Visibilizar la deuda

El gobierno intenta poner fin al legado de Macri, saldando el deterioro social y la deuda insostenible.

 

No sucedió. Nunca ocurrió nada. Incluso en el momento en que estaba sucediendo, no sucedía. No pasaba nada. No interesaba. Así describía Harold Pinter el método usado por los distintos gobiernos norteamericanos para borrar de la conciencia colectiva a los miles de muertes que su política exterior ha sembrado por el mundo (Arte, Verdad y Política, discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura). Sus palabras apuntan a la médula de la manipulación intelectual utilizada desde tiempos inmemoriales para borrar las huellas de las relaciones de poder que estructuran a las sociedades.

La dominación social se reproduce cuando, sumergida en el ropaje de lo cotidiano, parece existir desde siempre. Así, por arte de magia se invisibiliza, deviene algo natural, eterno, inmutable y alejado de todo cuestionamiento. En el mundo actual, este mecanismo ha logrado niveles inéditos de sofisticación: las palabras sustituyen al pensamiento y los soundbytes a las palabras. Todo esto se potencia con el desarrollo de una tecnología que impregna con aparatos “inteligentes” nuestra vida, atrapándonos en un mundo que naturaliza la violencia, el espionaje y la guerra. Las palabras, sin embargo, también sustituyen al pensamiento cuando construyen un relato que, vacío de relaciones de poder, cosifica a los actores sociales y al contexto, los fragmenta en mil pedazos y los arroja a los cuatro vientos. Así, el aislamiento en los confines del drama individual concreta el viejo adagio de todos los tiempos: dividir para reinar.

A lo largo de sus cuatro años de gobierno, Macri gozó de un blindaje mediático inédito en la historia reciente del país y construyó un relato donde súbitamente “pasan cosas” que, irrumpiendo de la misma nada, dan vuelta la vida de un país. Lo social desaparece de un relato que, centrado en la meritocracia, tiene por principal objetivo naturalizar la usura y el saqueo. La pobreza y el hambre, el endeudamiento, el enriquecimiento ilícito, las transferencias brutales de ingreso desde los que menos tienen hacia el poder económico concentrado, no existen. El macrismo, ahora en la oposición, perfecciona la técnica y aceita el cuento. Al mismo tiempo, levanta polvaredas atacando los flancos del gobierno y se encomienda a todos los dioses para ocultar su responsabilidad en el drama que vivimos.

Macri no bordó su relato en el vacío. Utilizó un entramado social que, desde los orígenes de la República, pretende imponer el dominio de los que son menos y tienen casi todo, sobre los que son muchos y tienen poco o nada. Esta es la grieta que recorre la historia nacional, y sistemáticamente ha llevado a la inestabilidad política y al estancamiento de la producción. La inteligencia de Macri ha sido llevarnos al callejón mas oscuro de nuestra historia, donde resuena el estallido de una catástrofe social impregnada por la trama oscura de un relato que la naturaliza.

 

Deuda interna invisible

El gobierno de Alberto Fernández intenta poner fin al legado de Macri saldando el deterioro social y la deuda insostenible que nos ha dejado. Sus prioridades son atender primero a las necesidades de los más postergados, poniendo fin al hambre y estimulando gradualmente el crecimiento económico para hacer frente a una deuda externa imposible de saldar. Ocurre, sin embargo, que la deuda interna y la externa son las dos caras de un mismo fenómeno: una estructura de relaciones de poder basada en la usura y el saqueo. Esta estructura se vuelve invisible cuando fragmenta al infinito a los actores sociales involucrados y disocia a las políticas implementadas de los objetivos perseguidos.

Esta semana murió por desnutrición un bebe Wichí de siete meses, en el Chaco salteño. Fue la octava muerte por desnutrición en el mismo lugar y en lo que va del año. Para la Ministra de Salud de esta provincia, “no es de hoy que los chicos mueren en esta época del año”. Esto ocurrió “por muerte súbita. No está relacionado con la desnutrición, ni con la etnia, ni con el agua” (infobae.com 11 2 2020). Así, de un plumazo, naturalizó el horror de una muerte que nunca tendría que haber ocurrido. Una muerte cuyas causas quedaron subrepticiamente grabadas en imágenes televisivas de niños desnutridos, recogiendo en bidones de agrotóxicos el agua estancada que nutre a la comunidad Wichí. Así, más allá de las palabras, esta muerte reveló en un fugaz instante aquello que desde hace demasiado tiempo permanece en las tinieblas: la explotación de los pueblos aborígenes, potenciada por la deforestación salvaje y la apropiación de tierras para la ganadería extensiva y los agronegocios. Esta muerte nos interpela, colocando en el centro de la escena política el brutal sometimiento de los Wichís, su aislamiento y abandono y la indiferencia del país entero ante una situación abusiva que viene de muy lejos. Hay sin embargo, algo más: esta muerte trasciende al universo de los Wichís y apunta al drama que vive el conjunto de un país impregnado por una estructura de relaciones de poder donde los agronegocios ocupan un rol central, pero invisible. Rascando la superficie de relaciones sociales muy profundas, esta muerte apunta a fenómenos vinculados a la apropiación del excedente y de la riqueza del país, al control monopólico de mercados, divisas y tierras fértiles, a la desigual distribución del ingreso, la inestabilidad política crónica y la contaminación ambiental. Esta muerte revuelca sobre nuestro presente una discusión nunca planteada en toda su dimensión, centrada en rol de los agro negocios en la estructura económica y en la política del país, y sus consecuencias tanto presentes como futuras.

 

El fantasma del desabastecimiento

La creciente protesta de los productores rurales autoconvocados en las principales zonas agropecuarias del país apunta en la misma dirección. En lo que va del mes de febrero, estos se han movilizado tres veces (en las localidades de Saladillo, Santa Rosa y San Nicolás) para cuestionar las retenciones a las exportaciones y otros impuestos y anuncian la extensión de los tractorazos a otras regiones. Con activa participación de dirigentes macristas, las movilizaciones pretenden empujar a las organizaciones empresariales del sector hacia posiciones más extremas frente al gobierno. Se estima que este año “el campo” tributará cerca de 6.300 millones de dólares en concepto de retenciones. Sin embargo hay algo más: en esta lucha se teje el ataque a la política oficial por parte de un macrismo que busca imponer su legado a cualquier precio.

La disputa al interior de la estructura de poder asoma a la luz del día en otro escenario: el de la formación de precios. En el mes de enero se registraron aumentos en el precio de la harina y sus derivados en un contexto caracterizado por alta producción y exportación de trigo y precios de este cereal en el mercado interno, superiores a los que rigen en el mercado de Chicago. Los molinos dicen haber comprado solo 1,6 millones de toneladas de trigo y buscan explicar la suba del precio de la harina y derivados por su falta de acceso al trigo de calidad, como consecuencia de la compra de 13.8 millones de toneladas de trigo por parte de los exportadores, sobre un total de 19.5 millones de toneladas cosechadas. Así, el viejo fantasma de la retención de cosechas y del desabastecimiento interno sobrevuela las agitadas aguas del mercado interno y corre el velo que oculta la formación monopólica de precios en áreas estratégicas de la economía.

Estas circunstancias, conjuntamente con la debacle financiera de la empresa Vicentin, al borde de la quiebra y adeudando cerca de 1000 millones de dólares al Banco Nación y otros bancos oficiales, brindan la oportunidad para que el Estado intervenga a la empresa y adquiera una ventana única a los negocios que “naturalmente” reproducen a la actual estructura de poder por la vía de mecanismos invisibles de subfacturación de importaciones, desabastecimiento, retención en la liquidación de divisas, etc. La estatización de la empresa contribuiría a quitar a la formación monopólica de los precios mucho del barniz que naturalmente la vuelve eterna e inexpugnable.

 

Una deuda externa insostenible e ilegítima

Las declaraciones de CFK el fin de semana pasado encuadraron los acontecimientos de la semana relacionados a la reestructuración de la deuda. La Vicepresidenta reclamó una quita sustancial de la deuda con el FMI, porque se contrajo “ violando el Estatuto. Ahora escucho que no se puede hacer una quita al capital del Fondo porque su Estatuto lo prohíbe. También prohíbe que se den préstamos para que se fugue el dinero. ¿Por qué vamos a hacer valer una prohibición y otra no? ¡Apliquen el Estatuto entero!” (ámbito.com 8 2 2020).

Hacia el lunes el gobierno enfrentaba una situación crecientemente tensa en torno al vencimiento el jueves de un Bono Dual (A24) por 113.000 millones de pesos. El crecimiento especulativo del valor de los bonos bajo legislación local desde diciembre y la concentración a corto plazo del pago de los mismos (850.000 millones de pesos entre febrero y junio, de los cuales 113.000 millones correspondían al Bono Dual) se sumaron a las presiones sobre el gobierno en torno a la negociación, creando una creciente incertidumbre que se reflejó en el fracaso del canje del Bono Dual intentado la semana anterior, cuando el gobierno solo pudo colocar un 10% del bono que iría a sustituirlo. Esta incertidumbre se potenció al fracasar un nuevo intento de colocación de otros dos bonos, para evitar la fuerte emisión que el gobierno tendría que hacer el jueves 13 para no incurrir en un default.

El reciente desenlace del pago de la deuda de la provincia de Buenos Aires envalentonó a los acreedores extranjeros que responden por cerca de un 70% del Bono Dual. Uno de ellos, Templeton, aumentó durante la semana pasada su participación en el bono, superando el 20% de las tenencias totales y convirtiéndose así en el principal arbitro de la operación. Junto con otro fondo, BlackRock, se incorporó al canje propuesto por el gobierno pero con la exigencia de que la colocación sustituta del Bono Dual tendría que ser una opción en dólares de pago a corto plazo. Si fuera en pesos, tendría que tener una tasa de interés ajustable por arriba de la inflación. Esta imposición de condiciones cada vez mas onerosas llevo al gobierno a anunciar su decisión de pagar los intereses del Bono Dual el jueves y postergar el pago de su amortización para el 30 de septiembre. Sólo las personas con tenencias menores a los 20.000 dólares quedaron exceptuadas de este reperfilamiento (ámbito.com 11 2 2020).

El miércoles, el ministro Martín Guzmán reconoció ante el Congreso que la Argentina está haciendo grandes esfuerzos para pagar con sus reservas los intereses de la deuda, pero “que esto se acaba y queda poco tiempo”. Sostuvo además que la prioridad en la renegociación “será la sostenibilidad de la deuda” y que “todos tenemos que definir de qué lado estamos. Nosotros estamos del lado de la gente. …No vamos a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica”. Por otra parte, también sostuvo “que el FMI es responsable de la crisis de deuda que vive la Argentina” y definió su responsabilidad en los mismos términos usados poco tiempo antes por CFK (ámbito.com y pagina12.com 12 2 2020).

Hacia el jueves, el vocero del FMI desmentía los dichos de CFK reiterando que el FMI no violó sus estatutos con el préstamo otorgado a la Argentina, y que la quita de la deuda argentina no era posible. CFK le respondió con un Twitt en el que mostraba el Estatuto y disparaba: “Los argentinos y argentinas sabemos leer”. Casi al mismo tiempo, Alberto Fernández comunicaba que la critica de CFK al FMI “es muy pertinente” (cronista 13.2 2020).

Así, poco a poco la compleja reestructuración de la deuda se va decantando. En este proceso se ha abierto una ventana al carácter ilegitimo e insostenible de la deuda contraída por el gobierno de Macri. Esto contribuye a visibilizar la estructura de relaciones de poder que dio origen a la deuda y la perpetúa. Esto último permitirá aglutinar al país en torno al apoyo a una solución que asegure el crecimiento con inclusión social.

 

Coronavirus y “orden económico” global 

La propagación incontenible del coronavirus en China ha introducido un elemento imprevisible, en una coyuntura económica marcada por un decaimiento del crecimiento económico global y una creciente fragilidad financiera. Estimaciones recientes de un asesor de la Organización Mundial de la Salud —que coinciden con las de otros científicos de renombre internacional— indican la posibilidad de que dos tercios de la población mundial se infecten, y por lo menos cien millones de personas mueran antes de que se pueda controlar al virus (bloomberg.com 13 2 2020; zerohedge.com 13 2 2020).

China es la segunda economía del mundo, y su producción industrial está altamente integrada a cadenas de valor global. Su sistema financiero atraviesa serias dificultades.(zerohedge.com 11 2 2020). Desde el mes de enero la producción y las finanzas chinas están paralizadas debido a los cierres forzosos de fábricas, empresas y lugares públicos, a la reclusión obligada de millones de personas en sus hogares para evitar el contagio y a la cuarentena impuesta a los sospechosos de contraer el virus. La parálisis de la economía china empieza a afectar seriamente al comercio internacional y a las cadenas de valor global.

En los Estados Unidos, esta situación impacta sobre el precio de las acciones de grandes empresas norteamericanas con inversiones en China y amenaza especialmente a las grandes corporaciones tecnológicas cuyo rendimiento explica buena parte del  S&P 500 (cnet.com 11 2 2020.zerohedge.com 2 2 2020). En su última presentación ante el Congreso, Jerome Powell, Presidente de la Reserva Federal, admitió que monitorea la situación del coronavirus pues puede provocar serios trastornos a la economía china y al conjunto de la economía global. Admitió, además, que las bajas tasas de interés que rigen en el mundo limitan la capacidad de los bancos centrales para capear la recesión (zerohedge.com 11 2 2020). Los Estados Unidos son particularmente vulnerables pues el valor de los activos financieros privados es 5.6 veces el valor de su PBI, por lo que un cimbronazo en la bolsa puede desencadenar inmediatamente una recesión (zerohedge.com, 12 2 2020).

Por otra parte, en septiembre de 2019 el sistema financiero estuvo al borde de un colapso debido a una crisis de liquidez en el mercado de pases interbancarios. Esto obligó a la Reserva Federal a inyectar diariamente liquidez, fenómeno que dura hasta el presente. Luego de la crisis de septiembre, se llegó a la conclusión de que la demanda insaciable de los fondos de inversión para fondear actividades cada vez más riesgosas y la reticencia a suministrar fondos al mercado de pases por parte de alguno de los cuatro grandes bancos que lo proveen de liquidez, constituyeron los detonantes de una crisis que todavía no ha sido resuelta. El bajo nivel de las tasas de interés incentiva a los fondos de inversión a involucrarse en inversiones cada vez más arriesgadas convirtiéndose así en el principal riesgo sistémico. La epidemia del coronavirus no solo amenaza a la economía global, sino que afecta especialmente a los fondos de inversión que hoy constituyen el eslabón mas vulnerable ante una crisis financiera internacional (Reuters.com 26 6 2019; bis.org , 8 12 2019).

El gobierno encara una reestructuración de la deuda muy difícil. La debacle causada por el coronavirus en la economía y las finanzas internacionales y la posibilidad de que perdure por un buen tiempo, parecen aconsejar que se transiten las negociaciones con pies de plomo, lentamente y aprovechando la capacidad de maniobra que pueda brindar el debilitamiento de los acreedores internacionales ante el desmoronamiento de la ingeniería financiera que montaron con tanto esmero.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

18 Comentarios
  1. Eduardo dice

    La única propuesta seria de los últimos 60 días:

    Bercovich: “Hay que meter presos a los que endeudaron al país y permitieron la fuga de ese endeudamiento”

    Si no vamos por todo y no exigimos esto, nos vacunan en 6 meses.

    NUNCA MAS A LA DEUDA.
    CARCEL A LOS ENDEUDADORES.

  2. apico dice

    Vicentin y su nacionalización, es un test que difícilmente un social-demócrata pueda superar. Si lo hiciera, se convertiría en un héroe nacional, y no creo que AF, tenga pasta de tal cosa. Un saludo peronista.

  3. Germinal dice

    Mónica, coincido plenamente con cada frase de este párrafo:
    “La dominación social se reproduce cuando, sumergida en el ropaje de lo cotidiano, parece existir desde siempre. Así, por arte de magia se invisibiliza, deviene algo natural, eterno, inmutable y alejado de todo cuestionamiento. En el mundo actual, este mecanismo ha logrado niveles inéditos de sofisticación: las palabras sustituyen al pensamiento y los soundbytes a las palabras. Todo esto se potencia con el desarrollo de una tecnología que impregna con aparatos “inteligentes” nuestra vida, atrapándonos en un mundo que naturaliza la violencia, el espionaje y la guerra. Las palabras, sin embargo, también sustituyen al pensamiento cuando construyen un relato que, vacío de relaciones de poder, cosifica a los actores sociales y al contexto, los fragmenta en mil pedazos y los arroja a los cuatro vientos. Así, el aislamiento en los confines del drama individual concreta el viejo adagio de todos los tiempos: dividir para reinar”.

    Un mundo que naturaliza la violencia, el espionaje y la guerra… pero también, y sobre todo, la estructura de poder que permite que una élite se perpetúe como el amo de la humanidad. Porque es la domesticación del esclavo (todos nosotros), la aceptación de su realidad como algo natural e invariable, lo que mantiene en funcionamiento esa estructura, y no la represión y la coacción física. Si en América Latina hubiera dos, tres, muchas Venezuelas, tal como deseaba el Che con respecto a Vietnam, no habría fuerza capaz de detener el cambio. El ImperioAsesino lo tiene claro, por eso derrocó a Evo antes de que Argentina cambiara de gobierno. Ahora lo tiene todo de cara para avanzar a sangre y fuego contra Maduro. Y lo hará. La retirada del ImperioAsesino de Oriente Medio no debe darnos esperanzas sino más bien lo contrario. Concentrará toda su fuerza en la conquista definitiva de América, un bastión rico en recursos estratégicos, con una posición geográfica fácil de defender, aislada del resto del mundo. En cuanto al Coronavirus, esa nueva arma de destrucción masiva, yo no dudaría ni un instante de su origen real.

    Nos ha tocado vivir tiempos (catastróficamente) interesantes.

  4. Luis Juan dice

    Estimada Mónica:

    Brillante análisis.

    Si me permite, una digresión.

    Continuando con lo que refiere el documental Zeitgeist-Addendum:

    “…El precedente de los sicarios económicos realmente empezó a principios de los años 50, cuando Mossadegh fue elegido democráticamente en Irán. Fue considerado la «Esperanza para la democracia» en Oriente Medio y alrededor del mundo. Fue el «Hombre del Año» de la revista Time. Pero, una de las ideas de su campaña y que empezó a implementar fue que las compañías extranjeras de petróleo tenían que pagarle a los iraníes mucho más por el petróleo que se llevaban de Irán, que los iraníes debían beneficiarse de su propio petróleo. Extraña política.”

    “Por supuesto que eso no nos gustó, pero temíamos hacer lo que normalmente hacemos, que era enviar al ejército. En cambio, enviamos a un agente de la CIA, Kermit Roosevelt, un pariente de Teddy Roosevelt. Y Kermit fue allí con unos pocos millones de dólares, y fue muy pero muy efectivo y eficiente, y en poco tiempo, se las ingenió para derrocar a Mossadegh, y trajo al Sha de Irán para reemplazarlo, quien siempre fue favorable al petróleo, y fue extremadamente efectivo.”

    “…Así que, aquí en los Estados Unidos, en Washington, la gente se mira y dice «eso fue fácil y barato». Así que esto estableció una nueva forma de manipular países, de crear imperios. El único problema con Roosevelt fue que tenía tarjeta de agente de la CIA y si era atrapado, las consecuencias podían ser muy serias, así que muy rápidamente, se tomó la decisión de usar consultores privados, encauzar el dinero a través del Banco Mundial o el FMI o alguna agencia por el estilo, y reclutar a personas como yo, que trabajaban para compañías privadas. Así que si nos atrapaban, no traería consecuencias gubernamentales.”

    “Cuando Árbenz se convirtió en presidente de Guatemala, el país estaba en manos de la compañía «United Fruit», la gran corporación internacional. Y Árbenz basó su campaña en un lema que decía, «Queremos devolverle la tierra a la gente». Y una vez que tomó el poder implementó políticas que harían exactamente eso, devolverle la tierra a la gente. A «United Fruit» no le gustó mucho eso, así que contrataron firmas de relaciones públicas para hacer una gran campaña en los Estados Unidos para convencer a la gente de los EEUU, a los ciudadanos de EEUU, a la prensa de los EEUU, y al Congreso de los EEUU, que Árbenz era una marioneta soviética.” (Hoy los medios hegemónicos de comunicación locales hacen innecesarias esas compañías de relaciones públicas, aunque también -en ciertos casos- se utilizan, por caso, Cambridge Analytica).

    “Y que si lo dejaban seguir en el poder, los soviéticos podrían tener un punto de apoyo en este hemisferio. Y en ese momento había un gran temor en la mente de todos, del terror rojo, del terror comunista. Entonces, para acortar la historia, de esta campaña de relaciones públicas llegó el compromiso de parte de la CIA y de los militares, de eliminar a este hombre. Y de hecho, lo hicimos. Enviamos aviones, enviamos soldados, enviamos chacales, enviamos todo para eliminarlo. Y así lo hicimos. Y tan pronto como fue destituido de su cargo, el chico nuevo, que tomó el control después de él, básicamente devolvió todo a las grandes corporaciones internacionales. Incluyendo, a United Fruit.”

    “Ecuador, estuvo controlada por muchos años por dictadores a favor de EEUU, con frecuencia, relativamente brutales. Entonces, se decidió tener elecciones verdaderamente democráticas. Jaime Roldós se presentó como candidato y dijo que su objetivo principal como presidente sería asegurarse de que los recursos del Ecuador fueran usados para ayudar a las personas. ¡Y ganó! Abrumadoramente. Por muchos votos más, que cualquiera que haya ganado antes en Ecuador. Y empezó a implementar estas políticas. Para cerciorarse que las ganancias provenientes de petróleo sirvieran para ayudar a su pueblo. Bueno… eso no nos gustó en los Estados Unidos. “

    “Me enviaron como uno de tantos sicarios económicos a cambiar a Roldós. A corromperlo. A persuadirlo… a hacerle saber… ya sabes. «Está bien, puedes volverte muy rico, si tú y tu familia juegan nuestro juego». «Pero si intentas continuar con estas políticas que has prometido… » «¡tendrás que irte!». No quiso escuchar. Fue asesinado. Apenas el avión se estrelló, toda el área fue acordonada. Los únicos autorizados fueron militares de una base estadounidense cercana, y algunos militares ecuatorianos. Cuando se inició la investigación, dos de los testigos clave murieron en accidentes de auto antes de que tuvieran oportunidad de testificar. Sucedieron muchas cosas extrañas alrededor del asesinato de Jaime Roldós. Tanto yo como la mayoría de los que analizaron este caso no tuvieron ninguna duda de que fue un asesinato. Y por supuesto, en mi posición de sicario económico, obviamente esperaba que algo le sucediera a Jaime, ya fuera un golpe de estado, o un asesinato, no estaba seguro, pero tenía que ser eliminado porque no se estaba dejando corromper, de la manera que nosotros queríamos hacerlo.”

    “Omar Torrijos, el presidente de Panamá, fue… uno de mis favoritos. Realmente me gustaba. Era muy carismático. Era un tipo que realmente quería ayudar a su país. Y cuando traté de sobornarlo o corromperlo me dijo: «Mira Juan… «. Me llamaba Juanito. «Mira Juanito, no necesito el dinero. «Lo que realmente necesito es que mi país sea tratado con justicia. Necesito que los Estados Unidos indemnice a mi pueblo por toda la destrucción que han hecho aquí. Necesito estar en una posición donde pueda ayudar a otros países latinoamericanos a ganar su independencia, y ser libres de esta presencia terrible del norte. Ustedes han abusado seriamente de nosotros. Necesito tener el Canal de Panamá nuevamente en manos de panameños. Eso es lo que quiero. Así que, déjame en paz, no trates de sobornarme.»

    “Fue en mayo de 1981 que Jaime Roldós fue asesinado. Y Omar era muy consciente de esto. Torrijos, reunió a su familia y dijo: «Probablemente yo sea el próximo, pero está bien, porque he hecho lo que vine a hacer. Renegocié el Canal. El Canal ahora estará en nuestras manos.» Acababa de terminar de negociar el acuerdo con Jimmy Carter. En junio del mismo año, apenas un par de meses después, también murió en un accidente aéreo. Que sin ninguna duda, fue ejecutado por chacales patrocinados por la CIA.”

    “Hay muchas pruebas de que uno de los guardias de seguridad de Torrijos le dio en el último momento, cuando estaba subiendo al avión, un grabador. Un pequeño grabador que contenía una bomba. Me resulta interesante ver cómo este sistema ha continuado casi de la misma manera durante años, y años, y años, excepto que los sicarios económicos han ido mejorando en su labor sin cesar.”

    “Entonces tenemos el caso muy reciente de lo que sucedió en Venezuela. En 1998, Hugo Chávez consigue ser presidente electo, después de una larga línea de presidentes muy corruptos que básicamente habían destruido la economía del país. Y Chávez fue elegido en medio de todo eso. Chávez le hizo frente a los Estados Unidos. Y lo hizo ante todo, exigiendo que el petróleo venezolano fuera usado para ayudar a la gente de Venezuela. Bueno… eso no nos gustó en los Estados Unidos. Así que, en 2002, se organizó un golpe de estado, que no tengo ninguna duda igual que la mayoría de la gente, que la CIA estuvo detrás del mismo. La manera en que se promovió ese golpe fue un reflejo de lo que Kermit Roosevelt había hecho en Irán. Pagándole a la gente para que saliera a las calles, a alborotar, a protestar, a decir que Chávez era muy impopular. Ya sabes, si consigues unos pocos miles de personas que hagan eso, la televisión puede hacerlo parecer como que es el país entero, y las cosas comienzan a proliferar rápidamente.”

    “Excepto en el caso de Chávez, que fue lo suficientemente inteligente, y la gente lo apoyó fuertemente. Tanto… que lo superaron. Y eso fue un momento excepcional en la historia de América Latina.”

    “Irak, es en realidad, el ejemplo perfecto de la manera en que todo el sistema funciona. Nosotros, los sicarios económicos, somos la primera línea de defensa. Vamos allí, tratamos de corromper a los gobiernos y convencerlos de aceptar esos enormes préstamos que luego usamos como influencia, para básicamente, adueñarnos de ellos. Si fallamos, como fallé en
    Panamá con Omar Torrijos, y en Ecuador con Jaime Roldós, hombres que se negaron a ser corrompidos, entonces, la segunda línea de defensa es enviar a los chacales. Y los chacales, o bien derrocan a los gobiernos, o los asesinan. Y una vez que eso sucede, un nuevo gobierno entra y por supuesto se atiene a las instrucciones, porque el nuevo presidente sabe lo que pasará si no lo hace. En el caso de Irak, ambas cosas fallaron.”

