Volver a los 17

¿Recordás quiénes votaron la rebaja de salarios en 2001?

El 20 de julio de 2001 el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, firmó un proyecto de ley de emergencia económico financiera que reducía salarios y aguinaldos en todos los organismos provinciales y autorizaba a pagarlos en letras de tesorería, conocidas como patacones.

 

 

La ley de Ruckauf sancionada por ambas cámaras de la legislatura bonaerense amputó los salarios entre el 1,9% a los más bajos y 32,5% a los superiores.

El precedente histórico eran los bonos del “Empréstito de Recuperación Nacional 9 de Julio”, creados por el entonces ministro de Economía, el capitán del Ejército Álvaro Alsogaray, para pasar el invierno de 1962.

 

 

 

La Unión Cívica Radical fue fundamental para darle media sanción a la ley de ajuste, réplica del que en la Nación aplicó el gobierno de la Primera Alianza, así como hoy apoya las leyes de la Segunda Alianza. Dentro del Justicialismo, que era la segunda minoría nacional pero el oficialismo bonaerense, levantaron la mano para sancionar la rebaja salarial el diputado por Tigre Sergio Tomás Massa y el diputado por Chivilcoy Florencio Randazzo.

Ambos integran lo que el gobierno del presidente Mauricio Macri llama hoy «el peronismo racional», con el que cuenta para legalizar los acuerdos firmados con el Fondo Monetario Internacional y se ofrecen como la nueva política que terminará con Cambiemos y el kirchnerismo.

 

15 Comentarios
  1. Hugo dice

    Evidentemente dos caraduras. Juntos no ganan ni la presidencia de una cooperadora. Ya demostraron sus vanidades y miserias.

  2. Hugo dice

    Es dificil encontrar a un politico sin muertos en el ropero. La politica, a veces, requiere comerse algunos sapos. De cualquier manera, diria Cristina para sus adentros, qué se puede esperar de un burro -en este caso dos- sino otra patada? Ya dieron muestras cabales de donde estan parados. Ojalá que no sea tarde para liberarnos de los vendepatrias que «tan inteligentemente» nos legaron los odiadores de «la yegua».

  3. pepeberenjena dice

    Vos te acordás de LA RAND
    este se llama RANDazzo
    el se cree un peronazo
    y al final es PROronista
    que corre oculto en la pista
    listo para el batacazo.

    Como rima con masazo
    tambien se junta con Massa
    un habitué de la casa
    del embajador de USA
    que cuenta que Massa abusa
    de la infamia y la saraza.

    Al final RAND y MASSAZZO
    son de la misma partida
    que se vende y es vendida
    en el kiosko de la entrega
    a los dos truchos les frega
    si la Argentina es fundida.

    Los verás aparecer
    ocupando el escenario
    cuando el voto del otario
    del oveja y del cipayo
    conviertan lo que era ensayo
    en saqueo del erario.

    Nenes de la calesita
    que funciona en la embajada
    la sortija es la tajada
    que les dan en el afano
    Te aderezan «sos mi hermano»
    y te dan la puñalada.

  4. Raul dice

    Sin embargo a mi me contaron otra historia:

    Un paisano e’ Chivilcoy

    Esta es la historia de un criollo
    honrado a carta cabal,
    que como cualquier mortal
    quiso probar su fortuna,
    al que dejaron de a pie
    y más solo que la “una”

    No adivinó la intención
    y se dejó embalurdar:
    “Que tenía que trabajar
    pa’ que la Patria creciera,
    que un premio le iban a dar
    así tan pronto lo hiciera”

    Le dijeron que iba a ser
    el jefe de la estación,
    pero como no había peón
    debía barrer el andén,
    “y que viniera a avisar
    en cuanto llegara el tren”

    Después, a servir café
    para todo el que quisiera,
    luego, a la sala de espera
    lo mandaron a limpiar,
    “para no quedar tan mal
    cuando venga alguien de afuera”

    Consintió en vender boletos
    y en despachar la encomienda;
    también a embarcar la hacienda
    lo mandaban con presteza,
    sin que por algún momento,
    lo ganara la pereza

    Fue tan grande su entusiasmo
    y tanta su vocación,
    que hizo de la estación
    un ejemplo pa’l asombro,
    del que todos se hacían lenguas
    mas pocos ponían el hombro

    Y fue así como el paisano
    se hizo fama ‘e cumplidor,
    y no faltó el macaneador
    murmurando por lo bajo,
    “que le parecía extraño
    tanto amor por el trabajo”

    “Mi vida fue siempre así
    y lo digo con orgullo,
    al esfuerzo no rehúyo
    ni me importa arremangarme,
    no me recuesto a esperar
    pa’ que alguno venga a darme”

    “Al que jamás le faltó
    no entiende de sacrificio,
    para él es solo un vicio
    darle a los que tienen menos,
    derrochando sin sentido
    dineros que son ajenos”

    “Los que nunca fueron pobres
    no saben lo que es trabajo,
    para ellos los de abajo
    son sólo un número más
    y muy poco les importa
    si se van quedando atrás”

    Y al oír estas verdades
    el pueblo paró la oreja
    porque vio que la madeja
    se iba desenredando.
    Alguno quedó pagando,
    y así empezaron las quejas

    Se hizo muy popular
    y al patrón no le gustó;
    y hasta un rengo se quejó
    de sufrir “crueldá mental”,
    porque asegún el paisano,
    “él pa’ todo ‘andaba’ mal”

    El hombre se hizo querer
    y esa fue su perdición,
    no malició que el patrón
    le iba a sacar la alfombra,
    porque a nadie permitía
    que viniera a hacerle sombra

    Pero aquel hombre tenía
    su poquitito de orgullo,
    y cansado del chamuyo
    se decidió a preguntar,
    si después de tanto aguante
    por fin algo iba a ligar

    Le dijeron que tal vez
    le convenía esperar,
    que para no malograr
    sus chances más adelante,
    era primordial contar
    con un apoyo importante

    Y que para poder seguir
    debía limpiar primero
    el establo y el chiquero
    que estaban desatendidos
    porque el rengo que mandaba
    siempre andaba entretenido

    Le comentaron también
    que el cura no lo quería
    que el de negro prefería
    a ese rengo pedigüeño
    que siempre andaba rondando
    por la casa de los dueños

    Un petizo e’ bigotito
    también lo salió a prepear
    y lo conminó a dejar
    prestamente la estación
    “por haragán, retobao’,
    y por ser un mal pión”

    “Que lo que a él le hacía falta
    era un baño de humilda’
    que eso de la igualda’
    era un cuento para chicos
    y que nadie iba a parar
    que mandaran los más ricos”

    “La verda’ no es para todos,
    solo la tiene el patrón,
    no te hagás el remolón
    y andá dejando el conchabo,
    que pa’ reemplazarte a vos
    tengo una yunta de pavos”

    “Esto yo te lo aconsejo
    porque la Patria lo exige
    como dijo ‘el que te dije’
    primero está el Movimiento.
    ¡Mejor te callás la boca,
    y no sigas con el cuento!”

    El hombre se defendió
    y no dio el brazo a torcer
    “que no era cuestión de poner
    a cualquiera en la estación,
    que para eso hacía falta
    someterlo a votación”

    Al verlo tan decidido
    el patrón se fastidió
    y ordenó que una cuadrera
    resolviera la cuestión,
    que el que primero llegara
    sería jefe de estación.

    El día de la carrera
    el rengo se apareció
    con todo el apero nuevo,
    vestido pa’ la ocasión,
    …y llevando de la rienda
    al parejero ‘el patrón

    A poco llegó el paisano
    con su flete redomón,
    mirando a todos muy serio
    en la raya se paró.
    No volaba ni una mosca
    en la calle e’ la estación

    El petisito e’ bigote
    hacía de abanderado
    el patrón iba de juez
    y un tarta como rayero,
    mientras el pueblo aguaitaba
    que se bajaran los cueros.

    Al verlo tan bien plantado
    el patrón se preocupó,
    pa’ su coleto pensó
    que el rengo podía perder,
    y meditando un momento
    se decidió a hablar con él

    Le dijo que si aceptaba
    renunciar a la carrera
    le iba a dar pa’ que atendiera
    de la estancia un campito,
    “que si lo llevaba bien
    hasta podía hacerse rico”

    “Yo soy hombre de palabra
    -dijo el paisano altanero,
    no ambiciono su dinero
    y yo por nada me callo,
    y por mucho que me ofrezca
    no me bajo del caballo”

    El patrón enfurecido,
    al escuchar la insolencia,
    pidió ahí nomás la presencia
    del tarta y del petizo
    para bajar del caballo
    a tamaño advenedizo

    Entre los tres lo bajaron
    luchando a brazo partido
    porque el paisano herido
    en su orgullo más profundo
    dijo – ¡Es una injusticia!
    Y lo escuchó todo el mundo

    El patrón los juntó a todos
    y les dijo “¡Se acabó!
    Esta tarde no hay carrera
    se terminó la función”
    “El rengo es el elegido
    y lo doy por ganador”

    Un morocho cejijunto
    que salió de entre el montón
    dijo “yo voy con el rengo
    porque así mandó el patrón
    ¡Y todo el mundo a callarse!
    ¡Se acabó la discusión!”

    “A mí me han encomendado
    que vigile la tranquera
    pa’ que no dentre de ajuera
    ningún toro descarriado
    y pa’ que vayan saliendo
    los que se hayan fastidiado”

    Que lo habían conchabado
    también pa’ educar al rengo
    “porque era un poco lerdo
    si se hablaba e’ patacones,
    pa’ que no lo caranchearan
    esa manga de ladrones”

    Y mirando a los presentes
    con sus ojitos lobunos:
    “Yo no quiero que ninguno
    me venga a hacer pata ancha,
    que ya le dimos los veinte,
    no pidan también la chancha”

    “El patrón se va de viaje
    y a los dos ha encomendado
    que cuidemos el ganado
    la quinta y el corralito
    y que se barra el chiquero
    pa’ que esté todo limpito”

    “Y que durante su ausencia
    no quiere que la peonada
    se mande alguna c..pavada
    que complique su retorno
    y le terminen diciendo
    “no está pa’ bollos el horno”

    “Y los que no estén de acuerdo
    con el que eligió el patrón
    vayan yendo pal’ portón
    que aquí no los precisamos”
    Y con ademán severo
    los fue arreando con la mano

    Ante tamaña injusticia
    todo el pueblo se indignó
    El hombre se fue en silencio,
    media plaza lo siguió;
    un cuzco medio barcino
    quiso buscarle el garrón.

    Y con el alma apenada
    montó su flete y partió
    y ya más nunca Florencio
    por esos pagos volvió.
    Allí solo lo aguardaban
    la ingratitud y la traición.

    Raúl Martínez
    Junio 30, 2015

    Epílogo

    Después de un tiempo se supo
    que nada de esto sirvió
    pues la infamia siempre mancha
    a aquel que la cometió,
    y así, el gran engañado,
    fue el mismísimo patrón

    El cura lo convenció
    que el rengo era de fiar
    que no lo tratara mal
    ni le restara su apoyo
    sin saber que de esta forma
    se estaba cavando el hoyo

    Haciéndose un poco el sonso
    como a quien no le incumbía
    le comentó que sabía
    de un cargo en la Capital
    para el que andaban buscando
    un hombre bueno y formal

    Que para él no había otro
    con tanta capacidad
    y sobre todo humildad
    pa’ hacerse con el encargo
    y que él le aconsejaba
    que no lo pase de largo

    Que era amigo del que allí
    el bacalao cortaba
    y que si no le importaba
    el mismo lo podía hablar
    porque era casi seguro
    que el puesto le iban a dar

    Que debía prepararse
    para esta nueva misión
    que con lo de la estación
    no debía preocuparse
    que de eso él iba encargarse
    de buscar la solución

    El patrón se encandiló
    con la promesa del cura
    no malició la impostura
    ni tampoco pensó mucho
    y solo supo al final
    que lo del puesto era trucho

    Y para colmo de males
    el pueblo se rebeló
    y ahí nomás les dijo ¡no!,
    a la pretensión del cura,
    que de acuerdo a lo acordado
    ya la daba por segura

    Después de tanta pelea
    con razón y sin razón,
    un gringuito de ojos zarcos
    que la iba de mirón,
    sin comerla ni beberla
    se quedó con la estación.

    Raúl Martínez
    Noviembre 24, 2015

  5. José Alfredo dice

    En lugar de discutir el fraudulento Voto Electrónico, por qué no alcanzar la Boleta Única?, yo voto así para Europa y la ventaja extra está en elegir no solo el Partido sino al candidato dentro de esta. Ahora, las PASO deben servir para reducir los Partidos Políticos, ni en pedo hay 600 propuestas distintas para el País, tampoco sirve la Democracia Occidental Bi-Partidista, y se puede hacer algo para «empoderar» al Ciudadano.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.