Feria de ciencia en el INTI

Multitudinaria presencia de organizaciones de ciencia y tecnología en el décimo día de permanencia pacífica

En la tarde del domingo 4 de febrero una multitud se congregó en la entrada del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para expresar su apoyo y solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de este organismo que se encuentran desde el viernes 26 de enero sosteniendo una permanencia pacífica en el predio ubicado en General Paz entre Constituyentes y Albarellos. Esta medida se tomó luego de que empezaran a oficializarse los 254 despidos, algunos de los cuales habían sido ya anunciados por canales informales por las autoridades del organismo. Desde ATE y distintas organizaciones de ciencia y tecnología como Científicos y Universitarios Autoconvocados, Ciencia y Técnica Argentina, Jóvenes Científicos Precarizados, y el Frente Federal de Ciencia y Universidad, convocaron a un abrazo al INTI esta tarde, que permitió acompañar desde el otro lado de la reja a trabajadores y familias en el interior del predio.

Al mismo tiempo, se llevó adelante en las puertas del organismo una Feria de Ciencias con numerosos puestos y actividades reflejando en forma creativa líneas de investigación y de trabajo en una gran cantidad de disciplinas. La feria estuvo motorizada por la Comisión de Afectados de CONICET, una agrupación que reúne a más de 200 investigadores que a pesar de superar todas las instancias del exigente concurso de ingreso a la Carrera de Investigador Científico, fueron notificados en diciembre de 2017 de su exclusión del ingreso al organismo por razones de presupuesto, lo que los deja en la calle luego de años de formación y especialización en un amplio arco de disciplinas científicas (un petitorio para sumar apoyos puede encontrarse en: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdnR4Ov1dssAtdrIXLRLXDGxIvC-NjcUOu1F0tXKBZvaafg-g/viewform).

Los conflictos del INTI y del CONICET, que vienen siendo sostenidos en distintas movilizaciones y fueron acompañados por una multitud, confluyen en puntos fundamentales. Ambos implican que queden en la calle cientos de trabajadores/as, cuyas tareas, trayectoria y formación permitían volcar de distintas formas a la sociedad un conocimiento científico acumulado, y los dos procesos reflejan un intento de profunda reestructuración del Estado y sus funciones, así como de disciplinamiento laboral, por parte del gobierno de Mauricio Macri.

La dimensión emblemática de estas peleas fue subrayada por todos oradores de distintas organizaciones. Giselle Santana, delegada de ATE en el INTI, dijo que la permanencia pacífica que están llevando adelante no sólo tiene como objetivo la defensa de los puestos de trabajo y la demanda de inmediata reincorporación de los despedidos y despedidas, sino también defender al INTI en sus funciones actuales. En este sentido, destacó que los despidos están asociados a las denuncias que realizaron sobre el vaciamiento del Instituto y la corrupción de su director actual, el ingeniero Javier Ibáñez, al que acusan de cambiar el funcionamiento del instituto para desarticular su papel en el control de las empresas, garantizando estándares de calidad y funcionamiento de los productos examinados.

 

Hernán Palermo, de Científicos y Universitarios Autoconvocados, enfatizó la vinculación entre las luchas en el campo de ciencia y técnica con las distintas disputas de los trabajadores en la actualidad, y el carácter emblemático que asume este conflicto en el INTI que no sólo afecta a los trabajadores despedidos y sus familias, sino a la sociedad en su conjunto por tareas clave que se abandonarían. Walter Coppman de Jóvenes Científicos Precarizados destacó la necesidad de que todas las organizaciones sindicales se sumen a apoyar a este conflicto y la urgencia de que se convoque a un paro general que permita frenar la ola de despidos en el Estado. Silvia Nassif, de la Red de afectados de CONICET destacó la confluencia entre ambas luchas y la necesidad de articular un plan común en el campo de ciencia y técnica, exigiendo que se abran mesas de negociación que permitan modificar el despido o la exclusión de cientos de trabajadores. Gabriel Bober, Secretario General de ATE CONICET analizó la ofensiva del gobierno en el sector estatal y la articulación con otras luchas a lo largo y a lo ancho del país.

Se leyó además un comunicado de la Coordinadora de Trabajadores de Organismos de Ciencia y Técnica, que denunció que entre diciembre y enero el gobierno nacional avanzó con despidos y ajuste en una gran cantidad de organismos del Estado, incluyendo el CONICET, el Ministerio de Energía, Fabricaciones Militares, Ministerio de Defensa, INCAA, ANSES, Ministerio de Medio Ambiente, ENACOM, SENASA, Ministerio de Modernización, Jefatura de Gabinete, Presidencia, Ministerio de Cultura, TDA, Radio Nacional, Hospital Posadas y recientemente en el INTI y la Mina de Río Turbio. El comunicado subrayaba la importancia entonces de comprender que los despidos en el INTI se dan en un marco de profunda reestructuración del organismo, a partir de los intentos de desarticulación de los Centros de Desarrollo e Investigación, y el propósito de privatizar y tercerizar controles, servicios y sectores de apoyo para favorecer intereses empresariales. En el cierre de las intervenciones, Daniel Filmus expresó su compromiso de promover un pedido de informes apenas se reinicie la actividad parlamentaria. Se destacó además la amplia solidaridad y presencia de representantes sindicales de distintos organismos y sectores, y de figuras significativas del ámbito científico y universitario, los cuales expresaron su apoyo a la lucha de trabajadores y trabajadoras y la exigencia de una inmediata reincorporación de los despedidos con las consigna #EnINTInosobranadie.