Una mame que no es mame y un papá

Los padres de Marcelo D'Alessio

 

Los padres de Marcelo D’Alessio son Eduardo Luis D’Alessio y Nora Beatriz Israelson de D’Alessio. Eduardo Luis es primo del escribano general de la Nación, Carlos D’Alessio. Estudió Economía en la UBA, cursó estudios de ingeniería en Estados Unidos, es docente en la universidad de San Andrés y la UCA, se presenta como consultor, y, como a su hijo, le gusta aparecer en televisión.

 

Una de las fotos publicadas por papá D’Alessio en su muro de Facebook.

 

Eduardo Luis D’Alessio.

 

Nora abandonó su apellido para presentarse en la escena pública con el nombre de su esposo. Así, es conocida en el mundo de las consultoras como Nora D’Alessio, Norita para las personas que la conocen desde hace tiempo, un diminutivo que al parecer hace referencia a las pequeñas dimensiones de su cuerpo. Ella nació en 1949, egresó del Colegio Nacional de Buenos Aires en 1966, tuvo a Marcelo en 1970, es socióloga de la UBA según detalla en sus antecedentes y, según cuentan quienes la conocieron, nunca se presentaría en una fiesta con sombrero.

 

Nora D’Alessio.

 

Eduardo Luis y Norita tienen la Consultora D’Alessio & Asociados, luego D’Alessio Irol SA y ahora D’Alessio Irol/Berensztein por la participación de Sergio Berensztein, ex director de Poliarquía. Alrededor de esa consultora hicieron carrera en marketing. La consultora fue creada en 1981 y es conocida como pionera en el mercado de encuestas online, hito que ellos mismos mencionan en la página web a partir de un acuerdo con Clarín del año 1995 que les permitió llevar adelante las preguntas publicabas sobre el tema del día. Hoy Clarín aparece entre sus clientes, y las publicaciones con el Grupo son tan frecuentes que parecen explicar por qué Marcelito no tenía entre sus padrinos sólo a Daniel Santoro, a quien presenta con larga vida en la KGB.

 

Intervenciones de Norita D’Alessio en Clarín.

 

La consultora muestra gran flujo de marcas y clientes, más de 300. Trabajos en toda Latinoamérica. Y entre las líneas que explican cercanía con la flor y nata de las grandes empresas de este país puede mencionarse que son quienes llevan adelante desde siempre la encuesta oficial de IDEA destinada a los empresarios que asisten a los encuentros.

 

Eduardo Luis D’Alessio con Dante Sica en el coloquio anual de IDEA.

 

D’Alessio Irol menciona entre los clientes a Ford, Easy, L’Oreal, OSDE, Clarín, pero también Credicoop, que ante una consulta confirmó que trabajan con ellos desde hace más de veinte años como consultora de comunicación y marketing. Como sea, los logos más numerosos de la cartera de clientes pertenecen al mercado financiero:

 

Clientes de D’Alessio Irol

 

Dicen realizar focus groups en redes sociales con el aval de Google. Y además del diario Clarín, publican asiduamente columnas en La Nación.

 

Una encuesta de D’Alessio Irol para La Nación.

 

Varios sociólogos de la generación del ’70 consultados por este espacio los conocen, pero no los quieren. Ni las notas ni las fotos de sus publicaciones les llaman la atención. Y cuando tienen que explicar por qué no los quieren, dicen que porque sólo hacen encuestas y las procesan. Pero siguen creciendo. Irol significa International Research Online, asentada en Paraguay.

 

La Cámara de Anunciantes del Paraguay firma acuerdo con Irol Paraguay. Por la Cámara, Carlos Jorge Biedermann. Por Irol, sus directores Eduardo D’Alessio, Daniel Elicetche y Nora D’Alessio. Diario ABC.

 

Daniel Elicetche es dueño de la firma Daniel Elicetche & Asociados y director de la Cámara de Empresarios Norteamericanos en Paraguay. En este momento, el nombre de su sitio online parece una humorada: dea.com.py

Un dato a tener en cuenta en ese mundo de negocios familiares es la relación con Panamá. En 2006, el escribano Carlos D’Alessio creó una sociedad offshore llamada Lafibal Internacional Corporation. La historia se conoció por la filtración de los Panamá Papers, cuando Mauricio Macri anunciaba que iba a poner al escribano a custodiar sus cuentas en un fideicomiso ciego. Según se desprende de Open Corporates, la consultora de Eduardo Luis y Norita tiene por lo menos un homónimo también en Panamá. La consultora porteña lleva como nombre legal el de Edalsa SA. El nombre es igual a otro que aparece en los registros públicos de uno de los paraísos fiscales más concurridos del mundo.

