ÁNGELA Y LA PELOTA

El camino de una de las pioneras en el periodismo deportivo

 

“¿Y el periodista, a qué hora llega?”, le preguntó Settimio Aloisio, representante de Gabriel Batistuta, a una joven Ángela Lerena que comenzaba a dar sus primeros pasos en TyC Sports, allá por 1995. Ella había elegido el lugar de la oficina para la entrevista, había acomodado la cámara y la silla, pero no fueron pistas suficientes para el hombre de negocios. “Soy yo la periodista”, le respondió sin ofenderse.

El jueves 8 de octubre, Ángela se transformó en la primera mujer en ocupar el lugar de comentarista en un partido de la selección masculina de fútbol. Fue por TV Pública y con Pablo Giralt a cargo de los relatos en el triunfo 1-0 de Argentina ante Ecuador, en el arranque de las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022. Un hito que tiene mucho del empuje personal y profesional, y otro tanto de conquista colectiva en un ambiente, el periodismo deportivo, que aún hoy tiene muy arraigado el machismo.

Entre un hecho y el otro, entre una perspectiva y la otra, además de 25 años, pasaron muchas cosas. Ángela lleva consigo una extraordinaria carrera, pero no sin pagar un costo alto por ser una mujer que opina de fútbol. Viviana Vila, otra pionera que fue comentarista en Fútbol Para Todos, Radio Continental y también de dos Mundiales para señales del exterior, explica: “No tengo ninguna duda de que pagamos precios por eso. Hay que ser muy resiliente y perseverante. También sé que uno paga costos por tener banderas levantadas“. El periodismo deportivo, como casi todos los ámbitos profesionales, siempre le dio un lugar de exclusividad al hombre contra el de la mujer.

La Revista Viva, en 2005, la entrevistó y así decía: “Asegura que sabe de fútbol tanto como un hombre”. Además, se le pidió que explicara qué es la ley del offside y cuál es la diferencia entre un stopper y un líbero. Una especie de examen al que debía someterse por ser una mujer que sabía de fútbol y romper las reglas. “En este medio, si no tenés autoestima no durás”, reflexionó en ese entonces. Hoy en día, en charla con El Cohete, agrega: “Si no hubiese tenido carácter, no duraba ni un mes. Todo el tiempo te están tirando los moldes”.

 

 

Revista Viva, 17 de abril de 2005. (foto: Archivo Tea y Deportea).

 

 

Las diferencias de contexto entre 2005 y 2020 son grandes, aunque no definitivas. Sin embargo, es un ejemplo de las barreras que tuvo que romper (y sigue rompiendo) permanentemente para tener un reconocimiento importante en la actualidad. Ángela hace campo de juego en las transmisiones del fútbol local para TNT Sports, donde desarrolla su impronta con perspectiva de género, pero aún le suceden este tipo de cosas cuando llega a un estadio: “Somos quizás ocho personas y cuando vamos a pasar por un control a todos los dejan pasar porque se dan cuenta que somos de televisión, pero a mi me paran y me piden la acreditación. Me pasa constantemente, los varones pasan y a mí me piden credencial”.  

 

 

Por qué ahora

El camino para que una mujer pueda comentar un partido de la selección masculina fue largo, pero así como el año pasado Macarena Sánchez fue la abanderada para dar lugar al fútbol femenino profesional, hoy es Ángela la que da un paso adelante para las mujeres en el periodismo deportivo. “La dirigencia política que tiene a su cargo los medios públicos en Argentina toma este reclamo del movimiento de mujeres y disidencias y lo va llevando a la práctica”, contextualiza Ángela Lerena.

Mónica Santino, ex futbolista y fundadora de La Nuestra Fútbol Femenino, pone en contexto este hecho histórico: “Creo que estamos viviendo en el país, desde el 2015 con Ni una Menos para acá, un feminismo mucho más popular, una masificación. Muchas pibas en la calle y en cantidad de reclamos. Pensar los reclamos que tienen que ver con el deporte, con el derecho al juego, con la presencia nuestra en los medios de comunicación, con ese gran paquete que implica el deporte en Argentina”.  

En ese mismo sentido, profundiza Ayelén Pujol, periodista deportiva y autora de ¡Qué jugadora!, un libro sobre la historia del fútbol femenino en la Argentina: “Hay un contexto muy claro y un momento histórico que ayuda a visibilizar determinadas cuestiones. Me refiero a que tenemos un Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Además, se da en la TV Pública, entonces hay una política desde el Estado que tiene esta idea de contribuir a la igualdad y a esos debates”.

Otro factor relevante es el espacio de las mujeres en los lugares de decisión. En este caso, Rosario Lufrano es la presidenta del directorio de la TV Pública. “A ella le habrá resultado natural, porque también es mujer y conoce nuestras luchas, pero es una de las cuentas pendientes que tenemos, necesitamos que se tenga una mirada más inclusiva”, explica Ángela Lerena.

 

 

Las materializaciones de un cambio de paradigma

Ver a una mujer como comentarista en un partido de la selección argentina rompe varios esquemas preestablecidos hace muchos años. “El deporte y el periodismo son lugares donde se sigue sosteniendo muy crudamente el sistema heterocispatriarcal”, explica Anuka Fuks, periodista en LatFem y FM La Tribu. Y agrega, en conversación con El Cohete: “Es muy difícil romper con algunas estructuras que están muy anquilosadas”.

Ángela Lerena es una pionera y en su recorrido se puede ver un cambio de paradigma que se va produciendo lento, pero sin pausa. La idea de la mujer en un papel totalmente secundario, que no opinaba y que apenas figuraba en el mundo deportivo, se destruyó. Las grandes señales televisivas empiezan a apostar por periodistas mujeres en lugares de relevancia.

En la previa del partido del jueves, la dupla Giralt-Lerena se cuestionaba cómo hacer para naturalizar la presencia de una mujer en un lugar de análisis y opinión. El debate condujo a una decisión: si bien durante la previa se mencionó el hito, definieron no hacer mención durante la transmisión. Ángela lo fundamenta: “Cuando comenzó el vivo éramos cuatro periodistas, independientemente de nuestro género. Por un lado, lo visibilizás: ‘Por fin, una mujer’. Después ya está, tenemos que empezar a hablar del juego. La cultura sola se va a encargar de incorporar esta transformación”.

 

Un camino hecho de convicciones

Ángela Lerena encontró la pasión por el fútbol desde muy chica. Su familia de futbolera no tenía nada, pero ella tejió un camino de amor con el deporte más popular de la Argentina. Se formó en la Universidad de Buenos Aires, en donde estudió comunicación social, y además se recibió de periodista deportiva. Su entorno le decía que como mujer era imposible meterse en ese mundo laboral, pero ella decidió seguir ese camino llena de convicción. 

“La cultura genera estereotipos, en este caso, ligados al género y es muy difícil romperlos porque se reproducen a sí mismos. Cuando ‘los únicos capaces de hablar de fútbol son los hombres’, es muy complicado que se le dé el lugar a una mujer para hacerlo. Demostramos todo el tiempo que podemos hablar de fútbol, pero no siempre nos dan la visibilidad para que quede más en evidencia”, analiza Ángela.

Antes de su debut como comentarista, hizo una advertencia, diciendo que ella tiene 25 años de carrera y que esperaba que no le digan que no se preparó para esto. Razón no le falta, trabajó en TyC Sports, Telefé, C5N, Fútbol Para Todos, TV Pública, Canal Encuentro, radio ESPN, Diario Crítica y Revista Un Caño. “La presencia de Ángela para un lugar para el que se preparó, que está a la altura de toda circunstancia, la presencia de ella significa otro espacio que se abre, otro terreno que se conquista, otra lucha que se gana”, dice Viviana Vila.

 

 

Un tramo de la promo para el debut de Argentina en Eliminatorias (foto: TV Pública)

 

 

Vos no podés ser lo que no ves

“Vos no podés ser lo que no ves” fue una frase de Juliana Román Lozano, directora técnica de La Nuestra, en 2019, haciendo referencia al fútbol femenino profesional y el rol de entrenadora. Eso aplica para esta situación con una nitidez total. 

Además de un acontecimiento histórico, el jueves por la pantalla de la TV Pública se generaron oportunidades, esperanzas, sueños y una puerta a un nuevo paradigma donde se puedan naturalizar cosas que hoy todavía incomodan a un ambiente machista. Más claro aún lo explica Ayelén Pujol: “Ver que una mujer puede comentar un partido de la selección de varones es una perspectiva de futuro. La pueden ver un montón de pibas que la van a ver ahí. Ese es un sueño posible y era algo que antes no. Angela siempre es quien ocupa esos lugares que nos muestran que existen mundos posibles, sueños posibles. Yo la veía Angela en TyC y para mí era un poco posible porque ella estaba ahí”.

El lugar que el jueves ocupó Ángela, y que volverá a ocupar durante todo el proceso de Eliminatorias Sudamericanas, es “un hecho histórico que crea referencia y abre una nueva posibilidad de juego”. “Si ya tenemos lugares conquistados vamos a ir por más”, concluye Anuka Fuks. 

La propia Ángela visualiza un cambio: “Las que vienen ahora van a tener más allanado el camino, porque las primeras vinimos con la guadaña e hicimos camino donde solo había selva. Igual, yo siempre les digo que confíen en sí mismas, porque vas a encontrar mucha gente en el camino que te va a subestimar”. Aún queda mucho por hacer. En la transmisión televisiva del jueves participaron aproximadamente 15 trabajadores, entre periodistas, productores y camarógrafos, de los cuales solo una era mujer.

 

 

Barrilete cósmico

“Esto se festeja como un gol”, sintetiza Mónica Santino. “Los goles en el fútbol son todo y cuando gritás ese gol descargas montones de cosas. Años y años que se luchó para que pase algo así. Pensar en Ángela en particular la cantidad de años que tiene en esto, la trayectoria. Merecidísimo, pero no dejás de verlo como un logro colectivo. Cuando digo gol es eso, para que ese gol suceda tienen que pasar una cantidad de cosas que tienen que ver con lo colectivo. No puedo dejar de ver el logro de Ángela como algo colectivo”.

Dos ejemplos de compromiso que se potencian: una realizadora de sueños imposibles, con un empuje colectivo feminista que seguirá conquistando espacios que le han sido negados durante años.

Pocos días antes de que se supiera que Ángela Lerena iba a comentar a la selección de Lionel Messi y compañía, Marcelo Figueras la entrevistó en Plegarias Atendidas. Allí, uno de los temas que eligió ella para musicalizar el momento fue de Calle 13: “La parte que más me gusta es ‘ya no corro, le salieron alas a mis botas’. Es darse cuenta que la vida no es una escalera, en la cual siempre tenés que estar un peldaño encima del que estuviste el día anterior, sino que la vida es un mar, las olas te llevan, a veces te transportan y a veces te llevan por delante y te dejan toda con arena y agua salada en los ojos. Hay que tratar de surfear”.

La canción se llama Me Vieron Cruzar, y empieza así:  

Perdonen que me agrande

Pero soy un barrilete cósmico, lo más grande

Navego contra el viento, haciendo lo imposible me divierto.

 

 

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

2 Comentarios
  1. Pablo dice

    Muy linda nota, con mucho contexto, fuentes y perspectiva histórica, además de la vos de Angela.

  2. Maria Ines dice

    Muy interesante nota.
    Muchísimas gracias

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.