POLARIZADO

Una Fundación que es una caja de pandora en un año recalentado por el cronograma electoral

 

Mauricio Macri es el dirigente político con peor imagen, según datos del politólogo Ricardo Rouvier, quien también dice que el ex mandatario levanta volumen en escenarios de polarización. La Fundación Mauricio Macri, anunciada esta semana con firma digital fotocopiada, floja de papeles y una sede legal que aparece conectada a la Fundación Global dirigida por Fulvio Pompeo, aparece en ese esquema. Sin presencia de los y las dirigentes que aspiran al recambio, que quieren jubilarlo y se sorprendieron con la noticia, Macri echó nafta al incendiario debate por la apertura de escuelas por la que trabaja con perfil bajo el gobierno nacional. La causa judicial por la condonación escandalosa de la deuda del Correo Argentino SA y la investigación por la extorsión a los empresarios del Grupo Indalo incorporaron ahora dos dictámenes fulminantes para los intereses del ex Presidente, con llamadas a Carlos Horacio Rosenkrantz y Fernán Saguier en época del lawfare. Los informes fueron concluidos en diciembre por una división técnica de la DAJuDeCo, la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado de la Corte. No son los peritos anticorrupción. Y darán pasto al ex mandatario y a sus defensores para tapar el sol con twitts polarizados.

El cierre de la feria judicial reactiva esta semana la causa por el intento de condonación de la deuda del Correo SA gestionada en 2016. El expediente terminará de incorporar un dictamen de la DAJuDeCo, que se acerca a la hipótesis del pacto espurio y evasivo propuesto por el Estado y denunciado por la fiscala Gabriela Boquín en febrero de 2017. La prueba comienza a ser analizada por el juez Ariel Lijo. Y cuenta con un programa informático de cálculo electrónico para control de las partes. El programa cruza todas las variables de cálculos posibles: crédito, capital, cuotas y tiempo de espera para descartar o confirmar la hipótesis de la quita de 98,2 por ciento hallada por Boquín.

Según pudo saber El Cohete, los resultados cruzados en todos los escenarios posibles le dan mal al ex Presidente. El informe requerido en noviembre de 2019 puede ser antesala de procesamientos para los ya indagados abogados del Correo y funcionarios del ex ministerio de Comunicación, entre ellos Oscar Aguad. También hubo novedades en la causa penal contra Macri y los integrantes de la Mesa Judicial por la persecución a Fabián de Sousa y Cristóbal López del Grupo Indalo. La jueza María Servini recibió el resultado de un informe de la misma división de la DAJuDeCo. El informe iniciado en agosto de 2020 acredita comunicaciones entre los acusados confirmando, en principio, la hipótesis que indica que el Estado ejerció acciones de sometimiento sobre los empresarios. Entre los cruces aparecen los nombres del presidente de la Corte y del director del diario La Nación, una de cuyas publicaciones de marzo de 2016 disparó la denuncia de Elisa Carrió con la que se inició la causa contra los empresarios. Macri también deberá empezar a responder preguntas de la Inspección General de Justicia. En ese caso, por la nueva Fundación.

 

Ricardo Nissen, el jefe de la Inspección General de Justicia.

 

El martes pasado el ex Presidente presentó públicamente la Fundación Mauricio Macri. La Fundación fue creada originalmente el 25 de noviembre de 2019, después de la derrota electoral. José Torello, apoderado del PRO, amigo y asesor de Casa Rosada, la inscribió como Fundación Cambiar es Posible para la Promoción y Defensa de la Democracia Republicana, el Desarrollo Económico, la Integración internacional y la equidad de género Latinoamericana (CEPLA). Y la puso a su nombre. Por entonces parecía una plataforma con la que el ex Presidente iba a inscribirse en el ecosistema del lobby internacional con Mario Vargas Llosa y José María Aznar. En marzo de 2020, Torello pidió transformar la razón social para agregar el nombre de Macri. Y ahora parece destinada a jugar en la escena local. En términos legales tiene problemas ante la IGJ –organismo de control– porque no presentó memorias, tiene un cambio de nombre sin aprobar con una firma objetada porque es fotocopia y un extraño formato de franquicia. Datos que parecen producto del apuro de quien ya no quiere el formato (sólo) para espadear en las ligas internacionales, sino para ladrar a los dirigentes del recambio, con anuncio difundido dos días después de que Martín Lousteau lo diera por jubilado, retuiteado rápidamente por Diego Santilli.

Esta misma semana uno de los dirigentes que se autopercibe dentro de la generación de recambio le dijo a Horacio Rodríguez Larreta que si sueña con llegar a algún lado, ni loco le deje la Ciudad de Buenos Aires a Patricia, Pato o Carolina, como aún la llaman por su permanente trayectoria militarista.

–¡Poné a Santilli! ¡Poné al médico! ¡Poné al que quieras! ¡Pero poné a alguien! –le soltó. Hablaba de la cabeza de lista a diputados por CABA.

 

¿Lo qué?

Escenario

Dentro y fuera de Cambiemos dicen que Macri aún está convencido de que cuenta con aquél 40 por ciento de votos de las elecciones generales de 2019. El anuncio de la Fundación es explicado desde dentro del espacio político, primero como un acto en soledad. Segundo como una sorpresa. La generación de recambio esperaba la salida del libro que anunció y suspendió cuando su hermano publicó las confesiones, pero no una fundación. Y dicen que en términos políticos es un dispositivo con el que busca abrir espacio con delegaciones en el interior del país.

Ese 40 por ciento, dice Rouvier, generó en ese espacio político una expectativa esperanzadora a pesar de la mala imagen y de lo malo de la gestión de gobierno. ¿Pero por qué parto de ese número?, pregunta. “Porque alienta un imaginario esperanzador en ellos, a pesar de los cuatro años de malos resultados, que no niegan y tampoco proclaman. Hoy a ese imaginario se le suma, creo, el estado de situación del gobierno, con Cristina y Alberto sometidos a hechos extraordinarios, que no cesan, por el contrario, rebrotan, con efecto sobre la situación económica sobre la cual Juntos por el Cambio tiene mucha responsabilidad, donde está parte de su legado, que fue una mala administración y eso también es lo que piensa buena parte de la ciudadanía. Pero hay un sector, ese 40 por ciento, que reaparece más que por amor a Macri, por rechazo al peronismo. Y el político, cualquiera que haya pasado por el poder, tiene ambigüedades sobre la vuelta, con posiciones encontradas. Yo creo que Macri da señales de que quiere volver, no este año, no para un cargo legislativo sino para competir en la presidencial. Por lo menos, no lo niega. El problema es que hoy Macri es el político de peor imagen y eso incide hacia adentro: algunos de su coalición ya no lo ven como alternativa. No ven que sea conveniente que se presente. Ven a Macri como jubilado. Lo quieren jubilar. Él se resiste. Y hay un sector duro que encuentra en Macri, ¿qué? Aunque parezca raro, encuentra una figura suficientemente polarizadora: la persona ideal para polarizar y en Horacio Rodríguez Larreta un Alberto Fernández pero de centro derecha”.

Macri presentó la Fundación en ese contexto. Polarización y mensaje hacia dentro. Y dicen que sonrió con un twitt dedicado a Lousteau. Decía: ¡Vení a retirarlo!

 

v

Pandora

La Fundación tiene datos curiosos. Su sede legal parece una caja de pandora. La primera inscripción de noviembre de 2019 tiene como domicilio legal la calle Paraguay 435, piso 3 oficina 9, Ciudad de Buenos Aires. En el mismo domicilio tiene sede legal la Fundación Argentina Global, que se presenta como «una institución que defiende la democracia y la libertad en la región y promueve el desarrollo económico sostenible para la prosperidad de los argentinos» pero organiza seminarios con la Camara Argentina de Profesionales de la Seguridad (CAPSI) sobre la reactualización de la lógica de la seguridad nacional. El equipo tiene varios miembros estelares. Marcos Peña aparece como consultor. Y como presidente está el ex Secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, clave en la escena de realineamientos regionales y a quien el director de El Cohete Horacio Verbitsky dedicó varios artículos.

 

El otro presidente

 

También hay datos de otros mundos de relaciones. En el mismo domicilio, piso y oficina aparece Alejandro Ghirardi, representante de futbolistas. Y, finalmente, en el mismo piso, pero otra oficina, está la sede legal de la Asociación Unidos por la Justicia, creada por Francisco de Narváez por donde pasaron Germán Garavano, el casacista Daniel Petrone y el ex ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires Gustavo Ferrari.

El expediente original y los cambios de nombre de la Fundación ahora están bajo análisis de la IGJ. Según el expediente original, la Fundación fue creada por Torello. Él figura como presidente, el ex secretario general de la presidencia Fernando De Andreis es Secretario y la Subsecretaria de Comunicación presidencial, Fátima Micheo, es tesorera. Al comienzo CEPLA era CEPLA. No llevaba el nombre de Macri. A los 17 días del mes de marzo de 2020, eso cambió.

 

La franquicia

Según la escritura número 471, los señores miembros del Consejo de Administración se reunieron para modificar la razón social con la incorporación del nombre del ex Presidente. En los papeles, sostuvieron que para eso era necesario reformar el artículo 1 del acta de fundación, dejaron escrito que la nueva razón social era continuación de la otra y que podría tener representaciones o delegaciones en cualquier punto del país. A continuación, Torello agregó literalmente que el señor Mauricio Macri prestó conformidad para uso del nombre. La nota suscripta el 13 de marzo de 2020 en cumplimiento con lo establecido en el artículo 366 de la Resolución General IGJ 7/2015, tiene la autorización firmada por el ex Presidente. Pero esta semana, la IGJ objetó la firma porque es fotocopia. Según el organismo que preside Ricardo Nissen, el trámite no cumplió con las formalidades del artículo 366/2015 porque la inclusión del nombre de una persona humana requiere de su conformidad acreditada por escrito con firma certificada notarialmente o ratificada en las actuaciones.

 

La fotocopia

 

La IGJ encontró otros problemas: el amplísimo objeto social, usualmente más restringido. Entre otras actividades, la Fundación está habilitada para el desarrollo de políticas públicas y financiamiento de agendas que parecen complementarias a cada ministerio; incluye Poder Judicial y también financiamiento a medios. El dato más significativo sin embargo es que la Fundación parece técnicamente una franquicia: no sólo no fue creada por Macri, sino que él tampoco aparece entre los integrantes. Según los papeles, sólo aparece cediendo el derecho al uso de su nombre. En ese sentido, aparece la lógica de franquicia como la cesión a terceros del derecho al uso de una marca. ¿Un negocio? El viernes la IGJ hizo observaciones de todo tipo, pero también pidió –en esa línea– que expliquen cuál es la vinculación de la entidad original con Mauricio Macri porque no la encuentran.

Hasta ahí los datos. El resto es información de contexto. Las fundaciones de JxC se investigan desde 2015, tras el robo de 50.000 dólares y 245.000 pesos a Marta Gabriela Michetti el día que ganó la vicepresidencia. La causa tramitada y cerrada por Lijo sin imputados, reúne un listado de cinco fundaciones presentado por Rodolfo Tailhade y Juan Cabandié. Las fundaciones eran Suma de Michetti, Pericles de Torello y Pepín Rodríguez Simón; Fundar, Justicia y Seguridad presidida por Eugenio Burzaco; Creer y Crecer por Néstor Grindetti y Formar presidida por Guillermo Dietrich. La mayor parte de ellas, como ocurre ahora con la de Macri, no había presentado balances a veces en nueve años, ni declaración jurada en cumplimiento de las regulaciones de lavado y financiamiento del terrorismo. Algunas no tenían actividad, ni empleados, como el caso de Fundar pero registraban cotidianos movimientos bancarios. Se usaron para desviar contratos del gobierno de la Ciudad, pagar consultorías y recibir financiamiento de campaña. Ricardo Nissen que es experto en sistemas offshore también analiza el caso Fundación Macri desde estas perspectivas.

Los integrantes que hasta ahora aparecen en los papeles de la Fundación son Torello, De Andreis y Micheo. Hay tres personas para trámites, entre ellos Darío Hugo Nieto, estelar en las causas de espionaje. Micheo tuvo un aumento patrimonial durante la gestión de Cambiemos, un dato que fue mostrado rápidamente esta semana vía twitt de Tailhade.

 

 

´Ndrangheta

Pero la fundación está lejos de otros perfiles del exmandatario. El expediente del caso Indalo contiene una escena en clave de lo que el filósofo calabrés, Rocco Carbone, define como ´Ndrangheta. Día: domingo 25 de octubre, año 2015, baloje. Macri cita a Cristóbal López a las 11 en la casa de Franco ubicada en Barrio Parque. López llega cinco minutos antes. Ve llegar a Macri. Baja de una camioneta tipo furgon, cerrada, con secretario y custodios. A esa hora el candidato ya sabe que María Eugenia Vidal gana la provincia de Buenos Aires. Y él, el país.

 

—¿De dónde sacas esos datos? —pregunta López.

—Son datos de la Embajada.

 

El encuentro narrado por el empresario en el juzgado de María Servini de Cubría en 2020 incluyó varias escenas. Un reproche por el Bailando de Tinelli. Preguntas por la línea editorial. Y, también, por Cristina Fernández.

— Y con Cristina, ¿cómo es tu relación? —dijo Macri.

— Mi relación no es con ella, fue con el marido –dijo López—, Néstor Kirchner. Con él tenía una buena relación.

 

Macri dijo que necesitaba el canal para ir por ella.

 

—¿Qué quiere decir ir por Cristina?

—Hay que meterla presa.

 

En julio de 2020, en esa causa, Servini pidió a la DAJuDeCo un cruce de llamados. La causa tiene como querellante a Fabián de Sousa y como acusados al ex Presidente, a José Torello, a Fabián Pepín Rodríguez Simón, Nicolas Caputo, Mario Quintana y el entonces jefe de la AFIP, Alberto Abad. Servini investiga una derivación de la causa comercial por el pedido de quiebra de la petrolera Oíl Combustibles. De Sousa denuncia a los ex funcionarios por coacción, extorsión y como integrantes de una asociación ilícita que lo persiguió de modo sistemático y planificado, por la cual permaneció detenido entre diciembre de 2017 y octubre de 2019.

Ahora la DAJuDeCo terminó el informe. Analizó una serie de hitos establecidos por el juzgado con un programa macrodinámico y geolocalización que permite mapear relaciones entre teléfonos. Así cruzó líneas de los imputados. Y, según datos a los que accedió El Cohete, el dictamen acredita la hipótesis según la cual los imputados efectivamente ejercieron acciones de sometimiento contra los empresarios. Entre los nombres y llamados  aparecen quienes están en proceso y otros que no. Entre ellos, el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, y Saguier: otro dato que puede ser importante. En marzo de 2016, La Nación publicó un artículo que disparó la causa, con una primera denuncia presentada por Elisa Carrió. La nota salió un día, ese día, a la noche, Luis Majul la retomó  y amplificó en entrevista directa con Mauricio Macri.

 

La Nación, marzo 2016

 

 

El informe de la DAJuDeCo es inaccesible. Está en manos de Servini. Nadie lo vio. Y todavía se discute como prueba. Primero en la Cámara Federal y ahora en Casación. Aún así, el informe ya está listo. Y será parte de lo que viene, año con lógica de elecciones y Macri tensionado por focos polarizados.

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí