Una noticia bomba

En un nuevo aniversario del atentado, Macrì sigue la misma política de Menem que lo provocó

 

Desde hace un cuarto de siglo, cada año al acercarse el 18 de julio el gobierno argentino realiza algún anuncio tendiente a demostrar su interés en el esclarecimiento del atentado que en 1994 demolió la sede compartida por la DAIA y por la AMIA en la calle Pasteur al 600 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, o a capitalizarlo en su favor. Pero no es lo mismo cualquier medida, ni cualquier gobierno.

Media un océano entre el reconocimiento de la responsabilidad del Estado Argentino por no haber prevenido el atentado antes de que se produjera, y no haberlo investigado como se debía después (que Néstor Kirchner firmó en el decreto 812 el 12 de julio de 2005), y la creación de un Registro Público de Personas o Entidades Vinculadas a Actos de Terrorismo y su Financiamiento, que Maurizio Macrì incluyó este 17 de julio en el decreto 489, que al día siguiente fue invocado por la Unidad de Información Financiera para solicitar el congelamiento de fondos de Hezbollah y sus líderes.

No por casualidad, esto coincidió con la primera visita a la Argentina del ministro de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Mike Pompeo, un halcón que participó en una denominada conferencia regional de 18 países contra el terrorismo y anunció el ofrecimiento de una recompensa millonaria por información sobre un evanescente ciudadano libanés o colombiano a quien menciona como Salman Raouf Salman, pero que también es nombrado como Samuel Salman El Reda. La inteligencia estadounidense lo sindica como dirigente de Hezbollah y organizador del atentado, con la única base de entrecruzamientos de llamadas telefónicas, desde la Triple Frontera.

 

 

Brasil y Paraguay no se prenden

Ningún medio argentino informó que los otros países que comparten esa frontera, Brasil y Paraguay, rehusaron plegarse a la decisión argentina de estigmatizar a Hezbollah, que es un partido político que ocupa el 10% de las bancas del parlamento libanés. No obstante, el canciller Jorge Faurie anunció la formación de un mecanismo regional con Estados Unidos para combatir “actividades delictivas” así como posibles vínculos “con el crimen transnacional y el financiamiento del terrorismo”. Ese mecanismo existe desde hace dos décadas, se llama 3+1 y sus conclusiones no avalan este reiterado alarmismo. El ex jefe militar de la embajada de Estados Unidos en la Argentina entre 2005 y 2008, coronel Joe Napoli, quien cumplió la misma función en Venezuela e Irak, dijo durante un seminario sobre seguridad organizado por el inefable Mario Pascualito Montoto que “la relación entre la Triple Frontera y la amenaza del terrorismo no es tan fuerte como creíamos en 2001” (Perfil, 23 de noviembre de 2014).

 

Coronel Joe Napoli.

 

La abstención de Brasil y Paraguay, países que no gobierna el chavo-kirchnerismo, fue destacada en The Washington Post por su principal periodista en temas de seguridad nacional de Estados Unidos y ex jefa de corresponsales en América Latina, Karen de Young. Así se concreta el trueque anunciado al llegar a Washington por el embajador de Macrì en Estados Unidos, su ex empleado Fernando Orís de Roa: Trump tiene intereses de seguridad y Macrì necesidades económicas, que tratarán de conciliar. Al mismo tiempo, el FMI autorizaba nuevas remesas de dinero para la campaña electoral de Macrì, pese a que el informe de su staff comprueba que el crecimiento será la mitad de lo esperado y la inflación el doble. Pequeñas desviaciones que no empañarán una apuesta estratégica. Según el Departamento de Estado, Pompeo reafirmó el apoyo de su país a la agenda de reformas económicas de la Argentina.

 

 

La gran prensa comercial tampoco recogió la declaración del ministro de gobierno de Misiones, Marcelo Pérez, quien refutó la alerta de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich sobre la posible presencia de un cartel de droga de San Pablo en Posadas, y dijo que las fuerzas provinciales controlaban el territorio bajo su responsabilidad.

 

Cortázar, el hiperrealista

Tampoco hay comparación entre las actitudes de cada gobierno respecto de la documentación acumulada. Kirchner desclasificó una enorme cantidad de documentos, lo que permitió trazar una hoja de ruta fiable sobre lo sucedido, en dirección a la verdad, y creó unidades especiales para trabajar en el tema. Macrì cerró esa puerta, disolvió las unidades o las puso al servicio del encubrimiento y cerró bajo siete llaves el material que falta analizar, como se cuenta en esta misma edición. Tiene, sin embargo, la responsabilidad de haber incidido en la designación del fiscal Natalio A. Nisman y de haber designado para asistirlo en una unidad especial generosamente financiada a Horacio Antonio Stiuso, el hombre fuerte de la SIDE. Esto ayudó a desentrañar el encubrimiento dispuesto por el gobierno del Presidente Carlos Menem, con el auxilio del juez Juan José Galeano, otro sector de la SIDE y de la Policía Federal, pero al mismo tiempo generó un segundo encubrimiento. Ambos fueron sancionados por la Justicia, aunque en distinta medida. Antes, la causa durmió cinco años en el despacho del doctor Glock, hasta que la Cámara Federal decidió apartarlo por su manifiesta reticencia a profundizar la investigación respecto de su ex jefe y protector, Carlos Vladimiro Corach.

Con las alteraciones de la cronología y la lógica que han hecho de Julio Cortázar un autor hiperrealista, el encubrimiento de los autores del atentado comenzó antes de su investigación. La desclasificación ordenada por Kirchner permitió hallar la prueba de ello. Hace ya quince años, en mi nota La InfAmia, revelé que a las pocas horas de producido el atentado, el gobierno del primer ministro israelí Yitzhak Rabin propuso al argentino de Carlos Menem coordinar una interpretación unificada de lo sucedido, que conviniera a los intereses políticos de ambas administraciones. Así se desprende de un cable emitido por el embajador argentino en Israel José María Valentín Otegui, a las 2.50 horas del 19 de julio de 1994. El atentado, que costó la vida a 85 personas y heridas a 300, había tenido lugar a las 9.53 del 18 de julio.

Otegui hizo en forma telefónica a la Cancillería el primer anuncio de que Rabin enviaría un representante personal para acordar la versión con Menem y lo detalló luego en el cable EISRA 010365/1994. Allí identifica al enviado como el subsecretario de Asuntos Latinoamericanos de la Cancillería de Israel, Dov Schmorak, quien había sido embajador en la Argentina entre 1980 y 1985, en los últimos años de la dictadura militar y los primeros del gobierno electo de Raúl Alfonsín.

 

 

 

 

 

“Una versión coincidente”

Antes de embarcarse hacia Buenos Aires el 18 de julio de 1994, el enviado se comunicó en medio de la noche con el embajador Otegui para explicarle que Rabin había autorizado que apareciera junto con Menem en el programa de televisión de Bernardo Neustadt, porque lo consideraba beneficioso para el gobierno israelí. Según la información transmitida por el embajador Otegui, para el gobierno israelí “es importante coordinar con el nuestro una versión coincidente del atentado”, en especial por el impacto que la manera de presentar lo sucedido tendrá ante la opinión pública israelí, “dado que partidos oposición y algunos medios de prensa están utilizando el hecho para atacar duramente política de paz gobierno Rabin”. En ese momento, Rabin estaba muy avanzado en un acuerdo de paz con el gobierno sirio del Presidente Hafez Al Assad, que hasta entonces había sido el más duro opositor a la mera existencia de Israel en el mapa del Medio Oriente. Contaba para esas tratativas con el apoyo del gobierno estadounidense de William Jefferson Clinton. El cable agrega que el “objetivo de entrevista de alto nivel solicitada es coordinar interpretación del atentado” con el propósito de “presentar a la prensa –inmediatamente después del encuentro— una versión unificada de lo ocurrido”.

Schmorak llegó por la noche del martes 19. Tal como se había solicitado fue recibido por Menem, pese a que la jerarquía inferior de su cargo hubiera permitido sin mengua de las buenas relaciones derivarlo al canciller.

En un reportaje concedido al día siguiente al diario Clarín, Schmorak dijo que “el número uno en la lista de sospechados es Irán. Hay organizaciones fundamentalistas islámicas inspiradas por Irán, financiadas por Irán, entrenadas por Irán, pero que no son iraníes, como Hezbollah, en el Líbano”, agregó. La notoria ausencia en todas las declaraciones, del enviado israelí y de las autoridades argentinas fue la pista siria, pese a las evidencias que saltaban a la vista desde el primer cuerpo del expediente judicial. Hubo un tercer actor que coincidió con la línea acordada a 48 horas del atentado entre los gobiernos de Israel y la Argentina. En la misma semana un vocero del ministerio de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos, el Departamento de Estado, afirmó que Siria no tenía nada que ver con el atentado. Esa línea se siguió en forma minuciosa en todas las investigaciones posteriores. Hasta el día de hoy, Siria es soslayada y todas las pistas se buscan en dirección a Irán.

 

 

Contextos

Tampoco son equiparables los contextos internacionales de cada decisión. Kirchner firmó el decreto como consecuencia de la presentación previa del Estado argentino ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, comprometiéndose a ese reconocimiento de responsabilidad. En Estados Unidos gobernaba George W. Bush, quien fantaseaba con un ataque militar a Irán, al estilo del que en 2003 había acabado con el gobierno laico de Saddam Hussein en Irak. La investigación del atentado realizada por Nisman y Stiuso y protocolizada por el juez Rodolfo Canicoba Corral, quien sucedió al doctor Glock, podría haber provisto la justificación que Bush necesitaba para desencadenar el ataque, como le reclamaba el primer ministro de Israel, general Ariel Sharon. Pero su derrota en las elecciones legislativas de 2006 melló el filo de ese proyecto.

Todo esto fue coordinado en forma explícita con el gobierno de Estados Unidos y con el lobby israelí que actúa en Washington y Nueva York y se extiende a Latinoamérica. Un ejemplo fueron los pronunciamientos del presidente del Congreso Judío Mundial, el fabricante de cosméticos René Lauder, y del presidente del Congreso Judío Latinoamericano, el financista argentino Adrián Werthein, sobrino segundo de Gerardo Werthein, el principal socio de Horacio Rodríguez Larreta en los negocios inmobiliarios con la tierra pública de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En esta misma edición se consigna el grado de servilismo de Werthein hacia el Presidente Maurizio Macrì, superior incluso al de Rubén Beraja con Carlos Menem. A diferencia de los propietarios del edificio demolido, las víctimas del atentado denuncian la política oficial, que no conduce hacia la verdad ni la justicia.

Como Bush entonces, Trump está escalando ahora la tensión con Irán, que ya ha incluido peligrosas escaramuzas en el estrecho de Ormuz, por donde navegan los grandes tanqueros que llevan el petróleo de Medio Oriente hacia los mercados de consumo de Europa. El Presidente de Estados Unidos incluso ha dispuesto sanciones para sus aliados europeos que no adhirieron al nuevo bloqueo contra Irán dispuesto luego de la ruptura unilateral del acuerdo nuclear 5+1.

 

 

Alberto Mearsheimer

Desde la oposición al gobierno, la única voz significativa que se levantó contra las últimas decisiones fue la del candidato presidencial del Frente de Todes, Alberto Fernández. Durante su gira proselitista por Córdoba, en compañía de Sergio Massa, Alberto le pidió a Macrì que fuera “más cuidadoso” con decisiones como la de considerar a Hezbollah como grupo terrorista. “Este no es un problema de la Argentina sino de intereses geopolíticos que no son los nuestros. Ya pagamos costos enormes, como el horrible atentado a la AMIA”.

 

Alberto Fernández y Sergio Massa

 

El mismo argumento, pero referido a Estados Unidos, desarrollaron hace doce años los académicos estadounidenses John J. Mearsheimer y Stephen M. Walt en su libro The Israel Lobby and U.S. Foreign Policy. Allí afirman que la política de su país respecto de Medio Oriente, no responde al interés nacional de Estados Unidos sino al de Israel, que son divergentes.

 

Marwane Pallas, Mearchiavelli, The Philomathean Society.

 

La definición de Fernández fue categórica, pero no figura en los buscadores de Clarín, La Nación e Infobae, medios que cubrieron ad nauseam la entrevista del candidato con el empresario de LV3 de Córdoba, Mario Pereyra, y los actos de Pompeo y Macrì en relación con Hezbollah.

