De experimentos nazis y otros delirios

Frustrado intento de antivacunas para prohibir una obligatoriedad imaginaria

 

Un tiro para el lado de la Justicia. Una fiscala federal de Santa Rosa, La Pampa, consideró “improcedente” una medida cautelar interpuesta por diez personas, algunas integrantes de un mismo grupo familiar, que planteaba la inaplicabilidad a su respecto de la Ley 27.491, de Vacunación Obligatoria, a la que tildaron de “autoritaria”. Los demandantes a su vez rechazaban para sí y en nombre de sus hijos menores de edad la posibilidad de “recibir compulsivamente la vacuna contra la Covid-19”.

La vacuna contra el coronavirus no es obligatoria. Las únicas vacunas obligatorias en la Argentina son las que están incluidas en el calendario. Y son obligatorias porque garantizan que un virus no se transmita. Eso aún no pasa con la vacuna del Covid-19 en ningua de sus variables porque hasta ahora asegura que quien la recibe no enferme, o enferme con menor impacto para el cuerpo, y que no muera. Pero no impide la transmisión, al menos, por ahora. Además, la Ley 27.491, de Control de enfermedades prevenibles por vacunación, entiende a la vacunación “como una estrategia de salud pública preventiva y altamente efectiva”. Se la considera como “bien social” y en ese sentido prevé la gratuidad, la obligatoriedad, la “prevalencia de la salud pública por sobre el interés particular”, la “disponibilidad de vacunas y de servicios de vacunación” y la “participación de todos los sectores de la salud (…) con el objeto de alcanzar coberturas de vacunación satisfactorias en forma sostenida”.

Pero la vacuna contra el Covid, hasta ahora, no está incluida en este universo. Por lo que la fiscala federal Iara Silvestre fundamentó su rechazo al amparo en que no se habían “acreditado siquiera mínimamente los requisitos de verosimilitud del derecho y peligro en la demora” y que “los actores no han acreditado que su negativa a vacunarse les hubiere acarreado algún perjuicio concreto en relación al ejercicio de sus derechos constitucionales”.

Silvestre sostuvo que “la demanda relata la crítica de los actores frente a una política pública sanitaria y deja sentada su posición, pero nada dice en relación a un hecho, acto u omisión concreta de las autoridades del Estado Nacional que, en aplicación de dicha política, de manera actual o inminente lesione un derecho fundamental”. En ese sentido, la funcionaria judicial señaló que “no existe caso o conflicto alguno que amerite la intervención de la judicatura para su resolución”.

“Como ha sido planteada la acción –añadió– lo que se pretende es que se juzgue la oportunidad, mérito y conveniencia de las políticas públicas relativas a la protección de la salud de la población, cuestiones ajenas al escrutinio del Poder Judicial, de conformidad al principio republicano” que surge de la Constitución.

 

Fiscala federal Iara Silvestre. Foto Dagna Faidutti, Radio Kermes.

 

Fuentes de la justicia federal de Santa Rosa explicaron a El Cohete a la Luna que para que la justicia se pronuncie “tiene que haber un conflicto”. “Aquí no lo hay porque la vacuna no es obligatoria y el Poder Judicial no está habilitado para responder a un planteo en abstracto”, indicó la fuente.

El juez federal de Santa Rosa Juan José Baric sostuvo el rechazo al amparo en la misma línea argumental de Silvestre. El magistrado lo desestimó “in límine” al considerar que “lo que alegan no existe”. En diálogo con el diario La Arena, Baric dijo que “no me puedo expedir por algo que puede llegar a pasar”, en relación a una eventual puesta en marcha de la obligatoriedad de la aplicación de la vacuna contra el virus que desató la pandemia.

Baric subrayó en su fallo que la Ley 27.573, de Vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra el Covid-19, no hace referencia alguna a la supuesta obligatoriedad de su aplicación. “La vacunas del calendario son las obligatorias y esta es un caso extraordinario”, indicó.

 

Invocando a criminales nazis

Los demandantes, diez adultos de los cuales dos lo hicieron en representación de sus dos hijos menores, consideraron “un verdadero despropósito implementar un programa de vacunación masiva con el pretexto de resguardar la salud”. Argumentaron “el alto nivel de fracaso de las vacunas; la baja mortalidad del virus y lo poco que se conoce de él”. Los señalamientos se parecen mucho a la prédica de las agrupaciones “Médicos por la Verdad” y “Epidemiólogos Argentinos Metadisciplinarios” que proponen, entre otras cosas, la ingesta de dióxido de cloro para tratar el coronavirus.

Los amparistas incluso cuestionaron los ingredientes de las vacunas y señalaron que estas se fabricarían “con líneas celulares de fetos abortados”. Además plantearon la “necesidad de prevenir el totalitarismo que implica que el Estado se adueñe de cuerpo humano alguno, mucho menos vivo” (sic). Esta práctica, hipotetizaron, llevaría a la necesidad “de castigar a los culpables como sucedió en los juicios de Nüremberg ya que están realizando experimentos médicos con seres humanos, a la manera de los criminales nazis”.

El abogado que patrocinó a los demandantes pampeanos es Alfredo Marcelo Kinbaum, quien en su perfil de Linkedin se presenta como “partner en Durañona y Vedia & Asociados y Abogados”. Con estudios en las universidades del Salvador y Austral, Kinbaum afirma que tuvo un paso por la gestión pública en la fundación Creer y Crecer, puntapié del ex presidente Mauricio Macri para incursionar en política partidaria.

Las últimas denuncias públicas de Kinbaum fueron en representación de la Fundación Apolo, que hizo presentaciones contra el Inadi por el uso de “simbología de Montoneros”, contra el ANSES por “impedir acceso a información pública” y contra la AFIP por la desactualización de las categorías del monotributo. Además, como integrante de la Unión por los Derechos de las Personas, Kinbaum había denunciado al ministro de Salud Ginés González García por aprobar durante 2020 el protocolo de atención integral en la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), antes de que se convirtiera en ley en los primeros días de este año.

 

El abogado

 

Ginés al Congreso

El diputado de Frente de Todos (FDT) por Tucumán, Pablo Yedlin, es médico pediatra. Autor de la ley 27.491, de Control de enfermedades prevenibles por vacunación –sancionada a fines de 2018– señaló que en la Argentina las vacunas obligatorias son las del calendario. “Sí Ginés (González García) incorpora la vacuna del coronavirus, se convierte en obligatoria”. El legislador sugirió que al ser una vacuna autorizada de emergencia, y aunque es menos riesgoso vacunarse que enfrentar el virus, no parece prudente otorgarle el status de obligatoria al menos por ahora.

Yedlin preside la comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados. En ese ámbito, adelantó a El Cohete a la Luna que el próximo miércoles 3 de febrero se hará una reunión informativa en la que, vía videoconferencia, responderá preguntas el ministro González García. “Ginés ya lo agendó”, aseguró el diputado. En enero hubo una serie de idas y vueltas con esta reunión. Diputados de Juntos por el Cambio manifestaron suspicacias sobre la Sputnik V pero cuando el titular de la cartera de Salud los citó al ministerio, no se presentaron. “Quisiera que se lleve adelante esta reunión para terminar con esto del gato y el ratón”, dijo Yedlin. La cita es para las 11. Será la primera actividad del Congreso en el período de sesiones extraordinarias de 2021. Es posible que se sumen especialistas de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) y de la Comisión Nacional de Inmunizaciones.

 

Diputado y médico Pablo Yedlin: es menos riesgoso vacunarse que enfrentar el virus. Foto Télam.

 

Sobre la Sputnik V también habló el presidente Alberto Fernández en su visita a Santiago de Chile, el martes de esta semana. A la consulta de una periodista por la “apuesta de la Argentina” por la vacuna de Gamaleya, Fernández aclaró que “Argentina no apostó por la vacuna Sputnik V, fue la primera que estuvo disponible”. Rodeado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, la asesora Cecilia Nicolini, el canciller Felipe Sola y el embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa, el Presidente afirmó que el país “tiene contratos con AstraZeneca/Oxford y quiso tener contratos con Pfizer, que después por distintas circunstancias no terminó acordando”.

“Estamos en discusiones con Sinopharm en China, en conversaciones con Janssen (de Johnson & Johnson) y con Moderna, y además entramos en el mecanismo Covax donde esperamos recibir una cantidad de dosis importantes por las inversiones que hicimos. Lo que hizo Argentina fue poner fichas en todos los lugares donde se hicieran vacunas”, señaló Fernández. “Estamos convencidos de que cualquier vacuna [de las que estamos hablando] sería saludable porque la desarrollan instituciones privadas o públicas de prestigio. Estamos trabajando con todos pero la Sputnik V está dando buenos resultados”, destacó.

Yedlin ratificó que todas las vacunas que estarían llegando a la Argentina son “muy seguras”. El especialista explicó que “hay vacunas que generan inmunidad esterilizante”. Por caso, las vacunas contra el sarampión o la poliomelitis logran eliminar la enfermedad porque evitan que el paciente se contagie pero también que transmita. En cambio, las vacunas contra la gripe o el coronavirus no impiden que un paciente se contagie pero los efectos son infinitamente menores.

“Las vacunas son obligatorias –subrayó– porque evitan que se contagie a otras personas que no se pueden vacunar, por ejemplo en el caso del sarampión los bebés antes del año. Con las vacunas generamos efecto rebaño: el rebaño protege a los que no se pueden vacunar. En la Argentina para ser obligatoria tiene que ser gratuita”.

Entre los antivacunas distinguió a dos grupos. “Uno inconmovible y por otro lado están quienes, a través de campañas informativas, logran convencerse. El origen de las medicinas alternativas tiene que ver con que en algún momento se decía que la medicina alopática daba soluciones que hacían peor que la enfermedad. Eso tuvo un apogeo durante el principio del siglo XX. Hoy por hoy ningún sistema sanitario serio del mundo, como ser Alemania, España o Estados Unidos, financia estas alternativas”, señaló.

 

Ivermectina y el 2021

Primero fue La Pampa. Y esta semana se sumaron otras cuatro provincias a utilizar Ivermectina –una droga autorizada como antiparasitario– para tratar a pacientes con coronavirus: Corrientes, Misiones, Salta y Tucumán, provincia en la que vive Yedlin. “Hasta ahora no hay consenso internacional sobre que la utilidad de la Ivermectina para la profilaxis del Covid-19. A mí no me parece bien que en la Argentina las provincias lo usen si Anmat no lo autoriza”.

“Es legal –advirtió Yedlin y lanzó una clave para pensar en el trabajo del Congreso para este año– pero si estamos pensando en reformar el sistema sanitario hay que empoderar a la Anmat. La OMS enfáticamente recomienda no usar medicación no autorizada”.

Consultado por cómo se imagina este año en términos sanitarios, Yedlin dijo que las imágenes de la segunda ola europea lo asustan. En términos de “olas”, recordó que la pandemia de la “gripe española”, que se extendió entre 1918 y 1920, tuvo tres olas: dos en otoño y una en primavera. Y se calcula que dejó entre 100 y 150 millones de muertes. Pronosticó un “invierno duro” y pidió “prepararse para segunda ola” con “vacunas, apoyo al sistema de salud, con los chicos en la escuela y recuperando la actividad económica”. “Imagino que para el sistema de salud va a ser un año sobrecargado y para la población en general un poco menos duro”, concluyó.

Según los relevamientos de la Universidad Johns Hopkins, que lleva las estadísticas de los casos en todo el mundo, hasta ahora el coronavirus generó más de 2.208.000 de muertes. Entre los primeros países en términos de fallecidos están Estados Unidos, Brasil, México, India, Reino Unido, Italia y Francia. En tanto, en casos de contagios el ranking también lo encabeza Estados Unidos, seguido por India, Brasil, Rusia, Reino Unido. La Argentina se ubica en el puesto número 12 en términos de contagios (con más de 1.915.000 casos) y 13 en términos de fallecidos, con poco más de 47.500 hasta esta semana.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí