Misiones, caso testigo

Provincias del norte del país buscan inserción en el mercado global de bonos verdes

 

Capitales de origen suizo buscan consolidar acuerdos con las provincias argentinas para ingresar al mercado global de bonos verdes, mecanismo financiero por el que los propios capitales y los Estados nacionales buscan cumplir con los acuerdos internacionales de reducción de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). La emisión de estos títulos promete ingresos de recursos propios a las administraciones provinciales, clave en un contexto de endeudamiento del país. A la vez, incorpora al mercado de capitales porciones de territorios de alto valor ambiental para convertir en renta la captación de gases contaminantes y la liberación de oxígeno, servicios ambientales que ofrece la naturaleza.

Mercuria Energy Trading S.A. y el gobierno de Misiones firmaron un Acuerdo de Cooperación y Compraventa de Créditos de Carbono en diciembre de 2021, el que fue ratificado por la Legislatura local este año, sin que hasta el momento se conozcan sus términos. A la vez, firmó la Hoja de Términos para un Acuerdo de Cooperación y Compra de Créditos de Carbono, derivado de un Programa Provincial REDD+, para que las certificaciones internacionales las realice la empresa Verra. Este acuerdo fue simultáneo a otro alcanzado por esta misma empresa con un gobierno local de Perú.

 

 

Acuerdo de Mercuria con el gobierno de Perú.

 

 

 

Mercuria explota hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta a través de Phoenix Global Resources, contribuyendo a la emisión total de emisión de dióxido de carbono (CO2) y metano, entre otros gases que, concentrados en la atmósfera, aumentan la temperatura de la Tierra. La empresa está dedicada a la comercialización de energía y materias primas del sector, aunque también comercializa productos ambientales, mineral de hierro, fletes, metales comunes y productos agrícolas.

En Misiones, el bono de carbono está en proceso de estructuración. Este mes, el gobierno de Salta anunció que avanza en un proceso similar con la misma firma. Por su parte, Jujuy también pretende jugar en este mercado. Inició tratativas con capitales financieros e impulsa una ley provincial propia. En un segundo plano más discreto, también comenzó a moverse Tucumán.

 

 

Sede corporativa de Mercuria.

 

 

Hasta ahora, el gobierno nacional concentraba las iniciativas estatales con los lineamientos de bonos verdes lanzados en 2019 y las guías sustentables de la Comisión Nacional de Valores del año pasado. En 2017, Jujuy y La Rioja emitieron los primeros bonos verdes locales que se colocaron en el mercado internacional.

En 2001, la Argentina adhirió al Protocolo de Kioto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que fijó metas globales de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a cumplir por los países industrializados. A fines de 2008, el Banco Mundial emitió el primer bono verde a instancias de inversores suizos.

Nuestro país no es integrante del Anexo 1 del Protocolo, por lo que no está sujeto a reducciones de emisiones de GEI, aunque sí puede ser anfitrión para ejecución de los proyectos de mecanismo de desarrollo limpio (MDL). Esos compromisos se ampliaron con el Acuerdo de París de 2016 para contener el calentamiento global en un nivel máximo de 1,5° grados en comparación con la era preindustrial.

 

 

Programa de Mercuria por la cumbre del clima.

 

Misiones

En noviembre pasado, en la Conferencia de las Naciones Unidas (COP26) de Glasgow (Escocia), el gobierno misionero anunció el acuerdo con Mercuria para la creación de bonos de carbono con bosques nativos por medio del fideicomiso Fondo Paranaense REDD+, programa de Reducciones de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero por deforestación y degradación evitada, enriquecimiento de la masa boscosa y desarrollo de las comunidades rurales dependientes de los bosques. El anuncio presidencial del proyecto de una planta de producción de hidrógeno verde en Río Negro desplazó el interés sobre los bonos misioneros, que dan cuenta de la expansión territorial de los instrumentos de mercantilización de la naturaleza y del papel de las provincias en esta etapa.

En enero se publicó en el Boletín Oficial el decreto de ratificación de los términos del acuerdo, tanto con la inversora como con la certificadora internacional, que tiene financiamiento internacional. El Ministerio de Hacienda, Finanzas, Obras y Servicios Públicos provincial quedó a cargo de:

  1. Instrumentar la operatoria y emisión de los Créditos de Carbono.
  2. Formalizar y reglamentar las tareas inherentes al fideicomiso.
  3. Supervisar la recepción de los fondos.
  4. Aprobar las solicitudes de desembolsos de la unidad de proyecto.
  5. Supervisar el flujo de fondos del fideicomiso.
  6. Acordar con el comprador el proceso de venta de los Créditos de Carbono, incluido el precio.
  7. Auditar la aplicación de los fondos de los usos aprobados en los proyectos definidos, entre otras medidas.

La prensa local aportó precisiones a los términos del acuerdo, cuyo texto se mencionó como anexo, pero no se publicó oficialmente. Mercuria financiará los estudios de gases de efecto invernadero (GEI), que determinarán un punto de referencia del carbono almacenado en las 1.500.000 hectáreas de selva misionera. Ese proceso se inició en junio de 2020 y los resultados deberían haber finalizado el mes pasado. Luego de obtener ese punto de referencia, Verra certificará la medición, que se realiza basada en estándares de carbono verificado (VCS) y es llevada adelante por un equipo liderado por la doctora en Ciencias Biológicas Patricia Himschoot. Recién entonces estará en condiciones de emitir unidades de carbono verificado (bonos).

Además, el gobierno local invitó a propietarios privados de inmuebles rurales a que se sumen al programa jurisdiccional REDD+, quienes recibirán una compensación económica por el cuidado del medio ambiente.

El Presupuesto de este año fue presentado ante la Legislatura en la misma dirección. Se autorizó al Ejecutivo a emitir títulos, fondos o cualquier instrumento financiero que no represente un endeudamiento para la Provincia, pudiendo realizar los actos jurídicos conducentes a tal fin, quedando para ello exceptuado del régimen de contrataciones establecido en la Ley de Contabilidad local (artículo 11 de la ley de Presupuesto).

En octubre del año pasado, el gobernador Oscar Herrera Ahuad firmó dos acuerdos internacionales para el ingreso al mercado de carbono, uno de ellos con BP plc (British Petroleum), según informó en su momento Carlos Rovira, presidente de la Legislatura. Esa transnacional asumió en 2020 la meta de convertirse en cero emisiones de gases de efecto invernadero para 2050. En la Argentina es socia de Pan American Energy Group (PAEG). No se conoce el nivel de avance de ese acuerdo a nivel local. En cambio, el gobierno nacional de México revisará un proyecto similar en una comunidad rural por incumplimiento de los términos pactados en 2019.

El gobierno regional de Ucayali (GOREU), ubicado en la Amazonía, firmó con Mercuria un acuerdo de cooperación y compra de créditos de carbono para el periodo 2022-2030, también con la certificación de Verra. Los términos y condiciones pueden ser de interés para analizar el proceso en la Argentina.

 

 

Territorios de alto valor ambiental son incorporados al mercado de capitales.

 

 

 

 

Jujuy

La provincia y Allcot Group firmaron un memorándum de entendimiento para el desarrollo de proyectos de carbono forestal en bosques nativos de la provincia, en el marco de conversaciones más amplias, pero todavía imprecisas. Las primeras reuniones que se informaron fueron en febrero de este año. Según la propia firma, se fundó en 2009 para la formulación y gestión de proyectos de reducción de emisión de GEI bajo el artículo 6 del Acuerdo de París y alineándose con la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

María Inés Zigarán, ministra de Ambiente y Cambio Climático, brindó detalles en un plenario de comisiones de la Legislatura sobre dos proyectos, uno de impulso y fomento a la generación de hidrógeno verde y derivados, y el otro sobre un régimen de compatibilidad y promoción de los proyectos de certificación reducida de emisiones de carbono. “La reducción de emisiones es parte del dominio originario de la provincia y en ese sentido garantiza que los beneficios se deriven a la provincia y se computen en nuestro inventario de GEI”, sostiene el oficialismo.

En la selva de yungas (formación nativa protegida), ONG’s y capitales privados tienen proyectos en tierras con bosque nativo con altas probabilidades de incorporarse a una propuesta de bonos certificados. Especialmente, los capitales que se asientan en la provincia con la creciente explotación de yacimientos de litio.

 

 

 

Salta

En febrero, el gobierno provincial mantuvo reuniones con inversores privados que no identificó. Después del inicio del proceso en Misiones, directivos de Mercuria anunciaron la semana pasada que conversan con Salta sobre la emisión de bonos vinculados al litio y la protección de bosque nativo, elementos fuertes que comparten con la vecina Jujuy.

Mercuria se inscribió en 2004 en Inglaterra. Cuatro años después se incorporó al mercado de carbono con operatorias en China. Después de compartir el anuncio con Misiones, al margen de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la Agencia de Protección Ambiental de Ghana (EPA) y Mercuria firmaron un memorando de entendimiento para colaborar en la puesta en marcha del Artículo 6 sobre el Mercado de Carbono del Acuerdo de París en la República de Ghana.

 

 

Tucumán

En abril, Tucumán hizo un anuncio que parece calcado de los ya mencionadas aquí. El secretario de Relaciones Internacionales, Mariano Fernández, informó que el gobierno alcanzó un entendimiento con la empresa que realiza proyectos para poder aplicar y generar créditos de carbono. “El 20% de la superficie provincia son áreas protegidas y eso tiene un gran potencial para la captación de gases de efecto invernadero, más precisamente del CO2. Esto le da un gran potencial a la provincia para generar estos bonos que se comercializan en el mercado mundial y generar divisas para la provincia”.

Así, en menos de dos años, un puñado de provincias busca participar de un mercado en formación. Este panorama supone una transformación del escenario iniciado con los MDL (Mecanismo de Desarrollo Limpio), promovidos por el capital privado para obtener sus propias certificaciones verdes. En esta línea, en 2007, Novartis Argentina S.A., subsidiaria de la líder en la farmacología mundial, había iniciado en Corrientes un proyecto forestal de captación y fijación de dióxido de carbono en el marco del Protocolo de Kioto.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí