Mindlin vende

Movimiento de piezas en el tablero de la propiedad rural andina

 

Los hermanos Marcos Marcelo y Damián Miguel Mindlin vendieron cuatro propiedades rurales estratégicas, tanto por su valor medioambiental como por su ubicación geográfica, después de que la justicia provincial de Río Negro concluyera una investigación por las operaciones irregulares de compra-venta de tierras rurales andinas sin siquiera rozarlos.

 

Damián y Marcelo Mindlin

 

Este año cerraron una etapa de reventa de casi 20.000 hectáreas de campos que habían comprado a partir de 2007 en movimiento concertado y complementario con las operatorias acaparadoras de los grupos Tavistock (Joseph Lewis) y Belgian Urban Renovation Company (BURCO de Hubert Gosse) en la región.

El desplazamiento de los Mindlin significa, a la vez, la entrada de nuevos actores a la puja por la renta de bienes de la naturaleza de la mano de operadores de negocios ya consolidados, como es el caso del grupo local Van Ditmar, integrado a la estructura empresaria de Lewis en Argentina. Hugo Alberto Barabucci e Ignacio Petrocchi Massuh compraron las cuatro fracciones rurales a los Mindlin, operatorias que empezaron en 2016 y terminaron de formalizarse en distintos organismos públicos rionegrinos este año. Sumaron una quinta fracción prácticamente en la confluencia de los ríos Foyel y Manso, a poca distancia de la frontera con Chile.

De los intersticios de sociedades anónimas y fideicomisos finalmente toma carnadura Matar Suhail Ali Alyabhouni Aldhaheri, de Dubai, como propietario final del campo que vendió Damián Miguel Mindlin.

Este reacomodamiento de capitales en la región es contemporáneo a por lo menos dos movimientos políticos fundamentales:

  • el cierre de una causa en la justicia ordinaria de Viedma contra las operatorias que beneficiaron a los Mindlin con la participación activa de todo el dispositivo del Estado de Río Negro; y,
  • la llegada al gobierno nacional de fracciones del capital representadas por Macri y la implementación de políticas más favorables para la compra-venta de bienes de la naturaleza, cuyo soporte de partida material es el suelo rural.

La impunidad tiene consecuencias en el territorio, que revisaremos atendiendo a lo nuevo y a lo viejo que revela este caso.

Lo nuevo

En estas operaciones, Petrocchi Massuh (abogado, del grupo Massuh) interviene en forma conjunta y/o coordinada con Barabucci, de Santa Fe, criador de caballos de polo diversificado a las operaciones inmobiliarias y al financiamiento de clubes de polo que lo vinculó con capitales árabes.

Son cinco operaciones ya registradas en los organismos públicos provinciales, que consultamos para este informe y analizamos en comparación con las operatorias anteriores documentadas por la justicia, por una comisión especial de la Legislatura de Río Negro y nuestra propia investigación en terreno.

Los campos conforman dos bloques:

  • uno integrado por dos fracciones contiguas sobre la margen sur del río Foyel, cerca de la confluencia con el río Manso, que suman 936 hectáreas y lindan con el bloque principal de Hidden Lake (con el río Escondido, lago y cerro homónimos). El campo más grande, “María”m comprado a Damián Miguel Mindlin y el otro de menor superficie a una antigua familia del lugar.
  • el otro por tres fracciones contiguas compradas a Marcos Marcelo Mindlin, recorridas en el este por el río Alto Chubut, en medio de bosque andino-patagónico de estepa alta prácticamente intacto. Este bloque es vecino de varias propiedades de Burco al noroeste y afecta por el sur al territorio tradicional de una comunidad mapuche y hacia el sur-oeste al “Cipresal de las Huaytekas”, protegido por ley y de valor espiritual para el pueblo mapuche.

 

 

“María” tiene 679 hectáreas; está delimitado al norte por el río Foyel y atravesado por el río Viejo e innumerables cursos de agua dulce. Tiene una formación de humedales protegida por la legislación vigente, lo que fue abiertamente desconocido por un profundo movimiento de suelo y creación de tres lagunas artificiales “para su puesta en valor”. La organización ambientalista Arbol de Pié, junto a otros vecinos de Bariloche, intervino en su momento ante las autoridades de aplicación por un conjunto de normas de protección que fueron violadas en esa oportunidad.  El plano original registrado en Catastro siempre consignó ese “bajo inundable”. La provincia le aprobó un estudio de impacto ambiental.

 

Durante años, por el lugar circularon distintos contratistas que hacían trabajos para “el árabe”, supuesto dueño inasible mientras el título de propiedad registrado persistió a nombre de Damián Miguel Mindlin. En el historial de dominio del predio consta que se escrituró a su nombre en noviembre de 2010, durante la gobernación de Miguel Saiz. Barabucci inscribió una compra a su nombre en abril de 2017 y para diciembre incorporó un certificado de transferencia para el fideicomiso Amaike. Para febrero de este año se inscribe una nueva transferencia fiduciaria ahora en favor de Petrocchi Massuh.

 

 

En tanto, el 21 de setiembre de 2016 venció el plazo de inscripción de litis dispuesto por la Justicia en la causa contra ex ministro de la Producción y los responsables del área de Tierras por delitos contra la administración pública por un paquete de varias compra-venta de tierras fiscales. Esa inscripción de litis —pleitos— advertía jurídicamente que ese campo estaba bajo investigación judicial. Siete (7) días después del vencimiento Dunia inmobiliaria SA designó su directorio integrado por Matar Suhail Ali Alyabhouni Aldhaheri, Nicolás Bernardo van Ditmar y Barabucci; como director suplente Alfredo Federico Bergter, del grupo BURCO, titular de por lo menos tres campos y figura intercambiable en varios directorios.

Matar y Faris Al Yabhouni figuran en la investigación de los Panamá Papers por una firma inscripta en las Islas Vírgenes Británicas. Barabucci tiene vínculos empresarios con los dos, según indica la prensa especializada en el negocio del polo.

 

Negocios de Estado desde el Estado

Marcos Marcelo Mindlin fue directamente favorecido por tres operatorias hechas con la intervención directa del ministerio de Producción de Río Negro, la dirección de Tierras y la Escribanía general de gobierno:

– un empleado de la inmobiliaria Van Ditmar y un ex intendente de El Maitén (Chubut), sin haber vivido jamás en el lugar obtuvieron el título de propiedad de 14.698 has.;

– un viejo poblador de El Bolsón obtuvo el título de propiedad de dos fracciones linderas (una de 3.765 has y otro de 815) para vender inmediatamente en 2007 al abogado Miguel Menegazzo Cané, integrante de firmas de Emiratos Arabes en Argentina y España, socio de Van Ditmar en varias firmas y partícipe de operaciones del grupo BURCO en la Patagonia.

Mindlin compró y escrituró a su nombre los tres campos el mismo día en 2009, en abierta violación a la ley provincial de Tierras que todavía sigue vigente. El que ahora revendió a Barabucci de 14.000 hectáreas tiene una nueva anotación de litis, incorporada por un juzgado de Bariloche en diciembre de 2017. Ese campo está comprendido en la reivindicación del territorio tradicional de la comunidad mapuche Kom Kiñé Mu, tal como consta en numerosos trámites administrativos y una demanda judicial contra el Estado por el reconocimiento de la propiedad comunitaria desde mucho antes de las ventas y reventas.

Su hermano Damián Miguel fue más modesto en la compra –un campo de tan solo 679 hectáreas—, pero más audaz en su performance jurídica: compró directamente al Estado provincial, como si hubiera sido un ocupante de tierra fiscal tradicional (fiscalero, en la jerga de campo), sin cumplir ninguno de los requisitos exigidos por la Ley de Tierras vigente. Parece inclinarse por ciertos gestos, conociendo a su vez la debilidad de la justicia rionegrina para con él: en 2004 presentó un amparo colectivo como simple vecino del Llao-llao (el exclusivo enclave urbano junto al lago Nahuel Huapi) contra la comunidad mapuche Tacul que levantaba un pequeñísimo puesto de venta de artesanías y usaba madera caída del bosque, como parte de la ocupación efectiva del territorio que hicieron sus antepasados hasta hace 90 años.

 

3 Comentarios
  1. Ernesto dice

    Esto demuestra una vez más que no sólo tenemos que tomar extremo cuidado al elegir a nuestro nuevo gobierno en sus jurisdicciones nacional, provincial y municipal (eliminado el senado por ser una cueva de corruptos) sino que también deberemos exigir que en las tres áreas de poder en todo el país el que incumpla la ley en beneficio propio o de terceros deberá ser expropiado de sus bienes y sufrir cárcel. Para ello es imprecindible la inmediata redacción de una nueva Constitución Nacional y de un nuevo sistema de justicia.
    Continuaré…

  2. Ricardo Alberto Comeglio dice

    La tierra es de quien la ocupa, dicen los ingleses para justificar su estancia en Malvinas. ¿Qué esperamos?

    1. Ernesto dice

      Calma, Ricardo, todo a su tiempo. Estoy con vos.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.