia. De la agenda de Bolsonaro, dispuesto a invadir Venezuela. De la Argentina, que responde a los problemas de pobreza restringiendo presupuesto de Salud y Educación. Y cuando le preguntaron si no sería posible que todo esto confluya en proyectos reales de construcción de nuevas alianzas para enfrentar las diversas formas de retroceso en la región, dijo dos cosas. Una, que el foro es latinoamericano pero contará con representantes de otros lugares del mundo, que se piensa como un espacio de discusión para ofrecer una mirada latinoamericana a los problemas del mundo. Y dos, que esa expresión de alternativas debe surgir de un frente ciudadano para enfrentar la desigualdad, la pobreza, el avance del miedo y de lo que allí existe para la construcción de plataformas sostenidas en el odio. Y no sólo en la región.

«Esto no se soluciona con la fragmentación del campo democrático, la búsqueda de la unidad es un imperativo político de todas las democracias —dijo— porque la fragmentación se fortalece gracias a un elemento constitutivo de las sociedades de hoy que es el miedo, el odio». Más de la mitad de las muertes violentas del mundo se producen en esta región. Cinco de los seis países más violentos son latinoamericanos y el otro es Estados Unidos. «Y el miedo y el odio generan grandes monstruos. Bolsonaro es un ejemplo de eso, pero los monstruos no son solamente una invención brasileña. Nosotros lo podemos tener mucho mas cerca de lo que pensamos, cuando uno se toma un taxi o un colectivo y registra lo que se escucha en las radios. Y entonces uno puede pensar que alguno de los gérmenes de esta disolución de valores democráticos está mas próxima que lejana».

Hasta ahora el evento tiene 25.000 inscriptos, por eso los organizadores suponen que superará los 40.000 y ya prevén pantallas gigantes por fuera del estadio de Ferro para lo que también imaginan como una suerte de Rock in Río. La entrada será gratuita. Los expositores no serán sólo académicos, sino de todos los niveles del mundo del activismo, estudiantes y movimientos sociales. Un espacio de fiesta y pensamiento. De arte y política. Diversos escenarios prolongados en la Ciudad durante una semana para pensar y crear con otrxs modos de recuperar también las esperanzas, que como se dijo, comunican la certeza de que todavía es posible luchar.

11 Comentarios
  1. nestor mas dice

    muy interesante la informacion. Ojala alguien se anime a desenmascarar a macri

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.