Una nueva CGT en ciernes

El anuncio de Hugo Yasky en la Plaza de Mayo

En el discurso de cierre que pronunció en el acto realizado en la tarde del jueves 14 en la Plaza de Mayo, como culminación del paro nacional decretado por ambas CTA y por la Federación de Camioneros, Hugo Yasky convocó a un gran acto unitario el 9 de julio y planteó la unidad de todos los trabajadores ocupados y desocupados, formales e informales, en una nueva CGT dispuesta a decirle al Frente Monetario Internacional y al gobierno nacional que el pueblo argentino rechaza sus programas de ajuste y tarifazos. Yasky mencionó en forma explícita a la familia Moyano, a Sergio Palazzo y los gremios de la Corriente Federal, a los movimientos sociales de San Cayetano, la CTEP, la CCC y al Frente Milagro Sala por el Trabajo y la Dignidad como parte de esa unidad para la lucha. Antes que Yasky, Pablo Micheli había anunciado la adhesión de su sector al paro general anunciado por los triunviros de la CGT pero cuestionando, igual que Yasky, la pasividad. Yasky dijo que no sería un paro dominguero para tomar mate y Micheli que además del 25 extenderían la protesta a los dos días siguientes. El primer orador de la concentración fue el camionero Pablo Moyano quien se refirió a la masividad del paro de su gremio y reiteró la exigencia de un aumento no inferior al 27% .