Lentes y futuro político

Encuesta de la Universidad Nacional de Quilmes sobre las elecciones legislativas

 

En una reciente encuesta realizada a porteños/as y bonaerenses se preguntó quién cree que sacará más votos en todo el país en las elecciones legislativas de este año. Entre las tres opciones que se brindaron, un 46% sostuvo que habrá paridad o empate, un 36% que ganarán los/as candidatos/as del Frente de Todos y un 18% que se impondrán los/as de Juntos por el Cambio, como se ve en el gráfico 1.

 

 

Pero lo que resulta más interesante es cómo inciden las subjetividades políticas de los/as encuestados/as a la hora de realizar estas estimaciones. Así, entre quienes son “kirchneristas” un 73% piensa que ganarán los/as candidatos/as del Frente de Todos y sólo un 3% que podría imponerse la oposición. A la inversa, entre los/as claramente “macristas” un 60% opina que ganarán los/as candidatos/as de Juntos por el Cambio y tan solo un 3% que podría ganar el oficialismo.

A continuación se analiza con más detalles cómo se dan estas miradas tan distintas sobre el escenario político del futuro próximo, pero antes se explica cómo se construyeron las cinco grandes categorías de subjetividades políticas que nos permiten explorar con mayor profundidad el próximo escenario electoral.

Estas categorías surgieron como resultado de las respuestas a tres preguntas sobre el pasado reciente: (1) cuánto le gustaban las políticas de Cristina Fernández de Kirchner y (2) cuánto las de Mauricio Macri (si “le apasionaban mucho”, “le gustaban”, “ni le gustaban ni le disgustaban”, “no le gustaban” o “le daban mucha rabia”), y, (3) quién quería que ganara las elecciones presidenciales en 2019 (Alberto Fernández, Macri o si “le daba lo mismo que se impusiera cualquiera de los dos”). Las cinco categorías resultantes son las siguientes, consignándose también su peso porcentual dentro de la ciudadanía porteña y bonaerense:

  • “Kirchnerista”: le gustaban o le apasionaban las políticas de Cristina Fernández de Kirchner (33%).
  • “Votante a Alberto Fernández no kirchnerista”: no le gustaban las políticas de Cristina o le eran indiferentes, pero en 2019 querían que ganara Alberto Fernández (18%).
  • “Apolítico”: dice que en 2019 le resultaba igual que ganara Alberto Fernández o Mauricio Macri y, a la vez, no le gustaban las políticas de Cristina ni las de Macri. Además se siente muy lejos de todos los partidos políticos. En general, por otras respuestas, se infiere que la mayoría de ellos/as ha votado a Macri, a Espert, a Lavagna o en blanco (19%).
  • “Votante a Macri no macrista”: No le gustaban las políticas de Macri o le resultaban indiferentes, pero en 2019 quería que ganara Macri (16%).
  • “Macrista”: quería que ganara Macri y le gustaba sus políticas (11%).

Además existe un pequeño porcentaje que se ubica cerca del trotskismo (3%), organizado en el Frente de Izquierda y los Trabajadores (aunque por la poca cantidad de casos, no ha sido posible incluirlos en los posteriores análisis).

El gráfico 2 muestra cómo inciden estas subjetividades políticas a la hora de estimar el resultado de las próximas elecciones:

 

 

Como decíamos, los/as “kirchneristas” son muy optimistas sobre el futuro político, y sólo un cuarto de ellos/as tiene dudas sobre qué sucederá. En cambio, quienes también votaron a Alberto Fernández pero no gustaban de las políticas de Cristina Fernández de Kirchner se inclinan un poco más por pensar que habrá paridad en las próximas elecciones. De todos modos, un porcentaje importante de ellos/as opina que ganarán los/as candidatos/as del Frente de Todos, y muy pocos/as que puede ocurrir un triunfo de la oposición.

Como también ya comentamos, los/as “macristas” estiman que el panorama electoral les será favorable, aunque un 37% se permite dudar y prevé una situación de paridad en los resultados. Estas dudas asaltan en mayor proporción a los/as “votantes a Macri no macristas”: la mitad de ellos/as piensa que habrá empate, aunque sólo un 5% que pueden imponerse los/as candidatos/as del Frente de Todos.

Por su parte, quienes fueron catalogados como “apolíticos” poseen menores certezas sobre qué fuerza política triunfará: un 72% dice que habrá paridad; del 28 % restante, el porcentaje que piensa que ganará el Frente de Todos es casi el doble de los/as que se inclinan por opinar que se impondrá Juntos por el Cambio.

Dejando de lado a los “apolíticos”, podemos ver que las cuatro categorías “políticas” funcionan casi como un espejo. En sus extremos se presenta una elevada certeza del triunfo de la fuerza propia. En cambio, entre quienes han sido críticos de sus gestiones más afines, una mitad de los/as encuestados/as piensa que habrá paridad. De todos modos, casi ninguno/a tiene el temor de que se imponga la fuerza contraria a sus preferencias.

Si bien es posible que en las respuestas haya incidido cierto deseo de que se imponga la propia fuerza o, tal vez, de aportar su “granito de arena” influyendo en el resultado final de la encuesta, la pregunta que les hicimos era, claramente, quién creía que sacaría más votos y no quién quería que ganase. Resulta más probable que los resultados, tan distintos según la orientación política del/la encuestado/a, se deban a que cada uno/a tiene una percepción de la realidad nacional sumamente influenciada por el sesgo de los medios de comunicación con los que se informa, o por la interacción con otros ciudadanos con quienes tiende a compartir estas orientaciones políticas, ya sea personalmente o a través de las redes sociales.

Por otro lado, cabría la posibilidad de que en las estimaciones de los próximos resultados electorales estuviese incidiendo más la evaluación de la gestión de la pandemia por parte del gobierno nacional. Por ejemplo, podría ocurrir que quienes piensan que el gobierno se ha manejado mal frente al Covid-19 estimen que la ciudadanía lo va a castigar en la próxima elección.

En el conjunto de los/as encuestados/as, un 21% piensa que “el gobierno hizo lo necesario, y combatió bien la pandemia”, un 45% que “hizo lo que pudo”, un 22% que “manejó la pandemia bastante mal” y sólo un 12% que “hizo todo mal”.

En el gráfico 3 se puede observar que esta evaluación de la gestión de la pandemia incide claramente en la forma en que estiman cómo le irá a los/as candidatos/as del Frente de Todos en la próxima elección: quienes piensan que “la combatió bien” están casi todos/as seguros/as de su triunfo; quienes piensan que “hizo lo que pudo” oscilan entre estimar este resultado o vislumbrar una situación de paridad; y los/as que realizan evaluaciones negativas del manejo de la pandemia se inclinan por prever una victoria de los/as candidatos/as de la oposición:

 

 

Surge entonces la duda sobre qué incide más en estas estimaciones del resultado de las elecciones de este año: ¿las subjetividades políticas previas o la forma en que califican el manejo gubernamental de la pandemia del Covid-19?

Este análisis no resulta sencillo de realizar pues las subjetividades también impactan sobre la forma en que se evalúa la gestión oficial. Como ya presentamos en un artículo previo, en una sociedad políticamente polarizada como la argentina la gran mayoría de los/as votantes de Alberto Fernández en 2019 califican positivamente el manejo de la pandemia, mientras que los/as votantes de Mauricio Macri lo hacen en sentido contrario.

Sin embargo, a través de cálculos, se puede analizar cuánto incide una variable sobre otra, al tiempo que se extrae el efecto de una tercera variable. En nuestro problema, cuánto inciden las subjetividades políticas sobre quién creen que ganará las elecciones, anulando el efecto de la evaluación de la gestión de la pandemia; o, a la inversa, cuánto incide esta evaluación de la gestión sobre las expectativas electorales, quitando el efecto de las subjetividades.

En estos análisis encontramos que, a la hora de opinar sobre los resultados electorales, las subjetividades políticas previas tienen el doble de incidencia que la evaluación de la gestión de la pandemia. Así, quienes votaron en 2019 a Fernández están mucho más seguros del triunfo del Frente de Todos que los/as que votaron a Macri (una diferencia del 56%, extrayendo el efecto de la evaluación de la pandemia). En cambio, quienes califican positivamente la gestión del Covid-19 sólo están un poco más convencidos de que se impondrá el oficialismo, en relación a quienes piensan que la pandemia se manejó mal (una diferencia del 28%, sacando el efecto de las subjetividades políticas previas).

En síntesis, cada quien prevé futuros según sus propios anteojos. Pero los cristales de estos anteojos son más de mirar lejos que de cerca: inciden más las subjetividades previas (tanto quién quería que ganara en 2019 como la evaluación de las políticas de Cristina Kirchner y de Mauricio Macri) que el presente (cómo califica la gestión de la pandemia por parte del gobierno). De todos modos, la evaluación de la gestión no deja de tener una influencia importante, incluso cuando se extrae el efecto de la identidad política.

Aunque el año electoral recién empieza y se encuentra signado por una coyuntura muy cambiante, nos pareció valioso aportar estas evidencias que surgen de consultar qué piensa la ciudadanía.

 

 

  • Los autores de este artículo son Javier Balsa, Guillermo de Martinelli, Pehuen Romani y Juan I. Spólita

 

 

 

Ficha técnica de la encuesta:

  • Fecha de relevamiento: del 9 al 16 de enero de 2021.
  • Universo: población mayor de 18 años, residentes en la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Diseño muestral. Captura de casos a través de publicidad en Redes Sociales (Facebook e Instagram), segmentada proporcionalmente por género, edad y partido/jurisdicción. En provincia se relevaron todos los partidos del Gran Buenos Aires, los tres grandes aglomerados urbanos (Gran La Plata, Gran Mar del Plata y Gran Bahía Blanca) y 15 partidos del resto de la provincia.
  • Tamaño de la muestra: 3.244 casos.
  • Cantidad de preguntas: 110.
Realizado por SocPol-UNQ (Instituto de Economía y Sociedad en la Argentina Contemporánea de la Universidad Nacional de Quilmes).
Más informes sobre la encuesta en www.socpol.ar

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí