Lágrimas de cocodrilo

Cómo simular quebrantos en la producción de soja y atribuirlos a las retenciones

 

Para despedir el año viejo y recibir al gobierno nuevo, el diario La Nación sostuvo el 27 de diciembre que “el Estado se quedaría con más del 53% del ingreso que generará una hectárea de soja en 2020 mientras que el productor con un rinde promedio perdería plata”. En cambio, el investigador de la Universidad Nacional de Córdoba Facundo Oviedo calculó que un productor dueño de 200 hectáreas en la zona núcleo obtiene una renta de 479.000 pesos mensuales, una vez descontados sus costos, impuestos y retenciones.

El artículo de La Nación, empresa asociada con el Grupo Clarín en Expoagro, donde todos los años los proveedores de maquinarias e insumos y los grandes productores cierran negocios que durante el conflicto por la resolución 125, en 2008, llegaron a 170 millones de dólares, se basa en un informe del consultor cordobés Néstor Roulet.

En 2008, luego de una marcha de protesta, Roulet dijo que Luján era sede de “tres elementos constitutivos de la historia argentina: el campo, la Iglesia y las Fuerzas Armadas”. Roulet fue dos veces presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (CARTEZ), y entre ambos mandatos cordobeses fue vicepresidente de la entidad nacional Confederaciones Rurales Argentinas. En 2011 acompañó al Milico Oscar Aguad, como candidato a vicegobernador por la UCR. Cuando Maurizio Macrì llegó a la presidencia, en 2015, Roulet fue secretario de Agregado de Valor en el ministerio de Agroindustria y luego asesor del Banco Nación. Ninguno de esos interesantes datos biográficos fue publicado por La Nación, ni por Infobae, que también citó su estudio, con el título “Por la suba de las retenciones, estiman que por cada hectárea de soja el Estado recaudará 654 dólares y el productor perderá 32”.

 

Néstor Roulet, izquierda, con el ex Presidente Maurizio Macrì.

 

 

La Nación se limitó a consignar que Roulet fue secretario de Agregado de Valor, pero no dijo en qué año ni con qué gobierno. Esos diarios, fuertemente ideologizados y con intereses políticos y económicos afines a quienes resisten las decisiones del gobierno del Presidente Alberto Fernández, presentan a Roulet como un técnico que estudió la cuestión desapasionadamente, es decir todo lo contrario de la realidad.

Según Roulet, por cada hectárea de soja se generará un ingreso bruto de 1225 dólares, de los cuales el Estado (nacional, provincial y municipal) se quedará con 654,36 dólares o el 53,41%. Ese número surge de sumar 404,25 dólares por retenciones; 250,11 dólares por hectárea incluyendo por los impuestos al cheque, Ganancias, Bienes Personales, Inmobiliario Rural y tasas viales. Los gastos de producción fueron estimados en 580,28 dólares por hectárea (esto comprende labores, insumos, costos de cosecha, comercialización e infraestructura) y los portuarios en 22,75 dólares. Roulet concluye que de los 19.250 millones de dólares que ingresarán por la soja en la campaña 2019/20, más de 10.000 millones irán al Estado. En cambio, el productor tendría un quebranto de 32 dólares por hectárea, el 2,64%.

La estimación de Roulet se realizó para un productor que siembra soja en 500 hectáreas propias, a 280 kilómetros del puerto con un rendimiento promedio de 3,5 toneladas por hectárea.

El cálculo de Fernado Oviedo indica que un pequeño productor que explota un campo de soja de 200 hectáreas en la zona núcleo, obtiene 45 quintales por hectárea, que equivalen a 4,5 toneladas. Multiplicadas por las 200 hectáreas, llega a 900 toneladas. Al cierre del año 19, el precio en la Bolsa de Comercio de Rosario era de 14.330 pesos por tonelada.

De este ingreso bruto de 12.897.000 pesos hay que restar las retenciones que el acopiador o el exportador le trasladan al productor (3.869.100 pesos), los gastos de estructura (1.512.000), de cosecha (756.000), y de comercialización (1.008.000). Esto da un ingreso de 5.751.900 pesos por cosecha de soja, ya detraídos todos los impuestos nacionales y provinciales y las tasas municipales. “Suponiendo que no haga nada más en el campo, estamos hablando de un resultado neto mensual de 479.325 pesos de ingresos netos mensuales. Ni hablar de lo que sucede con los productores más grandes”. Esto equivale a un beneficio de 2.396 pesos por hectárea cada 30 días. Oviedo aclara que todos los números son promedios reales que surgen de planillas de ingresos y costos reales de productores de la escala mencionada.

Para el INTA de Marcos Juárez esa rentabilidad es algo menor, de 350.000 pesos mensuales, pero incluye en los costos el alquiler del campo.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

21 Comentarios
  1. Adhemar Principiano dice

    La Republica, necesita divisas para reconstruir la descolonizacion, cultural, educativa y lograr el hombre latinoamericano. Por ello la nacionalizacion de toda la riqueza de la PAMPA, QUE ES DE LA NACION. QUE LLOREN LOS OLIGARCAS.

  2. Victor dice

    Mucha opinión desacertada, y demasiada política como para tratar objetivamente el tema….
    Pongo un solo elemento en análisis, que me parece el más pernicioso de los vertidos por los pre opinantes. El riesgo climático, que tiene una frecuencia de ocurrencia cada vez mayor.
    Que es una emergencia agropecuaria? Es una ley, mas o menos variable según la contingencia climática, pero que en NINGÚN CASO compensa monetariamente las pérdidas parciales o totales de los cultivos. Esto es: El Estado, no realiza erogación alguna por el dinero que perdiste, solo se trata de diferir obligaciones impositivas cuando las hay (AFIP), promover un diferimiento del pago de obligaciones (créditos) contraídos con la banca oficial (sumando nuevos intereses, aunque más moderados), o establecer una línea de créditos a tasa relativamente blanda para poder hacer frente a los compromisos asumidos (proveedores) y eventualmente tentar una nueva campaña agrícola.
    No confundir!!! El Estado, o sea todos nosotros, no compensa ninguna pérdida ( a diferencia de los seguros agrícolas que una pocas actividades tienen, no los granos), sencillamente ayuda con otros créditos (nueva deuda para el productor) o re-financiaciones (mayores plazos para pagar un crédito), que es una ayuda muy valorable, pero que ningún caso significa resarcimiento de pérdidas.
    Con una sequía, inundación o plaga, perdemos TODOS.

  3. Pedro Reig i Aumedes dice

    Nuestros hacendados han sido, son y serán gente despreciable. Son, desafortunadamente, amantes sólo del dinero desinteresándose por la Patria que dicen abastecer. Son fatuos, repetitivos en su accionar y despreocupados del bien común, de bragueta fácil para con sus empleadas a las que engañan con las mismas promesas que practicaron sus ancestros. Sus mujeres, educadas para la «obediencia debida», son dependientes de ellos, chismosas e ignorantes consumidoras de revistas del corazón y libros de autoayuda. En fin: un agobio para quienes deben soportarlos altivos y oportunamente llorones de miserias inexistentes. Afortunadamente su angurria los exhibe ante el resto de la sociedad que, de a poco, va repudiándolos más allá de toda grieta que pretenden instalar en que «los malos» son los oprimidos.

  4. furli dice

    Según tengo entendido (no soy ruralista) los rendimientos en la zona nucleo top son de 52 a 45 quintales (no toneladas) por hectarea. Yá en Entre Rios, centro de Santa Fé: de 35 a 25 quintales, Santiago del Estero 20 quintales promedio. Los costos es el tema a tratar, si todo se importa, la cosa se complica; mas distancia al puerto suben los costos. Un propietario con 300 ha en Entre Rios, dadas en alquiler, vive bien, pero sin excesos!

  5. Luis Juan dice

    Estimado Horacio:
    Impecable crónica.
    Una digresión, si me permite.
    Roulet es una muestra más de los tantos botones (a esta altura de los acontecimientos toda una mercería) que ponen en evidencia un sistema al que jamás se le pudo poner cascabel al gato (que por cierto no hay uno solo, aunque Macrí pretenda creérselo al referir que “hay gato para rato”).
    A ese poder fáctico, cuya asociación proviene casi desde los albores de la revolución de mayo (Mariano Moreno muere envenenado en 1811, por caso) y, “…en los primeros días posteriores a mayo de 1810, la causa revolucionaria iniciada en la capital virreinal tuvo que enfrentarse con la crítica incerti¬dumbre acerca de si la Junta obtendría respaldo en el resto del territorio. Rápidamente se pudo apreciar que el desafío era importante, porque los principales focos de oposición estuvieron en Montevideo, Paraguay, Córdoba y el Alto Perú.” (elhistoriador.com.ar)
    Por entonces, Chetoslovaquia no existía como tal, pero Córdoba ya destacaba.
    “En el caso de Córdoba, el Gobernador-intendente Gutiérrez de la Concha, el Obispo Orellana, el jefe de las milicias locales y el ex virrey Liniers, desconocieron a la Junta porteña y el cabildo juró lealtad al Consejo de Regencia. Las fuerzas de Buenos Aires –encabezadas por Ortiz de Ocampo– lograron finalmente controlar el desafío: los jefes de la conspiración fueron apresados y el 26 de agosto fusilados. Así, en Cabeza de Tigre la Junta no sólo sofocaba el principal foco de resistencia, sino que acababa con una figura que podía concitar adhesión popular a la Regencia (Fradkin y Garavaglia, 2009: 228). (…)” (sitio web referido).
    Las citas no tienen la intención de polemizar sobre hechos de la historia, sino simplemente, ver de que manera los intereses de ciertos sectores permanecen inalterables. De hecho, será el propio Beruti quien destaque la figura de Liniers (cfr. sitio referido).
    Por ello, al decir de Carlos Del Frade, “somos la expresión de ese sueño colectivo inconcluso parido el 25 de mayo 1810” y, transcribiendo a Mariano Moreno decía: ”Para lograr la felicidad del pueblo hay que ir en contra de la riqueza acumulada en pocas manos”.
    “Las clases dominantes usurparon aquel sueño a mediados de esa década e impusieron estatutos, códigos y leyes que limitaron el festejo: ya no estaban los españoles, ahora estaban ellas para manejar los negocios. Y en el trono de la vida cotidiana la innoble desigualdad. La primera constitución rivadaviana da cuenta de eso. Solamente serán tratados como ciudadanos los propietarios. Los que no tengan nada serán considerados nadies, nada.” (Carlos del Frade-5/2013-enredando.org.ar)
    “Por eso el castigo personal contra Belgrano, Artigas, Güemes y San Martín que se habían animado a legislar e imponer que las tierras debían ser para todos y los derechos también para todos. No se lo perdonaron nunca. Por esos sus muertes tristes, cargadas de traición, exilio y asesinatos.” (Idem)
    “…La situación no podía ser peor: “En el estado de las mayores calamidades y conflictos de estas preciosas provincias; vacilante el gobierno; corrompido del despotismo por la ineptitud de sus providencias, le fue preciso sucumbir, transfiriendo las riendas de él en el nuevo gobierno provisional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, quien haciéndose cargo de la gran máquina de este estado, cuando se halla inundado de tantos males y abusos, destruido su comercio, arruinada su agricultura, las ciencias y las artes abatidas, su navegación extenuada, sus minerales desquiciados, exhaustos sus erarios, los hombres de talento y méritos desconceptuados por la vil adulación, castigada la virtud y premiados los vicios…”, describieron los integrantes del gobierno provisional el 18 de julio de 1810.” (Del Frade-3/2017-pelotadetrapo.org.ar)
    “…Mariano Moreno fue contado de muchas maneras pero su Plan de Operaciones, el último documento que firmó y redactó, está allí, vigente, cuestionando la clave del presente de la Argentina: la felicidad del pueblo se alcanzará cuando se “descontente” a los que acumulan las riquezas en pocas manos y se logre su “repartición”.” (Idem)
    “…Por ello Moreno quiere insuflar de decisión política al nuevo estado para que sea herramienta de distribución de riquezas: “qué obstáculos deben impedir al gobierno, luego de consolidar el estado sobre bases fijas y estables, para no adoptar unas providencias que aún cuando parecen duras para una pequeña parte de individuos, por la extorsión que pueda causarse a cinco mil o seis mil mineros, aparecen después las ventajas públicas que resultan con la fomentación de las fábricas, artes, ingenios, y demás establecimientos en favor del estado y de los individuos que las ocupan en sus trabajos”.
    Y agrega que “si bien eso descontentará a cinco mil o seis mil individuos, las ventajas habrán de recaer sobre 80 mil o 100 mil”.” (Idem)
    “…Durante una década no habrá interés particular por sobre las necesidades del estado revolucionario: “se prohibe absolutamente que ningún particular trabaje minas de plata u oro, quedando al arbitrio de beneficiarla y sacar sus tesoros por cuenta de la nación, y esto por el término de diez años, imponiendo pena capital y confiscación de bienes con perjuicio de acreedores y de cualquier otro que infrigiese la citada determinación”.
    Repite su cuestión de estado a favor de una igualdad garantizada desde el poder: “las fortunas agigantadas en pocos individuos, a proporción de lo grande de un estado, no solo son perniciosas, sino que sirven de ruina a la sociedad civil, cuando no solamente con su poder absorben el jugo de todos los ramos de un estado”.
    No era solamente una advertencia sobre aquel presente, sino una profecía para los tiempos que vendrían.” (Idem)
    “…El último concepto que pudo producir, fueron las siguientes palabras: ‘¡Viva mi patria aunque yo perezca!’ Murió el 4 de marzo de 1811, al amanecer, a los veinte y ocho grados y siete minutos sur de la línea, en los 32 años, 6 meses y un día de su edad. Ya no pudo articular más”.
    Así terminaba sus días uno de los primeros revolucionarios argentinos. Su cadáver fue arrojado al mar. Sería el primero de una larga lista.” (elhistoriador.com.ar)
    “Saavedra, no pudo disimular su alivio y se le escapó su famosa frase: “Hacía falta tanta agua para apagar tanto fuego”.” (Idem)
    Muchos -aunque no tantos-, no necesitamos que suenen los cascabeles para identificar a los gatos, pero la Patria, esa que soñaron los revolucionarios, sigue inconclusa.
    Los multimedios -como poder de representación política, económica y cultural- alaban a través de sus redes de desinformación a todos los gatos que supimos conseguir y los que tienen en gateras y, al igual que Saavedra, no pueden disimular…
    Por ello, Horacio, sigue valiendo la pena esa batalla contra el sistema goebbeliano, que usted está dando.

    1. cacho dice

      Luis Juan. Un retazo breve pero de la historia de nuestra patria pocas veces difundidas con la sencillez, amplitud y con un acabado conocimiento pone luz sobre las las caras de la opresión de los ricos y poderosos núcleos que mediante la fuerza sometieron y redujeron a escombros el avance nacional. Agradecido por esta formidable descripción de una historia que aún continúa igual pero con otros mecanismos más disimulados.

  6. Santiago dice

    Cargando situaciones extremas llegamos a la conclusión de que toda actividad agropecuario es inviable…..Y si el precio internacional cae un 10%? Y un 20%?

  7. Rock dice

    Y los que alquilan el campo? Y los que estan mas lejos de los puertos? Y si te agarra una sequía? Muchos misterios, además si te financias y tenes costos financieros. Hay mucha ignorancia.

    1. Santiago dice

      Cargando situaciones extremas llegamos a la conclusión de que toda actividad agropecuario es inviable…..Y si el precio internacional cae un 10%? Y un 20%?

    2. martin nitram dice

      si les agarra una sequía se ponen a llorar y el estado, al que odian, los subsidia. O no????

  8. jose dice

    bienvenidos los nuevos datos…pero sin ellos nos damos cuenta igual…la opulencia y el derroche lo vemos en la calle de cualquier pueblo vinculado al agro…hay que retomar la ofensiva por la Reforma Agraria, campesina y no tóxica!!

  9. Jose dice

    Oviedo no toma en cuenta el riesgo climático.

    1. PedroPablo dice

      Al riesgo climático lo pagamos con nuestros impuestos cuando se implementa la emergencia agropecuaria, ya sea por sequía o inundaciones.

  10. Roberto Pintos dice

    La NAZIÓN lo sabemos bien es un grupo económico con un inmenso poder, enemigo jurado del pueblo argentino. Andan con la banderita y la escarapela para todos lados, la palabra PATRIA sale de sus bocas a cada rato, eso si, solidaridad, empatía, y demás no son palabras que entren en su diccionario.

  11. cacho dice

    una nota esclarecedora compatible con sólidos argumentos que la respaldan. Gracias Horacio

  12. patricio dice

    Y eso que no comentan todos los daños que provocan a todo ser vivo incluida la salud humana. Los agrotóxicos son parte de este proceso agro industrial.

  13. Marcelo F dice

    Queda para aclarar el tema del alquiler, para los que no trabajan en uno propio. Escuché que pagan en el equivalente a camiones de soja y acá todos los costos están en pesos.
    También si el impuesto inmobiliario modifica esa forma de cobrar el arrendamiento o es pagado íntegramente como gasto los dueños.
    Me pregunto si todos los números no se podrían poner en varias mesas de discusión, para aclarar a los votantes…

  14. Cclavelatina dice

    Muy apropiado tu comentario

  15. Emanuel dice

    que raro que Roulet no recomendó a los sojeros reconvertirse en pilotos de drones o fabricantes de cerveza artesanal, para no quedarse en el campo perdiendo plata…
    el senador bullrich les recomendaría que se acostumbren a la incertidumbre y aprendan a disfrutarla…

  16. Héctor Gregorio dice

    El campo me tiene aburrido, históricamente socializan las pérdidas pero no las ganancias. Y encima usufructuando tierras robadas a los pueblos originarios. Ni un paso atrás.

    1. Carlos Moreno dice

      Le hicieron creer a un productor medio, con un campo medio, que podía cambiar la Hilux todos los años. Pero, ojo, antes de ese salame chacarero que fundió una fábrica de dulce de leche después de laburar para el lavador premium Gaith Pharaon, el introductor del «paquete tecnológico» sojero como Secretario de Agricultura menemista, actual canciller bocota, le decía en cámara al gordo Zanata «los argentinos están cancheros, y si tienen que bajarles un poco el sueldo, lo van a aceptar». El contexto era el de la expectativa del «cambio» macrista. Ojo que tenemos esa mierda adentro.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.