El campeón está groggy

El gobierno no deja de agredir a los trabajadores pero ya tira golpes al aire, como un boxeador al filo del KO

 

Con la cuota de autoritarismo cerca del tope de la tolerancia social, el gobierno tiró su golpe al aire como un boxeador noqueado y probó suerte en la política con el allanamiento de la sede del SiChoCa (Camioneros) en el barrio de Constitución en la Capital. Durante más de ocho horas los hombres de la justicia “independiente” secuestraron documentación, teléfonos, soportes digitales y computadoras con gran perjuicio para el funcionamiento cotidiano del sindicato. Aparecían amenazantes a la vista unos 150 hombres de la Gendarmería Nacional, enviada como apoyo por Patricia Bullrich. El opaco procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, apenas atinó a señalar que la medida estaba lista desde octubre pasado pero “recién ahora” se pudo realizar.

La Justicia vomitó de urgencia una evidente respuesta al paro contra el ajuste del 30A y al desafío de Pablo Moyano en el acto de ese día, cuando invitó a las autoridades sin delicadeza: «¡Que se metan la multa en el culo!», aludiendo a las intimaciones vía conciliación obligatoria recibidas por varios sindicatos. Todo indica que buscaron renovar la presión legal para intimidar al sindicalismo combativo cuando apenas habían pasado unos días desde el exitoso paro general sin la CGT. La Justicia on demand consiguió el efecto búmeran porque los camioneros renovaron la profesión de fe de sus militantes en sus históricos dirigentes, y durante horas fueron llegando a la calle San José para cercar la sede sin el miedo que pretendieron instalar desde el gobierno. Moyano señaló que “son aprietes porque (el nuestro) es un gremio que no se arrodilla; ya estamos preparando una movilización para el 25 de Mayo para que el mundo vea el hambre que se vive en Argentina”.

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) que conduce Juan Carlos Schmid repudió el allanamiento: “Es inadmisible que al mismo tiempo que se llama al diálogo y al consenso, se produzca un nuevo embate a un gremio con posturas de confrontación sobre la política económica del actual gobierno”, enfatizó. La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), que tiene al propio Pablo Moyano como Vicepresidente del Comité Ejecutivo Mundial, se solidarizó con el Sindicato de Camioneros por medio de un mensaje vía Twitter de su filial ITF Américas.

Según Jorge Duarte, especialista en noticias gremiales “la dispersión sindical por estas horas parece propiciar la multiplicación de los conflictos. Luego de que la CGT se reactive y anuncie la chance de una nueva huelga general para las próximas semanas promocionada por la chapa de Azopardo, será la CTA Autónoma quien anuncie otro paro general. Según pudo saber en exclusiva InfoGremiales, dice Duarte, la intención es que la huelga general de la CTA (A) sea el miércoles 15 de mayo”. Los judiciales de Piumato, el Satsaid buscando mejoras para las televisoras por cable, los docentes universitarios y decenas de gremios más están lanzados a medidas de fuerza por la presión insoportable de la inflación, que deshace cualquier acuerdo paritario, incluso los trimestrales que han firmado gremios grandes como la UOCRA o reclaman desde la Alimentación y la UOM.

María Eugenia Vidal no pega una en este rápido ping-pong sindical. Padece la ofensiva generalizada de algo parecido a una insurrección de los gremios de jurisdicción de la provincia de Buenos Aires: estatales, judiciales y médicos realizaron el 7 de mayo un paro con movilización pidiendo aumento salarial y el cierre de las paritarias de 2018. Los profesionales de la salud confluyeron con empleados de tribunales y del Estado en una marcha que paralizó el tránsito de la capital provincial e hizo sonar clarines estridentes cerca de la casa donde dicen que el Hada Buena gobierna. Como si esto fuera poco, la Corte falló en contra de su gobierno en el tema de la reforma jubilatoria del Banco Provincia, una especie de caja chica que utiliza habitualmente la gobernadora. Todo mal para Heidi. En la provincia de Córdoba, Luz y Fuerza, a través de su secretario general, Gabriel Suárez, denunció que el gobernador Juan Schiaretti busca liquidar el convenio colectivo para privatizar la empresa provincial de energía con costos reducidos que optimicen la ganancia del nuevo operador. Cuestionó el violento accionar policial ante los reclamos y prometió “continuar la defensa incondicional del Convenio Colectivo”.

En la provincia de Mendoza, el cierre de las plantas de La Campagnola en el departamento de San Martín, con una dotación de 150 personas, produjo un efecto superlativo por la carga emotiva de la primera marca en las salsas de tomate de los hogares argentinos. Un comunicado de la empresa Arcor, propietaria de las procesadoras, anunció el traslado a su sede ubicada en la provincia de San Luis, a unos 300 kilómetros, debido a “la crisis de la industria frutihortícola, producto de los altos costos, el incremento de las importaciones y la caída generalizada de consumo”. El dramático testimonio de un despedido trasciende la noticia económica: “Tengo 55 años, me mataron en vida”. Antonio Moyano es delegado sindical y reveló la tragedia en toda su dimensión mediante un testimonio desgarrador en el programa «Todo no se puede» de la FM Cielo.

La trasnacional brasileña Camargo Correa, compradora de la cementera Loma Negra luego de la muerte de Amalita Fortabat y agotadas sus influencias políticas tras la crisis de 2001, quiere cerrar la planta que tiene en Barker, provincia de Buenos Aires. Está a 160 kilómetros de Olavarría y tiene un ramal ferroviario para transporte del cemento que produce la fábrica. Lo singular de esta liquidación localizada es la repercusión que genera en el conjunto de la población.

Sus habitantes ya saben por experiencia propia tras la crisis de 2001 de qué se trata el abecé del ajuste: retiros voluntarios, las “prejubilaciones”, los acuerdos firmados, entonces, en Buenos Aires entre la patronal de Loma Negra y la cúpula sindical de la AOMA nacional. Esos trabajadores ven el industricidio macrista y ponen el grito en el cielo. Según La Nación: “Las multinacionales tienen más espaldas que los industriales locales para solventar su mirada de largo plazo. Lo que no quita que también estén transitando en estos días profundos procesos de ajuste. Una (empresa) más de un largo listado.” Daniel, un ex combatiente de Malvinas, acérrimo defensor de la fuente de trabajo como forma esencial de la existencia de su pueblo, nos acercó un acabado estudio del impacto que arrojará el cierre de la empresa: “De 104 niños del jardín de Villa Cacique, 50 dejarán las aulas; de 363 alumnos del ciclo primario, 104 abandonarán las aulas. De 398 alumnos de diferentes escuelas deportivas desertarán 190, y de 33 bomberos voluntarios, 15 quedarán sin trabajo en Barker. La historia del pueblo es la historia de la cementera. El crecimiento de la producción que llegó a emplear más de 2.000 operarios en la década del ’60, luego se estancó y amenaza con liquidar el empleo de los últimos mineros que trabajan en la zona. Con la concesión de Ferrosur-Roca manejan su propio transporte y son el complejo del rubro más importante del país.

El concepto de industricidio no remite solamente a máquinas paradas sino que explica el efecto social devastador que trae aparejado un cierre de fábrica. No estamos en presencia de un hecho encapsulado. El caso de un pueblo de 7.000 habitantes que debería sobrevivir alrededor de una cárcel como única salida laboral es el botón de muestra de un paisaje social que se repite cíclicamente, sobre la memoria viva de una sociedad que ya lo padeció. Martin Isasmen, secretario general de la AOMA local, hizo un detallado relato de la situación y de las razones de la productividad buscada por Camargo Correa. De las nuevas plantas que está abriendo en la zona de Olavarría, con nuevas tecnologías, polivalencia funcional para los nuevos trabajadores, para achicar puestos de trabajo y prohibición de sindicalización a sus empleados directos. Fiel a su reputación en Brasil, esta patronal ostenta una fuerte tradición antisindical. Es junto a Odebrecht parte de la patria contratista brasileña, que logró un fuerte crecimiento durante la dictadura de las dos décadas en Brasil, seguidamente encumbró al juez Moro con el escándalo del Lava Jato y luego de pagar las multas pertinentes se encuentra lista para entrar nuevamente en la competencia capitalista más despiadada.

El conflicto estalló a fines de marzo y se desarrolla con asambleas abiertas en las que participan todos los sectores de la comunidad. La estrategia patronal es cambiar viejas plantas con tradición de lucha y muchas conquistas sociales por parte de sus trabajadores, por otras más modernas con gente sin antigüedad ni derechos adquiridos se da de patadas con una comunidad abrazada a la defensa del trabajo y de la producción local. El 23 de marzo el sindicato solicitó al Ministerio de Trabajo de la provincia la conciliación obligatoria. La respuesta fue la nada. Tras diez días de paro y la amenaza de la AOMA nacional de comenzar un conflicto en todas las plantas de Loma Negra, llegó la notificación. El día martes venció la conciliación obligatoria y la empresa presentó una suerte de preventivo de crisis (PPC) que extiende la situación durante 10 días más. Barker y su tensa vigilia no se rinden. Tras el fracaso de la reunión en la Secretaría de Trabajo el día martes, se convocó a una asamblea popular con la presencia de autoridades locales y unos mil vecinos decidieron realizar una marcha de antorchas el día viernes y están esperando telegramas de despido. Barker está en pie de lucha con apoyo de todos los trabajadores de la zona.

La muerte de dos trabajadores de Tecpetrol (Techint) en Vaca Muerta sube a ocho las víctimas fatales en la explotación petrolera desde la implementación del nuevo convenio que flexibiliza las tareas convencionadas. Según el diario Río Negro, Cristian Baeza (34) y Maxi Zappia (23) fallecieron sin que el accidente fuera registrado por las cámaras de seguridad de una planta totalmente automatizada y vigilada por cámaras tipo domo de alta resolución. Feliciano Baeza, también petrolero y papá de Cristian, puso en duda la versión y cuestionó las medidas de seguridad y al Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa que dirige Guillermo Pereyra, al cual estaban afiliados los dos fallecidos y administra una ART. Un comunicado de la familia manifiesta que “Cristian terminó dentro de un tanque rudimentario. Sin protecciones, señalizaciones, ni elementos que evitaran este mortal accidente. No había máscaras de oxígeno cerca, sin una escalera interna, sin elementos de rescate a mano”. Baeza padre dio una entrevista a la emisora LU5 apuntando también contra el sindicato, que pudo haber evitado el accidente. “¿Por qué hacen esto cuando deben ser poderes opuestos? No entiendo”, reclamó a las autoridades del sindicato petrolero. “¿Por qué permitimos que esas cosas pasen, que por el mismo canal vayan el agua y el aceite? Tienen que tomar las medidas de seguridad para la gente. ¿Cómo el gremio va a manejar la ART? Buscan ese negocio”. Pereyra, el cuestionado jefe del sindicato, manifestó en declaraciones radiales que «evidentemente algo está fallando. Ya llevamos ocho muertos», pero descartó cualquier tipo de medidas de fuerza.

El lunes 13 la jerarquía de la CGT se reunirá con la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI). Al día siguiente la CGT reunirá a su Consejo Directivo, presumiblemente para decretar un paro general con fecha tentativa a fin de mayo. La degradación del empleo y la caída de los ingresos mostraron cual fractura expuesta el descontento por el lento reintegro de los dineros pertenecientes a las obras sociales de los gremios. La jefatura de los cegetistas no sale de su asombro y bronca por la cosecha de adherentes que consiguieron los combativos. Hay gran disgusto de varios miembros notables de la CGT por recibir el mote de “carneros”, tras el éxito de un paro que no soñaban que pudiera hacerse sin su aval. El miedo a la soledad del ridículo ha preparado una larga fila de postulantes tardíos a saltar el cerco en aras de una nueva alineación sindical. En silencio, la rosca sindical avanza bajo cuerda en la concreción de un paro mucho más contundente para fin de mayo de ambos sectores, que sería precedido por el calentamiento de motores de los transportistas de la CATT, que no prestarán servicio el feriado del 25 de Mayo. La lucha continúa.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.