Desregulación y financiarización del agro

El marco general en que se dio la bancarrota de Vicentin

 

En estos pocos meses, desde el default del grupo Vicentin, mucho se ha escrito sobre el tamaño de su deuda, los vínculos con el gobierno de Cambiemos (específicamente, el alineamiento de Sergio Nardelli al macrismo y su relación con el ex Presidente Mauricio Macri) y sobre la irresponsable exposición crediticia del Banco Nación en la gestión de Javier González Fraga, violando normas de concentración de riesgo y comprometiendo su capacidad prestable para asistir a un amigo de la política y financista electoral.

Hasta aquí, pareciera solo un caso aislado de sobreendeudamiento —acompañado de serias sospechas de fuga— y posterior default, explicado por decisiones y prácticas de personas concretas que, por un lado, comprometieron los recursos del Estado y, por otro, dejaron un tendal de deudas a miles de productores. Pero lo que falta desarrollar es el marco o el escenario que permitió que esto ocurriese: cómo funciona la operatoria del comercio de granos y qué rol tuvo la administración financiera de los activos agrícolas en tiempos macristas. Por otro lado, se habla mucho de los acreedores damnificados pero, ¿a nadie se le ocurrió preguntar cómo (y dónde) están las y los trabajadores de Vicentin?

 

 

“Romper el mercado de granos”

Según el PRO, el objetivo del Estado con la intervención de la empresa es romper el mercado de granos. Todos conocen hasta el cansancio el razonamiento cliché: la aseveración sugiere que el mercado es de perfecto funcionamiento y cualquier intervención pareciera distorsiva, que viene a “romper”. La realidad es más bien la contraria: funciona tan opacamente que cualquier “testigo” (por caso, una empresa de mayoría accionaria estatal) podría develarlo con sólo tener la posibilidad de echar una mirada.

Más que en la apropiación del valor de la empresa (que tiene patrimonio neto negativo), más que en el real “control” que el Estado pueda tener de las variables clave del agronegocio (que sería interesante pero limitado: no es un nuevo IAPI), lo que de verdad asusta a los dueños de Vicentin y a todos los accionistas sentados en la mesa chica del ecosistema agroexportador es el potencial descubrimiento de las maniobras verdaderamente creativas que se ponen en práctica para evadir al fisco y aumentar rentabilidad.

La operatoria del comercio de granos se da en un mercado agrícola que, lejos de la competencia perfecta y transparencia, está concentrado y tiene una intermediación opaca. Si bien la oferta está atomizada en cientos de miles de productores, la demanda se encuentra concentrada en menos de 10 compradores, con oligopolización y extranjerización creciente en las últimas décadas. Los datos a 2018 del ranking exportador del complejo cerealero-oleaginoso muestran que Vicentin está en el sexto lugar, con el 9% de las ventas al exterior. En el primer puesto está Cargill (13%), seguido por COFCO (ex NIDERA) con 13%, Dreyfus (10%), Bunge (10%) y AGD (9%). Si se observa sólo el subsegmento de aceites y subproductos, al año 2019, en el procesamiento de soja y girasol Vicentin fue el primero con 7.425.533 toneladas exportadas, superando a AGD, Bunge, Cargill, Dreyfus y COFCO, y concentrando el 20,3% de este mercado de exportación de aceite, en el cual el 98% se circunscribe a las primeras 10.

La integración vertical de los exportadores, desde la década de los ’90 hasta acá, fue generando una creciente pérdida relativa del poder de negociación de los productores en todas las etapas de la comercialización, quedando sólo al amparo –aunque parcial— del aglutinamiento que ofrecen las cooperativas, frecuentemente desplazadas, de la mano de una gran desaparición de acopiadores pequeños y medianos. Particularmente el diferencial de poder de mercado en el agro se manifiesta en el acaparamiento de las cosechas que hacen grandes exportadores de manera directa, salteando la fase del acopio. Cargill es exponente de este modelo: penetra con acopios propios en los pueblos. En muchos casos, los fabricantes y distribuidores de los insumos son las mismas empresas exportadoras, que le facilitan al productor el “paquete tecnológico” de semillas y de agroquímicos, lo que deja al productor comprometido a vender la cosecha a estas empresas. Esta es una manera de captación de renta central, donde las grandes empresas exportadoras aparecen en el circuito comercial mediante la provisión de insumos y esto les permite tener asegurado su mercado.

Pero, además, la liquidación de la cosecha se caracteriza por otra variable muy poco mencionada: la creciente dependencia de los productores de la administración financiera que se realiza sobre el retorno de la(s) cosecha(s) mientras “esperan” la liquidación, una lógica especulativa que creció con las altas tasas del modelo de valorización financiera del macrismo, y una lógica particularmente riesgosa por la inestabilidad macroeconómica que esas tasas siderales contenían.

Se ha expandido cada vez más el hecho de que el productor pacte un precio con el corredor de granos de manera anticipada a la exportación, con precio a fijar hasta un cierto lapso, porque es la forma de ahorrar en acopios o silobolsas, que cuestan más caros para la espera. Una vez que se fija precio al productor, ya hay una liquidación emitida que la empresa exportadora se compromete a pagar al corredor –que se queda con una comisión— y al productor, a cambio del activo (la soja).

En los últimos años se puso de moda particularmente en la zona de Rosario, aunque con expansión en la zona núcleo, lo que llaman el “correacopio”. Es una modalidad que prendió en muchos productores porque combina la fijación del precio de la soja con instrumentos financieros que en tiempos macristas ofrecían tasas jugosas. La diferencia con el corredor normal es que el correacopio toma posiciones en el mercado, compra y vende mercadería, y el corredor tradicional sólo acerca a las partes (al productor con la exportación). Ambos conviven y los segundos se despegan de los primeros.

Es común que los productores pongan 2 ó 3 cosechas adentro de este sistema de administración de precio vía corredores, lo que compromete –en muchos casos—, la totalidad de su capital de trabajo. “Un productor puede vender 100 toneladas de soja al correacopio con un contrato forward (es decir a fijar precio a futuro). Esta empresa se la vende al exportador a U$S 250 la tonelada y cobra por eso. Pero al no tener la urgencia de pagarle al chacarero, invierte ese monto en el mercado financiero, en varios instrumentos”, resume el diario rosarino La Capital. Y continúa: “Para los agentes más tradicionales, esa modalidad de negocios que muchos califican de diversificada e innovadora, es ‘una estrategia mentirosa’, al punto tal que la comparan con un “esquema Ponzi”, un sistema piramidal que está prohibido por la legislación económica en otros lugares del mundo”. Los casos de las corredoras granarias y bursátiles que quebraron por crisis financieras, Guardati Torti y BLD, convulsionaron muy fuertemente a la toda la región.

Esta práctica es típica en la operatoria de Vicentin y a una escala significativamente mayor, ofreciendo un plus a la tonelada de soja para atraer productores, basado en el negocio financiero de la administración de la plata de los productores. Precisamente, en el caso de Vicentin, el 90% de la captación de cosecha es a través de corredores (a la inversa que Cargill), que quedaron hoy doblemente colgados: con la deuda de sus comisiones y con la plata de los activos de sus productores. El productor que opera con Vicentin vía corredores había elegido la entrega de la cosecha anticipada para “despejar” su campo para otra siembra y para ahorrarse los costos de silobolsa. Por estos días ya no lo eligen más.

¿Qué hizo Vicentin? Vendió la soja en su poder sin pagar siquiera lo emitido, es decir, la soja con precio ya fijado. Vendían el activo, lo cobraban, pero no lo pagaban. Más aún: Vicentin salía a captar productores para ganarle a sus competidores, Cargill y Dreyfus, endulzando la fijación de precio del grano con estos commodities financieros.

Otra maniobra para obtener más rendimientos con la plata de los productores es la postergación de la carga en los puertos, sobrecargando los cupos, lo que permite a las grandes exportadoras quedarse por más tiempo con el dinero de los productores en un contexto de altas tasas. En 2018 hubo quejas de estas maniobras denunciadas por el Centro de Corredores de Cereales de Rosario, la Sociedad Gremial de Acopiadores y mismísima Sociedad Rural de Rosario.

En este marco, la devaluación del dólar el 12 de agosto a $ 60 (que generó una brecha con la venta del activo a $ 40 que se realizó antes) y el reperfilamiento de deuda en pesos de Hernán Lacunza, fueron el combo explosivo para complicar el repago a los productores. Se combinó dramáticamente un modelo de negocios típico de la etapa económica —apalancado en tasa elevada vía instrumentos financieros rendidores como Letes y Lecaps, que luego fueron reperfilados— con un desmanejo empresarial de Vicentin, que estafó a miles de productores. A la ya existente asimetría de poder en el agro, donde los productores tienen menos poder relativo de negociación tanto en la esfera de la producción como de la comercialización, se suma la reaparición de la valorización financiera que introdujo la obtención de una renta financiera como un elemento común en la transacción de los activos agrícolas. Vicentin hizo de este tipo de funcionamiento su bandera.

“La soja no está más y la plata tampoco”, resume un muy conocido corredor de granos rosarino. La fuerte sospecha de fuga pareciera ser la única explicación racional a este resultado, y para nada descabellada en este caso, considerando que la empresa Vicentin ya aparecía en el año 2001 en el puesto 36 en el listado de fuga de capitales, con demanda para atesoramiento por U$S 131.118.755.

Después del “stress financiero” del 5 de diciembre, Vicentín dejó de pagar a todos sus acreedores, pero guardó dinero para algo importante: abonar en tiempo y forma a los transportistas que contrató para realizar durante varias noches hasta el 10 de diciembre la carga de cereales en el puerto de San Lorenzo que aún restaba embarcar. Corredores de cereales tradicionales, estafados por Vicentin, relatan que muy llamativamente la empresa se había puesto exigente con los plazos de entrega de mercadería luego de las elecciones de octubre de 2019: pedía que no haya demoras. “Entregué cosechas enteras de trigo a Vicentin hasta el mismo 4 de diciembre. Hasta hoy nunca lo cobré”, se indigna un corredor rosarino.

Por otro lado, el respaldo con el que contó Vicentin de parte de una de las principales instituciones financieras de la región es absolutamente relevante para que nunca se encendieran las alarmas sobre esta situación. Se trata del ex titular de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padoán (2015-2019), accionista individual de Vicentin, cuyos hijos son además integrantes del directorio de la empresa.

 

 

Soja paraguaya

En 2016 el macrismo eliminó las trabas para la importación temporaria de soja a través de la Resolución de AFIP 3868, régimen que Echegaray había prohibido en 2009. Una de las investigaciones en marcha reside en indagar qué ocurre con los precios de transferencia de la soja que proviene de Paraguay, vía importación temporal. La hipótesis es que la soja proveniente de Vicentin Paraguay está documentada a valores más altos de manera intencionada, porque su valor se descuenta en la reexportación del subproducto. Es que al ser importada temporalmente para su reexportación, no está gravada con derechos de exportación (que solamente se aplican en la destinación definitiva para consumo). También permite reducir la base imposible sobre la que se aplica el Impuesto a las Ganancias por el descuento de los insumos de aceites y harinas. A través de la triangulación, Vicentin neutralizaría la base imponible.

Al respecto, la UIF ha denunciado que “resulta llamativo el hecho de que Vicentin SAIC haya asumido semejante volumen de deuda mientras que las grandes operaciones de exportación, el grupo las canalizara mediante las firmas Renova S.A. o Vicentin Paraguay S.A.”. Y agrega: “En el caso de Vicentin Paraguay S.A., la firma –según fuentes periodísticas— manejaría el 15% de la exportación sojera de Paraguay beneficiándose de las exenciones impositivas que allí existen pero no tendría allí ni activos ni fábricas, y casi no tendría oficinas. A su vez, siendo la Argentina el principal comprador de soja paraguaya, esa producción ingresaría (o reingresaría) al país para ser procesada en molinos argentinos. Aquí es donde toma intervención la firma Renova S.A. —que resulta ser la principal productora de biodiesel del país, pero también una gran productora de harinas y aceites de soja— en la cual el grupo Vicentin se encuentra asociado con la firma Glencore. Renova siguiendo aquellas investigaciones periodísticas, habría remitido al exterior parte de sus dividendos, dejando a Vicentin SAIC con las pérdidas y fugando las ganancias”.

En el gráfico se observa el gran aumento de la importación de soja de Paraguay por parte de Vicentin SAIC, a partir de 2016 y hasta 2019. Los datos previos de 2008 y 2009 vislumbran que la práctica de la importación temporal era previa y había sido interrumpida por la resolución de AFIP, que abrió un periodo de nula importación (2010-2015). La tendencia de las importaciones totales de soja es la misma y la protagonizan el mismo puñado de firmas aceiteras con molienda local: AGD, Bunge, Cargill, LDC, Nidera, Oleaginosa Moreno y Vicentin.

 

 

 

 

La restitución de la figura de importación temporal no es una decisión aislada del macrismo, sino que se enmarca en una serie de desregulaciones del mercado de granos que ocurrieron al compás de la desregulación del Mercado Único y Libre de Cambios.

  • En diciembre de 2015 se canceló el uso de los ROE (Registro de Operaciones de Exportación) como barrera a las exportaciones de productos agrícolas, el llamado “cepo a los embarques de granos”, en una resolución firmada conjuntamente por Alfonso Prat Gay, Francisco Cabrera y Ricardo Buryaile. Con esta normativa, los precios internos del maíz y el trigo se acomodaron a los internacionales. Y dio la posibilidad a muchos exportadores, mediante la “DJVE-45” de prorrogar la tributación por 45 días. De tal manera los mismos subieron generando inflación en el precio de alimentos como panificados, harinas y aceites.
  • En la misma fecha se publicó el ya conocido Decreto 1343/16 reducción progresiva de las retenciones.
  • En 2016 se promulgó el decreto 820 que modificó la Ley 26.737, y desde ese año flexibilizó la venta de tierras rurales con el objetivo de «favorecer la inversión extranjera”. Cambió la legislación al considerar como titular extranjero a quien posea más del 51% del capital social de una persona jurídica (antes era a partir del 25%).
  • En 2017 se sancionó el Decreto 893/2017 que eliminó la obligación de liquidar en el mercado de cambios las divisas provenientes de exportaciones de bienes, servicios y materias primas. La disposición eliminó el artículo 1° del decreto 2581/64, por el que “el contravalor en divisas de la exportación de productos nacionales debe ingresarse al país y negociarse en el mercado único de cambio dentro de los plazos establecidos”.
  • Ese mismo año, el Decreto 444 estableció un nuevo sistema de cuota Hilton. El Gobierno le puso fin a la anterior Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno (Ucesci) que controlaba el comercio exterior y distribuía subsidios. El organismo tomaba parte también del reparto de la cuota Hilton. Esto dio pie al aumento en el precio interno de la carne.
  • En 2017 se eliminó la Secretaria de Agricultura Familiar del entonces Ministerio de Agroindustria, lo que fue un golpe a los agricultores familiares junto con la eliminación del RENATEA y la reimplantación del RENATRE anterior.
  • En 2018 se redujo el rango de Ministerio a Secretaria.

 

¿Y las y los trabajadores de Vicentin?

El viernes 29 de noviembre del 2019, en el salón del colegio Santa Rosa de la localidad de San Lorenzo en Santa Fe, se celebró la fiesta de fin de año de Vicentin, con todo su personal y trabajadores/as invitados. Durante los festejos, Vicentin proyectó un video donde mostraba su fenomenal crecimiento en poco tiempo. “Parecíamos los campeones del mundo”, resume un delegado aceitero que estuvo en el evento. Exactamente 6 días después, en un comunicado dirigido a sus clientes, la empresa reconoció que inició “un proceso de reestructuración de pagos a partir de una situación de stress financiero”. Los trabajadores de Vicentin en las localidades de San Lorenzo y Ricardone –que ascienden a más de 1.000 bajo relación directa y otros 2.000 son tercerizados y contratados temporalmente— cuentan a través de sus delegados que la noticia fue doblemente chocante (“nos fuimos a la B”), porque “si estaba planificado, lo disimularon muy bien”.

San Lorenzo está muy lejos del foco de conflicto al que apuntan las cámaras de televisión, en la localidad de Avellaneda al norte provincial. Las y los trabajadores de Vicentin están a 475 kilómetros de la sede administrativa de la empresa, en las 3 plantas ubicadas en las localidades de San Lorenzo y Ricardone, bajo la egida del Sindicato Aceitero de San Lorenzo que conduce Pablo Reguera. La coordinación sindical en esta parte de la provincia, que es el cordón industrial que va desde Puerto General San Martin en dirección sur hasta Rosario, es altísima: papeleros, químicos, petroquímicos, municipales de Festram, trabajadores/as de peaje y –algunos años atrás— metalúrgicos de Villa, supieron conformar núcleos duros de resistencia a los despidos y a las bajas salariales durante el macrismo. Parte de estas alianzas se recrean hoy en el MOS (Movimiento Sindical Rosarino) y en la Corriente Federal de los Trabajadores de Rosario. Hay base firme ahí, en el territorio específicamente fabril donde opera Vicentin, para apoyar una eventual expropiación.

Hoy las plantas de la empresa están paralizadas y los que garantizan que los activos se preserven son los propios trabajadores. La planta más grande que se ubica cerca de Ricardone, muele girasol y soja y está parada desde septiembre de 2019. Se trataba de la típica parada de mantenimiento (que tiene toda industria de proceso continuo, como la aceitera o la siderúrgica) para recibir luego la semilla de girasol. Pero nunca más volvió a arrancar. Las otras dos plantas están en San Lorenzo, contra el río Paraná, y continuaron trabajando hasta el “stress financiero” cuando también se frenaron. Una de ellas volvió a entrar en actividad hace poco, trabajando a façon (moliendo para terceros), pero con débil actividad.

A pesar de haber sido invitados a una fiesta fastuosa, las y los trabajadores de Vicentin no cobraron la gratificación de fin de año. Cada día 15 del mes se preguntan si habrá cobro salarial, los llevaron a sucesivas reuniones “pantalla” que sostienen los gerentes de Recursos Humanos de la empresa ante los delegados para “patear el conflicto”, y vieron cómo mes a mes fue mermando la cantidad de tercerizados y contratistas.

La inactividad actual de la empresa afecta a todo el entramado productivo: a los trabajadores, a los productores (en su acreencia y en la propia disponibilidad de recursos para seguir produciendo), a los corredores tradicionales damnificados, a los accionistas pequeños y al Estado Nacional por su enorme deuda con tres bancos públicos. Vicentin alega haber vendido una parte de Renova para la cancelación de deudas, pero eso no ocurrió. La concreción de una expropiación estatal no sólo sería una decisión estratégica en un sector poco transparente y concentrado y con un modelo de negocios financiarizado: sería la única solución para evitar la pérdida de activos, sostener puestos de trabajo y repagar deudas.

 

 

 

58 Comentarios
  1. Pepoincad dice

    Julia impecable tu análisis es un reflejo de los mafioso que pasó a ser el mercado exportador de cereales sin control departe del estado. Ojalá el gobierno ponga como política primero derogar todas las prebendas y después controlar vía AFIP realmente los embarque con las declaraciones en situ..

  2. Luis Juan dice

    Estimada Julia:
    Impecable análisis.
    En efecto, el meollo del gran rollo es la posibilidad de que seriamente, alguna vez, se desnude el entramado de la mafia operativa de estas empresas.
    Claramente está el componente desestabilizador contra el gobierno, pero la desesperación de los grandes empresarios de absolutamente todos los rubros y en especial los monopólicos u oligopólicos, es precisamente, la posibilidad de que se pueda transparentar “el mecanismo” que garantiza el statu quo de la rentabilidad en términos de dólares, el control sobre el tipo de cambio, la libre disposición en el manejo de las divisas, la evasión, la elusión y la fuga de capitales, sin agregar que muchos sectores, a su vez, están vinculados con el narcotráfico.
    Estas mafias empresariales lograron un poder inconmensurable y se dan el lujo de condicionar a los poderes formales de muchas maneras, aunque la más visible sea a través de los grandes medios de desinformación que, o son sus socios en varios negocios o bien, resultan sus dueños.
    El dilema, aún en medio de la pandemia, es si alguna vez los gobiernos formales se animarán frente al poder real, haciendo verosímil aquella máxima constitucional de que todos somos iguales frente a la ley; lo que hasta el día de hoy, ha sido absolutamente desmentido.
    Si la máxima de Charly García: “si el voto sirviera para algo, en este país estaría prohibido”, se vuelve a confirmar, todo lo que los intelectuales de distintos ámbitos vienen batallando incansablemente para concientizar respecto de la necesidad imperiosa de generar los cambios que nos identifique como un país más o menos serio, seguirán resultando catarsis y no mucho más que eso, lamentablemente.
    Pero, no es un tema menor, ya lo había advertido Simone de Beauvoir: “lo más escandaloso que tiene el escándalo es que uno se acostumbra” y el poder real lo sabe de sobra.

  3. Alejandro Exner dice

    Muy buen trabajo, Julia. Esperemos que lo lean los funcionarios del Ejecutivo Nacional y que tomen las ideas y datos que se articulan para que comiencen a desandar la estafa planificada macrista.

  4. Joselo 18 dice

    Muy buena nota, que importante es conocer a fondo el tema, soy de Posadas Misiones y el sábado grupos «antiexpropiación » hicieron una caravana por el centro con consignas tan alocadas e infundadas que daba vergüenza ajena escucharlas. Gracias Julia

  5. Alejandro Ulises dice

    Excelente nota Julia!!!

  6. Osvaldo dice

    Gracias Julia por tu esclarecedor artículo, que tiene un paréntisis muy inquisidor, cuando hablas de la soja paraguaya y decis «ingresa (o reingresa)» estás aludiendo a la posibilidad que la soja no sea paraguaya o sea que sea soja argentina ? Si pensamos que nuestra economía tiene un alto grado de informalidad-ilegalidad, tú alusión se transformaría en otra linea negocios de Vicentín. Saludos

  7. Salvador Wanderley dice

    Excelente artículo Julia.

  8. Fernando Aguirre dice

    Excelente trabajo Julia, y muy necesario para tener mas elementos para opinar y difundir sobre el tema. Abrazo grande !!

    1. Juan dice

      Gracias Julia!

  9. mario schujman dice

    Excelente nota y descripción del proceso de financiarización del agro, muy util para entender la estructura de acreedores y deudores de Vicentín.
    Abrazo

  10. Tomás dice

    Excelente nota Julia, agrego que estás maniobras con las exportaciones e importaciones a partir del 9 de septiembre pasado también son delitos tipificados en la ley penal cambiaria.

  11. Cecilia dice

    Muy interesante nota!! Sería de gran aporte a la discusión su difusión por más espacios .

  12. Oscar Tasso dice

    Le sugiero comparar este sucedido con lo que ocurrio con la firma SASETRU en su planta de Zarate

  13. Julio dice

    Excelente nota!! Gracias a Julia por la prolijidad para narrar con rigor periodístico, mecanismos tan complejos… Tremendo estafa… Con un Estado interviniendo, como el de Cambiemos, en favor de un determinado sector social en claro perjuicio del resto del país y variedad de sectores sociales

  14. eduardo dice

    Una consulta Julia
    Como fue el mecanismo por el que se acomodaron los precios internos del maiz y del trigo a los internacionales, en el año 2016? Que impedia el Registro de operaciones de exportacion (ROE) ?
    No termino de entender la causa por la que se atan los precios internos de la harina al dolar.
    muchas gracias Eduardo

  15. Rolo dice

    Y de los 9.000 millones que Vicentín le debe a la AFIP no dicen nada los medios hegemónicos?. Son bastantes mas que los supuestos (falsos en realidad) 8.000 que esos mismos medios se cansaron de señalar como deuda de Oil Combustibles. Como olvidar la declaración testimonial del Dr. Huguito Alconada Mon acorralado por el Dr. Beraldi…

  16. JAVIER dice

    Gracias por la nota. Es muy esclarecedira y el análisis se apoya sólidamente en datos referidos. Excelente investigación!

  17. Rolo dice

    De la data que se ha publicado sobre el caso Vicentín hay una que, llamativamente -o no- no ha merecido comentario de los «abrazadores» de la propiedad privada: Le debe a la AFIP 9.000 millones de pesos. Son bastantes más que los falsos 8.000 millones -como se repitió con descaro en los medios afines al tarambana, hasta que vimos la patética declaración testimonial de Alconada Mon en el juicio- de Cristóbal López.

  18. Daniel dice

    Gracias Julia.!!!

  19. Pepoincad dice

    Es tal correcto tu análisis y te redondeo al tomar el manejo del pto.de vicentin ,quedará en descubierto el desfalco de todas las restantes cómplices.

  20. María dice

    ¿Cómo puede ser que los decretos sigan en vigencia?

  21. Aida dice

    gracias, julia, me contás muchas cosas que no sabía.

  22. Carlos dice

    Gracias por la claridad de esta situación con éste artículo.
    Saludos

    1. Tomás dice

      Excelente nota Julia, agrego que estas maniobras con las exportaciones e importaciones a partir del 9 de septiembre pasado también son delitos tipificados en la ley penal cambiaria.

  23. Carlos dice

    Faltaria agregar algunas marcas para sus vinos, Los Garcas , Los Estafadores, Que Dios Te Lo Pague , Los Cerealeros Tránsfugas, Los Sinverguenzas y faltaría un cosecha especial , Ahora Todos En Cana .
    Gracias por la nota

  24. Carlos dice

    Grande Julia!!! , predicción que nos dieron con los nombres que pusieron en sus vinos en Vicentin, El Contrabandista, La Banda de los

    Tres Sucios, El Tramposo, El Bribon, El Canalla , Vicentin Maldito y por ultimo y para resaltar ….El Prisionero !! esperemos que se haga realidad.

    Sera bueno que sigas atenta a esta historia. Gracias

  25. Pablo dice

    Gracias Julia,es un orgullo para mi y tantos lectores, que jovenes lucidos y capacitados como vos develen al poder en sus maniobras.

  26. Ale dice

    Excelente trabajo, el entramado es tan complejo, mientras lo leía pensaba «the plot thickens». Ojalá se pueda avanzar para obtener claridad y transparencia.

  27. Gastón Marolla dice

    Muy buena nota! Completisima, la tomo prestada para darle al grupo de 4to del profesorado, gracias Julia por tanto.

  28. Guillermo de La Plata dice

    Excelente análisis.
    Pero más allá de la normativa que permitía este tipo de maniobras, me parece que hay una serie de delitos de defraudación a particulares y al Fisco.
    Espero que las investigaciones de los organismos nacionales y provinciales de Santa Fe ( por ingresos brutos, sellos y otros) se hagan efectos y se instruyan las causas penales correspondientes.
    Que pasa con la Afip y la Aduana respecto de Vicentín y .las otras cerealeras. Vos comentas en tu análisis que es un temor que se descubra que todos hacían las mismas trapisondas
    Estoy convencido de que hay que llevar adelante la expropiación. Seguramente Lorenzini debe estar apretado para haber decidido sin fundamento jurídico la reposición del directorio de Vicentín. y no creo que la alternativa que propuso Perotti vaya a funcionar, con lo cual la expropiación debe ponerse en marcha el mismo día( no al día siguiente) de que Lorenzini deniegue el pedido. Haber si la Secretaría Legal y Técnica de Presidencia se pone las pilas y empieza a preparar los borradores para que el Presidente lo firme ese día.

    1. silvia dice

      Buen análisis del funcionamiento de las grandes firmas del agro-comercio. Hay dos aspectos que faltan y que remiten a las tendencias que se profundizan desde los ´90: la concentración-centralización del capital en la producción primaria y la difusión de los silo-bolsa

  29. Sandra dice

    Excelente nota Julia! Muy reveladora, bien escrita, datos, entendible, organizada!.
    Ojalá podamos saber más detalles, esa triangulación de soja no tiene responsables del lado del estado? Ni siquiera la AFIP o UIF?

  30. Ivanna M. Merigo dice

    Excelente análisis. Lo compartí con muchos compañeros.

  31. Jordab dice

    Gracias juli, excelente explicacion.

  32. Martín Olavarría dice

    Muy bueno Julia, exelente… acordate que también hay una impresionante y oscura operatoria que es la venta en negro de ceral que una vez dentro de las plantas desaparece ya sea como aceite o como soja paraguaya

  33. jorge dice

    Excelente análisis y muy buena información Julia ! sería muy bueno que estés en la tele, al menos una vez a la senana. Se necesitan voces. Como siempre la batalla es por el sentido.

  34. Enrique dice

    ¿ Sabes por qué me gustas ? Porque sabes escribir lo que pienso de una forma clara y didáctica. Muy buen artículo para tener a mano en la controversia. Enrique

  35. Francisco Javier dice

    Excelente explicación Julia. No sé si sos docente de economía, pero si no lo sos deberías serlo. Gracias por la claridad.

  36. Andrés dice

    ¡Excelente nota, Julia! Y el recuerdo siempre presente de tu Viejo que tuve el honor de conocer junto a Vitorio Paulón en un pasado no tan lejano.

  37. Maxi C. R. dice

    Gracias Julia.

    Información esclarecedora para legos en la materia como yo.

    Me pregunto si la «FÓRMULA PEROTTI» tendría el mismo resultado que la expropiación ( recuperar pronto lo prestado mas intereses por el Banco Nación y servir de empresa testigo para prevenir y evitar maniobras de fuga de divisas y contar con los dólares para pago de deuda externa y contra corridas bancarias)

  38. Roberto Nayar dice

    Excelente Julia.Te cuento ademas que mi papa trabajaba en el corretaje la entrega y el recibo de cereales ( el se dedocaba especialmente al trigo) y era socio de un señor que se llamaba Julio Tinti.Mi viejo hacia años que habia dejado de ser socio de la Bolsa de Cereales sin embargo Julio seguia siendo socio y hace ya unos años un dia me invitaron a ir a la Bolsa porque don Julio recibia una medalla por los 25 años de socio , fui por curiosidad y no me olivido mas cuando me dijo mi viejo al entrar ¿trajiste billetera? y yo le dije¿ Porque? yo no uso billetera y el me contesto mejor porque aca son todos chorros.Esta anecdota siempre la recuerdo. Ademas como a mi nome intereso nunca el negocio sino que me dedique a estudiar fisica en los veranos iba con ellos a trabajar en la entrega de cereales alli vi lo que vos contas pero ademas pude ver lo que hacian maniobrando con el peso y con la calidad de los granos para exportacion y como la desaparacion de la Junta Nacional de Granos trajo la desparacion de las balanzas oficiales y les amplio el margen de latrocinio al Estado con sus maniobras con el peso declarado.Creo que Alberto se metio con uno de los poderes mas grandes y anti pueblo del pais y la batalla es tan dura como necesaria

    1. Cristian dice

      Clarísimo! Bien Julia, un gusto leerte

  39. Juan Pablo dice

    Excelente análisis!

  40. Melania dice

    Julita, cuando vos hablas o escribis, la habitación se ilumina

  41. Fernando Surghi dice

    Clarísimo, impecable, gracias por tu claridad, Julia, trataré de viralizarlo todo lo que pueda………..

  42. pelusa dice

    con este claro y fuerte analisis no quedan dudas de el caracter mafioso y delictivo de las conduccion de Vicentin y -por ende- ademas de su castigo penal la conveniente expropiacion de ese conglomerado.

  43. Juan José dice

    El que quiere entender que entienda, sería así la frase, muy claro y muy buena nota .

  44. Marcelo dice

    Se te quiere, Julia.
    Haces lo que Jauretche pedía. Que no te macaneen cuando te explican economía, porque esta más claro que los ojitos de cielo del Mamerto.

  45. Sonia dice

    Olvidese Cecilia, los que marcharon ayer detrás de la Bandera no tienen neuronas ni ganas de ver la realidad. Es mar fácil alimentarse de lo que regurgitan los medios económicos y no tener que masticar nada.
    Belgrano se estará revolcando en su tumba.
    Excelente nota, Julia!

  46. Gabriel dice

    Me encantó el analisis. ATR Julia.

    1. Ricardo Garnero dice

      Perfecto Julita. Tal cual lo planteas asi es. Un recuerdo especial para tu padre (entrañable compañero): de tal palo tal astilla. Ricardo Garnero ( alias Yudica) beso enorme.

  47. Marta dice

    Excelente análisis! Para releer y re-pensar

  48. Sebastian dice

    Muy buena nota, gracias Julia!!

  49. Cecilia dice

    Excelente Julia… Muy claro y concisa tu nota. Esta información debería conocerla todo el país… Sobre todo los anti-todo que defienden lo indefendible… Aunque dudo q estén dispuestos a informarse de algo

    1. Pedro Fidel Parentti dice

      Muy buena la explicación de todos los mecanismos oquestados por la empresa con la logística aportada por el gobierno de M. Macri, para evadir, fugar divisas y propiciar su quebranto. Después de Yaciretá este debe ser el segundo caso de megacorrupción.

      1. Tarna dice

        La propiedad privada es inviolable y consagrada por la Constitución. Todo lo que digan en contra de este postulado es sarasa.

        1. Rolo dice

          Art. 17 de la CN (parte pertinente): «La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada». La expropiación podría llevarse a cabo perfectamente de acuerdo con la ley. Los DNU no están prohibidos en esta materia y pueden ser ratificados por el Congreso. Mientras tanto y dentro del plazo legal, es incuestionablemente válido. En estas condiciones, la sarasa es la del juez que alteró la ley (el DNU en el caso) sin ninguna base legal. Va a haber que esforzarse un poco con la argumentación «republicana»… Saludos

      2. Susana elsa Mullion dice

        Nota sin desperdicio Julia. Me llama la atención que por lo menos fuera de la pcia de Santa Fe los sindicatos y sus representados se manifiestan poco y nada Banderasos en todos lados, ayer inclusive lo tuvimos en MDP, Pero que pasa con los obreros y empleados? Tenían el mejor convenio del País! Hoy vivirán de sus ahorros?

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.