    “Los sicarios económicos no pudieron llegar hasta Saddam Hussein. Lo intentamos muy arduamente. Tratamos de hacerlo aceptar un trato muy similar al que había aceptado la Casa de Saud en Arabia Saudita, pero no quiso aceptar. Entonces, los chacales fueron a eliminarlo. No pudieron. Su seguridad era muy buena. Después de todo, había trabajado una vez para la CIA. Fue contratado para asesinar al presidente anterior de Irak, y fracasó, pero conocía el sistema. Así que, en 1991, enviamos tropas y sacamos a los militares iraquíes. Así que asumimos que en ese punto Saddam aceptaría nuestras condiciones. Podríamos haberle eliminado, por supuesto, en ese momento, pero no quisimos porque es el tipo de hombre fuerte que nos gusta.”

    “Controla a su pueblo. Pensamos que podría controlar a los kurdos, mantener a los iraníes en su frontera y seguir bombeando petróleo para nosotros, y que en el momento que elimináramos a su ejército, aceptaría. Así que los sicarios económicos vuelven en los 90 pero sin éxito. Si hubieran tenido éxito todavía estaría gobernando el país, le estaríamos vendiendo los cazas que quisiera, y cualquier otra cosa que quisiera, pero no pudieron, no le convencieron. Los chacales tampoco pudieron con él esta vez así que enviamos de nuevo a los militares y esta vez completamos el trabajo y lo eliminamos.”

    “Y en el proceso creamos negocios de construcción muy lucrativos para nosotros… teníamos que reconstruir el país que esencialmente acabábamos de destruir. Lo que es un muy buen negocio si uno tiene grandes empresas de construcción. Así que Iraq nos muestra las tres fases. Los sicarios económicos fracasaron allí. Los chacales también. Y como medida final enviamos al ejército. Y de esa manera hemos creado realmente un imperio, pero lo hemos hecho muy sutilmente. Es clandestino.”

    “Los imperios se construían militarmente en el pasado y todo el mundo sabía que era así. Los británicos sabían que estaban construyendo uno, los franceses, los alemanes, los romanos, los griegos… y estaban orgullosos de ello. Siempre tenían alguna excusa como extender la civilización o alguna religión, algo así, pero siempre sabían que lo estaban haciendo. Nosotros no. La mayoría de la gente de los EEUU no tiene ni idea de que vivimos de los beneficios de este imperio clandestino. De que hoy hay más esclavitud en el mundo que nunca en la historia. Entonces uno debe preguntarse, bueno… si esto es un imperio, entonces, ¿quién es el emperador?”

    “Obviamente nuestros presidentes de los EEUU no son emperadores. Un emperador es alguien a quien no se elige, no sirve por un tiempo limitado, y no responde ante nadie, esencialmente. Así que no podemos calificar a nuestros presidentes de eso. Pero tenemos lo que yo considero lo equivalente a un emperador, y es lo que yo llamo Corporatocracia.”

    “La Corporatocracia es este grupo de hombres que dirigen las grandes corporaciones, y realmente actúan como el emperador de este imperio. Controlan los medios, o bien directamente siendo sus propietarios o con la publicidad, controlan a la mayoría de nuestros políticos porque financian sus campañas, o bien mediante las corporaciones o mediante contribuciones personales que proceden de las corporaciones. Nadie les elige, no sirven por un período limitado y no responden ante nadie, y en la cima de la Corporatocracia uno no puede realmente saber si la persona trabaja para una corporación privada o el gobierno porque se mueven de uno a otro constantemente.”

    “Así que tienen a un tipo que un instante es presidente de una compañía de construcción como Haliburton, y al siguiente instante es vice-presidente de los EEUU. O el Presidente, que estaba antes en el negocio del petróleo. Y esto es cierto tanto si los que están en el poder son demócratas como republicanos. Tenemos el mismo movimiento de ida y vuelta a través de la puerta giratoria. Y de algún modo, nuestro gobierno es invisible gran parte del tiempo, y a uno u otro nivel son las corporaciones las que llevan a cabo las políticas. Y una y otra vez, es la Corporatocracia la que forja las políticas del gobierno, y luego las presenta al gobierno, y se convierten en políticas del gobierno.”

    “Así que hay una relación increíblemente íntima entre ellos. Esto no es ninguna teoría conspiratoria ni nada parecido. Esta gente no tiene que juntarse a conspirar para hacer cosas. Trabajan todos bajo un supuesto fundamental, y es que deben maximizar los beneficios sin importar el coste social o medioambiental. Este proceso de manipulación por parte de la corporatocracia mediante el uso de la deuda, el soborno y el derrocamiento político se llama: Globalización.

  5. Lujan dice

    Si bien felizmente contamos con la excelencia de un periodismo que integra y aquí en forma lúcida expone Mónica, nuestro gobierno sabe que debe luchar con un propio enemigo interno, (buena parte del establishment local, la SRA entre otros) que tienen su brazo armado en la corpo mediática que los seguirá blindando. Así puede verse en el día a día como tan exacto y contundente expresa unos de los conceptos de la nota: «..el aislamiento en los confines del drama individual, concreta el viejo adagio de todos los tiempos: dividir para reinar». En eso están.

  6. Luis Lafferriere dice

    Quise decir al inicio que la crisis, la deuda y la pobreza no se iniciaron con Macri, sino que vienen de antes.

  7. Luis Lafferriere dice

    Ni la crisis, la pobreza y la deuda fraudulenta se inició con Macri. Y Macri gobernó con el apoyo legislativo de gran parte de los legisladores de la oposición, al aprobar leyes que autorizaron el mayor endeudamiento. Y Fernández decido poner como prioridad absoluta de su gobierno garantizar el pago de la deuda fraudulenta, ilícita y odiosa, además de no investigar nada y garantizar también la impunidad de los funcionarios corruptos e irresponsables que aumentaron la deuda en 130 mil millones de dólares, y permitieron una fuga de 85 mil millones. Y ahora quiere hacer pagar a los jubilados que ganan más de 16.200 pesos esa deuda fraudulenta y odiosa, violando sus derechos, la constitución y las leyes vigentes. Lamentable!

  8. Alberto Niebylski dice

    Cosas de la lectura «solapera», de a fragmentos y la intertextualidad… Antes de comenzar este artículo leí la nota sobre la imprenta del PRT-ERP en Página 12. Esa, como siempre y tal vez porque yo vivía en Córdoba en esos años, como estudiante, me revolvió las tripas al ver lo que, aún con errores y horrores, se nos perdió. Bastaron (me bastaron) tres párrafos de la nota de Mónica Peralta Ramos (siempre tan inteligente y aguda) par no poder seguir, pensando en que para romper con la trampa mortal en la que estamos metidos hasta las narices deberemos hacer una revolución. De veras, no sé si pacífica o violenta (dudo mucho que larguen así nomás la teta). Pero de veras. Si no, seguiremos lamentándonos y leyendo anonadados los diagnósticos cada vez más certeros y terribles…

  9. Thomas dice

    El estado de la economia y sus consecuencias politicas y sociales deben ser comunicados al pueblo con detalle, considerando en su tratamiento los probables contra ataques, manipulaciones y negaciones de la oposicion. Es importante una rapida desicion al respecto ya que lo que ahora es causa, pasdo el tiempo sera excusa

  10. M E CRESPO dice

    Cada domingo espero las notas de Mónica por que su gran lucidez nos provee de herramientas para entender esta enmarañada trama económico social que estamos transitando. ¡Mil gracias!

  11. Pablo dice

    Excelente nota en relación a la estructuración del poder en Argentina y el mundo aunque tengo dudas acerca de la dimensión real que la nota le atribuye al corona-virus. Hablamos de un virus que en una población de 1000 millones infecto a 3000 personas con una tasa de mortalidad del orden del 10%, Absurdamente por debajo de la difusion y letalidad de la gripe común. Habria que ver quien es este asesor de la OMS que cita Bloomberg.

    1. Carlos Scirica dice

      También pienso exagerado lo que dijo ese asesor de la OMS. Pero ya hay más de 70 mil (no 3 mil) infectados y más de 1700 muertos.
      Saludos

    2. Diana Iceruk dice

      Mónica Peralta Ramos, cada domingo una impactante experiencia al leerla. Sus ideas volcadas en este blog son piezas de antología, análisis profundo del que no se consigue en ningún lado y una capacidad increíble para ir siempre a la médula y desde allí explicar, sin alardes y con una pluma finísima todo lo que observa y sabe. Muy agradecida por este aporte de tanta excelencia que siempre sacude y conmociona.

  12. Miguel Angel Gutiérrez dice

    Exelente tu nota Mónica, quería saber el nombre y Aitor del cuadro que la ilustra, gracias!!!

    Miguel Angel Gutiérrez arquitecto

  13. gerardo senderowicz dice

    «La estatización de la empresa contribuiría a quitar a la formación monopólica de los precios mucho del barniz que naturalmente la vuelve eterna e inexpugnable».
    Monica: hacer esto, para que legalmente el estado pueda terciar en el precio del trigo, en la exportación de productos primarios, involucrandose en que sucede en los puertos (llámese ventas clandestinas, subfacturacion, etc) mas meter en cana por «Doctrina Irurzun» (si no se derogó por decreto ni ley, debería estar vigente) provocaría un cambio de raíz en la ideología de estos delincuentes de guante blanco para que NUNCA MAS suceda el endeudamiento via fuga y cia.
    Si no, no hay nada que hacer, el ciclo volverá de la mano del gran diario argentino.

    1. malvina dice

      excelente¡¡¡¡ comparto tu opinión.
      Reitero que el Presidente debe realizar una cadena nacional, acompañado por Guzmán, y explicar al pueblo la seriedad de la situación y los inconvenientes para negociar la deuda.
      Debe aprovechar el poder político que tiene en este momento, antes que lo sigan erosionando. Cuando como pueblo tomemos conciencia de la gravedad de la situación más influenciaremos en la toma de decisiones.

  14. HERNÁN DE ROSARIO dice

    En su excelente artículo Mónica Peralta Ramos toca un tema muy importante: la naturalización de todo aquello que nos afecta como seres humanos. Como bien dice la autora naturalizamos todo: la violencia, la guerra, la prepotencia del poder. Nos acostumbramos a todo, absolutamente a todo. En nuestro país hemos naturalizado la injusta distribución de la riqueza. Nos parece natural que un sector de la sociedad disponga de todo lo necesario para vivir confortablemente y que otro sector, mayoritario por cierto, viva en condiciones lesivas de la dignidad humana. Nos parece natural que no todos puedan, por razones económicas, tener a su disposición un eficiente sistema de salud. Nos parece normal que existe una atención médica de primera para algunos y una pésima atención médica para el resto. Naturalizamos que las cárceles, verdaderas letrinas humanas, estén repletas de personas sin recursos mientras los delincuentes de guante blanco circulan libremente por las calles. Naturalizamos que el Poder Judicial se maneja como si fuera una monarquía hereditaria, un feudo donde sólo cuentan las influencias políticas. En este sentido cabe leer cuantas veces sea necesario el artículo de Horacio Verbitsky del domingo pasado sobre el sincericidio de Claudio Bonadío en una disertación dada a miembros del Opus Dei en pleno auge del menemismo. El juez de la servilleta reconoció que el nivel académico, la calidad docente y la vocación por la justicia para nada cuentan a la hora de ser elegido juez de la nación. Hablando en primera persona reconoció que ingresó al Poder judicial exclusivamente por sus conexiones políticas. En la provincia de Santa Fe ocurre otro tanto. Abogados penalistas de vasta experiencia que conozco personalmente han reconocido en off y públicamente que, por ejemplo, para ser fiscal es indispensable tener apoyo político. Si la fuerza política que detenta el poder a nivel provincial le baja a un candidato el pulgar, ese candidato, por más brillante que sea su CV, no ingresa a la justicia. En los tribunales federales de Rosario trabajó durante varios años como secretario un buen abogado, honesto y trabajador, que intentó llegar a puestos de mayor jerarquía. Siguiendo las normas se presentó a cuanto concurso hubo y siempre obtuvo excelentes resultados. Pero siempre quedó relegado. Hasta que un buen día, harto de tanto manoseo y ninguneo, decidió levantar el teléfono para comunicarse con una influyente senadora nacional por la provincia de Santa Fe. Esta vez logró el ansiado ascenso. Estos ejemplos ponen en evidencia el grado de descomposición del Poder Judicial que nosotros, como sociedad, toleramos.

    La socióloga Peralta Ramos analiza en uno de los párrafos de su artículo la presidencia de Mauricio Macri. Al igual que Carlos Menem en los noventa (dijo una vez que pobres hubo siempre), Macri convenció a millones de compatriotas de que la crisis económica que sacudió a su gobierno a partir de marzo/abril de 2018 fue un fenómeno de la naturaleza. En consecuencia, no se podía evitar. “Son cosas que pasan”, llegó a decir. Nada más alejado de la realidad. Las crisis económicas son el resultado directo de decisiones económicas tomadas con la aviesa intención de favorecer a los amigos del poder y perjudicar al resto de la sociedad. A esta altura no cabe duda alguna: no hubo mala praxis de Macri y del mejor equipo de los últimos 50 años. Hubo una decisión tomada al más alto nivel político de efectuar una gigantesca transferencia de recursos desde los sectores populares hacia la élite económica y política. Decisión que contó con aval de los grandes medios de comunicación y, obviamente, del FMI. Mauricio Mari y Christine Lagarde fueron socios en la tarea de saquear al país. Porque eso fue exactamente lo que pasó durante el gobierno anterior: hubo un plan fríamente planeado y ejecutado para destruir el aparato productivo del país, fugar divisas y enriquecerse ilícitamente. La deuda externa que hoy agobia a la Argentina tiene un gran responsable: el anterior presidente de la nación. En efecto, Mauricio Macri comprometió a las futuras generaciones quienes deberán hacerse cargo de esta deuda impagable. Macri cometió un “crimen de la deuda” (Alejandro Olmos) que debería ser investigado por la justicia.

    Alberto Fernández, no bien supo que sería el futuro presidente (la noche del 11 de agosto), fue consciente de que la deuda externa condicionaría su presidencia desde el principio. Si tuvo alguna duda, se disipó en las últimas horas. El presidente y su ministro de Economía, Martín Guzmán, se las están viendo con un adversario muy poderoso, implacable, impiadoso. Pese a sus diferencias, el FMI y los acreedores privados tienen algo en común: su obsesión por cobrarle a Alberto Fernández la deuda que le dejó como “herencia” Mauricio Macri. La reacción del gobierno ha sido la esperada: decidió pagar pero no a cualquier precio. Hoy no puede hacerlo. Necesita, por ende, tiempo para tener los recursos necesarios para ponerse el día. Es decir, necesita dólares. Y para tener dólares la economía tiene que ponerse en marcha, lo que hasta ahora no ha sucedido. El gobierno no pagará sus deudas a costa del sufrimiento del pueblo, expresó, palabras más, palabras menos, Martín Guzmán en la Cámara de Diputados, mientras la bancada opositora, liderada por Mario Negri, no ocultaba su satisfacción por la difícil situación en la que se encuentra el gobierno. Es por ello que pretender que la oposición actúe con responsabilidad institucional resulta una quimera.

  15. marcela dice

    La intervención, ejecución, estatización o lo que sea que se pueda hacer con la empresa Vicentín sin ponerle en bandeja juicios futuros, es imprescindible. O alguien duda que el Estado tiene que tener presencia en el mercado de recursos estratégicos? O alguien duda que las agroexportaciones lo son?
    Es una cuestión económica (como bien lo explica el artículo), política (porque sería un mensaje de fortaleza directo, clarísimo y contundente para esos «»productores rurales»» autoconvocados que «buscan imponer el legado macrista a cualquier precio» y al mismo tiempo una caricia al alma para la tropa propia) y es una cuestión de soberanía (porque evitaría el casi seguro destino de extranjerización de la empresa).
    HAY QUE HACERLO
    Y en las grandes marchas de marzo (8 y 24) tiene que ser un reclamo contundente.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.