Fernández padece el mismo destrato que su compañera de fórmula, CFK, lo cual refleja el pánico del gobierno y de sus bases patronales, internas y foráneas, ante la inminente derrota que Macrì y Micky Vanilla no saben cómo evitar en las elecciones generales de agosto y octubre.


La música que escuché mientras escribía

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

42 Comentarios
  1. Susana dice

    Corrijo: el genocida Netanyahu «se apoderó» del Congreso norteamericano a principios del año 2015. Discurso disfrazado de «invitación» por parte de ciertos sectores locales. Más clarito echale agua je je…

  2. Susana dice

    Hola, Kurt. ¡Totalmente de acuerdo con vos! ¿Te acordás cuando el asesino Netanyahu, en junio de 2017 se cruzó el Atlántico y se plantó ante el Congreso yanki, con un discurso anti Obama? ¡Toda una humillación para el presidente de la más grande potencia militar de este planeta! Sin embargo, muy elocuente ese desfachatado-como mínimo-acto acerca de quién manda a quién. Podríamos citar a académicos de Análisis del Discurso-como cuando estudiábamos en la facu- pero en realidad sería innecesario, por la vergonzosa evidencia que implica semejante actitud.
    Respecto de lo que decís que la mayoría de los estadounidenses que profesan la fe judía, supongamos descendientes de askenazis, están alejados del lobby sionista es muy probable. Por eso mismo más artero el mensaje de esta runfla criminal y despreciable, que incita al odio hacia las/os judíos quienes, insisto, no constituyen una etnia. Es muy interesante escuchar y leer a la abogada palestina Isabel Frangie, sobre cómo convivían en paz judíos y palestinos antes de la horrible ocupación.
    Lo importante: que los pueblos quieren -o queremos-PAZ en el mundo. Interesante la Cumbre de NOAL en Venezuela y el Foro de San Pablo que finaliza hoy. Todo lo que de ellos surgió se llevará a la próxima Asamblea de la ONU. Tendremos que estar atentos en septiembre próximo.
    Que pases un muy lindo fin de semana =)

    1. Susana dice

      Corrijo: el genocida Netanyahu «se apoderó» del Congreso norteamericano a principios del año 2015. Discurso disfrazado de «invitación» por parte de ciertos sectores locales. Más clarito echale agua je je…

    2. Kurt Brainin dice

      Hola Susana, quisiera aprovechar para aclarar un par de cosas que me parecen de interés general:
      1) Que la mayoría de los estadounidenses de origen judío están alejados del lobby no solo es probable, es seguro. Está comprobado que casi todos votaban a Obama, el enemigo a destruir por el lobby y por Netanyahu. Y que si bien son en general sionistas de acuerdo con que haya un estado judío, suelen seguir a esa organización JStreet que proclama continuamente que debe cesar la ocupación y que debe haber un estado palestino, justamente por el bien de Israel. Sin hablar de esa minoría directamente combativa contra Israel de «Jewish voice for peace». O sea que la mayoría de los judíos de Estados Unidos no tienen nada que ver con ese supuesto «lobby judío».
      2) Veo que, al igual que mucha otra gente de buena voluntad, parecés creer que todo comenzó con la ocupación en 1967. Ese es un error muy común y me parece necesario que no se olvide que desde su primer día a fines del siglo XIX el sionismo fue una empresa destinada a crear un estado propio en una Palestina poblada por árabes desde hacía muchos siglos, que consiguió hacerlo con el apoyo de las grandes potencias y que mucho más grave que la ocupación actual fue la limpieza étnica con que hace 70 años se vació el país de casi todos sus habitantes autóctonos para poder repoblarlo con inmigrantes propios. Por eso es que casi todos los palestinos son actualmente refugiados. Claro que cualquier arreglo de paz debe tener en cuenta el hecho consumado de varias generaciones de judíos israelíes que han nacido allí y no tienen otro país pero, con más razón, ningún acuerdo correcto debe dejar de tener en cuenta los derechos de los expulsados. La situación es evidentemente complicada, pero no son los palestinos los principales responsables de ello.

      1. Susana dice

        Hola, Kurt. Bueeno parece que nos entusiasmamos con el tema jaja. No, estimado amigo, jamás creí que el problema comenzó en 1967. Como periodista -soy Licenciada y Locutora Nacional- hace mucho más de veinte años que me dedico a Política Internacional, fundamentalmente a las situaciones de Medio Oriente, con especificidad en el tema que compartimos en este espacio. Vos mencionabas muy acertadamente el Congreso de Basilea. Y su origen está en el siniestro periodista austro-húngaro Theodor Herzl, idolatrado por el sionismo. Es increíble leer en su panfleto «Der Judenstaat» el capítulo que dice : «¿Argentina o Palestina»? Lo cual implica que esos mentirosos argumentos de derechos bíblicos sobre Palestina son una absoluta y artera falacia. En buen criollo tinguitela: «cualquier alpargata séigual». De paso, cuña occidental para controlar recursos de los «díscolos árabes». En realidad: la Resol 181 apuntó a eso. También es patética su deleznable directiva: «primero irán los-judíos-pobres que ararán la tierra, el trabajo pesado». Así sigue en escala de status, reservando a las élites financieras el último lugar para el arribo, cuando todo ya esté conformado. ¡Un verdadero asco!
        La solución de dos estados, otra mentira con las farsas de Camp David y Oslo. Algo que tan bien explica Ilan Pappé. Y no menos interesante leer a Shlomo Sand sobre el particular. Como una suerte de comparación: es lo mismo que el pirata inglés proponga respecto de Malvinas, que ellos se quedan con una y nosotrxs con otra. Obvio que ni eso. Pero, reitero, con fines comparativos.
        Kurt, acá lo importante es que los desenmascaremos. Los pueblos siguen luchando; el palestino como nunca, con la pequeña Ahed Tamimi como joven bandera. En la ONU, a pesar de su mesianismo, tendrán otro revés. Y en cuantoa los pueblos que no se resignan, fijate lo que está sucediendo en Puerto Rico. En el Foro de San Pablo convergieron palestinos, puertorriqueños, africanos y también hay descendientes de askenazis, judíos o ateos, hermanados en esta causa: la de la PAZ.
        ¡Uyy, lpm, mi River Glorioso está perdiendoo con el Bicho! Espero que el pequeñito Gallardo de días de vida, haya llegado con un pan rojo y blanco para esta Superliga jajaa.
        Ayy, estimado amigo, perdón; pero recurrir al humor como dijo el inmortal Freud, nos ayuda a sobrellevar en nuestro caso, las consecuencias de esta lacra apestosa que repta en la Casa Rosada. A Dios rogando ¡pero con el mazo dando! diría tal vez el querido Eduardo de la Serna.
        Saludos =))

  3. Lino dice

    El Verdadero ENCUBRIDOR de los Atentados Es M.MACRI…Y si los Atentados fueron Ejecutados por el NARCOTRAFICO INTERNACIONAL…?? Vale recordar que la Familia de Pablo Escobar se Refugio en la Argentina y el Estudio de Abogados que la Defendia era el Estudio de Carlos CORACH…que manipulaba a la Justicia Menemista..!!!

  4. Edgardo dice

    Nunca se sabe para que lado patea Verbitsky……Me late que ni el lo sabe….

  5. Susana dice

    Hola a todxs. Leí un comentario acerca de que Verbitsky eliminó otro por su contenido antisemita. No puedo hablar del mismo porque no lo leí. Pero me pregunto ¿habrá hecho tal vez el mismo, apología de las masacres que el mal llamado «estado» de israel -con minúsculas, como corresponde- perpetra contra el pueblo palestino desde hace más de siete décadas? Porque los palestinos son semitas y de ninguna manera lo son los usurpadores de SU territorio.
    Ahora bien: si el comentario arreció contra las personas que profesan la religión judía, fue un despreciable acto discriminatorio y contra la libertad de elegir tal o cual religión. El término judío no remite a ninguna etnia pues no existe como tal. Pero sí como religión. Y si quienes adhieren a la misma no perjudican a nadie ¿por qué denostarlxs? Es de la peor ralea; tanta, como tratar de terroristas a los sufridos pueblos árabes, lo cual significa hacer apología del antisemitismo.

    1. Kurt Brainin dice

      Tranquila Susana, se trataba de un infame comentario en la tónica de los que nos hacen a los judíos responsables de todos los males de la Argentina y del mundo.
      Claro que hay judíos que son responsables de muchos males, no vamos a ser una excepción. Pero no se trataba de ningún modo de hacerle el juego a los que pretenden que toda crítica a Israel es antisemitismo. Y las culpas del sionismo llevan más de siete décadas, ya en el Primer Congreso Sionista de Basilea (29-31 de agosto de 1897) estuvo muy claro el propósito de apropiarse de un país ajeno para crear un estado propio. Lo cual podía ser coherente coherente con el colonialismo «normal» en el siglo XIX pero resulta intolerable en el XXI.

      1. Kurt Brainin dice

        Algo más sobre la palabra «antisemitismo». Claro que los árabes palestinos son semitas y nosotros los judíos askenazis no lo somos. Pero el uso habitual ha hecho que todos comprendamos que antisemitismo es odio a los judíos. Para el odio a los musulmanes suele utilizarse otro término, islamofobia.

        1. Susana dice

          Hola, Kurt. Usted dice: «hay judíos que son responsables de muchos males». Partiendo de su aseveración, también podría decirse «hay muchos católicos que son responsables de muchos males» ¡y nos llevaría tomos nombrarlos! Se me ocurren los de jineta que comulgaban…con sus patrones terratenientes, claro. ¿Y musulmanes? Bueno…la prole Al Saud tiene incontables roperos con muertos.
          Pero acá el tema pasa por la utilización artera que el sionismo hace de la religión judía para justificar-¿o tapar?- sus horrendos crímenes. Así como Cortés y Pizarro «en nombre de la espada y la cruz» masacraron a millones de nativos americanos, los asesinos sionistas «en nombre de un Antiguo Testamento» que ni siquiera les importa, masacraron y masacran a un pueblo otrora pujante, al que le arrebataron sus tierras, y continúan haciéndolo. El único testamento válido que tienen está en Wall Street, donde se cotizan, entre otras, las acciones de sus fábricas de armas para asesinar a la humanidad. Porque negar que el lobby sionista maneja a los inquilinos de la White House es como decir creo en Santa Claus (a lo mejor más creíble je je…).
          En cuanto a lo que dice usted de antisemitismo, también es el sionismo quien lo impuso, para mimetizarlo con esta ideología política (pues es sólo eso). Su Poder es tan horrible y deleznable, que hasta lograron que en 1975 la Resolución 3379 que lo declaraba como una forma de racismo -lo cual es verdad comprobada y denunciada ante los foros internacionales-fuera anulada. Hoy, si bien la ONU es una marioneta de USA-israel, la torta se les dio vuelta a ambos. Pero siguen cometiendo crímenes en nombre de una farsa religiosa que nada tiene que ver con el judaísmo. Por algo Ilan Pappé fue amenazado de muerte, y tuvo que emigrar de las Tierras Ocupadas Palestinas.
          Y si nos remitimos a nuestro país ¿qué ejemplo más claro que la persecución y denuncia, que tuvo que soportar el prestigioso colega Carlos Aznarez, por parte de un hato de advenedizos de una excecrable organización de esta lacra? Afortunadamente, fuimos muchos más los que nos solidarizamos con él, que esa runfla de resumidero.
          Lo importante, a riesgo de ser reiterativa: que a las personas de a pié- por así decirlo- les quede claro que judío, judaísmo remite a una religión; NO a una etnia, pues NO existe como tal ni tampoco a una ideología. Y sionismo sí lo es, con estas características: fascista, racista, genocida, mesiánica, que se ha transformado en verdadero azote de la humanidad.

          1. Kurt Brainin dice

            Hola Susana, trataré de aclarar algunas cosas:
            1) Lo que usted llama con razón «lobby sionista», también conocido como «lobby israelí» es confundido por algunos con un «lobby judío», lo cual no se ajusta a la verdad. En el libro sobre ese lobby que cita Verbitsky en el artículo está claro que se compone de varias partes, siendo las dos principales el AIPAC judío y los sionistas protestantes integristas que apoyan a Israel porque según sus dogmas religiosos la segunda venida de Cristo requiere que antes los judíos vuelvan a la supuesta «tierra prometida». Lo cual no quiere decir que nos quieran a los judíos porque son básicamente antisemitas. Pero como a Israel le convienen, los utiliza para sus fines.
            2) Por otra parte, esos lobbies tienen poco que ver con la masa de americanos de origen judío. Si bien son en general sionistas, siguen fundamentalmente a la organización JStreet que está por el fin de la ocupación y la creación de un estado palestino. Y cuando, para Netanyahu y el lobby, Obama era el enemigo a humillar y destruir la mayoría de esos judíos lo votaban.
            3) La confusión entre judío y sionista es una deliberada mistificación del sionismo, entre otras cosas para poder decir que toda crítica a Israel es antisemita. .
            4) El sionismo utiliza la religión para justificar lo de la supuesta «tierra prometida» y un supuesto «retorno» a ella después de una también supuesta expulsión por los romanos. Pero si bien hay un importante sector religioso integrista, a la mayoría de los judíos sionistas la religión les importa poco, se justifican por una supuesta condición de Palestina como «patria eterna de los judíos». Lo cual ha sido justificado en gran parte por el cristianismo porque era predominantemente judía justamente en tiempos de Cristo. Y porque Cristo lo era, por supuesto.
            5) El error fundamental del sionismo ha sido creer que un estado judío podía ser una solución para el antisemitismo. Pero los judíos no somos una nación como las que en el siglo XIX querían liberarse de los imperios ruso, austrohúngaro y otomano, somos una serie de comunidades bastante diversas unidas por una religión y una tradición. Y como, a diferencia de los polacos, checos, etc.,, no estábamos todos juntos en un territorio que bastaba con independizar, se recurrió a algo considerado «normal» en el siglo XIX, la apropiación colonial de Palestina favorecida por las grandes potencias. Y así fue como el Imperio Británico favoreció su colonización a través de la Declaración Balfour y el Mandato y después sobre todo los Estados Unidos y la Unión Soviética favorecieron la partición de Palestina y la creación de Israel.
            6) Uno de los factores que unen a Estados Unidos y a Israel en su política agresiva es que parece bastante evidente que son socios en el famoso complejo militar-industrial que asusta a los contribuyentes con «terribles enemigos» para que les financien con sus impuestos sus armas y sus guerras.

  6. Marcelo J. Tull dice

    En el estado en que se encuentra hoy el Turco Innombrable, si le acercás una foto de la recordada Yuyito y una pastilla azul (que bien podría ser una de «Rocklets») el tipo te canta lo que sea…

  7. Elena Laizerovich dice

    Excelente nota! Yo creo (hace muchos años) que el único que sabe lo que pasó con el atentado a la AMIA es Carlos Menem. Lamentablemente si no habla ahora se va a llevar el secreto a la tumba y nunca se sabrá exactamente qué pasó y por qué.

  8. Lujan dice

    No sólo por el desastre social que provoco este equipo en casi cuatro años. Este inepto mandatario puede involucrar nuevamente a la Argentina como ocurrió con el mesianismo de los años 90… hay que sacarlos del escenario político anque, igualmente , sabemos que siguen accionando desde casi las sombras, siempre. El problema lo tenemos en el cuarto de clase media, hoy como ayer….

    1. Marcelo J. Tull dice

      En el estado en que se encuentra hoy el Turco Innombrable, si le acercás una foto de la recordada Yuyito y una pastilla azul (que bien podría ser una de «Rocklets») el tipo te canta lo que sea…

      1. Augusto Parma dice

        El atentado a la AMIA y la Embajada está íntimamente ligado al atentado de Menem jr. Y también a la masacre del banco de Ramallo de 1998. Los atracadores al banco buscaban documentación del caso Menem jr. – Oltra.
        Si alguna verdad se escuchó de la voz aflautada de Mingo fue que el gobierno de patillas estaba enquistado por las mafias, lo que ocasionó que el senador que entró a la casa de gobierno por la ventana sea uno de los primeros en asimilar la estocada.

  9. Kurt Brainin dice

    Veo con satisfacción que han decidido suprimir un infame panfleto antisemita que había aparecido entre estos comentarios. Me parece muy bien y también me parece correcto que hayan suprimido al mismo tiempo mi respuesta.
    A estos sujetos lo mejor es ignorarlos, debatir con ellos es darles una importancia que no merecen.
    Claro que es probable que ahora reciban acusaciones de que el judío Verbitsky está tratando de silenciar la verdad.

    1. Pedro Reig dice

      Pienso, como arquitecto, que una columna sostén y una viga principal no pueden aparecer en la vereda de enfrente. La explosión aconteció dentro de la AMIA y no fuera de la entidad. Hay un manifiesto encubrimiento de lo sucedido. La explosión se produjo dentro de la entidad, no fuera de ella.

      1. Kurt Brainin dice

        No soy arquitecto y no puedo rebatir eso que usted dice. Pero el artículo al que me he referido estaba sobre todo impregnado de odio a los judíos, no por lo de los atentados sino por una tónica de considerarnos responsables de todos los males de la Argentina y del mundo. Lo cual va mucho más allá de los atentados y sus implicancias.

  10. Patricia dice

    » Tiene, sin embargo, la responsabilidad de haber incidido en la designación del fiscal Natalio A. Nisman y de haber designado para asistirlo en una unidad especial generosamente financiada a Horacio Antonio Stiuso, el hombre fuerte de la SIDE. »
    ¡ quién tiene la responsabilidad ? es confuso el párrafo de la forma que está redactado.

  11. Luis Juan dice

    Estimado Horacio:
    Es sumamente preocupante la exaltación del 3+1 definido como “un mecanismo regional con EE.UU. para combatir “actividades delictivas” así como posibles vínculos “con el crimen transnacional y el financiamiento del terrorismo”.
    No por el anuncio en sí mismo, sino por los actores. El imperio, ese ilusionista y prestidigitador por excelencia es el artífice, creador, beneficiario y demás calificativos que se deseen respecto de “actividades delictivas” y vínculos “con el crimen transnacional y el financiamiento del terrorismo”. El presidente Macrí, el lacayo más abyecto y obsceno que supo conseguir a sus intereses en nuestro país.
    Naturalmente, el otro actor que nada tiene para envidiarle al Imperio es el Estado de Israel.
    En el atentado de la Embajada de Israel en Argentina, murieron 22 personas y esa cifra pudo confirmarse recién después de casi diez años, ya que en el interregno de dicho lapso se creyó que habían sido 29. La investigación estaba a cargo de la mismísima Corte Suprema que, no sólo no llegó a nada, sino que, después de recorrer mil hipótesis absurdas cuando no insultantes, terminó acusando a un terrorista internacional sobre el cual no existe ni una sola prueba en todo el expediente, como dijo Sergio Moreno en Página/12. Esa tarde de marzo de 1992…se puso en marcha el engranaje criminal que arrasaría con la AMIA apenas 853 días después…sostenía el periodista.
    Juan José Salinas, en su libro “Infamia” llega a la descarnada conclusión de que en ambos bombazos (Embajada y AMIA) tuvieron que ver los servicios de inteligencia tales como el Mossad (de Israel) y la SIDE. Una verdadera trama criminal donde intereses políticos e ideológicos de Israel (y de Estados Unidos) (y de los servicios operando en la Argentina y fuera de ella) estuvieron en juego, y donde la presencia iraní (ausente por completo) fue más bien una suerte de chivo expiatoria que recibiría todos los golpes más insospechados desde lo más intricados escenarios del sub mundo de la Inteligencia internacional, verdadera artífice de las dos explosiones y verdadera encubridora de los responsables de las masacres.
    Hay un reportaje interesante sobre el particular:
    http://www.antimafiadosmilargentina.com/index.php/justicia/opiniones-editorial/21768-atentados-a-la-embajada-de-israel-y-la-amia-cara-a-cara-con-la-verdad
    TN, como siempre, trasmitía en directo (lamentablemente, era la señal que no se podía modificar en mi lugar de trabajo), recuerdo que informaban que el Embajador se había salvado porque justo había ido a comprar pan. No podía creer lo que estaba escuchando. Según decía el medio, había fallecido su segundo. Como me pareció todo muy raro, comencé a leer algo y me encuentro que ese segundo estaba a favor del proceso de paz que impulsaba Rabin (que también por esas raras casualidades, muere en un atentado perpetrado por un “fanático”).
    Como todo tiene que ver con todo, el 11 s, viene a resultar algo más perfeccionado (como si lo sucedido en Argentina fuera una prueba de ensayo).
    El Gobierno de George W. Bush aseguró que el ataque fue un atentado terrorista, y lo atribuyó al grupo extremista afgano Al Qaeda, liderado en aquel entonces por Osama Bin Laden.
    Luego de que se conociera “la verdad” vista desde los ojos de Bush y sus secuaces, varios investigadores y analistas descubrieron algunas inconsistencias y disparidades entre la información ofrecida y los hechos del 11S.
    A pesar de la gran cantidad de interpretaciones que se le ha dado al ataque de las Torres Gemelas, en la gran mayoría de ellas sus autores coinciden en que se trató de un autoataque, pensado por la cabeza estadounidense con el propósito de justificar los bombardeos a naciones autónomas como Irak y Afganistán, apoderarse de los recursos de esos países y enriquecerse a través del negocio de la defensa.
    Antes de que los Bush se instauraran en la presidencia de Estados Unidos ya se sabía de sus negocios con los Bin Laden, pero luego del “ataque terrorista”, investigadores develaron mucha información sobre las grandes inversiones de ambas familias en diferentes empresas, mayormente dedicadas a la extracción y procesamiento del crudo.
    A finales de 1980, cuando George H. Bush llegó a la presidencia de EE.UU. obtuvo la concesión petrolera de Bahreín, lo cual le fue posible gracias a la ayuda de Salem Bin Laden, hermano mayor de Osama. Para ese entonces, George W. Bush, el hijo, dirigía la empresa texana de hidrocarburos Harken Energy Company.
    Bush hijo controló además las petroleras Arbusto’79 Ltd y Arbusto’80 Ltd donde el empresario James Bath, administrador de la familia Bin Laden, realizó grandes inversiones en representación de un grupo de saudíes, según indicó él mismo en declaraciones juradas.
    Según informa Michael Moore en su documental Fahrenheit 9/11, los Bush y los Bin Laden tenían inversiones en The Carlyle Group, una empresa que ganó mucho dinero luego del 11S por tener uno de los mayores contratos en defensa de Estados Unidos.
    Muchos defendieron a Bush ante las acusaciones del autoatentado y los ciudadanos mostraban su apoyo y confianza en el entonces presidente, pero, ¿cómo se podía explicar que cuando la aviación civil de EE.UU. cerró todos los aeropuertos y canceló todos los vuelos comerciales, solo se le permitió volar a la familia Bin Laden y a un grupo de saudíes?
    Es algo incongruente que cuando el líder de Al Qaeda era señalado como un terrorista que “atacó a la nación”, la Casa Blanca autorizara que seis aviones privados y casi media docena de vuelos comerciales sacaran del país a 24 familiares de Bin Laden y a otros 118 saudíes
    En Fahrenheit 9/11 se pueden escuchar las declaraciones del entonces encargado de la oficina antiterrorista de EE.UU., Richard Clarke, en las que indica que recibió órdenes precisas de Bush para que presentara en el informe posterior al 11 S, que detrás de todo estaba el país árabe.
    Clarke precisó que cuando preguntó sobre el plan de respuesta a Al Qaeda, la orden fue atacar a Irak, pese a que el grupo insurgente se encontraba en Afganistán. Cuatro semanas después, el entonces presidente aseguró que Irak estaba escondiendo a Bin Laden.
    EE.UU. solo envió 11 mil soldados a Afganistán, lo que según Clarke es una burla porque había más agentes en Manhattan que en la nación base del grupo extremista que supuestamente “los atacó”.
    Phillip Marshal, un expiloto de la CIA y la DEA fue uno de los estudiosos del caso, quien en su libro “La gran impostura” desmonta completamente la versión oficial y se suma a la teoría de que todo fue una conspiración interna para provocar y justificar los cambios y ataques a otras naciones. Años después fue encontrado misteriosamente sin vida en su casa, junto a sus hijos y su perro. Las autoridades informaron que el expiloto mató a su familia y a su mascota y luego se suicidó.
    La misma suerte corrieron Bob Simon, David Carr y Ned Colt, tres periodistas que elaboraron un documental sobre la implicación del Gobierno de Estados Unidos en el ataque contra las Torres Gemelas y que murieron por motivos diferentes; pero extrañamente los tres acontecimientos ocurrieron en una misma semana.
    El papel que jugó Israel en los trágicos sucesos del 11 de septiembre de 2001 –hechos determinantes que moldearon la geopolítica del siglo XXI– ha sido objeto de ácidas controversias, para convertirse más tarde en un tema tabú en el seno mismo del Movimiento por la Verdad sobre el 11 de Septiembre (9/11 Truth Movement). Por tocar este tema el investigador francés Thierry Meyssan fue marginalizado, a pesar que fue este quien desenmascaró las mentiras de Washington. La mayoría de las asociaciones militantes, movilizadas bajo el lema «9/11 was an Inside Job» (El 11 de septiembre una operación que se organizó desde adentro), mantienen gran discreción en cuanto a los elementos que prueban y conducen a una implicación directa de los servicios secretos de Israel.
    Francesco Cossiga, presidente de Italia entre 1985 y 1992, dijo el 30 de noviembre de 2007, en el diario Corriere della Sera: «Nos quieren hacer creer que Bin Laden confesó ser el autor del atentado del 11 de septiembre de 2001 sobre las torres gemelas de Nueva York -a pesar que los servicios de inteligencia de EE.UU. y europeos sabían muy bien que el desastroso ataque fue planeado y ejecutado por la CIA y el Mossad con el fin de acusar a los países árabes de terrorismo y para poder atacar a Irak y Afganistán-»
    Alan Sabrosky, ex profesor de la Escuela Superior de Guerra del Ejército de EE.UU. y de la Academia Militar de EE.UU., no dudó un solo momento en proclamar su convicción de que el 11 de septiembre es una «operación clásica orquestada por el Mosad», operación llevada a cabo con la complicidad dentro del gobierno estadounidense.
    Se puede seguir en: https://www.voltairenet.org/article180189.html
    De lo que no hay lugar a dudas es que, a la postre, existe la Patriot Act, crecimiento exponencial de bases militares made in USA, muchos negocios y, por supuesto, geopolítica a placer.

  12. Maria Beatriz Diaz dice

    Por favor argentinos piensen al momento de entrar al cuarto obscuro, como van a votar, piensen en sus hijos, hermanos, nietos, porque todo es espantoso, esta mafia sólo podrá ser derrocada a través de los votos. Dejen de lado el personalismo, y, piensen en nuestro país y la debacle que estamos viviendo la mayoría. Nisman fue un traidor, abusó de la confianza que le otorgó Néstor. Esta mafia enquistada nos lleva a todos al derrumbe total. M E M O R I A .

  13. Augusto Parma dice

    ¿Qué problema se va a hacer Macrì? El se irá a vivir a otro país y nos dejará todo el quilombo a nosotros. Macrì sintetiza todo lo malo de nuestra sociedad en su persona. Y nos cree responsables a todos los Argentinos de su secuestro en 1991. Por eso, cuando yacía en el ataúd que le habían improvisado como catre pensaba «que país de mierda… hay que dinamitarlo todo».

  14. Roberto Esteban Pintos Sánchez dice

    Horacio coincido con Enzo en que deberías escribir un libro sobre esos monstruosos atentados que otros monstruos han ocultado y ocultan desde aquel aciago día. En lo que respecta al Frente de [email protected] creo que Alberto Fernández debería seleccionar los medio hostiles a los que concurrir. Se sabe que provocadores como ese ¿Periodista? cordobés aplican la vieja táctica de los mediocampistas picapiedras que cortan permanentemente con faltas al adversario habilidoso. Este provocador cortaba permanentemente a Alberto sin dejarlo exponer porque ellos en su falacia no soportan analizar ni un silogismo básico, dos premisas y conclusión. Una cosa es ir a confrontar en la Jefatura de las Cloacas Goebbelianas de la Desinformación Nacional, con Van der Kooy y Fernández Canedo, en La Rosca y dejarlos sin palabras ni argumentos que no tienen y otra muy distinta ir a exponerse, innecesariamente creo yo con esos provocadores que viven de la pauta macrista.

  15. ECG dice

    No tengo dudas de que declarar a Hezbollah organización terrorista es comprarnos un problema muy serio. Pero pensar en una represalia del tipo de un atentado es creer que Hezbollah podría hacerlo, lo que confirmaría que es una organización terrorista. A ver si alguien me ilumina.

    1. Ricardo Alberto Comeglio dice

      Si Argentina ratifica la declaración de USA respecto a Hizbollah como grupo terrorista, lo que hace es alinearse con la teoría de USA y no tener una propia descripción de la realidad. Eso mete a la Argentina en el conflicto de medio oriente y pone al país en un contexto de vulnerabilidad geopolítica en razón de los factores de poder, político, religioso, armamentista y tecnológico que están en disputa en aquella zona, donde se lucha por el control del petróleo y la ruta para su distribución, edulcorado con la presunción de que se está luchando por ideales (música para la gilada).
      Entonces el problema no es si Hizbollah es o no un instrumento terrorista del poder religioso y empresarial de oriente medio, sino que ese poder puede hacer con Argentina lo mismo que pretende con cualquiera que se opone a ellos y la vulnerabilidad de Argentina es infinitamente superior a la de USA, entonces entrar a esa disputa desde la posición en que estamos económica, política y militarmente, es un poco como ser estúpidos.
      Macri lo hizo.

      1. ECG dice

        Gracias.

  16. Roberto Calderini dice

    Recuerdo todavia en el ultimo discurso de Cristina antes de abandonar la presidencia cuando, ademas de decir «no vienen por mi, vienen por uds», creo que ahi se equivoco porque venian por todos. Tambien dijo que habia que tener cuidado de la politica internacional y en no meternos en problemas que no eran nuestros

  17. Enzo dice

    Hola Horacio. Me gustaría mucho que dediques a investigar y a publicar un libro sobre el atentado a la AMIA. Creo que es fundamental encontrar la verdad, porque detrás del atentado se esconde una historia de injerencismo e intervención que lleva por lo menos 3 décadas por parte de USA e Irán en Argentina, del cual el gobierno de Macri representa el punto culmine.

    1. Kurt Brainin dice

      Me parece muy bien su sugerencia. ¿Conoce usted «Cortinas de Humo» el libro que escribió Lanata durante una vida anterior muy distinta de su vida actual? Allí comenta que, al enterarse del atentado a la AMIA, Menem dijo dos cosas: «Siria no fue» y «¿Dónde está Zulemita?».
      Por otra parte, las interferencias de USA en Argentina son indudables, después de todo formamos parte de su imperio. Pero, como comenta el mismo Verbitsky en este artículo, las interferencias de Israel parecerían mucho más importantes que las de Irán.

  18. Francisco dice

    En la coyuntura del atentado ¿Monzer Alcazar y el gobierno sirio eran lo mismo?

  19. Kurt Brainin dice

    Muy acertada la referencia a Alberto Fernández sobre los «intereses geopolíticos que no son los nuestros». A los cuales se suman últimamente claros intereses políticos locales.
    A los argentinos de origen judío se nos quiere llevar de la nariz con esquemas del tipo «Irán autor necesario de los atentados» / «Cristina asesina de Nisman».
    Y son demasiados los que parecen muy contentos con ello. A ver si dejamos de comportarnos como corderos y aplicamos un poco el tan mentado (y tan olvidado) «Yiddishe Kopf» (Para los no iniciados: algo así como pretender, sea cierto o no, que los judíos seríamos supuestamente especialmente inteligentes).

  20. Mario Rodríguez dice

    Otra vez Macri, por ideología, interés personal y alieaniento internacional, nos vuelve a meter en un conflicto ajeno a nuestros intereses que ya se cobró la vida de más de 100 argentinos durante el menemato.
    No hay que olvidar que Argentina fue y es, históricamente, un ejemplo de convivencia pacífica entre la comunidad judía y la musulmana.
    Ahora Macri vuelve a meter una cuña inexplicable, tanto en este equilibrio social interno, como en las relaciones internacionales, ya que esta decisión no solo pone en peligro este equilibrio interno, sino también las posiblidades de encontrar mercados externos para nuestros porductos, al alienarse no solo de los países musulmanes, sino también de jugadores de la talla de China, India y Rusia.
    Esta «felpudeada» a favor de los intereses de USA e Israel por parte de un gobierno en retirada debería merecer un tratamiento judicial mas exhaustivo que el meneado «Memorandum con Irán» ¿no?.

  21. Álvaro dice

    Por qué los Kirchner adhirieron a la pista iraní y no a la Siria.Esa parte ni la entiendo…

    1. gerardo senderowicz dice

      Alvaro
      Creo que ellos adhirieron, com debe ser, a la JUSTICIA. Eso que hubo alguna vez por la calle Talcahuano.

  22. JOE AUBERGINE dice

    En boca del mentiroso
    hasta lo cierto es dudoso.

    Desde siempre ve el ladrón
    en otros su condición

    El asesino PROyecta
    en la otredad su alma infecta.

    Decía como si nada
    mentí, robé asesiné
    demientra que daba fe
    de su alma condenada.
    Y ahora en la acelerada
    nos habla de un terrorista
    que Macri pone en la lista
    pues lo llevan del cabresto.
    El recurso deshonesto
    del ladrón y trapacista.

  23. Ricardo Alberto Comeglio dice

    Salman El Reda ya estaba mencionado en las investigaciones judiciales iniciales y jamás se pidió su captura internacional por parte de ninguna autoridad argentina.
    Se lo vincula a la organización del atentado pero, sorpresivamente, jamás se pidió su captura internacional. Nisman y otros Fiscales incluso lo mencionan en sus resoluciones y tampoco pidieron nunca su captura ¿Raro no? Sobre todo cuando ahora USA se esfuerza hasta con dinero para lograr su detención. ¿Por qué quiere USA detenerlo si los investigadores judiciales argentinos jamás pidieron su captura?
    Luego del atentado hubo una supuesta organización terrorista que se adjudicó el mismo y creo que se autodenominaba Assad Allah, pero resulta que los expertos internacionales en la materia señalan que no existía la misma y que quienes utilizaban a veces esa denominación eran elementos disruptivos internos de algún grupo terrorista con orientación musulmana que quería aparecer como los continuadores de un mensaje religioso histórico que el mundo musulmán conoce mejor de lo que yo puedo explicar.
    Ese grupo interno era señalado como un desprendimiento de «Hizbollah» (nombre correcto de la agrupación política libanesa) y que sólo buscaba confrontar con los líderes de ese partido y del mismo Irán para forzar actos diferentes a los que esos líderes pretendían.
    Con lo cual tenemos que los acusados de perpetrar el atentado no son los iraníes ni Hizbollah en forma directa, sino un desprendimiento disruptivo interno de esta última que no es reconocido por sus líderes ni por los iraníes, pero que no obstante tampoco son atacados por los mismos en virtud de que ello representaría una muestra de debilidad política interna hacia los que ellos consideran como enemigos de sus causas políticas y religiosas, que son occidente e Israel primordialmente. Además criticar abiertamente a esos disruptores internos, abriría una grieta hacia dentro de los propios sistemas de poder tanto de Hizbollah como de Irán, algo impensado para cualquier analista serio.

    Por lo tanto seguimos como al principio. Se culpa sólo por indicios, sin pruebas reales, con bajos estándares de investigación jurídicamente válida y se permite la injerencia de cualquier elemento ajeno a lo meramente útil en una investigación criminal.

    Para peor se quiere calmar a la bestia social iniciando un proceso de un juicio en ausencia con el único motivo de sacar de los titulares de los diarios el asunto y así pretender que el tiempo borre la memoria colectiva y sepulte la necesidad de encontrar la verdad y justicia que el pueblo argentino jamás dejará de reclamar.

    Tienen un problema y es que en Argentina, como único lugar en el mundo en que ocurre, sólo se calma al pueblo con MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA. Todo lo demás es cháchara.

    1. Ricardo Alberto Comeglio dice

      Me rectifico en lo que respecta a los pedidos de captura internacional. El 16/5/2003 lo pidió el Juez Galeano y el 20/5/2009 lo pidió Nisman por presión de Israel y USA a través del embajador Earl Anthony Wayne, luego del ataque antisemita cerca de la Plaza de Mayo, durante una ceremonia en conmemoración de la creación del Estado de Israel. Ahora sale Clarín a decir que el primero que la pidió fue Nisman, cuando en realidad todos los datos que hoy se exponen ya los expuso Galeano en su dictamen del 2003 y ya sabemos como terminó Galeano: procesado y condenado por encubrimiento del atentado.

      1. Pedro Reig dice

        Pienso, como arquitecto, que una columna sostén y una viga principal no pueden aparecer en la vereda de enfrente. La explosión aconteció dentro de la AMIA y no fuera de la entidad. Hay un manifiesto encubrimiento de lo sucedido. La explosión se produjo dentro de la entidad, no fuera de ella.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.