‘Fake news’ estilo Jujuy

Milagro Sala, un contador que no existe y joyas del primo de un senador de la UCR

Si algo caracterizó la persecución contra la Tupac Amaru fueron las fake news. Un ejemplo circuló durante las últimas horas en las redes y en la corrosiva pantalla de los canales de televisión, que aman pintar a Milagro Sala y los militantes de la agrupación como perfectos villanos en toda ocasión que pueden. En este caso pusieron en primer plano la escena de la policía de Gerardo Morales, atrapando a un hombre que huía como un ladrón con joyas y dinero en el contexto del allanamiento a la casa de un empresario. Quien huía —de nombre Diego Matus— apareció en las pantallas como el contador de Milagro Sala al estilo de José López y el propietario de la casa apareció emparentado con la dirigente social. Nada de eso es así.

Matus no es contador sino arquitecto. No tiene ninguna vinculación con la Tupac, ni con ninguna de las causas contra sus dirigentes. Y el único vínculo de parentesco estrecho en la historia es la relación de Matus con el propietario de la casa: Guillermo Fiad, otra pieza importante del novelón. Guillermo Fiad es cuñado de Matus. Pero además es primo hermano de Mario Fiad, senador de la Unión Cívica Radical, espacio político de Gerardo Morales. Guillermo Fiad efectivamente es empresario. Y su único vínculo con la Tupac Amaru obedece a que fue uno de los proveedores de materiales para la remoción de tierras, pero como Coca Cola puede serlo de los bares de la Ciudad de Buenos Aires. Por último, los jujeños saben que existe un Fiad en la historia de parentescos de Milagro, pero también saben lo que no dijeron los medios nacionales: Guillermo no es pariente de Milagro. Otro primo hermano suyo llamado Horacio está casado con una hermana del esposo de Milagro.

En el contexto de estas relaciones, hay que volver a contar la historia que contaron hasta ahora los medios. La historia real sería así: la policía allanó entre jueves y viernes propiedades del empresario Guillermo Fiad, que estaba de vacaciones. En el contexto de esos allanamientos, la policía atrapó a su cuñado con joyas y dinero que aparentemente intentó rescatar de una de las casas alertado por el empresario, antes de que lo atraparan.

“Exigimos a todos los medios de comunicación que están publicando que Diego Matus —que fue detenido con bolsos con dinero y joyas— tiene relación con Milagro Sala rectifiquen INMEDIATAMENTE esa información ya que es absolutamente FALSA”, señaló la Tupac Amaru a través de su coordinadora de prensa desesperada por este tipo de tormentos. “De lo contrario —agregó— se iniciarán las acciones legales correspondientes”.

La historia comenzó por la mañana del jueves con un allanamiento dispuesto por la justicia local en una de las propiedades del empresario Guillermo Fiad, en el contexto de una causa por supuesto lavado de dinero contra la organización Tupac Amaru. En esa causa que avanza en plena feria judicial sin razones como parte de la tradición de irregularidades de la provincia, el viernes allanaron la casa del empresario.

Lo que hay que decir también es que la Tupac Amaru presentó documentos para negar cualquier situación espuria con el empresario, el año pasado en el contexto de otra de las causas conocida como Pibes Villeros. Por todas estas características, los sucesos de los últimos días vuelven a alimentar el show agitado por el gobierno de Morales. “Decir que el empresario estaba vinculado con Milagro Sala es como sostener que cualquier propietario de un bar tiene vinculación con la empresa Coca Cola por comprarle bebidas —explicó la vocera—. Es algo absolutamente ridículo y mal intencionado. Exigimos a los medios de comunicación que rectifiquen las noticias falsas que están difundiendo y garanticen a los ciudadanos el derecho a la información y que ésta sea veraz y objetiva. Sin este principio básico se lesiona gravemente el estado de derecho, vulnerado en el país desde el 16 de enero de 2016”.

5 Comentarios
  1. X favor eliminar mi primer comentario dice

    Preocupacion

    1. Horacio Verbitsky dice

      No sabemos cuál es.

  2. PepeArizona dice

    Quiero hacer una reflexión “macro”, más allá de mi solidaridad con Milagro por el calvario que sufre y de que las acusaciones a la Tupac Amaru son por lo menos dudosas. Pero aún cuando el manejo financiero fuera impecable, la idea de burlar el feudalismo y la corrupción de los califatos provinciales en la Argentina financiando directamente a una ONG es una solución demasiado ad hoc, sobre todo porque no fue acompañada por un esfuerzo genuino por eliminar esos feudalismos. Lo mismo puede decirse de la financiación directa a los intendentes del conurbano en lugar de modificar la injusta ley del Fondo del Conurbano, o la extensión sine die de la Ley de Emergencia Económica en lugar de arreglar los desaguisados tapados por esa ley.
    Todas estas desprolijidades acumuladas al final se terminaron pagando, y deberían ser motivos de reflexión, sobre todo porque también algunos de los grandes logros del gobierno de CFK, como la eliminación de las fraudulentas AFJP, se deben más a ocurrencias impulsivas (en ese caso de Boudou) que a una estrategia coherente.
    Esto habrá que arreglarlo si queremos Gobierno Popular 2.0.

  3. Jorge dice

    La comparación con Coca Cola me parece un poco simplista y desatinada. Cuando un bar le compra a coca cola no hay plata del estado de por medio. Imaginemos lo siguiente y ESTO ES SOLO UN SUPUESTO SIN NINGUNA PRUEBA: Podría darse el caso que la Tupac contrato a este empresario que cobro sobre precios y parte de esos sobre precios fueron como coima a la Tupac por contratarlo.

    ¿Cuáles son los argumentos del fiscal para allanar a este empresario?

    Por favor no bajen la calidad y tomen atajos, asegúrense de que es todo impecable lo que dicen porque si se equivocan les hacen un favor enorme a gente como Clarin y cia. cuyos intereses (como los de muchos particulares) son contrarios a los de la mayoría.

  4. MIGUEL CIANCIO dice

    HAY QUE TAPAR EL CASO PUCA

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.