La crisis es toda tuya

Paolo Rocca y sus minions insisten en descargar el peso de la crisis sobre los trabajadores

 

“Para muchos empresarios se trata de ganar menos, no de perder. Bueno, muchachos, les tocó la hora de ganar menos y así lo voy a hacer respetar”, dijo el Presidente. Paolo Rocca reconvierte el mensaje y en su planta Siderar comenzará con suspensiones porque, si se trata de ganar menos, él sabe quiénes tienen que perder más.

Mientras en distintos ámbitos el poder político interino lleva adelante propuestas de ajustes a salarios de funcionarios políticos —no haciendo más que degradar a la propia política—, el poder real permanente lleva adelante medidas concretas a contramano de lo expresado por el Presidente, haciéndole saber que la caída productiva por la pandemia la pagarán los trabajadores. Así, la transnacional Techint concretó el despido de 1.450 trabajadores afectados a  obras privadas que se frenaron por la cuarentena del Coronavirus. En su planta Siderar, ubicada en Ramallo, realizará suspensiones rotativas mediante un acuerdo con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) que dirige Naldo Brunelli, que aún no está cerrado.

Si Alberto Fernández propone que “una economía que cae siempre se levanta, pero una vida que termina no la levantamos más”, Paolo Rocca propone que esa economía caiga sobre las espaldas de los trabajadores. Si el Presidente dice: “Para muchos empresarios se trata de ganar menos, no de perder. Bueno, muchachos, les tocó la hora de ganar menos y así lo voy a hacer respetar”, Rocca recorta el mensaje y lo traslada a los trabajadores. Si la rápida reacción de Fernández fue la firma del decreto que prohibió despedir y suspender durante sesenta días, la rápida reacción de Rocca fue comenzar con las suspensiones en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

La respuesta de Paolo Rocca de que comiencen las suspensiones fue comunicada por el gremio UOM, que parece estar de acuerdo de la decisión ante la caída de la producción. El gremio estaría evaluando con la empresa llevar adelante la medida y están negociando —sin determinar aún—, cuánto sería el recorte salarial para los suspendidos. Así lo cuenta a El Cohete a la Luna el secretario de prensa de UOM San Nicolás, Fabíán Gigli.

 

 

 

Para la UOM lo importante es sostener el empleo. Ante la pregunta si la decisión de la empresa de Rocca no forma parte de una presión al gobierno de Alberto Fernández, la respuesta es que la realidad  marca la caída en la producción y lo importante para el gremio es sostener los puestos de trabajo.

 

 

Para el secretario de prensa de la UOM San Nicolás, la caída en la producción es un dato de la realidad, aunque no dice nada del otro dato: que Rocca vuelque la caída sobre las espaldas de los obreros. No existe un reclamo gremial para que quienes participaron del blanqueo, como la familia Rocca, afronten al menos una vez la caída. Naldo Brunelli, secretario general de la UOM San Nicolás, se excusó de brindar su palabra a través del secretario de prensa gremial “porque está también viajando a Buenos Aires para atender la problemática de UOM nacional”. Es curioso que el gremio, que ya anticipó que existirán suspensiones, todavía no sepa a cuántos obreros abarcará, si será por sectores o líneas de producción. Tampoco sabe cuántos días ni cuál será el monto del salario a cobrar por esos días o en esas horas no trabajadas. “Se sigue charlando para acordar eso”, señalan.

 

Repaso de una entrega

La planta de la Sociedad Mixta Siderúrgica Argentina (SOMISA) emplazada en Ramallo fue creación del coronel Manuel Savio, en noviembre de 1944, durante la presidencia de Perón. Comenzó a producir acero el 5 de mayo de 1961. La instalación de los Altos Hornos en las proximidades del pueblo revolucionó la vida de los habitantes. SOMISA supo tener 12.000 trabajadores hasta la privatización y la venta a precio vil a los Rocca, que en la actualidad emplean a 3.258 obreros en forma directa y unos 1.800 que forman parte de las tercerizadas. Los Rocca se quedaron con la siderurgia luego de que se preparara su destrucción y viniera la privatización durante el menemismo. Desde 1989 se sucedieron cuatro gestiones ruinosas en dos años: Franco, Cattáneo, Jorge Triaca y María Julia Alsogaray. Fue así que en noviembre de 1992 SOMISA pasó a manos del grupo ítalo-argentino Techint, acompañado por las empresas brasileñas Usiminas y Campanhia Vale do Río Doce y la chilena CAP.

La compañía pasó a llamarse Aceros Paraná en 1993. Por ese entonces un cartel verde en la ruta de acceso a la empresa tenía pintado en aerosol negro las letras l-d-o, conformando Aceros Paranáldo, en alusión a Naldo Brunelli, histórico dirigente de la UOM que había jugado a favor de la entrega. Mientras el llamado cordón industrial estaba herido de muerte, brotaban desocupados y ex trabajadores invertían el dinero del retiro voluntario en kioscos y remises, mejor suerte tuvo Brunelli. El 5 de agosto de 1993 aceptó el convite del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Eduardo Duhalde, para integrarse a la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia, acompañando a Alberto Pierri y Oscar Alende. Tiempo después Aceros Paraná fue rebautizada como Siderar y hoy en día se llama Ternium Siderar, empresa que desarrolla un proceso integral por el cual —partiendo del material de hierro y del carbón que llegan a su puerto—, elabora y fabrica aceros laminados, en caliente y en frío, galvanizados, electrocincados, prepintados y hojalata, que forma parte de las plantas del grupo Techint que comanda Paolo Rocca.

 

Las dos caras de Rocca

Al mismo tiempo que en una de sus plantas se evalúan suspensiones, Rocca muestra su cara humanitaria de la empresa asistiendo al hospital Gomendio de Ramallo y al provincial San Felipe de la ciudad de San Nicolás. “Hoy entregamos 65 camas en el marco del plan de acción que lanzamos para apoyar a las comunidades de San Nicolás y Ramallo. Son 19 camas de terapia intensiva y 28 de internación para el Hospital San Felipe y 18 camas de internación para el Hospital Gomendio. En los próximos días llegarán los colchones y almohadas junto con otros insumos que serán donados para fortalecer el sistema de salud de la región”, expresaron en su página en Facebook Gente del Acero, con un video institucional. “Ya recibimos de parte de Ternium la donación de 18 camas de internación ajustables, eléctricas y trasladables”, resaltaron desde el gobierno del intendente Gustavo Perié de Ramallo, a través de la página de la Municipalidad en Facebook.

 

 

La municipalidad de Ramallo, sobre la donación de Siderar.

 

 

La misma empresa de Paolo Rocca que realiza sus actos de beneficencia para el hospital de Ramallo es la que interpuso ante el Poder Judicial un recurso objetando el pago de la Tasa de Inspección de Seguridad e Higiene (TISH) que la Municipalidad de Ramallo cobra. Si el Poder Perjudicial fallara de acuerdo a la pretensión de la empresa de Rocca de pagar chauchas y palitos, sería inviable el funcionamiento del hospital local. El comportamiento de la empresa ha sido extorsivo. Muestra de ello fue su accionar ni bien asumió el gobierno municipal peronista de Ramallo del intendente Poletti (2015-2019), como lo cuenta un ex funcionario en este audio que distorsiona la voz para preservar su identidad. Señala cómo Martín Berardi, director general de Ternium-Siderar, y el CEO del grupo Techint, Daniel Novegil, les plantearon que las tasas tenían que bajar. “En realidad nos apretaron mal, nos apretaron mal”, repite.

 

 

Aquel apriete surtió efecto. Durante todo el año 2016, la empresa de Rocca abonó en concepto de TISH el mismo importe anual que 2015. El decreto Municipal nº245/16 a medida de Siderar, le otorgaba un beneficio excepcional en función de la cantidad de personal empleado. Pero cuando ese congelamiento se levantó, la empresa comenzó a pagar más y recurrió al Poder Judicial objetando la TISH.

La política local prefiere reducir sus salarios, como pide la derecha y también esa izquierda abstracta que pretende que todos ganen como un maestro y no se les ocurre pensar que es importante una mejora del salario y no que todos tengan menor remuneración, como bien describió para El Cohete a la Luna Santiago Campana. Ajustar a la política no hace más que detenerse en el árbol mientras el poder real esconde en el bosque la fortuna de los que evaden y fugan. El Presidente del bloque de concejales del Frente de Todxs Ramallo fue el primero en esa carrera y el 22 de marzo publicó: “Enviamos la siguiente nota al Honorable Concejo Deliberante para que los Concejales de Ramallo, Intendente y funcionarios Políticos aporten el 30% de sus dietas y sueldos del mes de marzo para la Cooperadora del Hospital José Maria Gomedio”. Tres días después, el intendente cambiemita Gustavo Perie firmó el decreto 189/20, donde aplicó una retención de un 25% de su salario hasta la finalización de la emergencia y el de los demás funcionarios de su gabinete, que de acuerdo al salario se les retiene diferentes porcentajes. Puede resultar un buen gesto momentáneo, pero ¿no sería necesario buscar en esta pandemia formas más permanentes de quiénes deben aportar a la salud? Y más aún sabiendo que un estudio realizado a través de un convenio firmado por la Municipalidad y el Programa de Medio Ambiente y Salud (PROMAS) de la Universidad Nacional de Rosario determinó la mala calidad del aire en las cinco localidades del partido de Ramallo. Siderar colabora con los malos aires y no cuenta con estaciones de medición para determinar la calidad de lo que emana de su planta. Tampoco paga nada por ese impacto ambiental que genera en la comunidad.

 

 

Mientras la política se ajusta, el poder real esconde su fortuna.

 

 

 

Entre líneas amarillas

Un comunicado de prensa del gobierno del intendente Gustavo Perie difundido en los medios locales relata cómo se estaba preparando el hospital local con los elementos de protección personal que habían adquirido en caso de tener que asistir a pacientes por coronavirus, que hasta el momento no se han registrado. En las últimas líneas de ese comunicado difundido en los medios locales comerciales. el Director del hospital local  expresó que “por el momento no estamos recibiendo ningún aporte ni ayuda desde la provincia”.

 

 

Mala prensa.

 

 

Lo que expresaba el Director era falso, ya que el Gobernador de la provincia de Buenos Aires firmó el decreto que asiste a los municipios bonaerenses con 300 millones de pesos para atender la emergencia sanitaria por coronavirus, decretada el 12 de marzo. La Ministra de Gobierno informó que Ramallo recibió 731.280 pesos. Consultada por El Cohete a la Luna, Teresa García da cuenta del esfuerzo que lleva adelante la provincia de Buenos Aires para asistir al conurbano donde hay gran concentración de personas en condiciones de alta vulnerabilidad. También señala que en próximos días la provincia de Buenos Aires abastecerá con insumos hospitalarios.

 

 

Por su parte, el ministro de Salud Daniel Gollán dice que “la previsión para Ramallo es el hospital de San Nicolás y el hospital de Zárate, donde están los equipos terapistas”, y señala: “Colocar todo lo que sea respirador, oxígenos, si no tiene un buen equipo de terapia no tiene sentido porque nadie puede operar esos aparatos. Con lo cual lo primero que estamos haciendo es fortalecer y aumentar la cantidad de camas de todos los hospitales que tienen capacidad instalada previa, con los equipos de trabajadores adecuados”. Existe un cronograma de camas que se diseñó para todo la provincia para cuando llegue el pico.

En tiempos de pandemia, dos proyectos de país están en pugna. Uno es el que propone Alberto Fernández, donde la vida está por encima de una economía que se cae pero que puede levantarse. El otro es el que propone presionar todo lo que se pueda, seguir ajustando para que la caída sea sobre las espaldas de los trabajadores, como propone Rocca. ¿Podrá la política hacerle pagar la crisis a los millonarios que esconden su fortuna evadiendo y fugando?

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

12 Comentarios
  1. Mauri dice

    No sera la primera ves que los sindicalistas o los funcionarios del gobierno salgan a defender a capa y espada a la patronal

  2. Lujan dice

    Iv R… puede sospecharse que también estarás de acuerdo en que «achicar el Estado es agrandar la Nación » …verdad?

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.