CONTIGO APRENDÍ

La música que escuché mientras escribía

 

Su último registro es de julio de 2020, junto con Diego el Cigala, a quien le explica que  mariachi es una deformación de la palabra francesa mariage, por los humildes conjuntos de violines, guitarrón y vigüela que animaban los casamientos de la Jalisco colonial. Cuesta resignarse a que pocos meses después haya muerto, víctima del Covid-19, a sus 85 años. Siguió cantando hasta el final, con el hilo de voz que le quedaba, en la tradición del diseur, del que apenas dice la letra de sus canciones, con un sentimiento desgarrador, como Bola de Nieve o Little Jimmy Scott.

 

 

 

 

 

 

La fama de Armando Manzanero comenzó en 1959, cuando el chileno Lucho Gatica grabó su tema Voy a apagar la luz, como hicimos y como harán quienes hayan tenido o tendrán un mal de amor. Apagar la luz, para pensar en tí.

 

 

 

 

 

 

A mi gusto nadie la canta como el propio Armando Manzanero. Escuchalo y decime si no estás de acuerdo.

 

 

 

 

 

 

Treinta años después, una compañía discográfica le encomendó la misión imposible de enseñarle a cantar el bolero a Luis Miguel. Como una tarea de Cyrano, logró milagros con el chico rubio de los dientes demasiado blancos.

 

 

 

 

 

 

En México, Manzanero es un ídolo nacional, pero sus temas se conocen en todo el mundo.

 

 

 

 

 

 

El más grande de todos, grabó Esta tarde vi llover.

 

 

 

 

 

 

Andrea Bocelli grabó otro de sus temas, Somos novios, rebautizado It’s impossible.

 

 

 

 

Y aquí tenés un disco entero, solo música sin palabras, Manzanero puro.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí