Axel, Cristina y Lavagna

Las próximas designaciones en las Fuerzas Armadas respetarán los principios de memoria y justicia

 

Los medios sesgados por la ideología y/o los negocios han archivado la deontología del periodismo y se dedican con entusiasmo a todo tipo de operaciones. Algunos temas sobre los que trabajan son la posición del gobierno argentino ante la situación en Venezuela y la relación entre Alberto y Cristina.

AF: Inclusive lo hemos visto ahora con el tema Venezuela, primero salieron diputados de la oposición a reclamar qué posición íbamos a tomar nosotros. Dijimos lo de siempre, necesitamos que se recupere el diálogo en Venezuela para que Venezuela recupere la plena vigencia de los derechos, la plena institucionalidad, para que no haya discusión sobre este punto, llamamos a la comunidad internacional a sumarse a nuestro esfuerzo, dijimos expresamente que son cuestiones internas de un país y que sólo queremos colaborar y terminaron diciendo que glorificamos a Guaidó y condenamos a Maduro.

—¿Quién terminó diciendo eso?

AF: Los medios

—Remember Fabiola.

AF: (Risas.) Es increíble. Porque en todo caso, mi crítica o la crítica que lleva el mensaje es a todos. “Pónganse de acuerdo ustedes” es el mensaje.

 

 

Fabiola Yáñez. Una tesis de absoluta actualidad.

 

—Ahora tienen que designar las nuevas jefaturas del Estado Mayor de cada fuerza Armada y del Estado Mayor Conjunto. Durante el gobierno de Macri fue designado Jefe del Estado Mayor Conjunto, el hijo de una candidata a Vicegobernadora de Bussi en Tucumán, está en funciones hasta el día de hoy, el General Sosa. Y Jefe del Ejército fue designado el General Pasqualini, yerno del Coronel Athos Renes, condenado a prisión perpetua por la Masacre de Margarita Belén y cuya esposa —e hija de Renes— es una activa militante en las redes en contra del proceso de Memoria, Verdad y Justicia. En la nueva elección de autoridades, habrá el cuidado que no tuvo Macri para que no ocurran estas cosas, supongo.

 

La dirigente bussista Eusebia Jerez de Sosa con sus hijos Bari, Augusto y María Teresa.
La esposa del jefe del Ejército reivindica el terrorismo de Estado.

 

 

AF: Yo quiero unas Fuerzas Armadas integradas a la democracia. Y la única forma de integrarse a la democracia no es conspirando contra la verdad y la justicia. La verdadera democracia es la que se hace cargo de la verdad y la justicia. Cada uno que haya sido responsable de las atrocidades que se cometieron que se haga responsable. Eso no lo digo ahora, eso es lo que siempre he creído.

 

 

 

El Consejo Económico-Social

—¿Qué va a pasar con el Consejo Económico y Social que fue tan anunciado?

AF: Tenemos la ley ya hecha y va a ser parte de las cosas que mandamos a sesiones extraordinarias en enero. Ahí vamos a poder discutir políticas de futuro, saliendo un poco de la coyuntura. Es importante que lo hagamos y es importante que todos tengan conciencia de la importancia que tiene eso.

—¿Quiénes lo van a integrar?

AF: Todos los sectores involucrados. Depende de la temática, con una Presidencia que esté más allá del gobernante de turno, cuyo mandato exceda al del Presidente. La idea es que tenga acuerdo del Senado y una serie de formalidades para que la opinión, el decir y el hacer del Consejo tenga mucho peso. No creo que tengan que estar en el Consejo los legisladores, porque precisamente son los que tendrán que tratar las propuestas del Consejo. Pero tienen que estar los sectores. Si hablamos de educación tendrán que estar los maestros, el Ministerio, tienen que estar los actores.

—Hay una versión que dice que el Presidente del Consejo va a ser un señor que cuyo nombre empieza con R y termina con ‘oberto Lavagna’.

AF: A mí me encantaría que él fuera.

—¿Y a él?

AF: A mí me encantaría, le tengo un respeto enorme. Yo conozco dos personas a las que vos les das un problema y te traen tres soluciones. Una de esas personas es Lavagna y la otra es Claudio Moroni.

—El Ministro de Trabajo.

AF: Son gente de una capacidad singular, que además tiene una mirada sobre lo que le pasa a la Argentina muy parecida a la nuestra. A mí me encantaría que Lavagna se sume, pero depende también de su voluntad. Hay mucha gente que estuvo cerca de él que nosotros hemos sumado al trabajo.

—Empezando por su hijo.

AF: Pero su hijo vino por su mérito. Esto quiero aclararlo, porque la verdad es que Marco tiene mérito propio, no fue un pedido de Roberto. Fue una decisión mía de buscar un economista que no fuera parte del gobierno y que orgánicamente no perteneciera a una fuerza nuestra y decirle: Hacete cargo de las estadísticas con toda transparencia. Pero hemos sumado gente que está trabajando con Roberto. Dos directores del Banco Central que son gente cercana a Roberto, nuestro Embajador en Portugal es alguien cercano a Roberto, que los hemos incorporado para trabajar porque es gente valiosa básicamente.

—Y para ampliar la base de sustentación del gobierno.

AF: También, también. Pero la verdad es que yo valoro mucho a Lavagna, más allá de que él sea parte o no del gobierno. Siempre quisiera tener la oportunidad de llamarlo por teléfono y escucharlo.

 

 

Lavagna y el Consejo Económico-Social.

 

 

El diálogo con Cristina

—Contame cinco cosas que hayas consultado con Cristina desde que asumiste la Presidencia.

AF: No, mil.

No, contame cinco.

AF: Cómo encarar el tema de la AFI, mucho de economía, la Ley de Emergencia, en su momento consulté con ella cuando hablamos de incorporar algunas personas como Katopodis o Cabandié, lo hablé con ella. El tema con el Fondo, las conversaciones que tuve con Kristalina y con Trump. La verdad es que es imposible que yo no hable con Cristina, es imposible. A veces me pregunto, si vos tuvieras la posibilidad de contar con el consejo de alguien que estuvo en tu lugar durante ocho años… ¿Prescindirías? Si además ese alguien es una persona de la que fuiste su amigo, que nos distanciamos y recuperamos la amistad, ¿prescindirías? Si además ese alguien, es alguien que va en el mismo sentido que vos, ¿prescindirías?

—Y si además es Cristina

AF: Claro. ¿Por qué tanto lío? Lo raro, imperdonable sería que no la consultase. Sería un soberbio, sería un necio.

—Para mí ningún lío, te pregunto: ¿qué cosas concretas conversaron?

AF: Muchas más de las cinco que te dije, porque me importa su opinión, porque Cristina aporta, no resta.

—No tengo dudas de eso.

AF: Hoy leía Clarín, decía que Cristina intercedió por Axel y le dijo a Alberto Fernández que arreglen. La verdad es que nos juntamos con Axel, le pregunté qué es lo que le estaba pasando, cómo podía ayudarlo, porque obviamente la provincia de Buenos Aires es el 40% del Producto Bruto argentino.

—Tené en cuenta que primero Clarín había dicho que vos no estabas ayudando a Axel.

AF: Es una cosa insólita.

—Ellos te arman una historia, hoy te ponen un ladrillito, mañana te ponen otro y al cabo de una semana tenés una pared que no se sabe de dónde salió.

AF: El día del primer debate en el Senado, de esta famosa ley, Axel estaba cenando acá conmigo. Y ahí te preguntás, ¿qué ganan diciendo que Axel es una cosa y que yo soy otra? Yo no lo entiendo.

—Generar malestar, recelos.

AF: Creo que es el ánimo de todos, pero acá hablo a nombre propio. La verdad es que yo me he dado cuenta de que el modo es trabajar juntos, seguir juntos. Cuando nos separamos, nuestra división le hizo un enorme daño a la Argentina. Yo aprendí, dos veces no me pasa.

—Me parece que Cristina también aprendió.

AF: Yo creo que sí. Todos aprendimos.

—Yo que he hablado con los dos creo que están parejos.

AF: No me sorprende.

 

 

 

 

Cada cual que atienda su juego

—Ya que hablábamos de Axel y de la provincia de Buenos Aires… El Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires ha tenido algunas actitudes críticas respecto de la Ministra federal, Sabina Frederic. ¿Cómo viviste eso vos y qué pensás al respecto?

AF: Que sería bueno que se ocupe de la provincia de Buenos Aires que tiene muchos problemas para resolver, básicamente. Sabina expresa exactamente lo que yo creo que hay que hacer en materia de seguridad. Cuenta con todo mi aval, con todo mi apoyo y estoy seguro que está en la senda correcta y el resto son opiniones de alguien.

Para terminar, te hago la primera pregunta. ¿Cómo evalúas tu primer mes de gobierno?

AF: Críticamente, porque soy por naturaleza crítico. Pero le pusimos todo el empeño y esfuerzo, y cumplimos con lo que dijimos que íbamos a hacer. Me acuerdo cuando fuimos a la primera reunión del Grupo Calafate, en ese momento estaba muy en boga el problema de la corrupción del menemismo y el Bebe Righi dijo una cosa que a mí me quedó grabada siempre: “No hay mayor acto de corrupción que mentirle a un votante y después hacer todo lo contrario”. Yo tengo la tranquilidad de que estoy haciendo exactamente lo que dije. ¿Y quiénes saben que estoy haciendo lo que dije? Los jubilados, los que pagan y trabajan también lo saben. Les dije que me voy a ocupar de ellos y que iba a volver a promover el consumo, que iba a cuidar los precios para que se termine este desbande de ganancias extremas por parte de los supermercados y la industria agroalimentaria. Yo la tranquilidad que tengo es que este mes pusimos todo el empeño, todo el esfuerzo. No hemos defeccionado en ninguna de nuestras promesas y vamos a seguir en ese rumbo. Y los que tienen que pagar los impuestos también lo saben, porque lo dije.

 

 

Defensa de la competencia

—Mencionaste el tema de los precios. La inflación es la contracara de las medidas tomadas.  Vos aumentás esto y aquello y después hay que ver que no se lo coma un aumento de precios. Vos planteabas la gran concentración, monopolización que hay en cosas esenciales. ¿Se pueden controlar los precios sin atacar la concentración?

AF: Es una discusión vieja, que tenemos que resolver. Tenemos los instrumentos legales para resolver eso. Para eso la Comisión de Defensa de la Competencia es un instrumento formidable. Y tenemos que usarlo. Una cosa es que se te concentre la producción de lámparas de luz, que no es bueno, y otra cosa es que se te concentre la producción de la leche o del pan. Tenemos que tener un esquema que nos permita —donde hay mucha concentración— fijarle límites a la ventaja que saca el concentrador.

—Golpearlo impositivamente.

AF: Exactamente, y todo lo que podamos hacer además por abrir el juego a otros. Yo de eso estoy convencido.

—¿Está designado ya el titular de Defensa a la Competencia?

AF: No

—¿Y el Tribunal de Alzada, el Tribunal de Defensa de la Competencia?

AF: No, ni la Comisión ni el Tribunal.

—Ese es un déficit que se arrastra desde hace varios gobiernos.

AF: Por eso quiero elegirlos a conciencia.

—Lavagna no quería constituir el Tribunal, prefería manejarse desde la Comisión.

AF: Trabajamos siempre con la Comisión, eso es cierto. Pero hay que hacerlo porque es una herramienta que existe y te ayuda a resolver estos problemas. No tiene sentido no hacerlo. Lo que pasa es que hay que buscar también personas equilibradas, que no tengan vínculos con los que pueden ser afectados por la acción de la Comisión, hay que buscar gente muy distante del conflicto en el sentido que no tenga ningún tipo de involucramiento previo.

—Cuando vos eras Jefe de Gabinete, Kirchner recibió una información sobre un macroeconomista muy especializado en el tema de cadenas de valor y decidió que fuera contratado por el Estado. Y luego la Secretaría de Comercio jamás lo consultó, jamás le pidió que hiciera nada.

AF: Porque creo que durante mucho tiempo nadie valoró el problema de la cadena de valor y hoy es el tema. Ver cómo un producto, desde que sale del productor hasta que llega a la góndola, va sumando valores y va sumando costos, y cuánto termina valiendo finalmente.

—Eso lo sabía Néstor en el año 2003.

AF: Sí, sí

—Han pasado diecisiete años y no se ha corregido.

AF: Cristina lo hizo en su época, en su momento lo trabajó con Patricia Vaca Narvaja. Ahora es imperioso hacerlo. No es en contra de nadie, es simplemente en favor de todos, porque hay alguien en esa cadena que se lleva unas ganancias exorbitantes y eso hay que revisarlo. La Argentina es el único país donde los planes de negocios se hacen a cinco años vista y la rentabilidad tiene que ser altísima porque quieren recuperar en cinco años la inversión hecha. Es el único país del mundo.

—En la Argentina, cinco años es largo plazo.

AF: Sí larguísimo plazo. Claro, por eso esa cultura tenemos que cambiarla nosotros.

—Te deseo de todo corazón que puedas hacerlo.

AF: Muchas gracias.

 

 

 

 

 

La entrevista fue filmada por los documentalistas neuquinos Luciano y Emiliano Paris, quienes se llevaron como premio su foto con Alberto.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

43 Comentarios
  1. Antauro dice

    Que bonita entrevista, Que posmodernos, Cuantas sonrisas…. La Deuda la hizo Macri y la hara pagar Alberto. Sin preguntas. Los militantes populares, siguen presos sin sentencia y AF gastando el tiempo en entrevistas explicando tecnisimos semanticos con HV. Que conmovedor !!. No son presos politicos, son detenidos ilegalmente. Bravo !!!. Que genio. Y Verbitsky se porta como lo hacia Majul con Macri. Bravo !!!. Todo sonrisas, saluditos y la foto. Tarjetas de 3 dolares por dia, criticar a Maduro, eso si, ni una palabra de los 19 lideres sociales asesinados en Colombia. Ni una palabra contra el gobierno fascista Boliviano. Nada contra la represion en Chile. Sergio Massa, el hijo de Rudy Giuliani, visita a AF mas que nadie en La Rosada. El hijo de Stiglitz arreglandonos para esclavizarnos con mas deuda emitiendo mas letras, mas deuda. Que bueno. Que Moderno. Bravo Verbitsky. Que incisiva tu entrevista preguntando cosas tan profundas. El Papa Bergoglio- Imputado en la mega causa de la ESMA- manda rosarios a los militares torturadores en la carcel. Que conmovedor todo. Ahora si que vamos por el buen camino…. Gracias por Verbitsky. Se nota que vos no sos como Majul…….

  2. Monica Elisabeth Arias dice

    Qué vuelo periodístico el de Horacio. Excelso con sus preguntas e información, lleva a Alberto a ser más preciso en sus respuestas, que en otros casos son más bien vagas. Es un documento esta entrevista para volver más tarde. Esperemos que Horacio con su periodismo, que es un lujo, pueda volver a aterrizar en el planeta Argentina. Mejor dicho, que los medios argentinos tengan el honor de abrirle sus puertas, que nunca debieron cerrarle. En la sección de la entrevista: El despegue de Alberto hay 2 o 3 infelices (uno que parece serlo al cuadrado o al cubo porque multiplica sus intervenciones) que deben provenir del centro de Peña o simplemente nunca tuvieron la oportunidad de conocer a un periodista de calibre. Habría que abrirles la escotilla del cohete para que se pierdan en el espacio.

  3. apico dice

    Muy buena la entrevista, como se deben hacer. Las respuestas de AF, denotaron mucha debilidad, y espero que llegado el momento, cuando a este presidente que elegimos, se le empiecen a quemar las papas, aparezca Cristina, porque AF parece olvidar que llegó con votos prestados.Un saludo peronista.

    1. Karina Bonifatti dice

      Para mí no es debilidad la del entrevistado; esa es la impresión que puede causar la visión de una potencia periodística a la que nos tienen desacostumbrados los miedos de comunicación (sí, miedos). Me gustó la aclaración «golpearlo impositivamente» (min 34:23 a 34:33), en la zona de las metáforas boxísticas, aunque no fuera «un cross a la mandíbula» ni necesitara serlo. Ojalá esta sea la primera entrevista de una serie…

  4. Hugo Alberto dice

    Esta es la parte de la entrevista, más «jugosa». (!)

  5. HERNÁN DE ROSARIO dice

    Comentario
    Hernán Andrés Kruse
    (13/1/020)

    La decisión de Cristina Kirchner de bajarse de la candidatura presidencial definió las elecciones de octubre a favor del Frente de Todos. Consciente de que su figura al frente de la fórmula presidencial hubiera obligado a la coalición opositora a competir en un ballotage que probablemente hubiera favorecido a Mauricio Macri, la ex presidente le ofreció al jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, Alberto Fernández, la candidatura a presidente. Esta jugada de ajedrez descolocó al oficialismo. Aturdido por una maniobra que jamás esperó, Macri se jugó el todo por el todo y nombró como candidato a la vicepresidencia al peronista de derecha Miguel Angel Pichetto, un hombre del poder. De repente Macri se encontró con un escenario totalmente inesperado. En lugar de tener de adversario a Cristina, tuvo enfrente a un dirigente dúctil, muy experimentado en el ejercicio de la rosca política, proclive al diálogo y a la construcción de consensos. Una figura diametralmente opuesta a Cristina, un emblema de la intransigencia política.

    La reacción de los medios de comunicación alineados con Juntos por el Cambio fue inmediata. Instalaron la idea de que, en caso de ganar, Alberto Fernández se limitaría a obedecer a Cristina, de que sería incapaz de tomar decisiones propias, de que sería un títere de la ex mandataria. Pero si ello finalmente no llegara a suceder, es decir si Alberto Fernández demostrara, una vez instalado en la Casa Rosada, independencia en el ejercicio del poder, ello provocaría la ira de Cristina. Se desataría entre ellos una guerra de egos que terminaría por socavar la gobernabilidad. La expresidente le haría la vida imposible ya que no soportaría la autonomía de Alberto.

    Cristina, demostrando una gran capacidad como estratega, ocupó intencionalmente un segundo plano durante la dura campaña electoral. De esa forma Macri no tuvo con quién pelearse porque si hay alguien con quien es imposible confrontar, es precisamente Alberto Fernández. La estrategia de la confrontación se desmoronó como un castillo de naipes. Macri no tuvo más remedio que tratar de convencer a los argentinos de que, a pesar de las dificultades, el camino elegido por su gobierno era el único posible, que el “mundo” no toleraría el regreso del “populismo”. Fue, qué duda cabe, una misión imposible. La durísima situación económica finalmente torció el fiel de la balanza a favor del Frente de Todos. Alberto Fernández, quien un año atrás carecía por completo de protagonismo político, era elegido presidente de la república por una amplia mayoría.

    Desde el principio Alberto demostró que tenía la personalidad suficiente para gobernar un país tan complicado como la Argentina. Prueba de ello lo constituye el gabinete de ministros, integrado mayoritariamente por hombres cercanos al presidente. Ello no significa, sin embargo, que Cristina se resignará a presidir las sesiones en la Cámara Alta. El protagonismo, la alta exposición pública, hacen a la esencia de su personalidad. En consecuencia, esperar de ella una pasividad absoluta, al estilo, por ejemplo, de Víctor Martínez, el vicepresidente de Raúl Alfonsín, es imposible. Pero de su responsabilidad como vicepresidente dependerá que su relación con el presidente no se quiebre, que es, precisamente, lo que están esperando ansiosamente que suceda la oposición, el poder corporativo y los grandes medios de comunicación. Alberto y Cristina deberán extremar todos los recaudos para evitar que cualquier roce entre ellos, por mínimo que sea, sea aprovechado por la prensa para alertar sobre una inminente crisis institucional de impredecibles consecuencias. En definitiva, Alberto y Cristina deberán hacer valer toda su experiencia política para evitar darle de comer a las fieras, que están con sed de venganza.

  6. HERNÁN DE ROSARIO dice

    La decisión de Cristina Kirchner de bajarse de la candidatura presidencial definió las elecciones de octubre a favor del Frente de Todos. Consciente de que su figura al frente de la fórmula presidencial hubiera obligado a la coalición opositora a competir en un ballotage que probablemente hubiera favorecido a Mauricio Macri, la ex presidente le ofreció al jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, Alberto Fernández, la candidatura a presidente. Esta jugada de ajedrez descolocó al oficialismo. Aturdido por una maniobra que jamás esperó, Macri se jugó el todo por el todo y nombró como candidato a la vicepresidencia al peronista de derecha Miguel Angel Pichetto, un hombre del poder. De repente Macri se encontró con un escenario totalmente inesperado. En lugar de tener de adversario a Cristina, tuvo enfrente a un dirigente dúctil, muy experimentado en el ejercicio de la rosca política, proclive al diálogo y a la construcción de consensos. Una figura diametralmente opuesta a Cristina, un emblema de la intransigencia política.

    La reacción de los medios de comunicación alineados con Juntos por el Cambio fue inmediata. Instalaron la idea de que, en caso de ganar, Alberto Fernández se limitaría a obedecer a Cristina, de que sería incapaz de tomar decisiones propias, de que sería un títere de la ex mandataria. Pero si ello finalmente no llegara a suceder, es decir si Alberto Fernández demostrara, una vez instalado en la Casa Rosada, independencia en el ejercicio del poder, ello provocaría la ira de Cristina. Se desataría entre ellos una guerra de egos que terminaría por socavar la gobernabilidad. La expresidente le haría la vida imposible ya que no soportaría la autonomía de Alberto.

    Cristina, demostrando una gran capacidad como estratega, ocupó intencionalmente un segundo plano durante la dura campaña electoral. De esa forma Macri no tuvo con quién pelearse porque si hay alguien con quien es imposible confrontar, es precisamente Alberto Fernández. La estrategia de la confrontación se desmoronó como un castillo de naipes. Macri no tuvo más remedio que tratar de convencer a los argentinos de que, a pesar de las dificultades, el camino elegido por su gobierno era el único posible, que el “mundo” no toleraría el regreso del “populismo”. Fue, qué duda cabe, una misión imposible. La durísima situación económica finalmente torció el fiel de la balanza a favor del Frente de Todos. Alberto Fernández, quien un año atrás carecía por completo de protagonismo político, era elegido presidente de la república por una amplia mayoría.

    Desde el principio Alberto demostró que tenía la personalidad suficiente para gobernar un país tan complicado como la Argentina. Prueba de ello lo constituye el gabinete de ministros, integrado mayoritariamente por hombres cercanos al presidente. Ello no significa, sin embargo, que Cristina se resignará a presidir las sesiones en la Cámara Alta. El protagonismo, la alta exposición pública, hacen a la esencia de su personalidad. En consecuencia, esperar de ella una pasividad absoluta, al estilo, por ejemplo, de Víctor Martínez, el vicepresidente de Raúl Alfonsín, es imposible. Pero de su responsabilidad como vicepresidente dependerá que su relación con el presidente no se quiebre, que es, precisamente, lo que están esperando ansiosamente que suceda la oposición, el poder corporativo y los grandes medios de comunicación. Alberto y Cristina deberán extremar todos los recaudos para evitar que cualquier roce entre ellos, por mínimo que sea, sea aprovechado por la prensa para alertar sobre una inminente crisis institucional de impredecibles consecuencias. En definitiva, Alberto y Cristina deberán hacer valer toda su experiencia política para evitar darle de comer a las fieras, que están con sed de venganza.

    1. Antauro dice

      Si a los organos de propaganda de las fieras le es permitidos continuar con sistematicas capañas de difamacion y su ofensiva politica sin que AF tenga el coraje o la voluntad de pararlos, el resultado es obvio. Como termino Alfonsin ?. Si no se tiene el coraje ni la conviccion de ejercer el poder en favor de las mayorias impotentes, mejor dedicarse a pasear al perro dylan por Puerto Madero. Y cualquiera que piense que los poderosos pueden ser aplacados con buenos discursos academicos, que le pregunten a Evo Morales……..

  7. Augusto Parma dice

    El gesto de golpear las palmas de la mano sobre los muslos debe ser interpretado como de fastidio ¿no? También puede ser el gesto de una persona que sabe todas las cosas que tiene por hacer y no le alcanzan las horas del día.

  8. Carlos dice

    Una entrevista tan cordial como incisiva de Horacio. Me deja una sensación indefinible, que solo es inseguridad. El temor que las moderadísimas buenas intenciones de nuestro presidente, sean tibios remiendos de una conducción fraudulenta y antipatriótica que lo precedió, y cuyas consecuencias su administración concurre a ponerle paños tibios en medio de daños tremendos. A no dudarlo, este gobierno está haciéndose
    cagos de graves desmanes económicos y de estado de derecho. No será con tibiezas y voluntarismo que se le tuerza la mano a cretinos que
    han limitado hasta la más vulgar de las libertades de la ciudadanía, y de los habitantes de esta Nación.

    1. Lidia Henales dice

      Siento exactamente lo contrario. Alberto es demasiado inteligente como para armar discursos vanos. Dice y hace exactamente lo que puede hacer.Poner paños frios suele ser la primera acción ante una gran quemadura. Después recurris a los medicamentos o las operaciones cuando ves que el paciente puede soportarlo. Pero primero enfrias, salvas todo lo salvable. Y vas restaurando sabiendo en que lìnea vas , que el final es recuperarlo del todo, pero no dando un «plan de combate» porque el pais es un organismo que està muy herido, seriamente herido. Y lo están tratando en la trinchera, mientras hay todo tipo de amenazas alrededor. Alberto camina como pisando huevos sin romper ninguno, aunque los enemigos de siempre rezongan fuerte. Hace lo que se puede y debe hacer.

  9. Hernan dice

    Con toda la buena onda estimado Marce, el gato no puede ni pensar mantener una entrevista con repreguntas!, es mediocre, limitado, sin conocimientos generales ni de Economía y mucho menos de desear favorecer a la gente común, solo los de él mismo y sus cómplices. Es un mafioso.

  10. Gustavo Serrano dice

    Está en la primera nota: El despegue de Alberto

  11. Julian Romagnoli dice

    Extraoridinaria nota. Felices vacaciones

  12. Dani dice

    Que pena la calidad del sonido! Se escucha bajo….

  13. Ana dice

    Gracias, Horacio, por tu periodismo inclaudicable. Fuiste muy gentil y respetuoso, en mas de una ocasión, tanto como profundo, al callar, dejar flotando cuentas sin saldar, preguntar y requerir información, con un acumulado que sobrepasó al Presidente. Te esperamos al regreso de tus vacaciones con la misma firmeza y contundencia. Sos tremendamente necesario.

  14. Marcelo dice

    Podía el presidente anterior someterse a una entrevista por Horacio?, por Victor Hugo ? Ari Lijalad ? o Tognetti ?…pero parece que Alberto si se para para escuchar preguntas de Majul, de Novaresio, de Maria O Donel, Tenembaun, J M Sola, etc,etc… Cambio de epoca, Cambio de onda, Cambio de todo !!!!

    1. Hernan dice

      Con toda la buena onda estimado Marce, el gato no puede ni pensar mantener una entrevista con repreguntas!, es mediocre, limitado, sin conocimientos generales ni de Economía y mucho menos de desear favorecer a la gente común, solo los de él mismo y sus cómplices. Es un mafioso.

  15. Elena Pérez de Medina dice

    Mil Kudos, Horacio, por esta entrevista. Una frivolidad: que linda libretita. Dónde se consigue? Abrazo.

    1. Horacio dice

      Exelente Nota, Perro

      1. Eduardo Bonelli dice

        No pretendo contradecir al Sr Presidente en quien confío plenamente. Pero el extraordinario reportaje sin concesiones del gran Horacio Vertbisky, mostró para que sirve el reportero cuando está bien encuadrado por la calidad intelectual de quién pregunta. Dos cosas me impactaron: la primera como un prólogo genial la pregunta por la tesis de Fabiola – ¡ Que prólogo! para empezar, sentí que trastabillaba. La segunda : la injusta detención de Milagro, H.V no se privó de calificarla de tibia la actitud del ejecutivo. Y de postre cuando defendió a Cristina explicando que no creía que se había enredado en el conflicto y que por eso el también se alejo de A.F.
        CATEDRA MAYUSCULA CON LETRAS DE ORO. La de Horacio.

  16. Juan Manuel Gil dice

    Juan Manuel: Perdón, pero no encuentro la Parte 1 del video. de la entrevista. ¿Estoy equivocado?. Gracias

  17. Roberto Pintos dice

    Conclusión básica de este tramo de tan notable reportaje: Sergio Berni no le cae nada simpático a Alberto Fernández.

  18. daniel spinella dice

    Muy bueno el reportaje, pero faltaron dos cosas importantes. Los bancos y que aportaran después de ganar millones durante estos últimos cuatro años y como se presentaran a la justicia las causas de corrupción del gobierno macrista.

  19. Graciela Bajo dice

    que nota por favor gracias Horacio, tenemos un gran Presidente

  20. alejandro dice

    La concentración y el monopolio se combate a puro federalismo, volcando inversiones e incentivando que cada provincia produzca industrias locales para su abastecimiento, lo que además genera plazas laborales y evita el desplazamiento de las personas. En temas como acerías, aluminio y otras industrias básicas, lo que hay que fomentar es la inversión mixta, como fue el caso Somisa o lo es el caso de Invap. Es importantísimo el rol provincial en el ataque a la concentración y grupos oligopólicos o monopólicos. La tranza de los «clubes de formadores de precios o cadenas de valor», debe terminarse, a los efectos de poder relanzar una economía sustentable basada en la producción. En todo ésto también tienen muchísima importancia temas como la financiación y la infraestructura multimodal en un país tan extenso como el nuestro.

  21. CarlosP dice

    Gracias Horacio, muy buena entrevista. No dudi que siempre buscarás la VERDAD por encima de las ideologías, dicho esto, DENUNCIA cuando veas distorsiones.

    1. Martin dice

      Ni una palabra sobre el ajuste a jubilados con la liquidación de la movilidad, el bono que no llegó a los que ganan 19.500, la mentira de los medicamentos gratis y el manoteo de 76.000 millones al Fondo de Sustentabilidad de la Anses para pagar a acreedores.

  22. Marisa dice

    Está todo muy bien. Pero no puede seguir habiendo «presos ‘políticos’ » en Argentina con un gobierno democrático. No veo lineamientos explícitos ni implícitos. Salvo «opiniones». Mientras esto no se defina, no hay justicia. Hay tres poderes, pero él es el presidente… ¿Dónde está el límite? En la injusticia.
    (No me digan ‘troll macrista’, porque soy del palo).

    1. Isaac dice

      Quiero suscribirme y no hay un lugar para poner los datos de la tarjeta

    2. Graciela Sanchez dice

      Yo también pensé en ellos.
      Falta la pregunta sobre los presos políticos.
      #Falta Amado

  23. pablo dice

    Drácula tiene un sólo enemigo mortal … LA LUZ …nuestra bosta.oligarquía… LA TRANSPARENCIA … el compañero presidente Alberto lucha por decir y hacer a la par, no tengo la menor duda…
    (transitamos un gran cambio de época por eso pudimos tolerar la tiranía macrista vendepatria y punto) gracias HV cap. 4

  24. loco dice

    horacio decile q los precios se fueron a la m soy un jubilado de rio negro y es increible lo q estan haciendo

  25. Esther sosa dice

    Excelente entrevista Horacio sin dudas sos el mejor lo digo sin ruborizarme y claramente lejos de otros buenos ja!
    Me gustó como encaraste el tema Milagro.no dio precisiones algo concreto espero que lo resuelva pronto.
    Gracias por esa precisión y tenacidad para seguir con el tema hasta el final no se te escapa lo que no querés.

  26. Anibal dice

    Qué buena corbata, Horacio!

  27. Roberto Nayar dice

    Horacio muy buena entrevista , el nivel de las preguntas habla muy bien de vos (cosa que no me sorprende) y las respuestas de Alberto me producen una muy grata impresion no porque no esperara estas respuestas sino quizas por contraposicion con el ex presidente Maurizio .Mas alla de mi pertenencia politica solo la minima comparacion nos debe producir a los y las argentinas mucha verguenza saber que durante 4 años tuvimos a un presidente impresentable que no solo hizo daño por las politicas que aplico sino ademas agrego un ingrediente insoslayable que es su ignorancia supina, aunque esta ignorancia no sea la causa principal de nuestros males sino precisamente sus politicas es algo que en contraposicion Alberto se encarga en resaltar. Por lo demas la secuencia del reportaje deja una serie de temas para seguir pensando abre la posibilidad a aportar a la discusion pero por sobretodo a un peronista como yo nos deja muy tranquilos.Gracias

  28. Alicia Inés Maxuach de Díaz dice

    Excelente reportaje que demuestra dos cosas
    1. Ambos conocen profundamente los temas que tratan.
    2. Horacio repregunta, algo que casi ningún periodista hace

  29. Alicia Inés Maxuach de Díaz dice

    Felicitaciones Horacio, excelente reportaje que revela dos cosas
    1. Ambos estan profundamente informados sobre los temas que tratan.
    2. Vos repreguntás, algo que casi ningún periodista hace y para mi es fundamental que lo haga.

  30. Micaela dice

    Gracias Horacio. Gran entrevista!

    1. Danniel dice

      Para cuándo el vidéo de la parte 1. Excelente reportaje Horacio.

      1. Gustavo Serrano dice

        Está en la primera nota: El despegue de Alberto

  31. Esteban dice

    Se lo nota bien centrado y seguro en todas las declaraciones que hace. Ojala pueda enfrentar al poder concentrado de este país y salir airoso de esa pelea, todos los que lo votamos vamos a estar apoyandolo, fuerza presidente!!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.