Lo que importa es la ambulancia

En la provincia de Buenos Aires la salud va y viene, pero ante todo va

 

La gobernadora María Eugenia Vidal pasó el 6 de diciembre por Pérez Millán, localidad del partido de Ramallo. Estuvo en la tornería de Manuel y Stella. “¿Cómo está la cosa? ¿Tienen trabajo?”, preguntó el Hada Buena. “Sí, nosotros sí”, respondió el hombre. “¿Y cuánta gente tienen trabajando acá”, quiso saber. “Son cuatro empleados”, respondió la mujer. En la provincia de Buenos Aires, al igual que en todo el país, las pequeñas y medianas empresas se vieron afectadas por la políticas de Cambiemos y lo que abunda es la pérdida de puestos de trabajo; por eso la Gobernadora tiene que hacer visitas guiadas para encontrar algo de empleo en emprendimientos puntuales.

“De acá a diciembre de 2019 todos los bonaerenses tienen que tener SAME. Y está presupuestado. Porque es una tranquilidad para ustedes”, dijo Vidal a la familia. “Sí, en salud también”, dijo Stella, y el Hada Buena acotó: “Para los traslados”. La mujer agregó: “Estamos alejados de Ramallo, entonces es muy importante, eso en salud es muy importante”. La gobernadora expresó que “además a los municipios no les cuesta nada porque la Provincia les da la ambulancia, los médicos, les da todo, con lo cual no es un costo para el municipio y es una tranquilidad para la gente”.

En Pérez Millán no hay tranquilidad y no será una ambulancia del SAME la solución. Una investigación realizada entre 2004-2007 por un equipo del Hospital Italiano de Rosario, la Federación Agraria, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la ONG Ecosur, con fondos provistos del programa Vigía del Ministerio de Salud Pública de la Nación que abarcó 6 comunidades rurales de menos de 5.000 habitantes, cinco de la provincia de Santa Fe (Alcorta, Carreras, Máximo Paz, Santa Teresa y Bigand) y una en la provincia de Buenos Aires —la localidad de Pérez Millán—, determinó que el cáncer de testículo, cáncer de ovario y cánceres digestivos están por encima de la media nacional.

Un análisis espacial de la mortalidad por tumores en la provincia de Buenos Aires entre el año 2000 y 2015, tomando como fuente la base de datos provistos por la Dirección de Estadísticas e Información de Salud (DEIS), permite identificar aglomerados significativos (ver imagen mapa 1) de alto y bajo riesgo para mortalidad por neoplasias (cáncer) en ambos sexos en la provincia de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires.

 

 

 

 

Así también se presentan en dicho informe (ver imagen mapa 2) aglomerados significativos de alto riesgo para mortalidad por neoplasias en hombres. Se puede observar que 75 partidos de los 135 distritos de la provincia de Buenos Aires están comprometidos. El informe trabajó con esos años (2000-2015) en la base DEIS porque es hasta ahí donde están completos los datos; después, de 2015 hasta acá, no están subidos todos. Es por esa razón que esos años no entran en el análisis.

 

 

Lo que no están haciendo tanto Nación como Provincia ante esta problemática es buscar la respuesta, los por qué de las causas de mortalidad. ¿Qué podría hacer el Estado tanto provincial como nacional a futuro? Crear leyes de denuncia obligatoria ante la muerte por cáncer. Realizar un registro de tumores, como se lo trabaja en Rosario, Bahía Blanca, Concordia. Quizá en términos electorales al Hada Buena no le rinda tanto como ofrecer las ambulancias del SAME a los bonaerenses, aunque sería sumamente importante y una verdadera política de salud pública registrar estas muertes como primer paso. Hay un registro, pero que no es obligatorio, que se llama RITA: Registro Institucional de Tumores de la Argentina, pero que solamente denuncia la institución que quiere. Por lo tanto, al no ser obligatoria no se pueden cruzar datos.

Así como existe denuncia obligatoria por mortalidad infantil y mortalidad materna, no existe denuncia obligatoria ni registro de tumores. Para hacerlo seriamente debería llevarse adelante no solamente por las causales de muerte que sí existen, sino además con las biopsias, con datos más específicos donde se pueda registrar qué nombre y apellido tiene cada tumor como también qué agresivos son. No hay políticas, ni ahora ni a futuro, para poder saber por qué va en aumento la mortalidad por cáncer en la provincia de Buenos Aires.

La importancia de crear un registro de tumores y de analizar cómo se comportan, radica en que no todos los tumores tienen que ver con factores ambientales. Los hay por factores genéticos, de hábitos; por ejemplo el cáncer de mama y el cáncer de colon están muy influenciados por los hábitos, por el sobrepeso, por la obesidad, por lo que comemos. El de pulmón claramente está relacionado por el tabaquismo. Por lo tanto, sabiendo cuál es el tumor se puede analizar cuáles son los determinantes de ese tumor.

Pero lo importante para Vidal es el SAME, sin importar la accesibilidad a la salud. En el caso puntual de Ramallo hay 50 kilómetros de Pérez Millán al Hospital de Ramallo, que no tiene ni terapia intensiva ni neonatología, por lo cual constantemente se deriva a pacientes fuera del partido de Ramallo. Equipan ambulancias para trasladar a los pacientes, ¿pero dónde los trasladan? Porque sigue sin haber aumentado el número de camas críticas (así se les llama a las camas de terapia intensiva de adultos, de niños y neonatal) en la Región Sanitaria IV, que es a la que pertenece Ramallo. Por lo tanto se transporta al paciente, pero: ¿dónde va? Esa también te la debo.

El sistema SAME, con el que el Hada Buena hace propaganda, es solamente una herramienta de traslado. Su gestión en estos tres años no se ha ocupado de fortalecer a los hospitales públicos provinciales con mayor atención en áreas críticas. No lo ha equipado ni con recurso humano, ni con aumento en números de camas, ni con mejora en la tecnología, sumado a la faltante de profesionales como neurocirujanos.

Del reciente presupuesto para 2019, la partida para salud es la más baja en los tres años del gobierno de María Eugenia Vidal. 51.148.086.741 de pesos, un 5,50% del total del presupuesto. Los 38.893.558.735 de pesos de 2018 representan el 6,33 % del total del presupuesto. Por lo tanto la salud es una partida que está en caída, mientras la mortalidad por cáncer crece al ritmo de los intereses de la deuda externa que para el presupuesto aprobado de 2019 representan unos 77.000.0000 pesos. Pero se sabe, la salud va y viene, lo que importa es la ambulancia.

 

 

1 comentario
  1. NESTOR MANUEL ARAGÓN dice

    En relación a las altas tasas de cáncer y otras afecciones crónicas, a las que se suman abortos espontáneos, malformaciones congénitas,etc. , sus causas más probables a pesar de la ausencia explicable de las investigaciones correspondientes, existen ya demasiadas estadísticas y estudios epidemiológicos que apuntan a los agroquímicos , a pesar de que parecen no ser los únicos. No hay interés desde los gobiernos ,al contrario, no desean que la población conozca la causa de los problemas sanitarios que los afectan. La estrecha relación con el poder económico, infiltrado incluso en los estamentos universitarios, políticos, gubernamentales,etc. tiene estrecha relación. Las declaraciones de Lino Barañao acerca de la nueva variedad transgénica del trigo HB4, padece hoy un conflicto con los empresarios locales: nadie desea cultivar lo que nadie desea comprar en el mundo ( un trigo altamente contaminado con fosfotricina, que los países europeos quieren prohibir). Hora de pensar en serio a lo que la economía mundial nos lleva.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.