LOS MOLINOS DE VIENTO DE LA MAFIA

Las energías limpias y los dineros sucios del macrismo

 

En Mafia capital (2019) señalaba que uno de los negocios ‘ndranghetistas internacionales es el de la energía eólica. Esa dimensión ahora merece una ampliación necesaria, a partir de las revelaciones recientes de un pool de periodistas reunidos alrededor de la investigación OpenLux, porque mientras Mauricio Macri era Presidente, su hermano Gianfranco, desde el Gran Ducado de Luxemburgo, controlaba el negocio de los parques eólicos en la Argentina.

En ese entonces enfatizaba que Calabria es un gran parque eólico y que el rubro de las energías renovables es de especial interés para la ‘ndrangheta sobre todo en países que no han desarrollado ningún marco regulatorio como la Argentina. Y en el ámbito de las relaciones de producción capitalista la ausencia de normativas facilita la impunidad de los negocios. La ‘ndrangheta tiene el ojo aguzado para invertir dinero en sectores de negocios aún no reglamentados puesto que vuelven más sencillo el lavado de activos: las energías “limpias” son fuentes de dineros “sucios” para la ‘ndrangheta. (La lengua del capitalismo mafioso tiene gran habilidad retórica para decir lo contrario de lo que es: las cuevas se convierten en paraísos fiscales). Pruebas: algunos clanes calabreses —Paviglianiti de San Lorenzo (Reggio Calabria), Mancuso de Limbadi y Anello de Filadelfia (Vibo Valentia), Trapasso de Cutro (Crotone)— quisieron transformarse en señores del viento y sistemáticamente se infiltraron en los trabajos de la construcción de parques eólicos en cuatro de las cinco provincias calabresas. Se trata de los parques de Piani di Lopa-Campi di S. Antonio (Reggio Calabria), de Amaroni (Catanzaro), de San Biagio (Vibo Valentia) y de Cutro y Joppolo (Crotone). Por eso la región es un gran parque eólico. Esos intereses fueron investigados por la Procuraduría antimafia de Reggio Calabria dirigida por Giovanni Bombardieri, quien en 2018 detuvo a trece personas, entre ellas seis empresarios vinculados a las famiglie mencionadas. Las acusó de asociación mafiosa, extorsión, competencia ilícita con violencia o amenaza y corrupción —acciones agravadas por el método y finalidades mafiosas—, e inducción indebida con vistas a obtener o prometer utilidades.

¿Quién maneja este negocio en la Argentina? Sideco —la nave insignia del holding Macri—, a través de una estructura de empresas matrioshka. En 2016 participó de unas maniobras que le permitieron la compra y reventa de seis parques eólicos por una ganancia estimada —en ese entonces— de 48 millones de dólares. En 2018 el diputado Rodolfo Tailhade denunció al ex Presidente Macri aportando un documento que certificaba que en mayo de 2016 Sideco Americana S.A. había comprado los activos de la firma WPA, una empresa fantasma por la cual pagó 902.500 dólares para el negocio de los parques eólicos. El 7 de marzo de 2017, WPA fue disuelta y sus bienes fueron transferidos a Parques Eólicos Miramar S.A.,  una firma creada poco tiempo antes por Sideco Americana.

El 19 de octubre de 2016, Isolux Corsán —una multinacional con una crisis financiera, denuncias de corrupción y lavado de dinero en España, con un largo historial de asociaciones con el grupo Macri, y que en 2009 había obtenido la concesión de los parques eólicos Loma Blanca I, II, III y IV en la provincia de Chubut— le transfirió a Sideli y Sidsel (dos empresas satélites del grupo Macri) todos los desarrollos eólicos de Loma Blanca por la suma de 25 millones de dólares. Esa transacción de Isolux a Sideli/Sidsel fue aprobada por el gobierno cambiemita a través del Ministerio de Energía conducido por Juan José Aranguren y el Banco de la Nación. Poco después, el 28 de octubre, Isolux, ya desvinculada del sector eólico, se presentó a una nueva licitación pública del Ministerio de Energía en el marco del Renovar (un programa para el Desarrollo de Proyectos de Energía Renovable cuyo objetivo apuntaba a fomentar la generación de energía eléctrica con parques eólicos y energía solar, entre otras fuentes ecológicas). Un mes después, el 23 de noviembre el Ministerio le adjudicó los parques de Miramar y Loma Blanca VI. En enero de 2017 Isolux vendió estos dos contratos a una sociedad anónima del Grupo Macri que desde marzo de 2016 aparecía con el nombre de Parques Eólicos Miramar. Cuatro meses después, en mayo de 2017, Sideli, Sidsel y Parques Eólicos Miramar —todas pertenecientes al grupo M— revenden por 33 millones de dólares Loma Blanca I, II y III (sin construir) a la empresa china Goldwind. De esto se desprende que Sideco durante un tiempo tuvo el control absoluto del sector eólico en la Argentina.

En el balance de 2016 Usir Argentina declaró que era dueña del 100% de las acciones de Sideli y Sidsel. En cuanto a Usir, se creó el 29 de diciembre de 2015 y el 8 de enero de 2016, Mariano Payaslián —un contador que oficia como síndico de varias de las empresas del Grupo Macri— inscribió la sociedad ante la Inspección General de Justicia (IGJ). La vertiente argentina de Usir depende de una sociedad extranjera con sede en Barcelona: “Usir Internacional Holding […] que controla […] a Sidsel, Sideli y Parques Eólicos Miramar, las sociedades utilizadas por Sideco y sus socios para comprar y vender los parques eólicos”. La Usir barcelonesa es una sociedad unipersonal que depende de otra sociedad ubicada en Gran Ducado de Luxemburgo: Rainbow Finance.

Jean Ziegler, uno de los intelectuales helvéticos de mayor renombre, profesor de sociología en Ginebra, en la década del ’90 explicó en uno de sus libros clásicos que Die Schweiz wässcht weisser (Suiza lava más blanco, 1990).

La confederación helvética detentaba entonces el monopolio mundial del lavado del dinero procedente del narcotráfico y de armamentos clandestinos a través de una trama de connivencias entre el propio Estado y distintas instituciones financieras de “intachable reputación”, que convertían los narcodólares en weiss CHF. El secreto bancario, inscripto en la ley suiza, garantiza confidencialidad acerca de la proveniencia de los capitales y las instituciones financieras los legalizan. Otro corazón de la Europa occidental que hoy le disputa la condición de cueva fiscal a la Confederación Helvética es el Gran Ducado de Luxemburgo, que abriga negocios ocultos y esenciales para el proceso de reproducción del capitalismo mafioso, gracias a una ingeniería financiera muy sofisticada, normas financieras hecha a medida de las empresas, impuestos exiguos y total discreción.

La investigación OpenLux —coordinada por 17 grandes medios internacionales, entre ellos Le Monde, IrpiMedia, Miami Herald, McClatchy, The New Herald, Istorie, Le Soir, Süddeutsche Zeitung, etc.— nació del análisis de 3,3 millones de actos administrativos relacionados con 140.000 empresas activas en Luxemburgo. El 90% de las sociedades que están registradas en ese país están controladas por no residentes y el 38% de ese universo societario está integrado por holdings financieros que controlan cuotas de otras sociedades y no generan ninguna actividad económica. No tienen siquiera un empleadx. De esto desciende que el Gran Ducado es un gran centro offshore, una cueva mejor preparada que Suiza.

La Nación señaló que “OpenLux revela que se han ocultado en Luxemburgo fondos dudosos que se sospecha provienen de actividades delictivas o están vinculados a delincuentes investigados. Es el caso de las empresas vinculadas a la mafia italiana, la ‘Ndrangheta”. Y de hecho el 9 de agosto de 2019 en un bistrot de la ciudad de Differdange fue detenido Santo Rumbo, de Siderno, hijo de Riccardo Rumbo, capobastone preso en Italia por asociación mafiosa, miembro de la ‘ndrina Rumbo-Galea-Figliomeni. La Dirección Distrital Antimafia de Reggio Calabria estaba siguiendo las huellas de Santo entre Canadá y Luxemburgo. Un investigador de la operación Canadian Connection 2 explica que “estábamos analizando la estructura canadiense del Siderno Group of Crime y saltó el nombre de Rumbo […], joven boss con una dote muy alta en la jerarquía mafiosa”[1], residente en Luxemburgo. Vale recordar que el Siderno Group fue fundado por zzu ‘Ntoni Macrì en la década de 1950. En la misma nota de IrpiMedia se enfatiza que “analizando los beneficiarios efectivos de las sociedades luxemburguesas, el proyecto #OpenLux ha notado cómo una parte conspicua de ellas ha sido abierta por personas de la zona de Siderno”.

En Luxemburgo opera también la Famiglia. Según reveló La Nación, durante el gobierno de la Alianza Cambiemos Gianfranco Macri a través de Lares Corporation SPF, manejó una estructura de empresas matrioshka para operar en el sector de la energía eólica. Según el esquema que presenta la nota, Lares es el eslabón perdido de una cadena integrada por Rainbow Finance, Usir Internacional Holding, Usir Argentina, Sideli/Sidsel, entre cuyos anillos quedó una ganancia de 69,2 millones de dólares por las operaciones nexadas con los parques eólicos Loma Blanca I, II, III y IV y Miramar. “En el momento de invertir en los parques eólicos, Socma estaba compuesta por Gianfranco Macri, su hermano Mariano y los hijos del entonces Presidente Macri, que vendieron en 2018 su participación accionaria en la compañía a Gianfranco Macri. Por eso, en los tribunales federales de Comodoro Py, Gianfranco se encuentra imputado en la causa sobre los parques eólicos […]. Mauricio Macri, por el momento, no está siendo investigado”[2]. En sus confesiones a Santiago O’Donnell, Mariano Macri dijo que en ese negocio Gianfranco era testaferro de Mauricio.

De manera complementaria, el 13 de abril de 2019, con un macrismo en declive, la Argentina firmó un convenio que otorgaba beneficios fiscales con el Gran Ducado, para “la eliminación de la doble imposición con respecto a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y la prevención de la evasión y elusión fiscal” (@ischargro, TW de Iván Schargrodsky, 12/2/2021). Pues bien, el juez federal Martínez de Giorgi está investigando esta trama en función de dos delitos potenciales: negociaciones incompatibles con la función pública y defraudación a la administración pública. ¿No será el caso de investigar los vientos que desde Argentina soplan hacia Luxemburgo y también de empezar a seguir sistemáticamente todas las ventiscas que mueven las aspas de las turbinas emplazadas en Calabria?

 

 

 

1] Cecilia Anesi, Giulio Rubino, Jérémie Baruch, Luc Caregari, “Come la ‘ndrangheta è arrivata in Lussemburgo”, https://irpimedia.irpi.eu/openlux-ndrangheta-in-lussemburgo/ (11/2/2021). Por otra parte, parecería que la dote de Rumbo sería la de Trequartino -uno de los grados más altos en la estructura ‘ndranghetista-, que es la misma que parecería ocupar el propio Mauricio Macri en función del análisis expuesto en: www.elcohetealaluna.com/la-ndrangheta-del-cono-sur/.
[2] Hugo Alconada Mon e Iván Ruíz, “OpenLux: Gianfranco Macri controló desde Luxemburgo el negocio de los parques eólicos”, www.lanacion.com.ar/politica/openlux-el-hermano-macri-controlo-luxemburgo-negocio-nid2599338 (12/2/2021).

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí