Conectate con nosotros

Noticias

Rebelión en Ledesma

Publicado

en

El Concejo Deliberante local alertó por los despidos de 30 trabajadores del Ingenio Ledesma. Denunció persecución gremial y exigió reincorporaciones.

Ya no es sólo un intendente como el médico Luis Arédez cuando se atrevió cobrar impuestos al Ingenio Ledesma y pagó con su secuestro y desaparición. Más de cuarenta años después, en una provincia donde el gobierno de Cambiemos reinauguró la política de persecución política con la detención de Milagro Sala, el Concejo Deliberante de Libertador General San Martín —sede del ingenio— aprobó por unanimidad una declaración contra despidos de 30 trabajadores de Ledesma ocurridos el 28 de diciembre. Todos los trabajadores despedidos participaron de modo activo de las huelgas de septiembre y octubre del año pasado. La declaración del HCD enmarca los despidos en esa línea y los sitúa como un ataque a los derechos de huelga y de protesta. La declaración de los concejales de Libertador General San Martín es histórica, no sólo porque parece un signo de rebelión en un pueblo donde todo está bajo el control de Ledesma, sino porque entre los siete concejales que la votaron y aprobaron están los tres integrantes del bloque de Cambiemos.

La declaración se votó el lunes con el número 867 y señala “la preocupación y solidaridad” por los despidos de los 30 trabajadores “ante la situación económica y social que atraviesa el país, de la que nuestra comunidad no es ajena”. Dice que “los despidos sin causa constituyen un acto discriminatorio contra el derecho fundamental de huelga y de protesta” e insta a la empresa a la “urgente” reincorporación de los despedidos y al “cese de la persecución sindical.”

Para quienes siguen de cerca el conflicto de los ingenios en Jujuy, esta declaración es muy importante para el reclamo de los despedidos, pero también puede funcionar como faro para el resto de las localidades con conflictos como La Esperanza. Es un golpe para el gobierno de Gerardo Morales, en tanto evidencia que las cabeceras de las localidades le están marcando la cancha.

“Yo les dije a mis compañeros de Concejo”, dice la concejal de Unidad Ciudadana Patricia Gutierrez:

—Si ustedes tienen capital político, tienen que firmar esto: van y firman porque con los votos de Ledesma ustedes no ganan las elecciones, ustedes ganan las elecciones con los votos de la gente y la gente se está quedando en la calle.

El Concejo tiene un integrante de Unidad Ciudadana, dos del Frente de Izquierda, uno del PJ y tres de Cambiemos. Patricia es hija de un viejo trabajador del Ingenio, echado hace años y fue criada en una casa politizada. El lunes, dice, las negociaciones fueron duras. El presidente del HCD de Cambiemos pidió posponer la declaración porque la empresa quería reunirse con los ediles. “Pero yo le dije que no”, explica la mujer. “No tengo patrones ni tengo por qué someterme al arbitrio de Ledesma. Ledesma que venga y nos dé explicaciones de por qué echaron a la gente a la calle. Entendemos que es una empresa privada, pero estamos viendo permanentemente denuncias que dicen que esto es una persecución gremial, no un ajuste por inconvenientes por el pago”.

La discusión continuó en esos términos: “No querían que aprobáramos esto porque es un hecho contundente para nuestro pueblo. Ledesma es muy poderosa, acá hay muchos intereses en juego y la verdad es que en lugar de los políticos tradicionales hoy somos los de Unidad Ciudadana y también la izquierda los que les vamos marcando la agenda. Nosotros creemos que esto es una política de ensayo y error, pero también es cierto que estos 30 trabajadores perjudicados son los que han motorizado todo: la política, la calle… Por eso cuando hablamos con los concejales de Cambiemos les dijimos que ellos dependen del voto de la gente”.

En ese contexto la reunión con la empresa quedó postergada para mañana jueves. Y los concejales aprobaron una declaración que desde el Sindicato entienden como histórica. Entre los puntos salientes mencionan:

1. Considerando “que los trabajadores despedidos fueron partícipes y activistas de la huelga de septiembre-octubre de 2017 y de otras medidas de acción directa que llevó adelante el Sindicato de Empleados y Obreros Azucareros del Ingenio Ledesma, con motivo del pliego de reivindicaciones que incluía el aumento salarial del 31 por ciento de tal manera que se mantenga el poder adquisitivo en los términos de la inflación pasada”;
2. Que los trabajadores despedidos desempeñan tareas laborales en secciones de fábrica y el campo del ingenio y que son sostén de familia en una región donde predomina el desempleo, el empleo precario o de tiempo parcial;
3. Que la empresa extinguió la relación laboral sin expresión de la causa, por lo que se puede deducir que existen claros indicios de que los despidos sean materia discriminatorias en represalia al derecho fundamental de huelga;
4. Que estas medidas anti-sindicales sólo tienen por objeto amedrentar a quienes ejercieron el derecho inefable a huelga y sembrar el miedo en el conjunto de la clase obrera de la región para así poder concultar derechos y conquistas de los trabajadores;
5. Que las familias sufrieron en las fiestas de fin de año una total incertidumbre. Que al decir de los jefes y supervisores, los despidos serian masivos y alcanzarían entre 300 y 350 personas por lo que el clima del miedo en el conjunto de la clase trabajadora de la zona va en aumento.

Acá, la página 3 de la declaración:

Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias

Cuando la mentira es la verdad

Publicado

en

Exclusivo: a dos años de la detención de Milagro Sala, el mapa de las quince causas
(más…)

Continúa leyendo

Noticias

El aniversario, en directo desde Jujuy

Publicado

en

Milagro Sala cumple dos años como prisionera política y estamos allí

(más…)

Continúa leyendo

Noticias

El milagro de Milagro

Publicado

en

De primera presa política de Cambiemos a símbolo de la persecución general

(más…)

Continúa leyendo

Trending