Viendo la categoría

Opinión

Estocolmo

Frente a la costumbre de votar al verdugo, la salida sigue siendo la Política con mayúscula: militancia, osadía y confrontación con los poderes.