Esa chica

La revolución de la antropóloga en el ministerio de seguridad

 

Sabina Frederic lleva diecinueve días en ministerio de Seguridad. Duerme poco. En estos días tocó tres puntos simbólicos. Derogó cinco protocolos de Patricia Bullrich en materia de seguridad dictados bajo la lógica de la restricción de derechos. Inició un debate por la despenalización de la marihuana para consumo personal con el doble objetivo de revertir las políticas de persecución penal a la pobreza. Y plantó la decisión política del nuevo gobierno de revisar el peritaje de Gendarmería en la muerte de Alberto Nisman. Nada de eso fue por azar. Es una agenda coordinada con Alberto Fernández.

Frederic es antropóloga. Fue directora de la carrera de formación militar de las Fuerzas Armadas en el ministerio de Defensa durante la gestión de Nilda Garré. Luego trabajó en el ministerio de Seguridad. Y no abandonó el trabajo de campo con las fuerzas de seguridad. Tuvo a Patricia Bullrich como alumna en la UNSAM. Y mantuvo contacto con ella cuando buscó modificar el programa de formación para las Fuerzas Armadas. Por entonces, Bullrich lideraba los reclamos de un grupo de estudiantes de liceos militares. Se cruzaron. Y discutieron. Frederic suele reconocer lucidez en su antecesora y buena muñeca política. Eso no es un piropo sino un intento de mirar la racionalidad de la gestión de Cambiemos en el área de Seguridad. Ella sostiene que el ministerio sobreactuó la política de seguridad con apariciones constantes, resoluciones y protocolos, una gran voz, que no permitía mirar si las políticas eran efectivas. Esa sobreactuación colonizó áreas del Estado generando permanentes zonas de excepción. Los Protocolos son un ejemplos. Sostiene que fueron impulsados con una lógica: extinguir o relegar la actuación de la justicia.

Esta semana tuvo encuentros conocidos. Se reunió con los organismos de derechos humanos, entre ellos Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, la APDH, la Liga por los Derechos del Hombre y el Cels, que celebraron haber sido recibidos en el edificio de Gelly y Obes después de cuatro años. También se reunió con la Correpi. Y los integrantes de La Garganta Poderosa. La ministra piensa ese tipo de articulaciones como parte de una gestión que deberá mirar el contexto de emergencia social con una clave que permita acudir a mecanismos políticos para desactivar y resolver la conflictividad social. La gente quiere siempre lo mismo, dice: vivir con dignidad.

La herencia

Frederic recorrió tres de los cinco edificios del ministerio. Encontró trabajadores que habían sido dejados sin funciones. Tuvo reuniones con los jefes de las fuerzas de seguridad. Anunció recambio de las cúpulas. Y tiene los nombres de los posibles reemplazantes. No hay ahí teorías conspirativas. Frederic conoce a los jefes actuales porque hicieron carrera cuando ella formaba parte del ministerio. Sólo entiende que el recambio es saludable.

En el ministerio encontró datos de color como dos bicicletas, buenas y caras. La ex ministra vive en Palermo. Y aparentemente las usaba para moverse. Frederic vive en la provincia de Buenos Aires. No usa bicicletas para el traslado pero llevó una a su casa. En este tiempo recibió dos mensajes de la embajada de Estados Unidos. Uno antes de asumir. Y otro cuando le hackearon la cuenta de twitter. Los dos mensajes de un integrante de una de las agencias de la Embajada. Sólo dijo que se ponía a disposición. Ella no contestó. Y no volvieron a mandarle mensajes. No recibió señales de Mario Montoto, pero el vendedor de parafernalia de seguridad es un hombre que está siempre. De momento, no tiene motivos para entrar al ministerio. Frente al escritorio de Frederic, Bullrich dejó una pared cubierta de pantallas. Las pantallas trasmiten imágenes en tiempo real de las zonas calientes de la Ciudad de Buenos Aires, allí donde suelen convocarse las manifestaciones. Unas apuntan con las cámaras al centro y hay una colocada en el puente Pueyrredón. Aunque no abundan los detalles, desde el ministerio miran esos plasmas para explicar que en el terreno de las tecnologías de Montoto el edificio esta superequipado.

Los topos

Entre los datos que no son de color, las nuevas autoridades encontraron papeles variados. Dos expedientes con gastos de 2 y 3 millones de pesos para viajes que la nueva ministra no firmó. Primero porque el Tesoro Nacional ordenó parar los pagos y segundo porque no se entiende el motivo de ese gasto. También comenzaron a trabajar en la reorganización del ministerio. Ahí encontraron datos llamativos.  Jefe de gabinete de Patricia Bullrich, Pablo Nocetti pasó a coordinar la Cooperación con el Poder Judicial tras el caso de Santiago Maldonado. Es una de las áreas que muestra la expansión del ministerio sobre otras jurisdicciones y probablemente perecerá en el corto plazo, las razones son dos: racionamiento y política criminal.

También encontraron una sorpresa en la Dirección de Inteligencia Criminal. El área no es nueva.  La gestión de Cambiemos la degradó de secretaría a Dirección Nacional. Allí existe un tope de 165 contratos con designaciones secretas regidas por la Ley de Inteligencia. Cuatro meses antes de la salida, Bullrich llenó al tope la estructura con nombramientos de entre 30 a 40 personas. Entre los contratos no hay técnicos sino personas del espacio político de la ex ministra y sus dos secretarios, Eugenio Burzaco y Gerardo Milman. Militantes de su partido. O el chofer de la ex ministra, dueño de un bar en Mar del Plata que lleva el nombre de La Piba.

 

El bar del espía y chofer de La Piba.

 

Hoy esos nombramientos son un problema: muchos cumplen funciones en otros sectores, como Comunicaciones o Jefatura de Gabinete. Esa irradiación hace porosa todas las áreas del ministerio con oídos que reportan a otro lado.

Adiós a Chocobar

Hasta ahora el ministerio derogó cinco Protocolos vía Resolución 1231/2019.

  • Uso de Armas de Fuego, del 27 de noviembre de 2018, conocido como doctrina Chocobar que permitió a las Fuerzas de Seguridad disparar sin dar la voz de alto ni considerar los principios de proporcionalidad, racionalidad, excepcionalidad y progresividad del uso de armas de fuego. Ese protocolo, según la ministra, fue una falsa medida de protección a las fuerzas de seguridad, demagógica y sin consecuencias reales, que fragilizaba a las fuerzas y no las protegía del escrutinio judicial.
  • Uso de las Taser, del 2 de mayo de 2019, que permitió el empleo de armas electrónicas no letales que sin embargo se consideran letales. Ahora serán usadas sólo por miembros de las fuerzas especiales para casos de extrema gravedad.
  • Servicio Cívico Voluntario en Valores, del 15 de julio de 2019, una capacitación que pasará a la órbita del ministerio de Educación y Desarrollo Social.
  • Ofensores en Trenes, del 18 de octubre de 2019, que permitió a las fuerzas de seguridad exigir el documento de identidad a personas y detenerlas si no lo poseían.
  • Centro de Formación de Gendarmes, del 18 de octubre de 2019, que estableció la creación de un centro de formación para la GNA en el Complejo Turístico de Chapadmalal.

También estudia eliminar el Protocolo de Actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Manifestaciones, conocido como el Protocolo Anti-Piquetes de febrero de 2016. Ese protocolo que representaba un riesgo para quienes se movilizaban en contextos de protesta social fue implementado en abril de 2017 aunque algunas fuerzas se basaron en uno previo, de 2011. Otra resolución en estudio es el Programa Restituir, de enero de 2019. En línea con la doctrina Chocobar, el Programa abrió la posibilidad de reincorporar a las fuerzas a agentes procesados por homicidio que fueron sobreseídos por la justicia. Los organismos de derechos humanos pidieron a la ministra esa derogación. El ministerio lo tiene en estudio, evalúa eliminarlo pero quiere analizar caso a caso.

Desporteñización de la política

En el corto plazo la agenda incluye una reestructuración de prioridades en políticas de persecución criminal con las provincias. Frederic se reunió con representantes de nueve provincias y organiza el Primer Consejo Federal de Seguridad Interior para febrero. Con la idea de salir de la lógica porteñocéntrica, busca diagnósticos de las provincias y escucha a las fuerzas para trabajar en ese mapa. Escuchó pedidos urgentes. Santa Fe tiene 3000 policías federales que quiere retener. Jujuy quiere scanners para las fronteras. Impulsa con Rio Negro una articulación con las universidades para promover un diagnóstico sobre las problemáticas con las comunidades mapuche. Y recibió un pedido de Tucumán muy preocupada por el incremento de la tasa de homicidio. Hubo 138 muertes por homicidio en 2019, en el que confluyen casos de robo y enfrentamiento entre bandas territoriales con una lógica que parece acercar los problemas del narcotráfico de Rosario.

El porro

En paralelo, Frederic puso en debate la despenalización de la marihuana. “Hay que avanzar hacia la regulación del consumo de cannabis, inclusive sobre la producción para el consumo. Hay que dar un debate”, dijo. Anunció que convocará en enero a organizaciones para “pensar un modelo argentino” para la legalización. Y estos días se la escuchó decir que el costo para el Estado de la persecución por marihuana es altísimo y el daño que causa es menor que el alcohol. Detrás de esas palabras, el ministerio analiza el mapa de decomisos y detenciones de los últimos años: en especial el período 2016-2018 con indicadores que muestran una desproporción en el número de decomiso de marihuana frente a la cocaína, operativos con la escenografía de la guerra contra las drogas y detenidos entre los sectores empobrecidos. Allí se abre un debate que atenderá el papel del contrabando en economías empobrecidas.

Para arriba

Sobre el caso Maldonado, sostuvo que busca revisar las responsabilidades estructurales del ministerio y no sólo el rol del único imputado, el gendarme Emmanuel Echazú. “Sí, creo que el operativo fue pésimamente realizado –dijo esta semana–, tuvo decisiones desacertadas y fuera de los protocolos, y hubo responsabilidades”. En ese marco, afirmó que, tras la revisión de los casos, su cartera dará “toda la información a la Justicia para esclarecer el hecho”. Todas las decisiones estuvieron mal y los oficiales lo saben, dijo.

Es posible

Finalmente, con el correr de la semana habló sobre una decisión del gobierno de discutir el caso Nisman.

«Lo vamos a revisar en colaboración con la Justicia», dijo.»Se montó un escenario, se replicó la escena del baño del departamento de Nisman, y eso está dentro del edificio Centinela. Vamos a intervenir, pero no en este momento». Y aclaró que «Es muy importante señalar que nuestra revisión será solo procedimental y administrativa de cotejo con los protocolos que dispone la Gendarmería para esa tarea técnica».

Frederic dijo lo que dijo. Y sabía lo que iba a venir. Por eso también dijo que no era un tema para el presente sino a mediano plazo. Sólo eso, sin embargo, desató la furia de Waldo Wolff, diputado macrista y ex vicepresidente de la DAIA. «A esta chica hay que explicarle cómo funciona una república, será muy buena antropóloga pero no sabe lo que es un Poder Ejecutivo, un Poder Judicial y un Poder Legislativo», dijo. Pocos minutos después del anunció, Clarín salió a buscar la réplica en la posición del juzgado de Julián Ercolini. Y anticipó que esa revisión era imposible. Sin embargo están nerviosos, porque eso no es así.

El peritaje de Gendarmería sostuvo que Nisman no se suicidó sino que lo mataron. Como se sabe, contradijo el informe del Cuerpo Médico Forense y el primer diagnóstico de la fiscal Viviana Fein. Según la versión de Clarín la revisión no puede hacerse porque el peritaje de la Gendarmería tuvo control de peritos de parte, no fue objetado por las querellas, entre las que menciona la de Diego Lagomarsino, imputado como colaborador. También sostiene que los resultados no pueden revisarse porque están confirmados por Ercolini y la Cámara Federal. Maximiliano Rusconi pertenece al estudio que defiende Lagomarsino. Y dice lo contrario. Mañana lunes, él mismo irá a Retiro. «Para darle apoyo a esta decisión –explica–, el lunes vamos a presentar un escrito y pedir declaraciones testimoniales tanto de los peritos de Gendarmería como del Cuerpo Médico Forense que está muy enojado. Nosotros creemos que cuando declaren habrá contradicciones. Ya habíamos pedido esta prueba, pero hasta ahora nunca nos permitieron hacerla. Eso es una cosa muy rara, muy oscurantista. La presentación va a generar en sí misma una instancia de revisión, y eso va a quedar muy claro incluso para un juez tan temeroso, cobarde y obediente, como Ercolini».

Tomando las palabras de Wolff hay que decir que esa chica sí sabe lo que puede pasar. Ahora tendrá que estar atenta a los llamados. Tal vez vuelva a recibir un mensaje.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

10 Comentarios
  1. SANCHEZ ABETO dice

    Los comentarios de los ñañañaña hijos de la gran Bullrich, revelan la magnitud de la ignorancia y perversidad en el manejo de la gestión publica en el área seguridad (por tomar este ejemplo). Bullrich, lo mas cerca que alguna vez estuvo de un arma, fue cuando se sentaba a la izquierda de Galimberti. Frederic esta años luz en capacidad profesional e integridad moral. Chiques, sigan participando, la sociedad argentina no se bolsonariza. Y NO VAYAN A FRAGOTEAR POR LOS CUARTELES (hay profesionales militares que no se bancan ser verdugos al servicio de la CIA y el Pentágono)

  2. Augusto Parma dice

    Que manera de escribir al pedo…. ¿quién modera los comentarios, drácula ??

  3. Augusto Parma dice

    Es mentira que la marihuana es menos peligrosa que el alcohol. Quien me lo refute, lo desafía hasta el 29 de diciembre de 2020: yo me tomo media botella de vino por día y el que opina lo contrario, que se fume un porro diario. Pasado un año vemos quien puede leer de corrido y quien no.

    ¿que la persecuta a la marihuana es un costo enorme para el estado? Ese es otro problema.

    La seguridad debe ser prevención, pero mientras los agentes tengan que cumplir un horario de mierda (12hs x 2 + 1F, 12 x 3 + 2F), con una sociedad que en cualquier momento estalla, con un sueldo de mierda, muchos agentes incorporados a la fuerza como último recurso de salida laboral, con desocupación, con marginalidad, etc., es poco lo que se puede hacer.

    Una vez compitieron la policía de la provincia, el FBI y la KGB para ver quien tardaba menos en atrapar un conejo. Los del FBI tardaron 15 minutos, los de la KGB 30 minutos, los de la provincia tardaron una semana y aparecieron con un chancho, que gritaba «¡¡no me peguen más, soy un conejo!!!»

  4. Chus dice

    Una vergüenza, el cargo le queda enorme.
    No tiene ni idea de seguridad, y lo que salió a decir de Nisman revela que no sabe cuáles son sus atribuciones. Lamentable.

    1. Oscar dice

      Si Sabina «no sabe de seguridad» entonces Mozart no sabía de música. Y el planteo de revisar lo actuado en el lamentable caso Nisman, que tuvo en jaque a la democracia gracias a las mentiras más flagrantes y el uso delirante que hicieron de su muerte, es más que pertinente, es imprescindible.

  5. Luis Alberto dice

    Excelente lo actuado por Frederic. Imprudente cuando opinó sobre la pericia de Gendarmería, su refutación es asunto de los imputados, caso Lagomarsino. Desde luego que puede revisar la organización de la fuerza en ese tipo de asuntos, o desmantelarla que sería lo acertado. Pero no le compete la causa Nisman

  6. Miguel Di Chiara dice

    Bastante completa la descripcion de la dificil tarea de la actual ministra. Te comento mi caso: ganador de un concurso cargo profesional cupo reservado para Pers c Discap art 8 ley 22431 y bull rich lo derego, desoyendo que es una ley de proteccion, a partir de ahi he sufrido acoso y escuchas de sus topos. Aun no gay decision judicial pero ya estoy a disponibilidad de frederic. Los topos fe bull rich estan a full en las redes y salen a atacar a quienes enfrentan a la negociadora de titulos..Eso lo sabe todo el mundo academico Unsam

  7. Andrea Romano dice

    Excelente la derogación de los protocolos del gatillo fácil, de la tortura con armas Taser y de la privación ilegítima de la libertad a las personas que se desplazan en trenes que había firmado la exministra Bullrich. Leí los fundamentos de la resolución de derogación y no pueden estar mejor escritos. Felicitaciones a la nueva ministra, derogar esos protocolos evitará muchos crímenes de violencia institucional a futuro. Yo estoy convencida de que aunque el protocolo de uso de armas no era aplicable a la Bonaerense, los miembros de esa fuerza que en Monte dispararon contra el auto en el que iban 4 chicos provocando su muerte al estrellarse contra un camión se inspiraron en ese protocolo que habilitaba a dispararle por la espalda a quien «esté huyendo».

  8. patricia dice

    Excelentes,el informe y la gestión de la ministra.

    1. Marta dice

      Un cambio de paradigma en el abordaje de la seguridad y el rol de las fuerzas de seguridad sumamente necesario. Articular con todos los actores y actuar con firmeza para llevar a cabo esas transformaciones. Aplausos para la ministra.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.