Y sin embargo te quiero

La musica que escuché mientras escribía.

 

Hace muchos años. en una casa de música en Berlin, el gran dibujante cordobés Lorenzo Amengual vio un casette de tangos turcos. «El vendedor (turco) que me atendió me dijo con seguridad que el tango nacio en Estambul y me mostró decenas de cantores, orquestas y conjuntos de tango turco , al que llaman Tangolar». Después de leer mi nota del domingo pasado sobre el auténtico Charly García, el Lolo Amengual me contó esta historia y me mandó estos links de Ibrahim Ozgür,  conocido como el Gardel turco, quien aprendió a tocar tangos en Paris en 1927, armó una orquesta con músicos armenios y judios en Estambul que fue muy exitosa y anduvo por medio oriente de gira durante muchos años».

Amengual recomienda no perderse el tema Aryentina, una rumba a la que llaman tango. Los temas siguientes tienen un mayor aire de familia con nuestra música y forman parte de un fenómeno de expansión cultural por el que hubo orquestas de tango en países tan distantes como Rusia, Finlandia o Alemania.

 

 

En Rusia el tango fue prohibido primero por el zar Nicolás y luego por la revolución soviética. Las aceptables grabaciones de Oskar Strok subsisten como testimonio del gusto por nuestra música. Esta es una  versión de Ochichornia, ojos negros.

Stork compuso el tango Dime por qué, cantado aquí por Peter Leschenko.

Un ejemplo del tango alemán, es esta versión grabada en 1930 por el famoso actor Curt Bois.

Hubo incluso orquestas dedicadas al tango, como la de Adalbert Lutter, que aquí interpreta Cuidá tu corazón, Margarita, de 1935, cantado por un cuarteto masculino

En pocos lugares penetró más el tango que en Finlandia. En la década de 1930 no había género más popular. Aquí, un ejemplo contemporáneo.

 

Pero en ningún lado he encontrado versiones de tanta calidad como en Japón, que exceden largamente el pintoresquismo. Acá podés escuchar a la bandoneonista Kimiyo Ogawa, con su Vals de Gordo, homenaje a Pichuco.

Si tenés tiempo, no te pierdas este video de Japatonic TV sobre el tango en Japón, donde podés ver a los jóvenes discípulos de Kimiyo Ogawa, como parte de su Pichuco Project.

Más allá de la calidad de cada tema, este rápido paneo testimonia la conciencia que en distintos lugares del mundo existen sobre un tesoro cultural que nos pertenece.

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

13 Comentarios
  1. Daniel Braga dice

    No hay orquestas más porteñas que las japonesas

  2. Edgardo Ibáñez dice

    ….escuchar estos tangos turcos o japoneses o alemanes me acercan a poder imaginar lo que siente un gringo cuando escucha a Fito Paez o a cualquiera de los músicos de este género pantomímico a más de ser un perfecto oximoron: rock nacional, género trubutario que llegó para cumplir el acariciado sueño de nuestra oligarquía de desplazar las expresiones identitarias del pueblo…ya la van de piolas y hasta se les inventa pasados heroicos cuando no se registra ningún exilio ya que fueron (fuimos ) funcionales a las dictaduras militares y deviacionistas de una verdadera militancia reemplazada con ir a Barrok…hoy día los representantes de el folclore gringo vienen a llevarse el tributo de la colonia llenando estadios, saludos…

  3. Augusto Parma dice

    Mi viejo, parado primero desde la derecha.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.