Hay plan

La iniciativa bonaerense para desarrollar la ruralidad y el entramado productivo

 

El 25 de junio en una escuela agropecuaria del municipio de Tandil, el gobernador Axel Kicillof presentó el Plan Bonaerense de Desarrollo Rural, que incluye políticas activas de nueve ministerios, sumada la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) y el Banco Provincia. El Cohete a la Luna dialogó al respecto con el ministro de Desarrollo Agrario provincial, Javier Rodríguez. “Es un programa muy ambicioso que da impulso al desarrollo rural y en forma más general al interior de la provincia de Buenos Aires. Es un plan inédito. No hay antecedentes de un conjunto de programas con una mirada tan integral para impulsar el desarrollo local y regional”, sostiene el funcionario. El Plan prevé una inversión de 172.875 millones de pesos hasta 2023 con el objetivo preciso de desarrollar la ruralidad y el entramado productivo.

 

El ministro de Desarrollo Agrario bonaerense detalla los alcances de la iniciativa.

 

“Es un programa que va desde una inversión muy importante en obras de infraestructura, rutas, caminos rurales y conectividad a líneas de crédito, impulso a la producción y empleo. Seguridad en el ámbito rural y también inversión para viviendas”, detalla Rodríguez. Entre los ministerios que articulan su accionar en el Plan, se encuentra el de Infraestructura y Servicios Públicos, con una inversión 116.124 millones de pesos para nuevas rutas productivas estratégicas. Se contempla un plan integral de mejora de caminos rurales en una segunda etapa a la ya iniciada, un plan de viviendas y nuevas postas de recepción municipal. También el plan maestro integral de la cuenca del río Salado y el plan de manejo integral de la cuenca del río Luján. Desde el Ministerio de Gobierno, la inversión prevista es de 660 millones de pesos para financiamiento mediante el Consejo Federal de Inversiones para la reactivación productiva y producción regional exportable. Así también la asistencia para la realización de Códigos de Ordenamiento Urbano y Territorial y el registro de suelo urbano.

El Plan Bonaerense de Desarrollo Rural destina 8.000 millones de pesos para llevar adelante Casas de la Provincia. El ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, había explicado esta iniciativa a El Cohete a la Luna: “La Provincia tiene una cantidad de oficinas distribuidas en todos los municipios que son casas alquiladas. Eso le genera un gasto tremendo en alquileres, mantenimiento. Lo que nosotros apuntamos con Casa de la Provincia es que exista una unidad administrativa, un edificio provincial en cada municipio, donde pueda tener todas las oficinas de atención al público y que los trabajadores puedan estar trabajando en buenas condiciones y los bonaerenses puedan ser atendidos como corresponde”. El programa también prevé el fortalecimiento de la seguridad en el ámbito rural con 1.920 millones de pesos para el Ministerio de Seguridad.

Desde el ministerio de Desarrollo Agrario está prevista la segunda etapa del plan estratégico de caminos rurales, financiamiento para tamberos, construcción de frigoríficos municipales, plan de mejora ganadera, la industrialización de productos primarios agropecuarios, financiamiento para acompañamiento técnico del desarrollo rural, financiamiento para la agricultura familiar y para biodigestores, créditos para mejora de infraestructura a cooperativas y nuevos mercados concentradores regionales. “Una herramienta fundamental es el financiamiento. A través del Banco Provincia se van a estar entregando créditos por más de 32.000 millones de pesos. Pero también un desafío enorme que hay en la provincia de Buenos Aires –en una parte muy significativa de su territorio–, es lograr avanzar en la producción de materias primas, que vaya desde los productos agropecuarios a la producción de alimentos. Es decir, industrializar esa producción primaria”, señala Javier Rodríguez.

 

El gobernador Kicillof en la presentación del Plan.

 

En su integralidad, el Plan Bonaerense de Desarrollo Rural establece, desde el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, una inversión de 6.539 millones de pesos para ArriBA Parques –el programa de asistencia económica para agrupamientos Industriales–, un fondo para el desarrollo de soluciones científicas y tecnológicas, promoción de los circuitos turísticos y culturales en pueblos rurales, plan de desarrollo del turismo rural, desarrollo turístico sustentable, propuestas artísticas y culturales en escuelas rurales. En tanto el Banco de la Provincia de Buenos Aires invertirá 32.230 millones de pesos en la financiación de inversiones para MiPyMEs agropecuarias, como también para adquisición de bienes de capital para MiPyMEs, financiamiento para vacunación antiaftosa y tarjeta PROCAMPO. Desde ARBA, la inversión dispuesta es de 3.466 millones de pesos en exención y alícuota cero de ingresos brutos para pymes del sector agropecuario. También el Ministerio de Trabajo realiza una inversión de 152,4 millones de pesos destinados al programa Preservar Trabajo, al Programa Intercosecha de asistencia económica a trabajadores temporarios y al asesoramiento integral para la agricultura familiar.

Desde la Jefatura de Gabinete de Ministros se invertirán 400 millones de pesos destinados a la mejora la conectividad en distritos rurales. Desde el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, 333,5 millones para desarrollar el programa Comunidades sin Violencias y el programa dESIdir en Comunidad, de capacitación para docentes rurales, como también la conformación de mesas comunitarias intersectoriales contra las violencias de género. La intervención en el plan del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos está prevista para la continuidad de programas como Mi Escritura y Mi casa, con 31.000 escrituras.

Para el ministro Rodríguez, el abordaje integral de los nueve ministerios que desarrollan el Plan Bonaerense de Desarrollo Rural resulta estratégico para desarrollar “esa producción regionalmente, localmente. Porque eso permite generar puestos de trabajo, condiciones de trabajo más dignas en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires”, explica. “Con ese criterio de avanzar en la producción de alimentos, una de las líneas de trabajo es el financiamiento a frigoríficos municipales y el financiamiento a algunas unidades productivas, también de índole municipal”, sostiene sobre la importancia de que esa integralidad del plan permita generar arraigo en los diferentes distritos bonaerenses.

“En muchísimos lugares nos encontramos, por ejemplo, con productores porcineros en el oeste de la provincia de Buenos Aires que tienen que llevar su producción 180 kilómetros para faenar, y que por supuesto ese flete se le descuenta del precio que termina obteniendo el productor”, ejemplifica Rodríguez. Explica que no significa que “la producción porcina sea inviable en esa zona, sino que se requieren de salas de faena, salas frigoríficas, en la misma región”. Allí aparece el trabajo del Ministerio de Desarrollo como articulador, esa mano visible del Estado bonaerense dispuesta a “impulsar ese tipo de industrialización local y regional en articulación con los municipios”, puntualiza. El ministro de Desarrollo Agrario bonaerense brinda datos concretos del avance “en once obras con estas características. Algunas son terminación de frigoríficos que estaban o a medio construir o en algún caso también semiabandonados, otras son construcciones directamente nuevas. Ese esquema, en el que ya estamos avanzando en esos once frigoríficos, se está ampliando ahora a cinco frigoríficos más”.

—¿Cómo está la situación del financiamiento a tamberos? Porque el gran problema es la concentración en el sector lácteo, que genera que el litro de leche en el país ronde los noventa pesos. ¿Cómo se logra ir en una dirección contraria a esa concentración? ¿Qué acciones vienen llevando adelante desde el Ministerio?

—Lo primero que hay que decir, es que este gobierno provincial y nacional está sumamente atento a lo que ocurre en la cadena láctea. Y lo que estuvo ocurriendo en el último tiempo es que hubo un aumento en la producción, revirtiendo la tendencia que se había dado en el período 2015-2019. En el período del vidalismo en la provincia de Buenos Aires cerraron 515 tambos, además cayó la producción. Esto tiene que ver, sin dudas, con la concentración productiva, en un contexto de reducción de la producción y de crisis sectorial sumamente importante. Nosotros a través de distintas medidas, tanto macroeconómicas generales como específicas de la producción, hemos logrado revertir esa tendencia. Por supuesto que entre los elementos fundamentales aparecen líneas de financiamiento a tasas muchísimo más bajas. Para los productores tamberos es fundamental el financiamiento por los plazos de pago, por lo tanto tienen que tener una posibilidad de financiarse a tasas que no arruinen los negocios. Por otro lado, nosotros también generamos exenciones impositivas específicas para el sector. Lo que se está haciendo ahora con las líneas crediticias que se están lanzando –que son específicamente para el tratamiento de efluentes–, porque nosotros siempre planteamos que hay un desafío de mejorar la producción cuidando siempre las condiciones ambientales.

—Las Sociedades Rurales de Pergamino, Baradero, San Pedro, Salto, Rojas, Exaltación de la Cruz, Campana, Zárate, Colón, Chivilcoy, Navarro, sumadas las asociaciones de productores rurales de San Antonio de Areco, Arrecifes y de productores agropecuarios de Salto y de Capitán Sarmiento, emitieron un comunicado proponiendo una gran marcha federal. Pretenden que la Mesa de Enlace se sume a la convocatoria para el 9 de julio, con el propósito de “llamar la atención respecto de la reacción ciudadana y su motivación a expresar un profundo descontento con el rumbo y destino del país, el cual sin duda nos va a arrastrar a todos”. ¿Qué opinión te merece lo que expresan estos sectores? ¿Has podido dialogar con algunos de ellos? ¿Es posible el diálogo con estos actores?

—Nosotros mantenemos un diálogo permanente y fluido con los distintos representantes de los productores y por supuesto que nosotros planteamos una línea que queda clara a partir de este Plan de Desarrollo Rural. Entendemos que la provincia de Buenos Aires es el corazón productivo de la Argentina: tiene producción agropecuaria, tiene producción industrial y nosotros tenemos que impulsar el conjunto de la producción. Lo tenemos que hacer en función de la generación de empleo y, en definitiva, en la mejora de la condición de vida de toda la población. Acá lo que se ha planteado en el tema más específico de la carne es una situación de un aumento muy importante en el precio que tenían que pagar los consumidores y ante eso se han planteado medidas claramente transitorias que lo que hicieron fue que el porcentaje de exportaciones fuera similar al que había entre 2016 y 2019 en promedio. Hay que pensar en las estrategias de mediano plazo para la producción, núcleo fundamental para salir de estas disyuntivas, y para eso nuestra invitación para trabajar en forma conjunta.

—Al dialogar con gente de las Sociedades Rurales de estos lugares, ¿piensan lo mismo que en el comunicado, donde expresan que el país no tiene rumbo?

—La verdad es que no he tenido un planteo de esa índole. A veces escuchamos, por supuesto, posiciones y miradas diferentes. Creo que, en todo caso, deberían plantear por qué están señalando ese tipo de cuestiones. La verdad es que no comparto la mirada de que este país no tiene un rumbo. Si veo, por supuesto, una situación de pandemia que el gobierno nacional y provincial están pudiendo afrontar con un enorme esfuerzo de toda la sociedad, que hay que destacar. Y que en el marco de esta pandemia, como ha ocurrido en todo el mundo que genera distintos problemas económicos, se está impulsando permanentemente la reactivación y la generación de nuevos puestos de trabajo. Eso es en lo que se está trabajando cuando hablamos de reactivación en el actual contexto. El otro elemento fundamental para la reactivación es la recuperación del salario real, y entiendo que en eso se está trabajando.

—Han tenido distintas actividades conjuntas con el ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra, ¿cuáles han sido los frutos de esas acciones?

—En primer lugar, siempre hubo un diálogo muy franco sobre los diversos programas y después eso se ha ido plasmando entre distintos trabajos y articulaciones concretas. Una articulación concreta tiene que ver con la prevención de la emergencia en la provincia de Buenos Aires para productores de la agricultura familiar, financiada por el gobierno nacional. Otra línea tuvo que ver con proyectos de agregación de valor y con fortalecimiento de productores agroecológicos. Son líneas que nosotros hemos impulsado desde la Provincia y que hemos presentado al Ministerio de Agricultura de la Nación y que ellos, gustosos, han apoyado y financiado. Se va trabajando en proyectos y acciones concretas que sin dudas han tenido resultados.

 

Rodríguez y Basterra en la firma de la adhesión al Programa de Promoción del Trabajo, Arraigo y Abastecimiento Local (PROTAAL).

 

La movilización nacional de autoconvocados se hará el viernes 9 de julio en San Nicolás, sobre la ruta nacional número 9, a tres kilómetros del predio de la Expoagro que el intendente cambiemita Manuel Passaglia entregó para que exploten Clarín y La Nación. Hasta el momento no tienen nafta para llegar al Obelisco, como pretendían hacerlo con el apoyo de la Mesa de Enlace. En su comunicado, los autoconvocados solicitan “a aquellas organizaciones que, por la distancia, no puedan participar en forma plena” que hagan “asambleas unos días antes, elijan delegados y los ayuden a costear el viaje. Es importante que todo el país esté representado en este encuentro”. Para ellos la convocatoria es “en reclamo de medidas que alienten la producción y el trabajo”. Pero resulta que existe un Plan Bonaerense de Desarrollo Rural que ha lanzado el gobernador Axel Kicillof y que tiene como propósito el desarrollo de la ruralidad y del entramado productivo para generar empleo. Estos sectores deciden ignorarlo porque esconden su verdadera decisión de acción política que es, en su alianza con el partido “del cambio”, la de esmerilar al gobierno.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí