UNIVERSIDAD Y PANDEMIA

Aportes académicos para entender los efectos de la pandemia

 

Las universidades de Argentina han jugado un rol tan decidido como activo ante la pandemia. Ya en la quincena que siguió al 20 de marzo en que comenzó la cuarentena obligatoria el Instituto del Conurbano (ICO) de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) había medido la evolución del “aislamiento social preventivo obligatorio” en los cordones que rodean a la Ciudad Autónoma, trabajo que los lectores de El Cohete pudieron conocer el 5 de abril.

En este 2021 en que se discuten medidas ante el relajamiento social y el consiguiente rebrote de contagios, la UNGS aporta un resumen previo a tres extensos trabajos –que suman casi trescientas hojas– que desmenuzan el primer año de pandemia en lo que constituye la segunda etapa de su investigación.

La investigación “Prevención y monitoreo del COVID-19 en municipios del Conurbano Bonaerense desde una perspectiva multidimensional” fue realizada con el apoyo Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) en el marco de un estudio marco que involucra a universidades e instituciones del país.

Más de 30 investigadores e investigadoras del Instituto del Conurbano (ICO) y del Instituto de Ciencias (ICI) de la UNGS recaban información y analizan estrategias e intervenciones durante la crisis sanitaria con una mirada que, en algunos de los ejes, se expande a municipios de la Región Metropolitana de Buenos Aires.

El material profundiza el monitoreo inicial con relación a la vida hogareña; las condiciones económicas, productivas y laborales; y las capacidades estatales frente a la crisis. Los avances se sustentan con entrevistas a referentes barriales, sindicales, empresariales, de la economía social y funcionarios gubernamentales, más el análisis de fuentes secundarias, documentales y periodísticas, a fin de entender los efectos de la pandemia en sus múltiples aspectos.

El responsable del proyecto, Rodrigo Carmona, señaló que esta etapa profundiza el análisis “de modo de tener un diagnóstico preciso y actualizado de lo acontecido con la pandemia en el Conurbano Bonaerense, junto a un recorte en regiones seleccionadas”.

El estudio se extenderá hasta julio del 2021. A partir de los avances “se podrán generar indicadores y propuestas para articular con los actores sociales, productivos e institucionales”.

Junto con los informes, el equipo de la UNGS continuó el desarrollo de un “tablero de control” para brindar información procesada sobre la situación sanitaria, el hacinamiento crítico y el impacto del COVID-19 en los barrios populares del Área Metropolitana de Buenos Aires, a la vez que actualizó la cartografía interactiva sobre empleo y producción además de generar otro mapa interactivo de la asistencia social y alimentaria.

 

Principales conclusiones

 

 

Según Carmona “la pandemia del COVID-19 profundizó tendencias, agudizó el cuadro en términos sociales y económicos en el Conurbano”. La información muestra cambios en “la intensidad, las características y las dinámicas del conflicto socio-territorial” entre el primer y el segundo cuatrimestre del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO).

Los reclamos por asistencia alimentaria (más relevantes en la primera etapa del ASPO) “perdieron significación en concordancia con la reactivación de fuentes de ingresos monetarios de los hogares y el mayor grado de estructuración que toma la asistencia”.

Aumentaron los reclamos y las protestas relacionadas al derecho a la vivienda, las problemáticas socio ambientales y –en menor medida– las vinculadas al suministro de los servicios públicos o por violencia institucional que ya eran significativas.

Se profundizó el estudio de la dinámica de ocupación del territorio, el acceso a servicios urbanos y el rol de espacios comunitarios físicos y virtuales en los municipios seleccionados. Se aborda la “reorganización” de la prestación de servicios de salud en el primer nivel de atención y los hospitales y la “(re)captación” de pacientes y se analiza el despliegue de dispositivos de intervención estatal en los casos de violencia de género.

Hubo un repunte de la conflictividad laboral, en especial desde el sector privado a medida que se flexibilizó el ASPO y se reanudó la actividad económica. Hacia el tercer trimestre del 2020 ganó peso el conflicto por rama y reapareció la demanda salarial como eje de conflicto. (Ver “Condiciones de la producción y el empleo frente al COVID-19”).

 

 

El trabajo y el acceso a alimentos

En relación a la condiciones de la industria manufacturera en el territorio, se constata que la emergencia sanitaria profundizó tendencias, lo que agudizó el cuadro. Carmona destacó que, luego de una primera etapa de cuarentena con un tercio de la actividad de las empresas funcionando (vinculadas a alimentos y salud), se pasó en forma gradual a una operatoria que comprende, con restricciones, a más de las dos terceras partes de las firmas.

“Las acciones en los municipios han sido múltiples; además de la implementación de los protocolos y de viabilizar los instrumentos crediticios y de asistencia productiva nacional y provincial, se han desarrollado acciones de articulación institucional con cámaras, sindicatos, universidades y otros actores del sistema científico-tecnológico, iniciativas de capacitación laboral, digital y comercialización a pymes, y apoyos específicos para sectores afectados”, amplió.

La comprensión del panorama vinculado al empleo y el acceso a alimentos requiere la consolidación y surgimiento de iniciativas de compras públicas por parte del Estado a las organizaciones de la Economía Social y Solidaria (ESS) y de experiencias de este sector y del ámbito estatal tendientes a fortalecer la producción cooperativa de alimentos agroecológicos.

El equipo de investigación indagó sobre la instalación pública de la problemática del acceso a la tierra en el periurbano de Buenos Aires para la producción de alimentos, que se hizo más intensa.

Con respecto a la gestión de los mercados frutihortícolas del GBA, los informes reconocen la mejora de estándares sanitarios y procedimientos de manipulación de alimentos, nuevas e inéditas articulaciones entre actores sociales, y enfatizan la fragmentación que aún caracteriza al sistema de abasto metropolitano.

 

El Estado

“El rol del Estado ha cobrado particular relevancia en el escenario de pandemia”, según detallan los informes “Capacidades estatales: La asistencia social, la salud y la seguridad frente al COVID-19” y “Condiciones de la producción y el empleo frente al COVID-19”.

Desde el ICO completan: “Las políticas asistenciales juegan un papel central de contención, pero requieren de discusiones más amplias en torno a la distribución de la riqueza, más sobre el régimen impositivo y la necesidad de avanzar en esquemas progresivos en términos tributarios”.

Frente a las problemáticas productivas y tecnológicas, Carmona concluyó que “la pandemia ha inducido un conjunto de dispositivos de articulación-coordinación y políticas de promoción que permitieron encarar la emergencia y generar mejoras, pero que requieren apoyo sostenido en el tiempo y fuerte articulación institucional para impulsar iniciativas entre el sector público y privado, donde las universidades públicas deben jugar un rol protagónico”.

Desde la UNGS se destaca que, frente a la complejidad de los problemas que enfrenta el Conurbano con mucha densidad de población y pobreza estructural, el rol de los municipios es clave. Es necesario “pensar desde lo institucional mayores competencias y márgenes de acción de los gobiernos locales del Conurbano, vis a vis el nivel provincial y nacional, junto a la revalorización de la política local como ámbito de gestión y construcción política”.

Acceda aquí a todos los informes de la investigación Prevención y monitoreo del COVID-19 en municipios del Conurbano Bonaerense desde una perspectiva multidimensional.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí