CRUZAR EL RUBICÓN

La puja macrista por desestabilizar al gobierno se interna por el camino de la incitación al caos.

 

En el año 49 A.C., Julio César llegó con su ejército polvoriento y sudoroso hasta el río Rubicón, la frontera norte entre la nación romana y la Galia Cisalpina, y se detuvo antes de cruzar. Se había propuesto terminar con la oposición de un Senado romano que, por instigación del Cónsul Pompeyo, le había ordenado dejar el mando y licenciar a sus tropas. Cansado del trajín de innumerables batallas exitosas, ordenó acampar a la vera de las aguas rojas y turbulentas. Mientras sus soldados descansaban, Cesar se enfrascó en una espesa meditación. El rumor del río calmó su ánimo. Sabía que, de ahí en más, cualquier cosa que hiciese tendría severas consecuencias en su vida personal y política.

Pretendiendo defenderse del avance enemigo, Roma había prohibido cruzar el río con armas y soldados. Julio César confrontaba además un problema mayor: el recelo de Pompeyo y de la aristocracia romana. Cruzar el río ahora implicaba desatar consecuencias que podrían terminar con su vida o con la de Pompeyo, pudiendo iniciarse en este caso     una larga lucha contra la oposición aristocrática en el Senado. Después de arañar lo más profundo de su ser, Julio César optó por cruzar el río. Pompeyo y varios dirigentes de la oposición huyeron ante el avance de César y Roma fue conquistada sin derramar sangre. Este episodio, sin embargo, abrió paso a un largo periodo de intensas luchas por el control del Imperio Romano.

El profundo drama vivido por Julio César a la vera de un río de aguas atormentadas y rojas como la sangre, ha llegado hasta nuestros días encarnado en su decisión de “cruzar el Rubicón”. Esta metáfora alerta sobre la importancia de meditar sin concesiones los     riesgos de nuestros actos ante situaciones muy difíciles que parecen no tener salida.     Apela también a un fenómeno más profundo y complejo, algo que en los tiempos que corren pasa desapercibido: la existencia de límites, de un antes y un después que resignifica la esencia de todos nuestros actos, tanto en la vida personal como en la política. Un límite implica que hay ejes que nos referencian, que no todo “vale lo mismo”. Transgredir un límite precipitará consecuencias por las que se pagará un precio. Muchas veces este residirá en la degradación de los valores a los que aspiramos, como individuos y como nación.

En un mundo donde las élites naturalizan actos de violencia extrema para imponer sus intereses específicos por encima del bien común, donde sus mensajes construyen un sentido común que da por sentado como algo natural el decir una cosa y hacer otra, el Rubicón es el símbolo que apela a resignificar los actos y los mensajes iluminándolos con la potencia de los intereses que se persiguen y con la esencia de los valores que se transgreden. Así, el límite muestra que las fechorías que se realizan desde la suma del poder no son naturales y dadas desde siempre sino un engendro de los tiempos que vivimos, signados por la violencia y la codicia de unos pocos que concentran el poder e imponen un sentido a la vida cotidiana que es la antítesis de los valores que creemos perseguir.

La vida es como el Rubicón, un constante fluir y salpicar de momentos puntuales en los que, con mayor o menor intensidad, se sucede el torrente imponderable de acciones, reacciones y consecuencias. Sin embargo, a veces un momento especifico adquiere dimensiones eternas. Esto sucede a menudo y, sin embargo, no nos damos cuenta. Esta semana, algunos episodios ocurridos en los Estados Unidos y en nuestro país apelan a la posibilidad, siempre vigente, de cruzar el Rubicón y precipitar consecuencias inesperadas.

 

 

La Reserva Federal no puede volver atrás

En declaraciones recientes ante el Comité de Finanzas del Senado norteamericano, Jerome Powell, Presidente de la Reserva Federal, advirtió que no hay que entusiasmarse con repuntes modestos y parciales de la economía pues “tendrán que pasar años” hasta que esta recupere los niveles que tenía antes de la pandemia. En este contexto incierto, las tasas de interés se mantendrán cercanas a cero por un buen tiempo y se está muy lejos del momento en que se podrá poner fin a los programas de la Reserva destinados a comprar activos financieros con problemas (zerohedge.com 17 6 2020). Así, Powell admitió implícitamente que la única solución a la crisis actual es profundizar las políticas de flexibilización monetaria y tasas cercanas a cero seguidas desde 2008. Esto implica que la Reserva Federal está encerrada en una trampa y fuga hacia adelante, profundizando los fenómenos que llevaron a la crisis actual y preparando así el escenario para una debacle económica y financiera de magnitudes inéditas.

En efecto, y como hemos visto en otras notas, la flexibilización financiera a tasas de interés cercanas a cero ha engendrado un endeudamiento ilimitado y una creciente falta de liquidez de dólares, tanto en el sistema financiero local como en el internacional. En los tres últimos meses la Reserva Federal ha emitido 3 billones (trillions) de dólares para     inyectar liquidez al sistema. Hacia el 19 de mayo su hoja de balance ascendía a los 6,98     billones (trillions) de dólares y equivalía al 28% del total de la deuda del gobierno federal. Esto es inédito (wallstreetonparade.com 19 5 2020).

La adquisición constante de deuda nueva para saldar deuda vieja, da lugar a una brecha creciente entre el incremento de la deuda y el de la producción. El creciente endeudamiento, a su vez, es posible gracias a una emisión monetaria al infinito. Este fenómeno tiende a erosionar el valor del dólar como moneda internacional de reserva. Otra consecuencia de estas políticas es la desconexión creciente entre el crecimiento de los valores de los activos financieros impulsado por la especulación que desata la inyección de liquidez a tasas cercanas a cero, y el estancamiento de la producción. Esto último     desemboca en desempleo, salarios congelados o la baja y consiguiente caída de la demanda de consumo. La flexibilización monetaria profundiza las transferencias de rentas e ingresos desde el conjunto de la sociedad hacia un 5% de la población que concentra el 80% de la tenencia de los valores financieros. Esto intensifica la desigualdad económica y social y echa leña al fuego de la protesta social que hoy sacude al país del norte.

En estas circunstancias, la Reserva no puede subir las tasas de interés para depurar las finanzas y reactivar la economía pues esto haría implosionar al enorme endeudamiento existente. Decide entonces intervenir en el mercado financiero para ganar tiempo y postergar un agravamiento de la crisis. Esto la constituye en el árbitro en medio de la tormenta que irá a decidir quién triunfa y quién naufraga. Desde marzo esto se ha     concretado a través de los vehículos especiales creados por la Reserva para “estabilizar” las finanzas comprando activos tóxicos, en todos los mercados financieros a excepción del mercado de acciones. Para ello contrató a Larry Fink, titular de BlackRock, uno de cuyos fondos, el LQD, tiene una posición dominante en el mercado financiero.

La primera consecuencia de la designación de BlackRock fue una estampida en el precio de los activos financieros, incluidos los de su pertenencia, que experimentaba problemas desde principios de marzo. Hacia el 19 de dicho mes el valor de LQD ascendía a 28.000 millones (billion) de dólares. Dos meses después llegaba a 46.7 mil (billion) millones de dólares. (politico.com 7.6 2020). Al mes de junio solo este fondo había absorbido la mitad de la financiación disponible para la compra de bonos corporativos en el mercado secundario (barrons.com 1 6 2020). Esta semana la Reserva amplió su intervención en el mercado financiero: BlackRock gestionará la compra de bonos corporativos directamente a las empresas que los emiten. Así, la Reserva pasa a tener cada vez mayor injerencia sobre las corporaciones y un grupo muy reducido de intereses privados decide quién se salva de la crisis.

Paralelamente a estos desarrollos, nuevos indicadores muestran la persistencia de la crisis económica y su progresiva profundidad. Esta semana la cantidad de empresas que se declararon en quiebra superó lo acontecido en los últimos 11 años (zerohedge.com 23 6 2020). Paralelamente, aunque más de 46 millones de personas han pedido beneficios por desempleo desde que comenzó la crisis en marzo, las empresas grandes continúan expulsando mano de obra y muchos de los beneficios por desempleo otorgados inicialmente terminarán hacia fines de julio (cnbc.com 18.6 2020). Esto ocurre mientras la economía sigue en picada, más de 100.000 empresas han cerrado definitivamente (nber.gov, april 2020) y  más de 100 millones de créditos personales de distinto tipo enfrentan problemas por falta de pago (wsj.com 18 6 2020).

 

 

 

Presencia militar y esperanza de cambio

Este fin de semana Trump enfrentó una nueva derrota política. Rompiendo todos los protocolos de distanciamiento social en plena ola de rebrote de la pandemia en el país,     convocó a un encuentro masivo en Tulsa, bastión republicano, para detonar su campaña electoral. En un clima marcado por el racismo de sus comentarios sólo consiguió juntar a 10.000 personas. La mitad del estadio quedo vacía y varios organizadores del evento contrajeron Covid-19. Trump trató de compensar este fracaso, subiendo el tono de la retórica agresiva contra las manifestaciones anti raciales detonadas por el crimen de George Floyd y advirtió que los “anarquistas” que “intenten mancillar los símbolos y estatuas de los líderes de la Confederación serán castigados con hasta 10 años de cárcel” (zerohedge.com 23 6 2020). Esto contrasta con la prohibición de despliegue de la bandera de la Confederación por parte del Jefe la Marina el 5 de junio pasado, y las recomendaciones del Jefe del Ejército elevadas al Secretario de Defensa para hacer lo mismo en su área especifica. El jueves este último anunció que está contemplando prohibir todos los símbolos e imágenes de héroes de la Confederación en todas las áreas militares del país (usatoday.com 25 6 2020). Reafirmó así el alejamiento del Pentágono de un Presidente cada vez más cuestionado por su mal manejo de la pandemia y de la protesta social y cuya popularidad está disminuyendo rápidamente en todas las encuestas.

Durante el gobierno de Trump el gasto en defensa llegó a representar casi la mitad del presupuesto anualmente aprobado por el Congreso. Siguiendo una política iniciada tiempo atrás, la policía fue abastecida con material de guerra y entrenamiento provisto por las Fuerzas Armadas (cnn.com 17 6 2020). La cobertura fílmica de la brutal represión policial durante las recientes manifestaciones contra el racismo ha hecho visible tanto el abuso policial como el material de guerra utilizado contra la población civil. Así, por primera vez en mucho tiempo la militarización de la vida de un país cuya economía es estimulada por la guerra empieza a salir a la luz del día y golpea a la coyuntura política. La creciente resistencia de los sindicatos de la policía a las restricciones de sus presupuestos, a la eliminación de buena parte del equipo militar utilizado y a la fiscalización de sus acciones, ha sido apoyada por Trump y culmina por estos días con la convocatoria del sindicato de la policía de Nueva York, el más poderoso de todos, al ausentismo policial el 4 de Julio, día de la independencia nacional.

Un hecho singular encapsula el clima político del momento: el desempeño espectacular     en las primarias demócratas de esta semana de varios candidatos progresistas que buscan desplazar al establishment de su partido. El triunfo de Jamaal Bowman en el distrito 16 del Estado de Nueva York sobre el diputado Eliot Engel, titular desde hace 16 años de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, es tal vez el hecho más rutilante. Engel contaba con el apoyo de Hillary Clinton y Jack Schumer, máximos dirigentes del partido demócrata. En su primer discurso, Bowman recordó sus orígenes y marcó hacia dónde va. Nacido “en la pobreza enraizada en un sistema fracturado y corrupto hasta el corazón… especialmente en las últimas décadas… un sistema que nos está matando mentalmente, psicológicamente y espiritualmente… forzándonos a vivir en un país y en un mundo donde tanta gente ha perdido la esperanza y la fe, no sólo en el sistema político sino también en nosotros mismos… nuestro movimiento ha llegado para recuperar la fe, la esperanza y la creencia de que todo es posible… si enraizamos nuestros valores de igualdad, humanidad y justicia en todo lo que hacemos” (thenewyorker.com 24 6 2020).

 

 

Enrarecimiento político en la Argentina

El clima político se tensa rápidamente al mismo tiempo que la pandemia avanza en el país y se endurece la cuarentena en la región del AMBA. Mientras Macri y dirigentes de su entorno firman una solicitada junto con dirigentes de la derecha de otros países en defensa de la democracia ante el avance de una cuarentena autoritaria (infobae.com 25 6 2020), la puja macrista por desestabilizar al gobierno se interna cada vez más por el camino sin salida de la incitación al caos violento. A los intentos de paralizar el funcionamiento legislativo, se han sumado esta semana apelaciones al uso abierto de la violencia. Una nota poco inocente del diario Clarín mostrando un silobolsa roto y acusando, sin prueba alguna, “a los K” de haber perpetrado el delito, fue la excusa que utilizó un conocido economista vinculado al PRO para convocar por Twitter a “poner francotiradores para defender la propiedad privada” (lamatriznoticias.com.ar 23 6 2020). Su llamado fue seguido de otros, provenientes de supuestos productores autoconvocados a defender por las armas la propiedad privada. Esto ocurre en circunstancias en que se multiplica la evidencia de la participación de Macri y de muchos dirigentes y ex funcionarios macristas en la conformación de un complejo sistema de espionaje clandestino e ilegal para encarcelar a la oposición durante la era de Macri y cometer otros ilícitos.

El caso Vicentin se ha convertido en una caja de Pandora. El intento oficial de     expropiación/ intervención de la firma por la comisión de múltiples delitos que afectan a cuantiosos bienes públicos y a la propiedad privada de miles de productores agropecuarios ha sido transformado por el macrismo y las organizaciones de grandes empresarios, en una bandera en defensa de la propiedad privada. El presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, sin embargo, ha empezado a filtrar algo de claridad en este despropósito,    apoyando la intervención estatal ante el desfalco de la empresa y la necesidad de defender la propiedad privada afectada por el corrupto vaciamiento de Vicentin (radionacional.com.ar 23 6 2020).

Esto ocurre en el contexto de una emergencia nacional por la pandemia y de una crisis económica y social de magnitud inédita, que se intensifica diariamente. Hoy toda la economía funciona en base a subsidios de distinto tipo y nueve de cada diez argentinos recibe algún dinero del Estado. En el primer trimestre de 2020, comparado con igual periodo del año anterior, el PBI cayó -5.4% y el desempleo subió a 10.4%. Al mes de marzo ya habían cerrado 2.222 fabricas durante los últimos 12 meses y solo en abril la industria cayó un 31% interanual (bae.com 18.5 2020). Se prevé una caída mas profunda de la producción en los meses que vienen y un creciente cierre de empresas. El aumento de la concentración del capital y de la extranjerización están, pues, a la vuelta de la esquina.

Así, el caso Vicentin adquiere múltiples facetas. No solo muestra el reino del revés, donde en defensa de la ley se promueve la comisión de ilícitos de toda índole. Vicentin apunta a un futuro no muy lejano donde el Estado tendrá que intervenir para salvar empresas en lugares estratégicos. Ya hay dos casos que, por diferentes motivos, se acercan a ese desenlace: Sancor y Molino Cañuelas. Las dos empresas son de vital importancia para la industria de la alimentación.

La historia reciente nos muestra las consecuencias nefastas de la intervención de un Estado “bobo” en la economía. Con subsidios de todo tipo, protección arancelaria, contratación de bienes y servicios, licuación de deudas y hasta venta de activos públicos a precios de remate, el Estado argentino ha impulsado una acumulación del capital que ha conformado, a lo largo de décadas, una matriz productiva dominada por grandes grupos económicos con participación de capital extranjero. Esta matriz se reproduce a través de la dependencia tecnológica y el endeudamiento ilimitado, fenómenos que hemos estudiado en notas pasadas y otros trabajos publicados.

La crisis económica actual plantea un dilema de hierro que los problemas de la pandemia y la cuarentena no pueden invisibilizar: o el Estado articula nuevas formas de intervención en la economía que tiendan a romper el endeudamiento y la dependencia tecnológica, o la crisis actual estrangula toda posibilidad de cambio de matriz productiva y por ende de desarrollo nacional con inclusión social. Asimismo, los últimos acontecimientos de esta semana muestran la necesidad de movilizar el apoyo hacia las políticas que buscan erradicar el hambre en el país y asegurar la vigencia plena del Estado de Derecho. Esta movilización de los que votaron al gobierno puede hacerse sin romper la cuarentena. Las voces de estos sectores, silenciadas hasta ahora, son el mejor antídoto al caos social propiciado por el macrismo.

 

 

 

 

18 Comentarios
  1. Luis Juan dice

    Estimada Mónica:
    Impecable, como de costumbre y totalmente de acuerdo.
    Una digresión, si me permite:
    Como nos olvidamos de Cabezas … reapareció Duhalde.
    Horacio Verbitsky dijo que inauguraba una sección que se titularía “yo te lo dije”, entonces humildemente, el suscripto podría autorreferenciarse en relación a su comentario al artículo “A brillar mi, mi amor”, haciendo referencia a otros.
    En el contexto de los últimos acontecimientos y en medio de una pandemia, el pase radial entre Lijalad y Navarro (el destaperadio) del día 3/7/20 y su continuidad a través del editorial de Navarro de ese día, como también el del 2/7/20, confirman lo que el suscripto había sostenido oportunamente.
    Dado que se sigue escalando en tal sentido, espero que el gobierno tenga muy claro todo esto y que los jueces decentes que puedan quedar en esta justicia corrupta, comiencen a aplicar el Código Penal que hace cuatro años que viene absolutamente violentado y sigue siéndolo a través de los conocidos de siempre, porque, además, hay un artículo de la Constitución Nacional que, aunque necesitaría reformularse como tantos otros, contempla estas cuestiones (artículo 22º). Si la escalada -como parecería resultar va por más-, también existe un artículo en la Constitución que lo contempla (artículo 23º). Pero, además, el artículo 36º de la misma viene en ayuda de los potenciales riesgos al que los conocidos de siempre están conduciendo.
    Cosas veredes.

  2. apico dice

    Muy buena su nota Monica, sobre todo por poner en blanco sobre negro, el descalabro en la sede del Imperio. Hace tiempo le vengo preguntando, cual sería la razón, a su modo de entender, por la cual un País como el nuestro, debería negociar su deuda externa con un moribundo. Modestamente tal despropósito, que aparentemente sería un detalle,nos muestra las verdaderas intenciones de un gobierno que votamos populista y resultó social-demócrata. AF, YA CRUZO el RUBICON, pero para el otro lado,…como Urquiza en Pavon, ganó una batalla decisiva pero emprende la retirada, dejando que Mitre, escriba la historia. Acá ,Monica ganó el Sur, y sus consecuencias son permanentes, salvo pequeños periodos de nuestra historia que fueron escasos,(1945/1955), (2003/2015). Ahora observe que paradoja, los responsables de ambos períodos, cual Urquiza, abandonaron,el posible triunfo. No pierdo mi esperanza,cual buen peronista, que algún día volveremos para hacernos cargo, esta vez si, de la victoria de una Patria, Justa, Libre y Soberana. Un saludo peronista.

    1. Carlos Isacovich dice

      Te felicito: tu comentario contribuye muy eficazmente a la campaña del macrismo duro. Por suerte está Alberto y no vos en la Presidencia

  3. HERNÁN DE ROSARIO dice

    Como bien señala la profesora Peralta Ramos en su excelente artículo el clima político argentino está enrarecido. Me parece que los votantes de Macri aún no han digerido la paliza que les propinó el Frente de Todos en las PASO de 2019. En consecuencia, todo lo que diga o haga el presidente les parecerá un desatino. Lo que desean en lo más profundo de su corazón es que su gobierno fracase estrepitosamente o, si es posible, que se derrumbe antes de finalizar su mandato. No toleran el retorno del kirchnerismo o, para ser más preciso aún, de Cristina Kirchner. No conciben que la ex presidenta, que según ellos hace rato debería estar presa, presida las sesiones del Senado. Les parece un ultraje a las instituciones de la república.

    La evolución de la pandemia en la Argentina puso dramáticamente al desnudo las miserias morales de la oposición política y de los medios hegemónicos. Fue notable observar por televisión la bronca que les provocaba a conspicuos “periodistas” antikirchneristas el escaso número de contagios y de muertes que provocó la pandemia durante los dos primeros meses de la cuarentena. En efecto, durante los últimos días de marzo, todo abril y buena parte de mayo no ocultaban su fastidio por el hecho de que, mientras en Argentina la pandemia no causaba estragos, sí lo hacía en Brasil y Chile, para citar sólo a dos países limítrofes. Deseaban fervientemente que de una vez por todas esos números estallaran por los aires para descerrajar toda la artillería pesada contra la figura presidencial. Recién cuando el número de infectados superó la barrera de los 1500 sus rostros comenzaron a esbozar una tenue sonrisa. Pero lejos están de sentirse satisfechos. Ellos quieren-parecería ser que lo exigieran-un desmadre total de los números de contagios y de muertos. Puede ser que esté absolutamente equivocado porque no soy psicólogo pero confieso que esa es la impresión que tengo.

    Todo el arco anti K está aguardando el fracaso total de la cuarentena. Quieren que el número de infectados y de muertos crezca de manera exponencial. Desean con fervor que el sistema de salud colapse y que los médicos que están en la trinchera se vean obligados a elegir a quién salvar y a quién condenar, como sucedió en Perú, España e Italia. Para ellos todo aquello que esmerile la autoridad presidencial es válido, aunque se trate de la vida de miles de compatriotas.

    Este sector de la sociedad sitúa a la propiedad privada en la cima de su jerarquía de valores. No sorprende, pues, que el economista Boggiano, ferviente caserolero, haya expresado que es legítimo que quienes se sientan amenazados por el gobierno protejan sus propiedades a balazo limpio. No hizo más que expresar lo que piensan millones de compatriotas. La decisión de Alberto Fernández de intervenir Vicentin no hizo más que poner en evidencia estas miserias morales.

    La situación es extremadamente complicada. Lo era cuando asumió Alberto Fernández y lo es más ahora debido al azote de la pandemia. Nos esperan meses durísimos. Quiera Dios que el presidente imite a Julio César.

  4. Susana elsa Mullion dice

    Dardo Alfonso tuvo tiempo de cortar y pegar porque este sábado no fue convocado al obelisco por los salvadores de la Patria!
    En cuanto a la nota de MPR , como siempre para releer y reflexionar

    1. Eduardo dice

      Alberto está equivocando el rumbo acercándose a gente como midlin, habrá q movilizarse para q enderece el rumbo

  5. María del Carmen dice

    Es todo eso que acabo de leer una explicación aparentemente bien hecha, pero me cuesta comprender la veracidad de tantos datos. Me llevaría un tiempo que no tengo profundizar el tema. Sugiero que se sintetice tanta explicación lo más claro posible.

  6. carnutum dice

    Un pequeño comentario lateral, el rubicón no era barrera frente al enemigo externo( los bárbaros), por lo demás un rio de dimensiones modestas ya atravesado en anteriores ocasiones, fué durante la era republicana el límite que los ejercitos que regresaban de las campñas en el extrajero debían respetar licenciando a sus ejércitos antes de avanzar hacia Roma, y esto era válido para cualquier entrada al territorio, con la expansión de Roma previa al imperio los comandantes de los ejercitos más aún los triunfante-es el caso de Julio Cesar-podían llegar a hacerse con el poder conquistando Roma. El peligro era interno y la ley no evitó la guerra civil.

  7. Albertog dice

    Me parece que Alberto no está dispuesto a mojarce el dedito gordo del pie no en el Rubicon sino en el más pequeño e insignificante charquito de lluvia.

  8. Mariatere dice

    Se q es una utopía pensar q los grupos multinacionales o nacionales. O sea el poder real den un paso atrás. Pero el gobierno,parece empeñado en mostrar el,lado oscuro de la luna. No existe para ellos q disponen de recursos en argentina de leyes funcionarios judiciales y de toda laya. Donde el inútil vino decidido a dejarnos en bombachas. Y lo logro. Es hora de basta. No hablar con nadie más. Me rompe est de la unidad con todo. Tocarle el bracito a Larreta Santilli inmobiliaria sa. Basta . Por Dios. Esto es ahora . Antes del fin de la cuarentena. Q-Ginés maneje la salud y q Albert se ocupe de lo demás y rápido
    EEUU está en un camino sin salida. Preocupante. Mucho,

  9. Ricardo Comeglio dice

    1) A la economía individual le importa un cuerno la macroeconomía y mucho menos lo que haga la Reserva Federal de USA.
    2) Con $10.000 no vive nadie y no sé siquiera si puede sobrevivir, por lo que estamos en el sálvese el que pueda y nada se puede hacer para evitarlo, porque el Estado argentino hace un esfuerzo enorme para entregar esos $10.000 que no sirven para nada en la vida real.
    3) Las pymes y los comercios ya saben que murieron y tan sólo están tratando de venderle a algún iluso el comercio o la pyme para comprar dólares y fundirse dentro de 1 año y no ahora.
    4) La vida real en los barrios no es ni por asomo lo que pueden tener los economistas en la cabeza. No saben, no alcanzan a comprender el grado de desintegración total en el que el individuo está. Los jóvenes no tienen presente y ni por asomo saben qué significa el futuro, por lo que les importa un cuerno lo que le digan, opinen, comuniquen o transmitan de cualquier lado de la grieta o de la intelectualidad.
    5) Los niños no saben qué le pasó al mundo y los mayores no le explican nada porque no tienen tiempo para andar pensando qué estupidez decirles para dejarlos callados, sobre todo cuando lo que le dicen hoy no es confiable y en menos de una semana se demuestra inverosimil o mentira, quedando entonces como un mentiroso el mayor que le dijo cualquier cosa al niño y éste deja de creerle y hasta de escucharlo en el acto.
    6) Los políticos viven en un mundo irreal y los que viven en ese otro mundo real los miran como a cualquier serie de televisión o película, sólo para pasar el rato, pero una vez que dejan de mirarlos o escucharlos nadie se acuerdo qué vió o escuchó.

    Espero les sirva a los dirigentes para diseñar una realidad donde esté el pueblo y no las planillas, gráficos, análisis, números y teorías, las que ha quedado recontrademostrado que NO SIRVEN PARA NADA.

    1. Stella dice

      Lo que no sirve para nada es esta enumeración pesimista, simplista que, como toda generalización es burda y abusiva. «los jóvenes» «los niños» «los intelectuales», «los políticos». Ninguna de esas clasificaciones dice nada ni demuestra nada. No es más que grosera chicana que intenta desautorizar un análisis inteligente y veraz, de los pocos que circulan en estos momentos aciagos de mentira y confusión.

    2. Gustavo Rodriguez dice

      Ricardo, me encantó tu propuesta superadora, que sería…, eeeh…, seriaaaa… Cuál???

  10. Dardo Adolfo Esteban Papalia dice

    Es lamentable la visión colonial y eurocentrica de los intelectuales de la cita fácil y la metáfora absurda apelando a los autores de los cinco países de los dioses nórdicos. Y después se quejan de los manifestantes macristas que reclaman más colonialismo porque se creen europeos. Y ni llegan a ser unidemenisonales. Intelectuales críticos al neoliberalismo como macristas empedernidos son terraplanistas de las dos dimensiones cartesianas y positivistas intoxicados de eurocentrismo donde todo se explica en buenos-malos, populistas-republicanos, socialistas-capitalistas,…. . Ya ni siquiera me dan ganas de seguir leyendo ni aportar una crítica a las notas publicadas. Sólo espero que la democracia a la boliviana se demore todo lo posible en llegar. Les deseo suerte.

    1. raúl emilio dice

      qué matete que cargás, ¿no?

    2. Stella dice

      Dardo Papalia. Tu comentario es un galimatías inentendible. Vaya uno a saber qué quiere decir «terraplanistas de las dos dimensiones cartesianas» y «positivistas intoxicados de eurocentrismo». Si tu enumeración posterior pretende explicarlo te aviso que es de una pobreza conceptual e intelectual que da verguenza y que no tiene nada que ver con las categorías con las que se ha escrito este artículo que, al contrario de tu pensamiento críptico, se basa en análisis de datos concretos y es de los pocos que tratan de insertar el momento político actual de nuestro país en una perspectiva internacional, cuestión que se concreta en cada entrega dominical de esta periodista. Por otra parte, y a tono con los disparates previos que decís, vaya a saber qué quiere decir «democracia a la boliviana». Me parece bien que dejes de leer, porque no entendés nada. Te recomiendo Netflix para pasar el tiempo.

      1. Roberto Pintos dice

        Stella no pierdas tiempo en contestar a un troll macrista que evidentemente tiene mucho tiempo libre con la cuarentena. El señor Papalia tiene un nivel de erudición muy superior a nuestros simples cerebros. Por lo demás los artículos de Mónica como siempre son impecables e implacables.

    3. Roberto Pintos dice

      En absoluta coincidencia con Raúl y Stella, sugeriría al señor Dardo Adolfo Esteban Papalia (¿No tiene otro apellido?) que no desperdicie su indudable intelecto de altísimo vuelo con lectoras y lectores vulgares como [email protected] Alguien capaz de hilvanar un pensamiento tan fino, pletórico de pasajes memorables como «terraplanistas de las dos dimensiones cartesianas» no debería mezclarse con «el vulgo». Eso si, por favor señor Dardo Adolfo Esteban, si de coordenadas cartesiana se trata no se olvide del eje de cotas o eje z, por favor.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.