VIVA Y EN LUCHA

Serpeteos entre controles policiales para sostener el reclamo de libertad a Milagro

 

Una masiva movilización salió a las calles de Jujuy a reclamar por la liberación de la dirigente social Milagro Sala, quien este sábado cumplió cinco años privada de su libertad. La multitud también tomó como reclamo el pedido de libertad para los otros y otras políticos detenidos del país. Hubo concentraciones en toda la provincia. Desplazamientos hasta la Casa de Gobierno. Y una marcha que logró hacerse espacio, aún atomizada, con ollas populares y actividades a los costados de la ruta, reorganizada para escaparle al dispositivo del Operativo Aniversario, ordenado por Gerardo Morales para impedir la movilización de las organizaciones hacia la ciudad Capital. Policías sacaron fotos desde el techo de la Casa de Gobierno y un pequeño drone filmó a quienes marchaban.

 

 

Cerrojo

 

«Milagro nunca tendría que haber estado privada de su libertad», dijo Luis Paz, abogado de la lideresa social. Paz explicó las causas judiciales y detalló que desde su detención «viene enfrentando 16 procesos penales, de los cuales en la gran mayoría se le ha dictado sobreseimiento o se los han anulado. Solo está privada preventivamente de su libertad en una causa denominada Pibes Villeros», informó. El expediente “está en la Corte Suprema desde marzo del año pasado –dijo–, con un recurso de queja que presentó la defensa y esperando que se decida la nulidad de la causa y se lleve adelante un nuevo juicio».

 

Foto: Telam

 

Antes de finalizar el acto en la plaza Belgrano, de espaldas a la Casa de Gobierno, la familia de Milagro Sala acercó unas palabras.  “Me siento orgullosa de que mis compañeros salieran a la calle para reclamar –dijo–, no solo por mi libertad sino por la de todos los presos políticos”. También resaltaron que “Milagro está conmovida de ver a los compañeros presentes después de estos cinco años de su detención. Los que creían que habían sepultado a la Tupac, vean que sigue viva y con el mismo espíritu de lucha».

Milagro seguía cada una de las noticias desde su casa cárcel, prendida a la pantalla de un celular. En la Plaza San Martín, frente a la Casa de Gobierno, Rodrigo Vedia le decía a las cámaras de Telesur que algo empezaba a cambiar con la salida a la calle: «La verdad es que perdimos el miedo, de las amenazas, de cuando nos robaban las casas y nos detenían. Ahora, ver las plazas llena en todas las localidades, manfestándose por la liberación de Milagro, emociona. Sigue la persecución y siguen marcando las casas, pero ver que los compañeros perdieron el miedo te emociona».

 

 

Organizaciones sociales, políticas y sindicales, entre ellas la CTA, ATE Verde y Blanca, Unidos y Organizados y el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) acompañaron a la Túpac Amaru, que reapareció por segunda vez desde el inicio de la pandemia en el mes de marzo. La marcha partió desde el estadio 23 de agosto de Gimnasia Esgrima de Jujuy y recorrió parte de la ciudad capital, como lo hacía antes de la detención de Milagro. La concentración finalizó con un acto en la puerta de la Casa de Gobierno, que amaneció rodeada del enorme operativo policial. La movilización anterior había sido a mediados de diciembre de 2020 con las organizaciones que llevaban los mismos reclamos.

 

Foto Telam

 

— ¿Qué significa la Túpac para los sectores más humildes de la provincia? –preguntó nuevamente una de las cámaras.

— La dignidad –dijo Luis Oscar Segovia, en medio de la calle, en medio de la marcha–. El trabajo, una vivienda digna, el poder llevar el sustento a la casa, eso es lo que siempre se hizo, y eso tiene un valor muy grande para los que menos tienen.

Hubo también manifestaciones en Humahuaca, Libertador General San Martín, San Pedro De Jujuy y Calilegua, entre otras localidades del interior de la provincia. En algunos puntos se organizaron ollas populares y se mantuvo presencia en rutas, a causa de los operativos policiales desplegados  con el fin de, precisamente, evitar una mayor concentración en la capital provincial.

Uno de los principales referentes de la Túpac, Juan Manuel Esquivel, reiteró que en Jujuy «la justicia es un apéndice del Poder Ejecutivo, como la Legislatura, que también es una escribanía para Morales». Y advirtió: «no están garantizados los derechos humanos». Esquivel destacó la convocatoria realizada “a pesar de las amenazas de Gerardo Morales», en alusión a los dispositivos armados desde el gobierno con fuerte presencia policial y los operativos de control en rutas. «Ninguna organización ha sido recibida así –dijo–. Gracias por resistir, por soportar el miedo».

 

 

Dispositivo de seguridad

El gobierno diagramó el “Operativo Aniversario» encabezado por el Ministerio de Seguridad y la policía local, por orden del gobernador Gerardo Morales, quien lo aplicó en toda la capital provincial para intentar frenar, el desarrollo de la marcha. Ante esta situación que incluyó tareas de vigilancia y controles vehiculares en las rutas de la provincia, algunas organizaciones, decidieron hacer los reclamos a los costados de la ruta porque había orden de impedir el ingreso a la ciudad por parte de los manifestantes. Las autoridades agitaron fantasmas haciendo correr el rumor de un nuevo acampe de la organización.

 

 

Foto: Telam

Situación legal

Milagro ya pasó por seis juicios y no tiene una sola condena firme. En la causa federal conocida como el escrache de los huevos, tuvo una condena a tres años de prisión en suspenso que la Corte Suprema dejó sin efecto en el mes de diciembre. El fallo sostuvo que la sentencia confirmada por la Cámara de Casación de la provincia no garantizó el derecho a defensa de uno de los imputados porque le impidió elegir a su abogado. El juicio contravencional por el acampe en plaza Belgrano terminó con una condena a tres años, pero posteriormente fue anulado. Los cuatro restantes se desarrollaron en la justicia ordinaria provincial y todos están aún a la espera de resolución definitiva. El más relevante es la causa Pibes Villeros, en la que recibió una condena a 13 años, y actualmente se encuentra a la espera de una decisión de la Corte Suprema de Nación. En el mes de diciembre, la Corte pidió al Superior Tribunal de Justicia de Jujuy el expediente completo de la causa. Un movimiento que no garantiza resultados, pero alejó la posibilidad de que el pedido de revisión de condena concluyera sólo con un rechazo, a través de la firma de un 280.

Milagro enfrenta otras causas aún en investigación o elevadas a juicio sin fecha de debate. El dato saliente de estos años es que cada uno de los movimientos judiciales terminó impactando en los medios locales y nacionales como condenas anticipadas de causas que finalmente terminaron anuladas, cayendo o en revisión.

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí