Jujuy es un fuego

La provincia debería volver a cuarentena estricta

 

La negación del gobierno de Gerardo Morales ante el colapso sanitario en Jujuy y la multiplicación de casos de coronavirus transformaron a la provincia en un fuego en apenas 45 días. El informe de los médicos de Nación que pasaron por la provincia detalló falencias en la organización del sistema sanitario y arrojó un diagnóstico lapidario. “El plan sanitario que implementó el gobierno –dijeron— es desacertado”. El ministro de Salud de Nación Ginés González García también se pronunció en esa línea. «Es una situación muy difícil”, dijo. “Estamos tratando de ayudar y ordenar la situación, pero Jujuy es el lugar más crítico de la Argentina».

Los casos crecen exponencialmente, la gente no llega a ser atendida y es aislada en sus casas. Hoy continúa la falta de insumos y camas en hospitalarias, faltan recursos humanos y crece la angustia. El dramático relato de una enfermera del hospital de San Pedro recorrió esta semana las redes sociales. La mujer grabó una sala de terapia con imágenes en las que explicaba que faltaba oxígeno y de lugares. El ministro de Salud de la provincia, Gustavo Bouhid, respondió a las imágenes con el inicio de un sumario a la enfermera y la denunció penalmente.

 

Los contagios

La propagación del virus también afectó a la clase política. La lista encabezada por Gerardo Morales sumó al vicegobernador Carlos Haquim. Los dos están aislados, con diagnóstico positivo y asintomáticos. También existe un número importante de funcionarios, diputados, intendentes contagiados, entre los que se encuentra también hasta el presidente del PJ de Jujuy, el empresario Rubén Rivarola.

Ni Morales ni Haquim pidieron licencia. Y administran la provincia desde sus casas, a través del Zoom y el teléfono. Morales apareció en un programa grabado del COE, con aspecto saludable y relajado. Mientras tanto buscó organizar a su línea política, pidió salir a defender la gestión y negar que exista un colapso sanitario.

Inmediatamente aparecieron en esa línea las voces de la senadora Silvia Giacoppo, la diputada nacional Gabriela Burgos y el diputado Luciano Rivas, quien como es su costumbre, derrapó. Esta vez, en un programa de televisión abierta, en completo estado de ira, se despachó con agravios contra la legisladora nacional Carolina Moisés, la diputada Alejandra Cejas y el diputado Emanuel Palmieri del Frente de Todos. “Acá hay cuatro o cinco atorrantes lacras, rastreros, que hacen política por un puñado de votos”, estalló. Y aunque todos acusaron a la oposición de usar la pandemia para hacer política y desestabilizar a Morales cuando el peronismo en realidad ha tratado es de gestionar todo tipo ayudas para la provincia, el arrebato de Rivas ocupó parte de la agenda de las redes sociales con repudio de varios lugares.

Los colectivos feministas y del Frente de Todos repudiaron las expresiones por misóginas. Y la escalada sumó a la Defensoría del Público, que llamó a prevenir la violencia política por razones de género en los medios y tomar intervención.

 

 

El COE

El COE es el Comité Operativo de Emergencia local encabezado por Morales. Está integrado el Obispo de Jujuy, representantes del Ministerio de Seguridad, Gendarmería Nacional y Vialidad Nacional y tiene una representación sanitaria de Ministerio de Salud compuesta por el SAME, un infectólogo y un epidemiólogo. No participan ni representantes de otras Organizaciones, ni referentes comunitarios ni técnicos del Primer Nivel de Atención sanitaria. Este es uno de los problemas estructurales.

Infectólogos y médicos aconsejan a esa mesa del COE que la provincia regrese de manera urgente a la cuarentena estricta para evitar la circulación y frenar la ola del virus. En esa línea se pronunció Omar Sued, Presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y uno de los principales asesores presidenciales. Remarcó la necesidad de implementar una cuarentena estricta de dos semanas. Carlos Remondegui es Jefe del Servicio de Infectología y Medicina del Hospital de San Roque. “El virus no frena ni se aminora hasta que no infecta al 10 por ciento de la población”, dijo. También él recomendó varias acciones y dijo: no se toma dimensión de la situación y no se ven las cosas con humildad y ciencia. Entre las propuestas y líneas de trabajo los especialistas proponen capitalizar recursos humanos para frenar contagios y dar atención a la gente con participación de diferentes sectores sociales, gremiales, políticos.

Pero el gobierno resolvió dictar una resolución destinada a los trabajadores de la educación para afectarlos a los operativos. La medida improvisada y sacada de la galera en plena crisis fue repudiada por la agrupación Verde y Blanca de ATE y la APDH porque entienden expone a los trabajadores.

 

 

Los fondos

Otro de los temas que volvió a la agenda son los fondos. Esta semana, un abogado volvió a presentar ante el Tribunal de Cuentas una nota para exigir que el gobierno rinda cuenta de los 6 millones de pesos que mandó Nación para atender la pandemia. Nación también solicitó una auditoria. Pero en Jujuy los organismos de control están en cuarentena desde el 2015.

El otro dato que no cambió es la campaña. Durante la pandemia, Morales salió de gira para entregar bolsones de alimentos en modo proselitista. Ahora que está aislado, tomaron su lugar otros funcionarios. Esta semana salió el intendente de la capital Raúl Jorge, la ministra de Desarrollo Humano Natalia Sarapura, el ministro de Seguridad Ekel Meyer y hasta el secretario de la gobernación, Freddy Morales. Recorrieron localidades y barrios junto a una gran comitiva de efectivos de la Policía y el RIM 20 de Gendarmería.

 

 

Inoperancia

En medio de esta tragedia, los Cambiemos no aceptan errores que vienen acumulando. Morales niega toda crítica y dice que los medios que lo critican son «mariscales de malas noticias». Pero las historias insoportables que hablan de los hospitales, del dolor de la gente y del agotamiento de los trabajadores de la salud, no son mentiras ni fake news.

Los contagios aumentan en el sector sanitario. Dio positivo el director del Hospital Doctor Paterson, Marcelo Villa en una cuenta que suma como positivos a los directores de los hospitales de La Quiaca y de Maimará. En San Pedro asciende la curva de infectados. En Libertador General San Martín está saturado el servicio sanitario y continúan en zona roja. San Salvador de Jujuy está en zona amarilla con un promedio de 150 casos por día, y picos de 240 contagios. Allí hay barrios con tasas de 600 contagios por cada 100.000 habitantes. Y en la semana comenzaron operativos localizados: captar, detectar, reconstruir los contactos estrechos y cerrar el barrio si se registra una transmisión alta.

En los pueblos de quebrada y puna la situación es más dramática. No cuentan con hospitales equipados para asistir a pacientes con síntomas severos. No tienen respiradores, ni terapistas. Y los casos han aumentado. Humahuaca tiene 100 contagios y La Quiaca alrededor de 70. Intendentes de puna y la quebrada gestionaron ante Nación y recibieron a profesionales, pero requieren equipamiento sanitario. En junio enviaron una carta al Presidente de la Nación en la que advertían la crisis sanitaria y social que viven más de 80.000 argentinos y argentinas de la zona.

El intendente de La Quiaca, Blas Gallardo, volvió a pedir la intervención sanitaria de Nación ante la desprotección del Estado provincial con un municipio al que no le llegó los fondos destinados.

El Colegio de Enfermeros envió por cuarta vez una carta documento al Presidente de la Nación ante la acefalía de la provincia en plena crisis sanitaria y solicitando intervención. El Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) en varios comunicados alertó sobre la crisis sanitaria, y también hay que dar cuenta de la precarización laboral, maltrato y persecución que sufren los trabajadores por parte de las autoridades administrativas.

 

 

Los aislados y el motín

En el marco de la pandemia, hubo un motín en el Penal de Gorriti, el pasado 16 de julio, donde dos internos perdieron la vida tras el impacto de balas de plomo por parte de penitenciarios, además hubo varios heridos. Los internos requerían información sobre un fuerte rumor de casos positivos de Covid, en esa unidad penitenciara que está hacinada. El Covid ingresó al penal a través de un agente penitenciario que era contacto estrecho de una trabajadora de la salud. Una semana después, había 100 personas aisladas entre internos y penitenciarios por pandemia. El gobierno improvisó un Hospital de Campaña en la Unidad N°2, de Alto Comedero para atender a pacientes positivos y sospechosos. Y este último viernes 21 de agosto, dio positivo Javier Nieva, uno de los integrantes de la Túpac Amaru detenido por Gerardo Morales. Javier hoy está aislado con otras 40 personas.

Cuando comenzó la pandemia, el Ministerio Público de la Defensa presentó un habeas corpus y la ANDHES participó como Amicus Curiae. Exigieron garantías para proteger la salud de los detenidos. La Cámara de Apelación y Control de la provincia resolvió proteger el derecho de las personas privadas de su libertad. Impulsó a que los jueces instruyan libertades o domiciliares por las condiciones de hacinamiento del sistema de cárceles. La medida no se cumplió. Y hoy los familiares de los detenidos piden información para saber el estado de sus familiares. Y abogados de los presos políticos realizan presentaciones al Juzgado de Control para pedir domiciliarias que hasta ahora también fueron rechazadas.

El bicho, como lo denominó Morales, arrasa.

 

 

 

50 Comentarios
  1. Luis Juan dice

    Estimada Mariana:
    Excelente crónica.
    Una humilde digresión, si me permite:
    Jujuy es el fiel reflejo de lo que le hubiese esperado al país todo bajo la conducción de cambiemos; irresponsabilidad absoluta, desidia, desinversión sanitaria, infraestructura insuficiente, estrategia frente al desastre aún peor, narcisismo, maquiavelismo y psicopatía; y, por supuesto, negocios hasta el minuto final. Las muertes sólo serían daños colaterales inevitables. Tal como dijo el capo de la ´Ndrangheta vernácula: “que se mueran los que se tengan que morir”.
    Es de esperar que aquellos que padecieron y padecen a estos nefastos personajes, no olviden y, llegado el momento de las urnas, no perdonen.
    Ojalá, alguna vez, la justicia ciega, corrupta, funcional al statu quo, abyecta y desalmada que supimos conseguir, pueda ser cambiada y haga tronar el escarmiento. Si ello no ocurre, volveremos a verles las caras -las mismas u otras-, pero con la impronta inmutable de defecarse en todos los demás.
    Esos bichos, son más letales que el propio virus.

  2. Victoria dice

    La verdad, no creo que el gobernador y su vice tengan covid, creo que se guardaron de puro cagones.

  3. Sergio dice

    Digamos q era de esperar lo q sucede…si habria una mirada a los medicos de Italia q hicieron las autopcias y determinaron las causas reales de los decesos y q realmente ocasiona el virus …tendríamos la solucion a esta plaga..MEDICOS ITALIANOS DICEN Q SI UN MEDICO DEJA MORIR A UN PACIENTE CON COVSARS2 O COVID 19 ES UN «ASESINO»..ASI Q INVESTIGUEN !!!!LA CURA A ESTA PLAGA EXISTE CON REMEDIOS EXISTENTES…NO ESPEREN A PERDER UN AMIGO PADRE HERMANO PARA SOLO LAMENTAR …BOLIVIA ESTÁ USANDO EL DIOXIDO DE CLORO ..LOS MEDICOS DE LA COMUSAV ESTAN PARA ASESORAR..ASI Q BUSQUENLOS ..SON MAS DE 3000 !!!SUERTE

  4. Griselda dice

    Soy Griselda, a este gobierno no le creo nada, además toman represarias contra los trabajadores de la salud, me parece una falta de respeto perseguir a la enfermera que dijo la pura verdad, una vergüenza que salgan en la tele como si hicieran la gran capaña, cuando se ve como el personal está con esos protectores que no los proteje en nada. Una falta de respeto a todo el personal de salud, militares y seguridad.

  5. Alberto kubiza dice

    Lo que pasa los de nacion no tienen una Frontera colapsada Con Bolivia. Donde la gente muere en la calle y en sus casas. Maden gendarmes para reducir el paso de extrangeros sino es mas de lo mismo

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.