 

Eldasa SA, creada en Panamá, año 1995, todavía vigente.

 

Entre sus integrantes hay nombres conocidos de los Panamá Papers. Son los suscriptores Yauda Kuzniecky y Dani Ariel Kuznieky, en su caso también director. Ambos aparecieron asociados al escándalo local porque figuran en Latium Investments Inc., la empresa offshore integrada por otro primo famoso, en este caso Jorge Macri.

 

La empresa de Jorge Macri.

 

Entre las miles de historias narradas por Marcelo D’Alessio en sus conversaciones extorsivas con el empresario, hay algo extraño. Dijo que su madre Nora era rabina. Lo raro es que si lo fuera seguramente usaría su apellido. Pero además Nora no aparece en la lista de los 104 graduados del Seminario Rabínico Latinoamericano que va de 1974 a 2017. Es cierto que la lista no llega a 2018. Y que él dijo que se ordenó recientemente. Pero los rabinos consultados por este espacio dicen que si se hubiese ordenado, lo sabrían. También es posible que haya cursado y no se haya ordenado. Pero, si mintió ¿por qué lo haría en este punto? Tal vez porque sí, porque también dijo que su padre era escribano y Eduardo Luis no parece serlo. O tal vez porque cree que eso le daría algo de cobertura. También dijo que a él lo crió su abuela porque sus padres lo tuvieron cuando eran muy jóvenes y ella quería que continuaran estudiando. Según la indagatoria, Marcelo nació en 1970. Para su nacimiento, Norita tenía 21 años.

Nora celebra en Linkedin los logros de carrera de otra socióloga, Patricia Finzi. Los esposos D’Alessio constituyeron con ella una sociedad llamada Excelsis S. A. Finzi es socióloga brasilera y aquí fue socia gerente de Editorial Shalom entre 1983 y 2000. Hace tiempo escribió un libro con otras autoras en clave de humor, que podría hablar de Nora y de su hijo Marcelo.

 

Patricia Finzi, entre las autoras.

 

«Este es un homenaje a las madres judías», dicen sobre el libro las tres autoras. «Esas incondicionales proveedoras de afecto, exageradas a menudo, preocupadas hasta el exceso por nosotros, sus hijos, que dependemos tanto de su ternura que nos da vergüenza confesarlo y nos burlamos, pero nos burlamos de nuestra propia debilidad… Por eso decimos, parafraseando el Talmud, que Las Idishe Mames son un Pueblo Aparte, o si lo prefieren, que las madres judías son iguales a todas las otras madres, pero más».

Es curioso. Marcelo habla de su mamá. Y también de su papá. Lo hizo incluso en la indagatoria, preocupado por ellos en el escándalo. Pero ellos no suelen mencionarlo. Nunca. Ni en las páginas de Facebook donde el papá D’Alessio celebra el logro de otro de sus hijos como stand-up comedian. Ni en las sociedades comerciales donde han pasado otros hijos como parte de los directorios. Pero no aparece Marcelo. Cuando El Cohete a la Luna llamó a la consultora, Nora mandó a decir que de este tema no iban a hablar.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

4 Comentarios
  1. Pablo Grigera dice

    No se entiende quien » deschava a quien» ( y ni siquiera si tiene alguna relevancia aqui la critica del lector Casoy) pero negar que representantes claves , los mas relevantes por lejos , de la la comunidad judia nacional estan entongados con la derecha mas siniestra argenta ( que ahora no tortura o desaparece gente, pero calumnia , extorsiona y encierra en complicidad con un poder politico judicial corrupto ) e israeli’ ( criminales de Guerra responsables, entre otras, de la masacre de Vienres Santo pasado en Gaza) es tapar el cielo con las manos.

  2. carlos sanchez dice

    Nora debe haber querido decir que la explicación debe estar en la Torá o en el tanaj o en la mishná o en la halajá o en el talmud o en algún librito del catecismo de la iglesia de flores,,,???? Parece que la colectividad se sigue dechavando..!!!! de la amia para aquí no paramos están hasta las manos en todo…???

    1. Aníbal Casoy dice

      Carlos:

      Me da la impresión que cuando decís «la colectividad» te referís a los judíos, no?
      Yo, que soy judío, no estoy hasta las manos en nada.
      Creo que el que se deschava sos vos.
      Nunca creí encontrarte por acá…

    2. Aníbal Casoy dice

      Carlos:

      Si no me equivoco, cuando decís «la colectividad» te referís a los judíos, no?
      Yo soy judío, y no estoy en nada. En cambio, me parece que el que se deschavó y está hasta las manos, sos vos.
      No pensé nunca encontrarte por acá…

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.