La hiperinflación

El deterioro de la moneda es una vía al enriquecimiento de los que fugaron capitales y del capital extranjero

 

En economía, la hiperinflación es una inflación muy elevada, fuera de control, en la que los precios aumentan rápidamente al mismo tiempo que la moneda pierde su valor real y la población tiene una evidente reducción en su capacidad de compra.

Nuestro país cuenta en su historia con un proceso hiperinflacionario que abarca dos administraciones, el fin del gobierno de Raúl Alfonsín y el comienzo de la gestión de Carlos Menem, en que el dólar pasó de valer 17,72 australes el 6 de febrero de 1989 a 10.000 australes el 1 de abril de 1991 y que es la causa directa de que la inflación medida por el IPC (Índice de Precios al Consumidor) del INDEC fuera de 3.079,5% en  1989 y de 2.314% en 1990.

En 1989, con la devaluación del Austral en la Argentina, miles de personas pasaron a la pobreza: la hiperinflación devoró salarios, generó revueltas, tomas de supermercados y, llevó al adelantamiento del traspaso del gobierno. La hiperdevaluación ocasionó la hiperinflación que provocó un aumento en el porcentaje de personas viviendo en la pobreza del 25 % a comienzos de 1989, al récord histórico de 47,3 % en octubre del mismo año.

 

 

Estamos en un proceso que se va acercando al de 1989-1990 a medida que se deprecia nuestra moneda, donde el dólar tras las fuertes salidas de capitales iniciadas el 25 de abril de 2018 por los mismos bancos que habían colocado deuda argentina en el mundo, pasó de valer en torno a los $ 20.- a $ 40, y tras las PASO a $ 60, pero con varios agravantes:

  1. El precio del dólar no tiene techo, el gobierno utilizó la reprogramación de los vencimientos de los títulos de deuda pagando solo el 15% de su valor a esa fecha y postergando el saldo en un 25% a los 90 días y el 60% restante a los 180 días, y puso límites a la compra en 10.000 dólares por persona y por mes, pero eso no impide que por los mecanismos de contado con liqui y dólar bolsa se compren divisas para que los sectores que tienen excedente los dolaricen para sacarlos del país y, por otra parte, no hay ingreso voluntario de las mismas, son en cuentagotas las liquidaciones de las exportaciones y demás liquidaciones o compras externas y nadie al final del gobierno de Cambiemos le presta a la Argentina.
  2.  Con el desgobierno de Macri se genera el deterioro del dinero que termina arrastrando el valor de los activos locales en moneda dura y como se espera que ello continúe, sigue la salida de dólares del sistema a la espera de poder comprarlos por menos divisas.
  3. Todo esto repercute en la actividad económica que se paraliza a pasos agigantados, a la vez que se difieren y hasta se rompen las cadenas de pago. Esta falta de crecimiento y de oportunidades para inversión productiva local es la tercera causa de la fuga de capitales, lo que implica una restricción al desarrollo socioeconómico ya que drena recursos que podrían ser utilizados para potenciar el crecimiento y el empleo, así como también reduce la recaudación impositiva y tiene impactos negativos en la distribución de la riqueza.
  4. El viernes 9 de agosto los depósitos en moneda estadounidense en el mercado bancario local sumaban 35.243 millones de dólares, tras la realidad de que el gobierno de Macri llega a su fin, se produce un retiro de esas imposiciones en cuenta corriente, en caja de ahorro y a medida que vencen los plazos fijos, de manera tal que un mes después más de la cuarta parte se fue del sistema. El 9 de septiembre los bancos captaban solo 25.764 millones de dólares, lo que hace un promedio de retiro por día hábil de 430 millones de esa moneda, de mantenerse ese promedio por mes suman 9.500 millones, las mismas se convierten en 0 (cero) en los tres meses que restan para fin de año. Y lo peor es que se supone que la mitad de los depósitos en divisas financian operaciones de comercio exterior, por ende su retiro “descalza” las mismas (las deja sin financiamiento) y la otra mitad constituye reservas internacionales en el BCRA.
  5. El gobierno incumple las severas metas fiscales y monetarias con el FMI al solo efecto de dar una mínima respuesta a la población, la primera por reducción en el IVA, en Ganancias y en aportes previsionales, más el aumento en el gasto social por la emergencia alimentaria. Y el segundo, porque si bien es cierto que el BCRA retira dinero legal argentino a cambio de las divisas que pierde de sus reservas internacionales, las mismas ascendían al equivalente a 66.308 millones el 9 de agosto y un mes más tarde, al 9 de septiembre, suman solo 50.646 millones con lo que disminuyeron en un 30,9% y, lo que no es menos cierto, la Base Monetaria se redujo solamente en un 1,05%. (Fue de $ 1.344.749 millones el 9 de agosto, a $ 1.330.833 millones el 9 de septiembre de 2019.) Todo esto hace que el FMI no le otorgue el tramo de septiembre de 5.421 millones de dólares, salvo un waiver (perdón) que, de no ocurrir, asegura una nueva corrida cambiaria ahora de los $ 60 a $ 80 pesos la unidad norteamericana como mínimo.

 

La crisis cambiaria y las provincias

Las medidas adoptadas por el gobierno de Cambiemos de subir el mínimo no imponible y devolución del Impuesto a las Ganancias, más la quita del IVA a algunos alimentos, significan una disminución en lo que perciben las provincias de unos $ 30.000 millones hasta fin de año, porque todos ellos son tributos coparticipables.

La devaluación perjudica a las provincias más grandes, a las que el gobierno de Macri autorizó a endeudarse en divisas, principalmente Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Neuquén, y Santa Fe, que deben pagar más pesos por sus deudas. Y a su vez, se resiente la recaudación del Impuesto a los Ingresos Brutos porque decae la actividad económica, conforma un trípode que ahoga financieramente a las jurisdicciones subnacionales e incluso el riesgo de que futuras devaluaciones tornen imposible el pago de la deuda, con lo que toda asistencia que tengan de la Nación, que por definición va a ser mucho menor que las necesidades, depara serios problemas para cumplir sus obligaciones hasta fin de año, como el pago en tiempo y forma de sus trabajadores, contratos y licitaciones. Menos que menos poder complementar el magro presupuesto y las transferencias del Tesoro de la Nación para asistir a los más pobres.

 

Emergencia alimentaria

La suba de los precios, en agosto de 2019 según el IPC (Índice de Precios al Consumidor) del INDEC fue del 4%, por lo que el acumulado de los últimos 12 meses fue del 54,5%. Esto deteriora la capacidad adquisitiva de los que tienen trabajo, de jubilados y pensionados y de todos los que venden o prestan algún servicio al mercado interno.

 

 

Como consumimos el mismo bien que exportamos, alimentos, que son el principal componente de la canasta de consumo de una familia, la suba del dólar tiene un efecto inversamente proporcional a la capacidad adquisitiva del salario y de los demás ingresos fijos. Por ejemplo, una botella de aceite mezcla de 900 cm3 se vende en el mercado de Amsterdam, puerta de entrada al mercado europeo, en torno a los dos dólares, por ende, en la Argentina se va a vender a ese producto a esa suma menos las retenciones. Con lo que si sube el valor del dólar se debe dar más plata argentina encareciendo todos los bienes y servicios.

Cada nueva suba del dólar deteriora el nivel de vida de la población de manera tal que, según indica el informe del primer semestre del año 2019 del Barómetro de Deuda Social de la Infancia que elabora la UCA (Universidad Católica Argentina), casi la mitad de los niños en el país (48,1%), se encuentra por debajo de la línea de pobreza, pero tras la disparada del dólar de $ 40 a $ 60.- en agosto 2019, la situación se agrava y crece la cantidad de chicos que tiene que asistir a comedores infantiles para no pasar hambre.

Según el Informe N° 118 del Jefe de Gabinete de Ministros remitido al Congreso de la Nación para el tratamiento de la Ley de Emergencia Alimentaria, que se refiere hasta el año 2018, sostiene que los 1.623.864 niñas y niños asistidos en todo el país en comedores escolares en el año 2016, pasaron a ser 2.777.056 en el año 2018 (incrementándose en un 70%) y que el Ministerio de Salud y Desarrollo Social financiaba 11.144 comedores escolares en el año 2016 y pasaron a ser 19.036 dos años más tarde.

En ese año 2018 los comedores comunitarios eran 1.270 y asistían a 203.091 personas. Los merenderos distribuidos en todas las provincias y que reciben algún tipo de asistencia del Tesoro de la Nación eran 1.366 pero no se precisó a cuántas personas servían.

Lo que si es cierto y corroborable es que se los asiste mayoritariamente con arroz, fideos, harina, yerba, aceite, azúcar y sal y que dichos componentes son la base de la alimentación en los comedores escolares y barriales, casi sin carne, ni fruta, ni leche y sus derivados por abaratar costos y en desmedro de las proteínas y vitaminas necesarias.

A su vez, unos 5.000 centros de jubilados distribuidos en toda la Argentina reciben escaso dinero para comprar lo que han de repartir a los que más necesitan, asistiendo a unas 605.000 personas sobre los 7 millones de jubilados y pensionados del país.

El plan se complementa con la entrega de tarjetas alimentarias para la adquisición de alimentos por parte de sus titulares y ambos componentes (la remisión de comida y su financiamiento y la entrega de tarjetas alimentarias) es lo que se incrementa con la sanción de la Cámara de Diputados que prorroga la emergencia alimentaria al 31 de diciembre de 2022. Esta sanción aumentará la partida de este año en un 50%, crédito que al 31 de agosto de 2019 ascendía en total a $ 18.142,8 millones, unos 300 millones de dólares por año, para asistir a la mitad de los chicos y de los viejos que son pobres y no pueden siquiera garantizar en el mes la comida básica. Al mismo tiempo, por las LELIQs del BCRA se pagan $ 78.365 millones por mes (unos 1.300 millones de dólares).

 

Conclusión

La Argentina no es un país pobre, es un país injusto. Gran parte de la población, sobre todo en las provincias del norte argentino y en los cordones de las grandes ciudades, percibe un ingreso per cápita como un país del África subsahariana, mientras que una parte de la sociedad ha hecho de la fuga de capitales y de la especulación su medio de vida en un marco en que se apropia de la renta agraria, petrolera y energética, financiera, etc.

El país se ha acostumbrado a funcionar así y hasta parece normal, cuando se debe impulsar el trabajo y la producción nacional y a la par mejorar la distribución del ingreso para generar un mercado interno sólido y en expansión, que es a la vez la base de acumulación de capital en la Argentina.

El deterioro de nuestra moneda nacional es uno de los caminos adoptados para el enriquecimiento de los que fugaron capitales y del capital extranjero que le interesa algunos enclaves productivos como puede ser la producción de soja y maíz, Vaca Muerta, el litio y otros minerales y no mucho más.

Paralelamente han aprendido de otras crisis, sobre todo de la del 2001, y han creado redes de contención, pero debe comprenderse que es un mal necesario y que del mismo se sale solo con trabajo y producción. Ese es el desafío del gobierno que viene.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

15 Comentarios
  1. apico dice

    Lo propuesto por Luis Juan,es perfectamente licito y factible,solo que haría falta la decisión política para realizarlo,y sus resultados serían fantásticos. En política existe lo que se denomina relación de fuerza,que vendría a ser » a ver quien la tiene mas grande», y me temo que ni aún con el 80% de los votos,nos dejarían hacer lo que nos propusiéramos. De cualquier manera,aunque mas no sea que para animar la utopía, estoy en un todo de acuerdo con tu propuesta. Un saludo peronista.

  2. Luis Juan dice

    Estimado Horacio:
    Excelente crónica.
    Una digresión, si me permite.
    “En medio de una de las peores crisis financieras en décadas, Malasia dijo no al Fondo Monetario Internacional. El país asiático optó en cambio por seguir «el principio Sinatra y hacer las cosas a su manera», en palabras del entonces primer ministro y actual primer ministro electo, Mahathir Mohamad.”
    “El gobierno obligó a los inversores extranjeros a mantener su dinero en Malasia durante un año y a repatriar los capitales en ringgit en el extranjero en el plazo de un mes. Además, se impusieron duras restricciones a la cantidad de dinero que los malayos podían sacar del país.”
    «Los pobres en Malasia están significativamente mejor hoy de lo que hubieran estado bajo las políticas del FMI (…) El rechazo de Malasia a implementar las políticas del FMI le permitió mantener el control sobre su destino económico. Esto fue preferible porque Malasia actuó en función de sus propios intereses. A diferencia del FMI, su gobierno no era responsable de proteger el conjunto del sistema financiero internacional», apuntan los expertos australianos.
    «Cuando los controles entraron en vigor, muchos analistas occidentales predijeron el desastre: un colapso de la economía, hiperinflación, mercados en negro. No sucedió», escribió en 1999 en un artículo publicado en la revista Slate, el premio Nobel de Economía Paul Krugman.
    «El hecho objetivo es que se piense lo que se piense de Mahathir, Malasia se salió con la suya con su apostasía económica. Se puede cuestionar si la apostasía era necesaria pero no decir que fue un desastre», aseguró. (www.bbc.com)
    Algunas medidas que no se deben soslayar para la darle sustento a la esperanza, sin seguir condenando a las víctimas de los desaguisados impunes de las clases dominantes, serían:
    Crear dentro de la AFIP un grupo de trabajo, altamente calificado, que tenga a su cargo el seguimiento de los capitales blanqueados y la cobranza de los impuestos correspondientes, aumentando (a través de una ley) los porcentajes sobre los capitales que se mantengan en el exterior y, bajando dicho porcentaje si estos capitales deciden volver a radicarse en el país como inversión productiva y mantenerse por al menos 10 años.
    Dado que hoy se puede contar con mucha información de los capitales radicados en paraísos fiscales (salvo los yanquis, claro) y que, la fuga de capitales acumulada puede tranquilamente calcularse en más de U$S 500.000.000.000 (casi 5 veces más que lo declarado en el último blanqueo); cabría impulsar -a través de todos los mecanismos legales correspondientes-, perseguir impositivamente esos capitales fugados como contrapartida del largo ciclo de endeudamiento y políticas económicas facilitadoras a tales fines.
    La permanencia de los capitales repatriados dentro del sistema financiero local y hasta que se inviertan en el sistema productivo, sólo podrán permanecer en la banca pública.
    Va de suyo que, respecto de esto último, hay que involucrar a todos los países -especialmente a los receptores de los dineros fugados- a que sólo admitan en sus guaridas, aquellos capitales que están debidamente declarados en sus países de origen. (Perdón, un lapsus contrafáctico).
    Impedir a las empresas que tengan capitales radicados en paraísos fiscales participar en cualesquiera de las licitaciones que promueva el Estado nacional, provincial y/o municipal; salvo que, previamente, dichos capitales -por al menos el valor de la obra licitada- retornen al país con el compromiso de permanecer por un mínimo de diez años.
    Permitir deducciones impositivas a aquellas empresas que contraten mano de obra local, bajo el régimen laboral vigente. Bonificar las tasas de interés de préstamos, cuando los mismos tengan por destino compras de bienes de capital y/o ampliación de infraestructura.
    Controlar en puertos, aeropuertos y fronteras el contrabando y fiscalizar pormenorizadamente a las 500 principales empresas del país respecto de la estructura de costos, la evasión y/o elusión. Va de suyo que de esta manera se disminuye significativamente la gran economía en negro que nos acompaña desde larga data.
    Legislar sobre una nueva ley de entidades financieras que imposibilite el desquicio a que este sector siempre fue proclive, facilitando de diversas maneras la fuga de capitales y resultar uno de los beneficiarios directos de tales desatinos. Además, las cada vez más inconmensurables ganancias del sector que antes justificaban por la alta dotación y calificación del personal hoy, tecnología mediante, resultan gravemente injustificadas y atentarías del crédito productivo.
    Los flujos de capitales especulativos provenientes del exterior deben tributar impuestos según escala descendente de conformidad al tiempo de permanencia, el que nunca podrá ser inferior a un año.
    Hay que volver a aplicar retenciones al agro y las mineras (unos de los ganadores de esta fiesta para pocos) partiendo de porcentajes diferenciales en virtud de la significancia de la participación del productor-exportador en el rubro. Además, otros atenuantes diminutivos de dichas alícuotas deberían estar dados en virtud del valor agregado del producto (considerando el trabajo nacional).
    La informalidad laboral debe, como objetivo de mediano plazo, terminarse y, para ello, deben buscarse los consensos necesarios y aplicarse todas las medidas que la legislación contempla, perfeccionándola con legislación ampliatoria de resultar necesaria. La garantía de rentabilidad empresaria se supone que no existe (riesgo empresario que le llaman), ya que debe ser la resultante de muchos factores concordantes; lo que sí ya no debería admitirse a esta altura de los acontecimientos, es que dicha rentabilidad y posterior fuga sea consecuencia de la baja del costo laboral, la evasión y/o elusión y, la ceguera voluntaria del Estado.
    Los aportes patronales deben volver a los porcentajes previos al menemato y sólo reducirse a través de tablas preestablecidas, en virtud de comprobadas incorporaciones de personal. Los aportes personales y patronales deben ingresar a las respectivas cajas de jubilaciones en tiempo y forma.
    Las inversiones que pueden realizar las Cajas de Jubilaciones deben ser establecidas por ley del Congreso que determine la preservación de dichos fondos en el tiempo.
    Los recursos del Fondo de Sustentabilidad Jubilatoria sólo podrán invertirse de conformidad a lo dispuesto por ley y será administrado por un Directorio compuesto por un miembro de cada uno de los tres poderes del Estado y un representante de los jubilados por cada una de las provincias. Las funciones de dicho Directorio serán ad honorem, salvo pasajes y viáticos para la asistencia a las reuniones de los representantes jubilados de cada una de las provincias.
    Hay que empeñarse más que nunca en restablecer el control soberano sobre energías estratégicas para el país (recursos hídricos, petróleo, energía eléctrica y recursos ictícolas-marítimos). Si estas energías son manejadas por el sector privado nacional o extranjero, siempre estaremos en problemas. Sólo en estos recursos habría para pagar cuanto menos 100 veces la monstruosa deuda externa. Al imperio no le interesan los dólares que nos prestan (e imprime a voluntad), pero sí los recursos naturales, he allí el objetivo central del endeudamiento (al margen de los condicionamientos).
    Impedir la adquisición de tierras por parte de extranjeros y, cuando las condiciones económicas lo permitan, expropiar las que se encuentran en sus manos, de conformidad a la legislación vigente o específica a crearse. No se puede admitir que los ciudadanos del país no tengan acceso a parques naturales porque pasaron, en los hechos, a manos privadas.
    Cuando las condiciones políticas estén dadas, la reforma constitucional resultará imperiosa, especialmente para reformar el artículo 29, entre otros, como lo vengo sosteniendo y por resultar -tal como se encuentra redactado- de inutilidad evidente ante los distintos saqueos sufridos por el país.
    La verdad que resultan tantas las reformas que deberían realizarse para alguna vez ser ese país serio que tanto se declama que, por ahora lo dejamos ahí.

  3. Pedro Seguí dice

    Asi es nomas .aparecio lo de al cohetepero no lo escrito. Estara volviendo Tato ???.
    Dificil con el » perro» pero…

  4. Pedro dice

    Acabo de esforzarme en escribir al cohete parece … porque no aparece ???

    Pedro-

  5. edludd dice

    nadie va a nombrar la palabrita maldita, retenciones?

  6. Mar dice

    Perdón, Manfred Max-Neef.

  7. Mar dice

    Viene bien lo digo por Manfred Más Neef:
    «(2014).Este otoño se cumplirán seis años de la caída de Lehman Brothers, considerado el pistoletazo de salida del crack financiero que aún sufrimos. ¿Cómo valora la gestión de la crisis que han llevado a cabo las autoridades económicas, capitaneadas por el FMI?

    Todo lo que ha ocurrido es una conexión de cosas que no hay que hacer. Para mí, lo más desconcertante y preocupante es que no importa cuántas veces quede en evidencia que ciertas políticas económicas son desastrosas; se sigue insistiendo en las mismas. Los economistas se creen científicos, por lo menos decidieron ser científicos los neoclásicos, a finales del siglo XIX. Para ser científicos decidieron que la economía se pareciera lo más posible a la física, con lo cual hicieron una serie de inventos absurdos y modelos matemáticos que son verdaderos disparates. Además, si la economía fuese una ciencia y los economistas, científicos, actuarían como científicos; ¿y cómo actúa un científico cuando una teoría determinada falla? Inmediatamente se ponen con toda la intensidad a buscar cuál es la alternativa a esa teoría, porque esta no funciona, y ¡se destierra y se acabó!»

  8. Dario dice

    Gracias Horacio. La nota semanal que me da una perspectiva historica (acción, repetición) y la articulación de un hoy real. Lamentablemente creo que somos un pais inviable que se autoexita con litio, vaca muerta, soja, etc; donde es absurdo proyectar politicas frente a estructuras mediaticas oligopolicas, el feudalismo judicial y la formación permanente de cosacos liberales como guardia defensiva universitaria. Quizás tierra arrasada justifique las reformas de un esqueleto mortal, que sin ellas seguimos con las velas al viento desde 1810.

  9. Horacio Rovelli dice

    Gracias por los aportes, y gracias a El Cohete a la Luna que nos permite comunicarnos De la dialéctica nace la luz decía Hegel

  10. Carito dice

    Esta «gestión» nos deja sin: soberanía, sin seguridad y sin moneda.

  11. Eduardo dice

    Cantillon en CARAVANA.

    Y SE LLEVARON EL DOLAR » FÍSICO «, COMO DICEN AHORA …

    Denunciado por el ex diputado Franco Caviglia.

    358 camiones de caudales, entre el 20 y 30 de noviembre, junto antes de la imposición del “corralito”.

    https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-948-2002-01-18.html

    https://www.lanacion.com.ar/politica/caviglia-las-divisas-se-fugaron-a-traves-de-358-camiones-de-caudales-nid367326

    GOOGLEANDO HAY MUCHO MAS …, HABÍA INCLUSO LISTA DE BANCOS INVOLUCRADOS.

    En qué quedó ?

    MISTERIO …

  12. Eduardo dice

    Fuente : o r o y f i n a n z a s . c o m
    Entrevista a Ronald Stoeferle
    https://w w w.oroyfinanzas.com/2013/04/que-es-el-efecto-cantillon/

    «¿Por qué es relevante el concepto del efecto Cantillon?

