El negocio de no hacer nada

Rodríguez Larreta contrató sin licitación a empresas de limpieza por 1.000 millones de pesos

 

En la semana que pasó, docentes y directivos volvieron a las escuelas y cientos de imágenes, carteles y cartas comenzaron a circular mostrando la falta de inversión en infraestructura y el incumplimiento de las medidas básicas de higiene detalladas en el protocolo para la vuelta a clases presenciales.

“En el día de la fecha, docentes del establecimiento nos presentamos en la Escuela Técnica 1 ubicada en Paseo Colón 650 y constatamos la ausencia de elementos de protección personal suficientes (…) Por ello solicitamos al Ministerio de Educación la entrega de los elementos de protección establecidos en el Protocolo para el inicio de clases presenciales 2021: dispenser de barbijos, dispenser de alcohol en gel, mascarillas faciales, dispenser de toallas de papel”.

Denuncias similares se multiplicaron durante toda la semana mostrando la falta de jabón y papel en los baños, la ausencia de termómetros, mascarillas y barbijos, o aparatos que directamente no funcionan. También se multiplicaron los testimonios del pésimo estado edilicio de ciertos establecimientos, como la escuela 19 del barrio Ramón Carrillo que estuvo sin agua corriente.

 

 

 

 

 

Contrataciones millonarias y escuelas abandonadas

El estado de las escuelas contrasta con las millonarias contrataciones que de manera directa, es decir sin licitación pública, realizó el Ministerio de Educación de la Ciudad desde finales de 2020 con un grupo de cuatro empresas, a las cuales les otorgó casi 1.000 millones de pesos en los últimos seis meses.

El 15 de septiembre del 2020, en simultáneo a la presentación de los primeros protocolos para la denominada “Vuelta a Clases”, el Ministerio a cargo de Soledad Acuña publicó en el Boletín Oficial cuatro contrataciones directas (expedientes 6232/SIGAF/2020, 6231/SIGAF/2020, 6229/SIGAF/2020 y 6227/SIGAF/2020) para la “provisión e instalación de dispensadores de jabón líquido y de papel higiénico, reposición mensual de jabón líquido y papel higiénico, y de refuerzo de personal de limpieza integral y desinfección de los establecimientos educativos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” correspondientes a la totalidad de los distritos escolares y “por un periodo de 4 (cuatro) meses”, solicitados por la Subsecretaría de Carrera Docente de esa cartera.

Resultaron adjudicadas las siguientes empresas:

  • Zona Escolar 1 (Distritos escolares 1, 2 y 6): Bencen Construcciones SRL, por un total de 134.236.240 pesos.
  • Zonas 2, 3 y 4 (Distritos escolares 3, 4 y 5; 7, 9 y 14; 10, 15 y 16): Claryty SRL, por 103.389.845, 83.863.548 y 80.815.504 pesos respectivamente.
  • Zona 5 (Distritos Escolares 12, 17 y 18): Lessiver SRL, por 100.908.382 pesos.
  • Zonas 6 y 7 (Distritos escolares 8, 11 y 19; y 13, 20 y 21): Servba S.A., por 94.927. 864 y 86.544.628 pesos respectivamente.

El gasto total en esos servicios asciende a 684.686.011 pesos.

 

Claryty S.R.L. recibirá 268 millones de pesos en cuatro meses.

 

Estas contrataciones fueron prorrogadas en diciembre pasado por dos meses, es decir hasta febrero, lo que implica un nuevo desembolso de al menos 342.342.000 pesos, que sumado al anterior da más de 1.000 millones de pesos (1.027.029.016) otorgados a estas cuatro empresas de limpieza en los últimos seis meses.

En los considerandos se esgrime que la medida fue adoptada “a fin de iniciar el período escolar para el ciclo lectivo 2021 a partir del 8 de febrero, afianzar la continuidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje fortaleciendo las trayectorias educativas y posibilitando la igualdad de oportunidades para todos los/las estudiantes y garantizar su derecho a la educación”, y que en virtud de lo expuesto “resulta necesario garantizar las condiciones de higiene y desinfección necesarias para prevenir el contagio del virus Covid-19 (Coronavirus) para la realización de actividades presenciales en los establecimientos escolares”.

Algunas de las empresas beneficiadas son viejas conocidas del macrismo en la Ciudad, como el caso de Bencen Construcciones, usual adjudicataria de las obras referidas al barrio Padre Mugica (recolección de residuos áridos, mantenimiento de la red de luminaria pública, mantenimiento de espacios comunes y edificios, entre otros).

 

 

Insumos que se evaporan

En simultáneo a estos millonarios contratos, desde septiembre de 2020 el Ministerio de Educación también realizó contrataciones directas para adquirir dispensers de alcohol en gel, máscaras de protección facial, termómetros corporales a distancia, tapetes sanitizantes, guantes para protección y pulverizadores.

A través de la contratación directa 6121/SIGAF/20 se adjudicó la adquisición de máscaras de protección facial reutilizables a la firma Talleres Gráficos del Norte SRL. Se compraron 64.500 máscaras (a 290 pesos cada una) por un total de 18.705.000 de pesos.

A través de la contratación directa 6118/SIGAF/20 se adjudicó la adquisición de dispensadores de alcohol en gel a pedal a la firma Mariano Pelle. Se compraron 1.850 dispensadores (precio unitario, 7.125 pesos) por un precio total de 13.181.250 de pesos. La ciudad de Buenos Aires cuenta con 2.861 escuelas de las cuales 1.803 son públicas.

A través de la contratación directa 7212/SIGAF/2020 se adjudicó la adquisición de termómetros a las firmas Software by Design SA y Laurence Druscovich. Al primer proveedor se le compraron 1.880 termómetros por 5.856.200 de pesos (precio unitario, 3.115 pesos). Al segundo, 920 termómetros por 2.438.000 de pesos (precio unitario, 2.650).

Por medio de la contratación directa 6116/SIGAF/2020 se adjudicó la adquisición de tapetes sanitizantes y guantes para protección a la firma Durador Argentina SA (se compraron 5.700 unidades de guantes de protección por un precio total de 986.271 pesos), y de 17.900 pulverizadores a favor de la firma Marketing Dimension SA por la suma de 2.685.000 de pesos.

Estas contrataciones realizadas en septiembre fueron prorrogadas en diciembre, incrementando la orden de compra en un 20%. De esta forma, el Ministerio destinó  3.741.000 de pesos más a la compra de máscaras de protección facial, 2.636.250 en la compra de dispensers de alcohol en gel a pedal, 487.600 y 1.171.240 en termómetros, 537.000 en pulverizadores y 197.254,20 en guantes.

En total, el Ministerio otorgó más de 50 millones de pesos (52.622.065) a estas seis empresas, entre las que se destaca Marketing Dimension SA, elegida por el gobierno porteño para brindar entre otros el servicio de producción integral del evento “Buenos Aires Playa 2019”.

 

 

Maquillaje sí, infraestructura y conectividad no

En 2020, cuando la pandemia obligó a tener las escuelas vacías, el gobierno de Rodríguez Larreta consideró más adecuado dar de baja las obras de infraestructura que aprovechar la situación para refaccionarlas y avanzar en arreglos estructurales.

De esta forma suspendió trabajos de instalación eléctrica en el Comercial 33 (D.E. 18) y en la Escuela 1 (D.E. 16) Delfín Gallo por 20,5 millones de pesos, y hasta canceló la construcción de la Escuela Primaria de Creación Estación Buenos Aires del Distrito 5 por un monto 214 millones y de la escuela de danzas 2 (D.E. 18) Jorge Donn por un monto de 241.700.000 pesos, ambas ya licitadas y adjudicadas, con la excusa de que ese dinero será destinado a “medidas sanitarias”.

 

Construcción de la escuela de danzas Jorge Donn, paralizada en 2020. Foto portal La Bocina.

 

Esta política fue reafirmada en el Presupuesto 2021, donde el ítem Mantenimiento Escolar, pese a la insistencia del gobierno por “volver a las aulas”, está lejos de ser prioridad. Si en 2020 el monto destinado fue de 3.600 millones de pesos, este año es de apenas 3.400 millones, una quita nominal de 6,4% y un recorte real del 41% teniendo en cuenta la inflación proyectada promedio del 35%.

El Ministerio de Educación también invertirá menos fondos para nuevas escuelas. De los 3.000 millones de pesos presupuestados en 2020 se pasó a 1.140 millones para este año, lo que representa un ajuste real del 97% (sumando la inflación interanual).

También hubo fuertes recortes en el Plan Sarmiento que, en tiempos de imperiosa necesidad de conectividad, suman 371 millones de pesos.

Desde que el PRO asumió el gobierno de la Ciudad el porcentaje del presupuesto destinado a la función Educación no paró de decrecer. Para 2010 se había reducido de 27 a 22% y desde 2015 fue descendiendo un punto por año hasta llegar al 17,18%, la más baja inversión histórica proyectada para 2021.

Mientras tanto, para llevar adelante el marketing educativo vinculado con la “Vuelta a Clases Presenciales”, el GCBA no dudó en otorgarle más de 1.000 millones de pesos a empresas de limpieza acostumbradas a hacer negocios con el Estado.

Las prioridades del GCBA quedaron esta semana a la vista de todos: a días de que cientos de miles de estudiantes tengan que comenzar el ciclo lectivo, las escuelas ni siquiera tienen garantizada la provisión de jabón ni alcohol en gel.

Como siempre las situaciones pueden estar peor, en este contexto la ministra Acuña junto a Rodríguez Larreta anticipó en conferencia de prensa que no se cerrarán colegios o se suspenderán cursos ni clases en el caso de que aparezcan casos positivos. Dijo que la estrategia será aislar a la persona contagiada. Por lo menos aclaró que no habría sanciones por faltas en los primeros días, luego de que en algunos establecimientos circularan mails oficiales anunciando la perdida de la vacante.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí