El triángulo fatal

 

El vértice del triángulo se cierra sobre Gerardo Morales. El bloque de diputados peronistas de Jujuy prepara el borrador de un pedido de juicio político al presidente del Superior Tribunal de Justicia, Pablo Baca. El proyecto busca apoyo de un sector del gobierno capaz de partir el sostén político de Morales, cuya arbitrariedad respecto de Milagro Sala es cada día menos sostenible.

Las escandalosas filtraciones difundidas el domingo pasado por El Cohete a la Luna  admiten la subordinación del Poder Judicial a la jefatura del carcelero de Milagro Sala. Baca dice en los audios que Milagro no está presa por delitos, sino por su capacidad de movilización popular. Y sostiene, entre risas, que no sale de prisión porque Gerardo Morales no quiere. Esto surge del diálogo con una amiga que entregó el archivos a este medio. Allí Baca, cansado, se pregunta por qué no liberan a Milagro. Su amiga responde que es porque su jefe no quiere, en relación a Morales. Y Baca afirma que eso es así.

—No la quiere soltar.

 

 

Minuto 0.44

 

 

Pablo Baca.

 

 

–Yo iba a ir mañana, pero no puedo –dice Baca—. Me han puesto una reunión de acuerdo para las 10 con este quilombo de la Milagro. ¡Que ya me tiene seca las bolas, la Milagro!

Y agrega:

—Voy a estar metido en ese quilombo. ¡Por qué no la suelta ya a la Milagro, y se dejan de joder!

—Porque… porque tu jefe no quiere –dice ella.

– Jaja –ríe él—. No la quiere soltar –y ríe de nuevo—. No la quiere soltar. Como que los jueces, no se ubican que ya no es lo que era. ¿Has visto?

El bloque del Frente de Todos-PJ de Jujuy desgrabó los diálogos textuales en los que las voces aparecen apretadas, entre medios tonos y risas. La desgrabación es más detallada que la publicada aquí la semana pasada, y esa breve respuesta es otra revelación. El bloque también avanza sobre el Ministerio Público de la Acusación, encabezado por Sergio Lello Sanchez, a cargo de la estructura todopoderosa de persecución penal creada en diciembre de 2015, con la asunción de Morales. Los diálogos de Baca con su amiga también fueron claves para revelar su rol institucional: el fiscal aparece como un apretador de jueces y fiscales, un hombre que escribió una ley a la medida de si mismo con la colaboración del hijo del gobernador. Y que es parte del mismo equipo del magistrado.

—¿Cómo un fiscal puede tener condiciones de juez? —quiere saber la amiga del juez durante el diálogo.

—La Ley que creó el Ministerio de la Acusación es excesiva —dice Baca—. La escribió Lello a la medida de sí mismo. Lello, que es Jefe de la Acusación, amigo de Gastón Morales, hizo una ley para sí mismo. ¿Has visto cuando alguien escribe una Ley dándote todo? Tenés derecho a poner cada cosa, lo querés, y lo ponés.

Y en otro tramo:

—Pero, ¡eso rompe la razón misma de la ley! —dice su interlocutora.

—Hay un exceso. Hay que ponerlo en caja al Lello, un poco con el Superior Tribunal. Yo no quiero. Todos quieren ponerlo en caja, sometido al Superior. Pero yo no puedo dejar que lo maltraten mucho porque —dice— es del equipo.

Estas filtraciones, que ponen un punto final a la ficción jurídica de la detención de Milagro, también contradicen la defensa que Baca hizo días atrás. El jefe del Superior admitió que los audios contenían su voz, pero dijo que habían sido manipulados, editados y malinterpretados. La publicación de dos audios sin cortes que este Cohete hace en esta edición,  lo desmiente. La única edición que se hizo fue la distorsión de la voz de su interloctura, para proteger la identidad.

 

Audio 1: Por qué no la largan.

 

Audio 2: Esto estaba claro.

 

 

 

 

La reacción

Durante la semana hubo reuniones, llamados y una intervención del PJ nacional que terminó de alinear a los diputados del bloque del Frente de Todos-PJ de Jujuy para definir una estrategia. Unos piden la renuncia de Baca. Una solución que también el viernes analizaban los radicales, porque evitaría exponer el tema de fondo. Otros, en cambio, impulsan el juicio político a él y al fiscal Lello Sánchez, además de una denuncia penal, la derogación del Ministerio Público de la Acusación y la declaración de emergencia judicial. Las medidas tienen chance de hacerse efectivas. La Legislatura tiene 48 integrantes. El bloque del FdT-PJ y renovadores tiene 16. Para lograr mayoría simple, buscan aliados en el bloque de 8 diputados del vicegobernador Carlos Haquim. Esa escalada puede ser un problema para Morales, dado que esa alianza es parte de la estructura local de Cambiemos con la que mantuvo atada la mayoría en el Parlamento. De volverse efectiva, también es posible que Baca apure el paso al costado y así evite más escándalo.

 

 

 

Morales, Titina, Baca.

 

 

“Por total falta de independencia, por falta de imparcialidad, por falto de probidad, por falta de recato y buen trato, y si hay dignidad, debería renunciar”, dijo la diputada peronista Liliana Fellner el lunes pasado en conferencia de prensa. Hablaba de Baca.

Los diputados analizan tiempos y estrategias. La denuncia penal sería presentada mañana lunes. Pero el juicio político debe esperar hasta las sesiones ordinarias de abril o acelerarse con quórum radical en extraordinarias. Pese que todo eso puede ser más lento que una renuncia, para gran parte del bloque peronista no es lo importante. “Lo importante es lo que dijo Baca, no si renuncia”, dice la misma Fellner. “En los diálogos con su amiga puso de manifiesto la falta total de independencia del Poder Judicial, porque el que va a seguir manejando los hilos es Gerardo Morales”.

Ese es el gran problema de este lugar, dice la diputada. Liliana Fellner hace dos años no era capaz de pronunciar una sóla palabra pública, y la emergencia de su voz es uno de los datos que permite ver el resquebrajamiento de Morales. Ella vivía muerta de miedo, con la casa vigilada, y una causa que pendía sobre la cabeza de su hermano que estuvo 36 horas detenido, y del que el presidente del STJ también habló con su verba locuaz.

“Que Baca se vaya, bárbaro —dice ella—. Pero el problema no se termina. El peligro es la falta de independencia que comenzó con la ampliación del Superior y siguió con la Ley del Ministerio Público de la Acusación, y su titular Lello Sanchez”.

 

 

 

Gangrena

Cuando Morales asumió el primer mandato el 10 de diciembre de 2015, en una semana envió un paquete de leyes a la Legislatura que rediseñó la matriz del sistema de Justicia. Entre gallos y medianoche consiguió estructuras nuevas y ubicó en los vértices a hombres que le reportaban.

El 15 envió el proyecto para ampliar de 5 a 9 miembros el Superior Tribunal. Dos diputados radicales votaron a favor y 24 horas más tarde juraron como vocales, uno era Pablo Baca. Los otros dos nuevos jueces habían sido diputados radicales. Y garantizó la mayoría automática de cinco votos con el aporte de la entonces presidenta del Superior, Clara Langhe de Falcone, Titina, también radical y antigua abogada de Morales, la persona que desde hace cuatro años cuando encuentra un micrófono abierto dice que Milagro Sala está detenida porque la gente la quiere en la cárcel.

El día 17, la Legislatura aprobó la creación del Ministerio Público de la Acusación que le quito atribuciones a la antigua fiscalía de Estado del STJ al succionar todas las facultades de persecución penal. A la cabeza del MPA quedó Sergio Lello Sánchez, amigo del hijo del gobernador, Gastón Morales, con quien, según Baca, diseñó el contubernio de ese Ministerio apretador y construido a su imagen y semejanza.

 

 

 

 

 

 

El paquete de reformas meteóricas incluyó, además:

  • Concurso Público para la Selección de Jueces, Fiscales y Defensores
  • Creación de la Cámara de Casación Penal;
  • Creación del Ministerio Público de Defensa
  • Creación del Servicio Público de Defensa Penal Provincial
  • Juzgados Especializados en Violencia de Género;
  • Creación del Fuero en lo Penal Económico y de Delitos contra la Administración Pública;
  • Creación del Fuero Ambiental y de las Fiscalías Ambientales de la Provincia;
  • Oficina Anticorrupción
  • Emergencia en Seguridad Publica

Las versiones taquigráficas de aquellos días muestran que las razones del apuro estaban en la calle. Milagro había iniciado el acampe el día 14 de diciembre. El 15 ingresaba el pedido de ampliación de la Corte local y el jefe del bloque radical decía que no querían jueces para meter presa a la gente, pero que eso que pasaba en la calle era una cosa inentendible.

“Usted fíjese, señor presidente”, dijo Alberto Piqui Bernis, que habla por Morales. “En realidad no tiene nada que ver, pero tiene que ver. Nosotros no queremos que la Justicia tenga preso a nadie, sí meter presos a los delincuentes, al que está fuera de la ley, pero el señor gobernador Gerardo Morales tuvo un día hábil de gestión, el viernes y el lunes metieron un acampe que todavía está. Obviamente que son actitudes que la sociedad repudia, pero ¿por qué se hace eso? ¿Por qué se hace eso? Es una cosa inentendible.”

Piqui Bernis encabezó esta semana una conferencia de prensa tras la filtración. Es la primera vez que los radicales salen a responder una denuncia en esos términos, y con conferencia de prensa convocada de urgencia, en cuatro años.

 

 

 

Piqui Bernis, el hablador de Morales.

 

 

El PJ había hablado un día antes. Y había anunciado que iría por el juicio político de Baca y de Lello, porque el presidente del STJ no sólo reconocía subordinación al Ejecutivo, presiones sobre jueces y fiscales, sino también porque —dijo la diputada peronista Alejandra Cejas a este medio— mostraba la verdadera genética del MPA con una configuración a medida. A Bernis le preocupó exactamente ese punto. Ni Baca. Ni su futuro. Dijo que todo lo que dijo el presidente del STJ lo dijo a título personal. Pero se quejó de la nota, de la filtración y volvió a levantar el cuco de Milagro: dijo que todo era una operación K cuyo fin era voltear la megacausa y al MPA.

“Es un poder independiente y los temas no deben mezclarse, el bloque del PJ pretende que se caiga la Megacausa donde están imputados muchos de los funcionarios de su gobierno”, dijo, pero se hizo flaco favor. El mismo argumento usaron Carlos Stornelli y Daniel Santoro no hace mucho, para defenderse de la mancha venenosa del espía Marcelo D’Alessio. Los dos están procesados en Dolores.

La estructura del MPA es la usina de los últimos escándalos. Y dinamita que parece volverse en contra de Morales a medida que avanzan los meses. El área denunció a jueces y fiscales que se negaron a acusar a Milagro. Luego activó causas contra diputados que se negaron a apoyar proyectos como el Presupuesto. El año pasado impulsó denuncias contra tres integrantes del Tribunal de Cuentas. Persiguió a una secretaria penal tras su participación en la marcha del Ni Una Menos. Luego a un secretario penal que se negó a un desalojo. Y en septiembre escaló los enfrentamientos al impulsar una denuncia contra el fiscal general del STJ, Alejandro Ficoseco, que apoyó a los dos secretarios perseguidos con un dictamen. Por esa última decisión peregrinó a Jujuy la Asociación de Fiscales de la República Argentina. Y el presidente del PJ nacional, José Luis Gioja, que alineó al partido para frenar el juicio político a Ficoseco en la Legislatura.

Es es el escenario en el que explotaron los audios.

 

 

 

Gioja marca la cancha.

 

 

 

 

Semana crónica

El domingo pasado a las dos de la madrugada, el artículo del Cohete entró al teléfono de una diputada. ¿Pero qué hace esta persona mandándome un audio a esta hora?, dijo, pero miró. Leyó. Y ya no durmió. No fue la única. Titina Falcone también lo había recibido.

 

 

Falcone.

 

 

Presidenta del STJ, en diciembre ella volvió a decir públicamente que Milagro no podía salir de la cárcel porque la sociedad no quería. El STJ sacó un comunicado. Y ella debió dejar la presidencia. Baca ocupó su lugar.

Baca menciona a Titina en los diálogos. Su amiga dice que Morales debería escuchar más a los integrantes del Superior. Baca, que el problema es que escucha demasiado a la Vieja. La Vieja Falcone, aclara, que no sabe nada. Y otra vez ríe a carcajadas.

—Tienen que cuidarse —dice la interlocutora—, porque después son ustedes los veladores de los muertos.

—¡¿Que?! —pregunta él y no termina de entender.

—Los veladores de los muertos —insiste ella—: todo lo que haga mal el juzgado, termina llegando al Superior.

—¡Llega! ¡Claro que llega! —dice Baca—. Llega como la mierda.

Y agrega:

—Llega, y después tenés que estar acomodando cosas difíciles de acomodar.

Y ella:

—Gerardo tendría que escuchar mejor…

—La escucha a la Vieja que no entiende mucho —dice Baca—. A la Vieja Falcone, has visto.

—Que no entiende nada.

A las 21.52 del domingo, Titina se desquitó. Entró a un grupo de WhatsApp con amigos jueces y abogados que no encontraban los audios. Dijo: Acá están los audios. Y ella misma los viralizó.

 

 

 

 

 

 

 

Luego hubo raid de conferencias de prensa. Habló Milagro. Baca hizo un comunicado. Habló en una radio. Y después se calló. Morales llamó a dos diputados. Y el jueves dijo que iba a invitar a Baca a Casa de Gobierno. Su vice le dijo que no. El bloque de diputados nacionales del FdT firmó un proyecto de declaración que insta la promoción del juicio político de Baca y contiene un pedido a la Corte Suprema para que intervenga de modo inmediato en el caso Milagro Sala.

 

 

 

 

En el orden interno, José Luis Gioja también intervino esta vez en Jujuy. Durante la semana buscó al presidente del PJ jujeño, Rubén Rivarola, propietario del diario El Tribuno. Hablaron el miércoles. Y le dijo lo mismo que ya había dicho a otra diputada. Ella lo había llamado para coordinar estrategia

—Esta vez no voy a cerrar la boca —dijo la mujer.

–Metele para adelante —dijo Gioja—. Vamos a fondo.

Inmediatamente se sintieron los primeros efectos políticos: la oposición marcó la agenda política de la provincia durante toda la semana. Hubo repercusiones dentro y fuera de Jujuy, réplicas en radios, diarios, televisión. Y dos hitos. El miércoles ganaron la tapa del diario local más importante.

 

 

 

Y un día después Rivarola, que volvía de sus vacaciones, hizo declaraciones que el diario publicó rápidamente, a las cuatro de la tarde.

 

 

 

 

La piola que tiene a todos atados

«¿Cuáles son los standards del presidente del Superior Tribunal? Es decir, aquel que en ultima instancia decide sobre nuestra libertad, sobre nuestro patrimonio, aquel que habla de nosotros mismos”, preguntó Liliana Fellner en la conferencia de prensa.

 

 

Primera conferencia del lunes. Diputadxs del PJ.

 

 

“La publicación de unas escuchas que involucran al presidente del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy con una amiga, y la gravedad de lo que dice, ha llevado a que hoy compañeros y compañeras del Frente de Todos-PJ nos reunamos a evaluar y tomar decisiones”, dijeron. “Creo que si tiene dignidad, por el bien de la Justicia, pedimos la renuncia del doctor Pablo Baca, hablo de la renuncia por falta total de ética en su función, como una persona que está a cargo nada más y nada menos que de la última instancia de impartir justicia para todos los jujeños”.

Los diputados listaron las aberraciones que el presidente del STJ sostiene en su charla:

  • En los audios vemos que no existe independencia de poderes, es decir el Poder Judicial y el poder gobernante en esta provincia están totalmente unidos.
  • El doctor Pablo Baca dice que con Lello forma parte de un mismo equipo.
  • No hay imparcialidad porque él se preocupa por las encuestas y dice que el gobernador está en amores y no se preocupa de las encuestas. Y que esto hace que casi pierda las elecciones.
  • Habla de decisiones que se toman porque la gente opina. Que no ve ninguna firma de nadie.
  • Habla de la actuación de un fiscal y no toma cartas en el asunto.
  • Dice que el fiscal general Lello Sánchez aprieta a los jueces, los llama, los busca a fin de que hagan lo que quiere y que exagera, pero que eso está bien.

«¿De qué probidad estamos hablando doctor Baca?», volvió a decir la diputada. “Usted debería haber denunciado esto. Usted es el presidente del STJ y lleva cuatro años sentado como vocal. Si sabe, por qué no pidió la renuncia. ¿Por qué no hizo algo? Dice que la vieja no sabe. Habla del tonto. ¿Habla de quién? Nada menos que del fiscal de la Acusación de esta provincia. Entonces dónde está el buen trato, el recto. Cuando habla con una amiga, de los juicios que se llevan adelante, no hay recato”.

 

 

 

La traición

Morales se jacta en Jujuy porque dice que desde que encabezó los acuerdos para la sanción de la Ley de Emergencia, Alberto Fernández empezó a escucharlo. También dice que habló con el Presidente sobre Milagro. Que le dijo que eso estaba en manos de la Justicia, y que él no iba a poner palos en la rueda si la Justicia deseaba liberarla. Lo mismo dijo el Presidente en una entrevista con el director de este Cohete. Pero eso no parece ser así.

El STJ ratificó el último 16 de enero la condena a trece años de prisión de Milagro. Es decir, no resolvió el caso sino que abrió las puertas para que la causa pase con sus apelaciones a los tiempos de la Corte Suprema federal. Los audios de Baca son reveladores para ese asunto: si la relación del STJ con el Ejecutivo es de subordinación, como dice Baca, Morales no puso palos en la rueda: no la soltó.

 

 

Foto: Fernando de la Orden (Clarin).

 

 

En 2003 las movilizaciones en torno al crimen de dos chicas en Santiago del Estero concluyeron un año después con la intervención de la provincia. El gobierno nacional había evaluado intervenir solo el Poder Judicial. Un informe de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación explicaba que «la connivencia, preeminencia y/o hegemonía de un poder sobre otro pone seriamente en riesgo el sistema republicano de gobierno e impide a sus ciudadanos el libre ejercicio de derechos y garantías constitucionales. La caracterización principal de la Justicia santiagueña es la ausencia de Independencia respecto del poder político, y su escasa eficacia en la resolución en tiempo y forma de la resolución de los casos».

 

Carlos y Nina Juarez.

 

 

La intervención judicial se descartó porque la injerencia de un poder sobre otro mostraba que el problema no era la justicia sino los Juárez. Cuando Néstor Kirchner envió el proyecto de Ley al Congreso, Carlos Júarez no lo creía. Él había sido el primer aliado para su lanzamiento. El último detonante que disparó la intervención fue el hallazgo de un fichero con 40.000 legajos de espionaje sobre la vida privada, negocios y puntos oscuros de la oposición, organizaciones políticas, docentes. Kirchner encontró el fichero. Y traicionó.

Hoy se sabe que aquella intervención no resolvió los problemas estructurales de Santiago. Jujuy no es Santiago. Pero Morales es un carcelero. Y Milagro Sala es su rehén. Y no es la única.

Cuidate —le dijo un alto funcionario del gobierno a otro dirigente en estos días. Todos están paranoicos, dijo. Morales llegó a conseguir hasta filmaciones de las confiterías para apuntar a quienes se reúnen con opositores.

 

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

23 Comentarios
  1. GILBERTO POSADA dice

    La actuacio de CERARDO Morales es una INMUNDICIA ……..Corrompido, arbitrario y obnubilado por el poder……Yo desde Venezuela opino que esa farsa es una ENSA;ACION RACISTA…..Disculpen la intromision porque soy un extranjero opinando sobre un asunto domestico argentio, pero ………….LA ARBITRARIEDAD SACA DE QUICIO A CUALQUIERA.

  2. Malvón de Berazategui dice

    Amo y creo en la política (en [email protected] [email protected], es otro cantar.) No como vidrio y tengo más décadas de las que quisera sobre el lomo y sé que la política como quiere por ejemplo el trotskismo (limpia, sin embarrarse, donde todo sea como está mandado y que nadie mande, etc…) es, hoy al menos, una utopía más grande que StarWars. No digo que no sean geniales sus intenciones y propuestas, pero son impracticables porque una cosa es tener razón y otra, ganar la pelea (que gana el más fuerte, no necesariamente el más bueno o inteligente). No soy peronista ni voté a Néstor para presidente (error) pero desde entonces hasta he sido fiscal de mesa por el FpV y considero al kirchnerismo como uno de los mejores períodos de la historia argentina. Dicho lo cual:
    De la Rúa, murió impune.
    Menem (y Reutemann) sigue «adentro»
    A Bonadío lo salvó de un Jury el mismo kirchnerismo y a Stiusso lo ratificó Néstor.
    No conozco ni un dueño de abultada billetera que esté preso, aunque sabemos quienes son y que hacen
    Nunca apareció el que le dió los ocho palos verdes a López
    A Nisman nadie lo controló (hablo de la guita malhabida, que no me refiero a la causa AMIA, en este caso)
    Página 12 denuncia a Larreta pero Santamarina y él tienen negocios inmobil iarios juntos en la frontera NE.
    ¿Alguien de veras creé que Macri va a ir preso? Quizá caiga algún perejil allegado a él, de segunda línea, como en su momento cayó Julia Alsogaray.
    ¿La Corte Suprema? (a la maryland, porque como jueces, dan vergüenza ajena)
    ¿Los sindicalistas atornillados a sus secretarías generales por más de veinte años que pasaron de laburantes a potentados? (y no hablo de todos, no hablo de Yasky, por ejemplo. Pero todos sabemos quienes son Los Tigre «Barrionuevo» Verón y otros de esa calaña)
    Alberto Fernández (de cuya honestidad en serio no tengo motivos para dudar), es un empresario exitoso en el mundo de los seguros, que habita en la burbuja más grande del país y no creo que salga a comerse los chicos crudos. Es un «negociador». ¡Andáaaa….!
    ¿Qué querés que te diga? Que se vayan todos, no sirve, pero ese grito lo tengo recontra atragantado en la garganta

    1. Malvón de Berazategui dice

      Y no no nos olvidemps de Don Julio Corleone Grondona

  3. Luis Juan dice

    Estimada Alejandra:
    Excelente crónica.
    Una digresión, si me permite.
    Gerardo Morales ha sido, en efecto, el experimento piloto de lo que significaría el gobierno de Cambiemos.
    Por suerte, no pudieron con su naturaleza y se mostraron tal cual son. Y eso que el cuento de la ranita y el escorpión es viejo.
    Pero lo que verdaderamente los condenó es el desparpajo con el que hicieron de la ilegalidad, la arbitrariedad y la violación sistemática del estado de derecho, la norma mediante la cual funcionaron durante tenebrosos cuatro años, para desgracia de la Patria; sencillamente porque se comportaron tal como históricamente lo hicieron, amparados en la impunidad absoluta. Esa a través de la cual, Yabrán, identificó al poder (real, porque el otro, nunca alcanza y demasiadas veces está al servicio de aquél).
    Todo, absolutamente todo fue un escandaloso latrocinio criminal. Pero hay algo mucho más escandaloso, dijo Simone de Beauvoir, y es que uno se acostumbra.
    Si cada uno de los funcionarios de la anterior gestión, incluido el presidente por ser el responsable absoluto del Poder Ejecutivo (obrando como gerente de los poderes fácticos y geopolíticos), no pagan penal y patrimonialmente por el daño infligido a la Patria y su pueblo; tal como lo sentenciara Mariano Moreno: “…nuevas ilusiones sucederán a las antiguas y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte, mudar de tiranos sin destruir la tiranía”.
    Su protagonismo comenzó el 25 de mayo de 1810, al asumir la Secretaría de Guerra y Gobierno de la Primera Junta, cuando dijo en su discurso inaugural: “La variación presente no debe limitarse a suplantar a los funcionarios públicos e imitar su corrupción y su indolencia. Es necesario destruir los abusos de la administración, desplegar una actividad que hasta hoy no se ha conocido, promover el remedio de los males que afligen al Estado, excitar y dirigir el espíritu público, educar al pueblo, destruir o contener a sus enemigos y dar nueva vida a las provincias. Si el gobierno huye el trabajo; si sigue las huellas de sus predecesores, conservando la alianza con la corrupción y el desorden, hará traición a las justas esperanzas del pueblo y llegará a ser indigno de los altos destinos que se han encomendado en sus manos”. (elhistoriador.com.ar)
    Según afirmaba Moreno: “El contrabando se ejercía en esta ciudad con tanto descaro, que parecía haber perdido ya toda su deformidad, el resguardo no se ha hecho expectable sino por la complicidad que generalmente se le atribuía ¡Con qué rubor debe recordarse la memoria de esos gobiernos, a cuya presencia brilló el lujo criminal de hombres que no conocían más ingresos que los del contrabando que protegían! (…)”. (Idem)
    El 7 de junio de 1810 fundó el órgano oficial del gobierno revolucionario, La Gaceta de Buenos Aires, donde escribió: “El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes, y el honor de éstos se interesa en que todos conozcan la execración con que miran aquellas reservas y misterios inventados por el poder para cubrir sus delitos. El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien, debe aspirar a que nunca puedan obrar mal. Para el logro de tan justos deseos ha resuelto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal con el título de Gazeta de Buenos Aires”. (Idem)
    Increíblemente, en 2020 seguimos hablando de aquellos temas.

  4. HERNÁN DE ROSARIO dice

    Acaba de fallecer el juez federal Claudio Bonadio, víctima de una cruel enfermedad. Como alguien sentenció una vez, la muerte no absuelve. El hecho de que una persona parta de este mundo no significa que a partir de ese momento se recubra de una santidad y una bonhomía de las que careció mientras estuvo viva. Claudio Bonadio fue la antítesis del juez digno, fiel servidor del valor Justicia. Bonadio fue el emblema de lo más sórdido del Poder Judicial. Se adecuó perfectamente a los tiempos menemistas, delarruístas, duhaldistas, kirchneristas y macristas. Sinuoso y acomodaticio, fue obsecuente y despiadado según la ocasión. Claudio Bonadio deshonró la función del juez, ultrajó al valor Justicia, se mofó de la independencia del Poder Judicial. Claudio Bonadio acaba de fallecer. Lamentablemente, se fue impune.
    Claudio Bonadio no fue un juez de la república porque lejos estuvo de reunir todas las cualidades enumeradas por el autor del artículo que transcribo a continuación.

    Importancia del juez en la sociedad
    Por Carlos Divar, El risco de la Nava.
    (ARBIL, anotaciones de pensamiento y crítica)
    El nuevo siglo y el nuevo milenio debe ser un tiempo de renovación, y también, de una nueva Administración de Justicia. No se trata de cambiar el concepto tradicional y natural de lo que es justo o injusto, pero sí que hay que ir hacia una forma de aplicación y de interpretación de las normas, más abierta, más acorde con la realidad social del hombre de hoy que necesita de la justicia y de una organización estatal que sólo tiene auténtico porvenir desde el estado de derecho, cuyos garantes custodios son los Jueces. Se ha de buscar, por tanto, un Juez humano, metido en cuantos problemas afectan a la sociedad que le rodea, consciente de que tiene una vocación especial que constituye algo más que un medio de vida o una profesión. Es un llamado a defender la Ley, y de forma especial, a los más necesitados del amparo legal, como los ausentes, los desaparecidos, los incapaces, las personas marginadas y aquellas que aunque hayan cometido errores en su vida, debe ayudárseles a encaminarse hacia un futuro de convivencia en esa sociedad de paz y justicia que los nuevos Jueces tienen de alguna forma que transmitir. No se ha de olvidar que aquello que guarda el interior de nuestro corazón, de alguna forma es recibido por los demás. El que está inquieto, el que tiene espíritu de revancha, transmite inquietud y guerra, pero el que en su interior goza de paz y sentido de lo verdaderamente justo, transmite paz y justicia. La angustia, la depresión, la desesperación del hombre contemporáneo se deben a la ausencia de estas verdades y de estas certezas. La explosión epidémica de enfermedades mentales de la esquizofrenia o el síndrome de Alzheimer, ponen al desnudo el desequilibrio mental de nuestra sociedad. Y nuestra sociedad no tiene equilibrio precisamente porque está privada de determinadas certezas y valores que un Juez puede proporcionarles con su justicia, con su capacidad de creer en lo bello, de amar lo bueno y de luchar por los más necesitados. He aquí el gran camino de los nuevos Jueces, en un nuevo siglo y en una nueva Justicia.
    La auténtica función judicial no se aprende solamente en textos jurídicos y en obras de gran valor científico, sino que tiene que estar unida a la experiencia y riqueza de la vida, a sus miserias y a sus grandezas. El Derecho, en sí mismo, es la vida de las personas; entre el nacimiento y la muerte se producen una serie de figuras reguladas por la Ley: los derechos y relaciones paternofiliales, el matrimonio, el trabajo, el contrato, los medios de vida, el delito, etc. Consecuentemente, un Juez debe estar inserto en la vida diaria, en el momento que le ha correspondido vivir, actuando intensamente sobre el presente que tiene en sus manos. Es un error renunciar a aspectos de estudio, teoría y riqueza vital, sustituyéndolos exclusivamente por un sentido práctico de lo que puede hacer un Juez. La práctica que se sustenta en una buena formación da excelentes autos. No así la que carece de aquellos principios de la vida a los que hemos hecho referencia.
    Al hablar de función judicial, preferiría cambiar el término por el de «misión del Juez». Función es la acción y ejercicio de un empleo o cargo. Misión es poder y facultad para desempeñar un cometido. En la labor judicial, el cometido está por encima del cargo. El diccionario académico, en una de sus acepciones, habla de «la misión» como acción de enviar. Transmitir la buena nueva a quien la necesite. Eso es, exactamente, el trabajo fundamental de un Juez: ser un enviado a la vida diaria para transmitir la buena noticia de una sociedad de justicia y de un estado de derecho sin discriminaciones, que se hace y forma diariamente, en la vida profesional de Jueces y Magistrados. Es, precisamente, la efectividad de la Justicia la máxima aspiración de los pueblos cultos. Una de las más antiguas Compilaciones del mundo, las Leyes de Manu, dicen que la Justicia es el único amigo que acompaña a los hombres después de la muerte, pues todo otro afecto está sometido a la misma destrucción del cuerpo. Y si la Justicia es imperecedera, si el hombre lleva en sí este sentimiento, es indudable que al tratar de plasmar dicho sentir en una acción humana, no puede considerarse como mera función, simple actuación de funcionario, sino como verdadera misión trascendente, fundamental y esencialísima dentro de la organización de la sociedad. Goldschmidt dice que la virtud de la Justicia, lejos de ser sólo una virtud moral, es más bien una virtud intelectual y posee repercusiones sobre la voluntad. Cuando el Juez es consciente de esa misión y de esa virtud, aprende que la norma jurídica le dará la pauta a seguir de la que no debe salirse, pero sin imponerle barreras infranqueables ni limites rígidos. Porque hay que tener presente que la Justicia no es la aplicación estricta de las normas, sino la actualización del derecho positivo a un caso concreto y a un momento histórico determinado (art. 2 del Código Civil). En este sentido, la misión del Juez se acerca al orden legislativo sin invadirlo, puesto que tiene que adaptar las normas legales a la cuestión debatida. Esa actividad intelectual del Juez, se dirige al hombre. No hay máquina ni puede haberla capaz de suplir los elementos volitivos e intelectuales que logra aportar la criatura humana. De ahí que el hombre convertido en Juez, sea el elemento fundamental, la figura central del proceso, hasta el punto que se ha llegado a afirmar que más que buenas o malas leyes, lo que hay son buenos o malos Jueces.
    Condiciones de las personas encargadas de juzgar
    El consejo del suegro de Moisés, tal como se lee en el Libro del Éxodo (18, 20-22), sigue siendo válido: «escójete de entre el pueblo hombres capaces, temerosos de Dios, hombres íntegros y libres de avaricia y constitúyelos sobre el pueblo, para que juzguen al pueblo en todo tiempo». El Juez público tiene que tener tales condiciones; es el único capaz de transformar lo ambiguo, abstracto o genérico en jurídicamente concreto y definitivo, y esto se hace desde la sabiduría jurídica y también desde la integridad y honestidad moral. Hurtado de Mendoza perfila un poco más la figura del Juez como hombre y jurista: «Pusieron los Reyes Católicos el gobierno de la Justicia en manos de Letrados, cuya profesión eran las letras legales, comedimiento, secreto, verdad, vida y alma y sin corrupción de costumbres; no visitar, no recibir dones, no profesar estrechura de amistades en razón al cargo, no vestir ni gastar suntuosamente, humanidad en el trato y juntarse a las horas señaladas para oír causas y tratar el bien público». Así pues, el Juez de todos los tiempos, pero especialmente el de la sociedad futura, debe ser un Juez con:
    * Dignidad: obligación fundamental en su profesión, mediante una conducta responsable guiada por la conciencia recta y responsable.
    * Amante de la Verdad, por su formación intelectual, ya que pone su estudio e investigación al servicio de esa verdad. La Verdad es siempre objetiva y los errores son también siempre subjetivos. El Juez sólo cede cuando pronuncia verdad y no la hace depender de la crítica u opinión de los demás, por mucho que pueda comprometerle o desfavorecerle. El Juez es un servidor; se debe a los demás, a personas que han cometido errores o aquellos que someten a su decisión cuestiones de honor, de familia o de economía. Es, por tanto, un servidor; el servicio viene de amar, y el amar viene de reinar.
    *El Juez es el servidor nato del reino de la paz y de la justicia.
    *Función social: Ha de que estar en la realidad social de su tiempo. Ni los pasados fueron mejores, ni los futuros serán peores. Es el momento presente, con sus circunstancias políticas, históricas, laborales, conflictivas, de falta de trabajo, de enfermedad y de grandes desigualdades, donde el Juez tiene que ejercer su función, ante todo, social.
    *Pensando en los demás, y olvidándose de su persona, porque la verdadera Justicia se hace hacia el exterior y no contemplándose a sí mismo.
    * Secreto profesional: Debe mantener siempre el secreto de lo que actúa, con las excepciones que están especificadas en la Ley. No es la falta de publicidad del proceso, sino el no dar a conocer, con interpretaciones desviadas, aquéllo que sabe por el ejercicio de su profesión; y sentir a la Justicia en primer lugar, y el Juez encargado ha de estar situado en un segundo puesto de discreción, prudencia, anonimato, silencio y humildad. Lo importante ha de ser hacer el bien supremo de Administrar Justicia, y que su persona, o la de su compañero judicial, aparezca como lo menos importante pues todos, cualquier Juez, ha de pretender siempre lo mismo: el reinado de la justicia.
    * Compañerismo: Estar cerca unos compañeros de otros. Por sí mismo, el Juez, en sus últimas decisiones, es un hombre solitario. No ha de olvidar la voz de la experiencia. El consejo útil del amigo. La meditación de un tema entre varios y la tranquilidad después de haber resuelto con arreglo a su conciencia y al derecho que debe aplicar.
    *Orden personal: Por último, debe mantener un orden en su vida particular, que refleje ese mismo orden en el despacho y en todas sus actuaciones judiciales. San Agustín decía que la paz es la tranquilidad en el orden, y un Juez no está tranquilo por ausencia de problemas sino porque trata de resolverlos, con orden y armonía.
    Conclusiones

    En definitiva, la Justicia del siglo XXI, debe restablecer la confianza de los ciudadanos en sus Jueces, y para ello ha de estar dotado de valores de transcendencia y de seguridad en lo que se decide, que permitan al justiciable acudir con esa especial confianza a sus Tribunales. Aquello del molinero de Berlín ante el Emperador que trataba de quitarle sus tierras: «todavía hay Jueces en Berlín». Unamuno decía: «el amor compadece y compadece más, cuanto más ama». Por su parte Esquilo: «el que nunca ha amado no puede ser bueno». Toda su justicia, por severa que sea, tiene que estar dirigida a la comprensión y al amor a su misión de juzgar, y a las personas que deben beneficiarse de esa misión. Para terminar, las palabras de un excelso poeta, San Juan de la Cruz, que invita a un nuevo oficio, a un nuevo trabajo, a una nueva misión. Ya mi alma se ha empleado, y todo mi caudal, en su servicio. Ya no guardo ganado ni ya tengo otro oficio, que sólo el amar es mi ejercicio.

  5. Adhemar Principiano dice

    Estoy atento a los aconteceres politicos, entonces con mucha bronca e impotencia, me debo tragar otro sapo, de los mas podrido, que se puede dar, el juego de Milagros Salas, entre los poderes provinciales y nacionales. EL JUEGO DEL «GRAN BONETE». Es o no es, quien Es?. El Sr. Presidente, en su gira «social democrata» con la Europa Central, no pone sus manos, que debio desde el primer dia, en firmar el INDULTO, a la dirgente social indigena, que fue victima del juego de los poderes politicos corruptos, desarmando el complejo social puesto en marcha. SIENTO OLOR .

    1. Paula dice

      Algunos no desean indulto, porque significaría admitir un delito..

  6. FPV dice

    El vice de morales reporta a massa. Los diputados en la provincia, también. Pasa lo mismo a nivel nacional con Boudou. Alberto lo tiene en la mira al ex vicepresidente, no solo por las afjp, sino porque mando al frente a righi. Su amigo y mentor.

  7. Hugo saldaño dice

    Ignorantes delincuentes corruptos, Sala y toda su banda, mercenarios. El operador de los militares que vendió a tantos ahora solo quiere ensuciar a la jsuticis para intentar desprestigiarla y así lograr que liberen a su socia. Se escudan con esos audios porque no dicen quién es la persona que traicionó así a otra y la grabo. Acostumbrados a eso,los invito a todos vengan a Jujuy, pregunten quién es sala pregunten cómo vivimos décadas y cómo vivimos ahora que gracias a la justicia está presa, no van. Doblegar a las instituciones, ustedes pasaran, la justicia prevalecerá

  8. Alejandro dice

    Verbisky y todos tus séquitos que reaparecen como muertos vivos, títeres de Sala. Quieren seguir ensuciando la jsuticis Jujeña para que su cómplice salga libre así comparte todo lo que le robaron a los Jujeños. Seguís con las manos manchadas, y dandan, sin palabras, todos son lo mismo, mercenarios del kirchnerismo, verbi de eso sabe y mucho

  9. gerardo senderowicz dice

    o sea, Baca dijo lo que dijo y despues ratifica la condena de MSala… o esta derivando a la CSuprema la resolución del caso?
    No se que esta esperando el P.E. para intervenir la provincia o al menos su justicia si así puede denominarse; esto es mas de lo que puede esperarse y por confesión de parte.
    Comparto lo de anteriores comentadores, si el gobierno nacional no ataca el problema en Jujuy, nos ataca a todos sus votantes y los que no los votaron.

  10. Maria dice

    no me da ganas de escribir algo, demasiada basura toda junta, y el caudillismo argentino todavia vigente.
    nada.

    1. enrique dice

      morales es el hombre mas peligroso de argentina tiene a un imperio q lo apoya participe nesesariodel golpe en bolivia y lo quieren de presidente

  11. Luis Alberto dice

    Me consuela que por fin, se hable de intervención federal. Hasta Graciana Peñafort se había transformado en comentarista, como si no hubiera cambiado el gobierno. El asunto tiene la gravedad institucional que contempla la segunda parte del artículo 6 de la CN y el bloque del Frente debería actuar en consecuencia

  12. Ricardo Alberto Comeglio dice

    ¿Por qué Gerardo Morales todavía se sienta en despachos oficiales del gobierno nacional para negociar?
    ¿Por qué Massa lo tiene al lado suyo en el Congreso negociando una ley?
    ¿Por qué los políticos argentinos siguen siendo tan necios de no ver la realidad y ajustarse a ella en forma inmediata?
    ¿Por qué seguir en la rosca con los antidemocráticos y antirepublicanos?
    ¿Por qué seguir siendo todos cómplices de esta Argentina decadente?
    ¿Cuándo se van a ir todos los nefastos del poder de la Argentina?
    ¿Hasta cuándo se creen que vamos a esperar los argentinos para sacarlos a todos a patadas de sus poltronas políticas?

  13. Gabriel Méraud dice

    Una intervención no va a cambiar la configuración social de Jujuy. Y ergo es posible que en nuevos gobiernos provinciales se reproduzcan dinámicas indebidas. Pero se debe poner un límite a este desaguisado. E intervenir las provincias cuando estas crisis de endogamia se desmadran así, cambia el limite de lo posible. Todas las oligarquías provinciales pasan a tener otro límite para sus prácticas autocráticas. Creo que hay que intervenir la provincia de jujuy. También hay que avanzar sobre la camarilla ilegal de Comodoro Py y hacer cesar de alguna forma el resto de las prisiones políticas. Si el nuevo gobierno no garantiza el funcionamiento de una democracia un poco más sana va a poner en crisis su propia legitimidad de ejercicio. Por miedo a ser narrado por Clarín como un gobierno imparcial que libera a sus amigos políticos va a ser visto por sus propios votantes como un gobierno temeroso que no supo desmantelar la sucursal argentina de Guantánamo ni hacer regir el estado de derecho. Y Clarín va a desvirtuar todos los hechos igual.

    1. Paula dice

      Veo exactamente lo mismo Gabriel. Quiero creer que AF y CFK tienen un as en la manga. No me quiero resignar a pensar que cree realmente que sobando el lomo al cártel mediatico, éste no lo va a tocar..

  14. HERNÁN DE ROSARIO dice

    En su artículo Alejandra Dandan demuestra que en Jujuy no rige el estado de derecho. El poder político no está subordinado a la ley, está al margen de ella. En unos audios que la autora de este escrito dio a conocer la semana pasada Pablo Baca, presidente del Superior Tribunal de Justicia, reconoció que la dirigente social Milagro Sala está privada de su libertad desde hace cuatro años no por haber cometido delito alguno sino por su capacidad de movilización. Sala está presa porque el gobernador Morales quiere que lo esté. Morales actúa, por ende, como un patrón de estancia, como un vulgar autócrata que cree que sus decisiones están por encima del sistema normativo vigente, como un señor feudal que trata al pueblo como si fuera un vasallo. Morales no dudó un segundo en desconocer las garantías propias de un régimen democrático, republicano y liberal. No es, por ende, un gobernante democrático pese a haber sido elegido en las urnas. Su legitimidad de origen es incuestionable pero no así su legitimidad de ejercicio. En este último sentido actúa como el muchachito prepotente del barrio quien impone su voluntad a sangre y fuego.

    Dice Germán Bidart Campos en su libro “El poder” (ed. Ediar, 1985): “Se va haciendo corriente la locución de “estado garantista”, y su correlativa de garantismo. Garantía es todo mecanismo o procedimiento que resguarda al hombre-o a la sociedad-frente al estado. Las garantías existen siempre frente al estado, y procuran funcionar como limitación al poder. Todo lo que contiene al poder, todo lo que lo frena, todo lo que permite defenderse ante él, es una garantía en sentido amplio, sea que el daño o la amenaza vengan del estado o de terceros ajenos. Garantía es la división de poderes, como lo es el pluralismo social, como lo es el control, como lo son los procedimientos judiciales, especialmente los de habeas corpus y de amparo. De ahí proviene la relación entre garantismo y derechos personales, entre garantismo y libertad. La indefensión total o parcial del hombre y de la sociedad frente al poder es la ausencia o la debilidad del garantismo. Es fácil, asimismo, descubrir nexos entre el garantismo y la racionalización del poder, a causa de que las variadas técnicas racionalizadoras juegan como otras tantas garantías”.

    “Ha de interpretarse que si las garantías como medios defensivos son dificultades para el poder, esto de dificultades no equivale a trabas o bloqueos que impidan su natural ejercicio, ni la propulsión de sus energías, sino a precauciones para evitar su exceso, su desborde, su exorbitancia, o para reparar las lesiones que infiere al hombre y a la sociedad. El requerimiento actual de un poder eficiente y de un estado de bienestar social, involucra necesariamente una mayor dosis de poder, de intervencionismo, de actividad del poder (…) A más poder, mayor garantismo; por donde no parece difícil vislumbrar que el estado contemporáneo, que en todas partes intensifica su poder, demanda munir al hombre y a la sociedad de un sistema más amplio y eficaz de garantías. Dentro de la estructura misma del poder suele verse al poder judicial como garantía suprema de la libertad y de los derechos, y hasta del propio sistema constitucional, en la medida en que la judicatura asume una verdadera jurisdicción constitucional. Aquí el garantismo se adosa claramente al control”.

    Pues bien, en Jujuy el garantismo es inexistente porque hay un gobernador que cree ser una reencarnación de aquel famoso monarca absoluto francés que creía que él era el estado.

  15. Ernesto dice

    El conglomerado del frente renovador , siempre «unidos» a las prebendas del poder debe comenzar a pedir disculpas a Milagro Sala .
    Sí ,los que fueron a DAVOS ( previo paso por la embajada norteamericana hablando muy mal de Néstor Kirchner , Sí , la bosta de paloma Sergio Massa debe disculpas y debe decirlo nueve días seguidos en los medios que le dan bola , bah donde pone platita . ..
    La diputada Cecilia Moreau también debe lavarse la boca por sus dichos sobre Milagro Sala . Malena ( lágrima ligera )Galmarini ,
    y la Tundris deben pedir disculpas a la coya , mejor negra y excelente compañera MILAGRO SALA.

    POR UNA ARGENTINA LIBRE DE PRESOS POLITICOS !

    1. Alicia dice

      Tenés razón

  16. Norberto García Sánchez dice

    Ya es tarde para arreglar este desquició. Inmorales se tiene q ir ya.
    Ningún territorio de la Nación Argentina puede estar regido por la voluntad omnímoda de dictadorzuelos de cartulina.
    El radicalismo (o lo q queda de el) haría muy bien en apoyar la intervención federal.

  17. Ricardo Alberto Comeglio dice

    Si esto no termina en 15 días con la intervención federal al Poder Judicial de Jujuy y la puesta en comisión de todos los Jueces, incluidos los del STJ de Jujuy, entonces no tenemos remedio y somos nada más que una republiqueta bananera que no se merece seguir existiendo.
    Cualquier excusa es simplemente debilidad política, falta total de valores decentes para la vida republicana y una total y absoluta decadencia dirigencial.
    A mí no me expliquen nada. O somos serios, adultos, republicanos y con valores democráticos o sólo diganme que SE SALVE EL QUE PUEDA porque somos una mierda.
    Yo no espero más nada y a nadie. O en 15 dias se interviene al Poder Judicial de Jujuy o no creo en nadie más y empiezo a militar el QUE SE VAYAN TODOS.

    1. Malvón de Berazategui dice

      y… si

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.