    Porque uno quiere ser de los primeros receptores del dinero y hay que estar de alguna manera protegido y esa transferencia de riqueza de los que usan primero ese dinero a los que lo usan posteriormente es importante porque de momento estamos viendo un gran debate sobre la falta de ecuanimidad en la distribución del dinero y creo que la base para eso es el efecto Cantillon. El 1% se beneficia de la creación de dinero nuevo mucho más que los receptores últimos y deberíamos estudiar las verdaderas razones para esta falta de ecuanimidad en la riqueza e ingresos en el sistema monetario.»

  13. Eduardo dice

    Fuente : o r o y f i n a n z a s . c o m
    Entrevista a Ronald Stoeferle
    https://w w w.oroyfinanzas.com/2013/04/que-es-el-efecto-cantillon/

    «¿Qué es el efecto Cantillon? ¿Qué significa?

    Básicamente lo que dice es que el dinero no es neutral, que el dinero nuevo que se produce no entra en la economía de manera neutral. Uno querría ser el primer receptor de este dinero. El efecto se puede notar en grandes centros financieros como Londres o Nueva York, donde este dinero creado es gastado primero por ejemplo en el mercado inmobiliario, en arte, en restaurantes y en salarios y por otro lado, si uno estás jubilado y recibes una pensión fija será uno de los que sufra este efecto Cantillon, porque estás recibiendo ese dinero nuevo creado al final del proceso, el dinero que se recibe esta inflacionado y el poder adquisitivo decrece. Creo que fue Hayek el que comparó la creación de dinero con la miel que cae y muy lentamente se va mezclando con la economía.»

    Conclusión : Primer receptor, el timbero-usurero.
    Lebacs, Leliqs, pesos emitidos por leliqs, dolares de la deuda y FUGA OFFSHORE.
    LOS PESOS EMITIDOS HIPERINFLACIONAN LA ECONOMIA LUEGO DE LA PERDIDA DE RESERVAS.

    MECANISMO CRIMINAL. EL BANCO CENTRAL PUDRE LA MONEDA, Y PAGA TASAS ESTRAFALARIAS A TIMBEROS USUREROS EN EL GRAN CASINO CANTILLON

  14. Eduardo dice

    Como se «pudre» nuestra moneda ?
    Respuesta:
    Emitiendo una Base Monetaria para provecho exclusivo de los usureros ( primero Lebacs y luego Leliqs ), que finalmente se convertiran en emisión monetaria ( pesos ) para comprar los dólares prestados que fugarán vía offshores.
    Los pesos sueltos a la hiper, la deuda al pueblo.
    EFECTO CANTILON TELEDIRIGIDO.
    Y EL BANCO CENTRAL ELUDE SU OBJETIVO PRINCIPAL: CUIDAR EL CALOR SOBERANO DE LA MONEDA NACIONAL.
    ( pedir prestado para cubrir el déficit fiscal : el cuento, la excusa )
    MECÁNICA CRIMINAL, TERRORISMO FINANCIERO.

  15. Ricardo Alberto Comeglio dice

    En litio, de acuerdo a números oficiales, sea nacionales como internacionales, su expresa constatación y valores de mercado, suponen la existencia de entre 300 mil y 500 mil millones de dólares (según el valor mínimo y máximo en el mercado), el valor neto del mismo en territorio argentino.
    Ese solo elemento determina el pago con creces de la deuda externa, pero claro, hay que extraerlo y venderlo y eso cuesta dinero, aunque muchísimo menos de lo que se obtiene. La cifra indicada es luego de descontar ese costo de extracción y venta, por lo que supone que el país tiene,como mínimo, 300 mil millones de dólares en litio y eso es lo que quieren apoderarse.
    Bonita cifra como para jugar fuerte para obtenerla, ¿no les parece? Bueno, contra eso es la lucha que el pueblo debe aprender a encarar, sostener y no entregar.
    Es hora de dejar de ser giles y no mostrar más interés por los espejitos de colores. Es hora de madurar en serio y mandar a cagar a los que quieren entregar ese patrimonio, se llamen como se llamen y pertenezcan al partido que sea.
    Sólo depende de qué clase de pueblo queremos ser.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.