Octubre caliente

El Cordobazo, ayer y mañana

 

Eduardo Basualdo es un intelectual orgánico del movimiento obrero. Toda su obra de investigación económica y de la historia argentina está atravesada por esa mirada desde la clase trabajadora. Esto nos decía sobre los cuadernos clandestinos cuyas fotocopias hacen desfilar en los tribunales a los principales empresarios del país, conocidos como la “patria contratista”.

“Krieger Vasena que fue ministro de Economía de la autodenominada ‘Revolución Argentina’ encabezada por el general Juan Carlos Onganía (1966 a 1969). Su mandato se desplegó entre enero de 1967 y julio de 1969, es decir, poco después del levantamiento popular conocido como ‘El Cordobazo’. La política económica fue innovadora dentro de la ortodoxia porque desechó como causa de la inflación al exceso de demanda, afirmando que el problema estaba en la oferta (problemática de los costos). Lo que importa destacar aquí es que se trató del intento orgánico más relevante para sustentar un proceso de industrialización bajo la conducción del capital extranjero. Para ello estableció una negociación tanto con los grandes propietarios pampeanos como con los grupos económicos locales, que además de ser grandes terratenientes eran fuertemente industriales. Los grandes terratenientes se beneficiaron de una significativa devaluación (alrededor del 40%) pero al mismo tiempo se establecieron retenciones de consideración (entre el 5% y el 16%). Por otra parte, como parte de esta política se les concedió a los grandes terratenientes pampeanos (la oligarquía agropecuaria) su mayor reivindicación histórica, que consistía en recuperar las tierras afectadas por el conflicto de los arrendamientos que se había originado a partir de la crisis del planteo agroexportador oligárquico durante la década de 1930. En efecto, para ello se puso en vigencia la Ley 17.253 de 1967 que finalizaba ese largo conflicto en favor de los propietarios de la tierra. A los grupos económicos locales se los benefició con las medidas anteriores en tanto grandes propietarios rurales, pero al mismo tiempo se estableció que la obra pública sería realizada por el sector privado mediante contratos con la estructura estatal, es decir se generó lo que se conoce como “la patria contratista”, que es monopolizada por los grupos económicos y de la cual formaría parte el grupo SOCMA (Macri). Finalmente cabe mencionar que el capital extranjero industrial también fue beneficiado con la posibilidad de adquirir un número muy significativo de empresas nacionales, que colapsaron debido a las elevadas tasas de interés real y la apertura importadora que contemplaba dicha política. Si bien este planteo logró articular y alinear a las distintas fracciones del capital concentrado, fue desbaratado por la reacción popular que se expresó en el Cordobazo”.

Los jueces no solamente deben investigar toda la obra pública de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner sino toda la historia de la patria contratista, pasando por el terrorismo de Estado y la complicidad civil durante todo ese período. Los dirigentes sindicales y sociales que están al frente de las movilizaciones permanentes tienen clara comprensión de que el protagonismo popular será determinante cuando de resistir se trata a los mismos sectores económicos que fueron derrotados por el Cordobazo.

Tal como lo dejaron escrito en el acta de la audiencia de la Secretaría de Trabajo de la Nación, los lucifuercistas cordobeses comenzaron a implementar un plan de acción aprobado por la asamblea general extraordinaria del día lunes 8, consistente en un abandono de tareas para concentrar en el complejo de Villa Revol y de ahí marchar hasta la plaza del Hombre Urbano. El viernes 19 nuevamente abandono de tareas y concentración en el complejo San José de Calasanz para marchar hasta la plaza Tosco. El lunes 22 abandono de tareas y concentración en el Edificio Central para movilizarse hasta Colón y General Paz. El jueves 25 culmina esta etapa del plan de lucha con una movilización de los tres sindicatos de Luz y Fuerza acompañados de otros sindicatos cordobeses, que culminará en un acto unitario en la plaza Tosco. La lucha sostenida de los electricistas agremiados cordobeses se está transformando en el elemento aglutinador de la clase obrera de aquella provincia, la misma que supo ser vanguardia en los tiempos en que gobernaban los poderosos grupos económicos que hoy se instalaron en este gobierno.

Sólo 4 de las 275 escuelas de la localidad de Moreno cumplen con los 12 puntos exigidos por las normas de seguridad para la habitabilidad escolar. Esto es, los requisitos exigidos para que un establecimiento esté en condiciones de dictar clases. Después de dos meses de paralización total del ciclo lectivo a raíz de la muerte de Sandra Calamano (48), la vicedirectora, y Rubén Orlando Rodríguez (45), el portero, tras la explosión de una escuela por escape de gas, recién ahora el comité formado por representantes de los padres, los docentes y el gobierno logró las condiciones exigidas en cuatro establecimientos. Mientras tanto con un acatamiento del 90% culminó el paro provincial docente de 48 horas convocado por el Frente de Unidad Docente ante la total intransigencia de la gobernadora María Eugenia Vidal, empeñada en cerrar este año paritario con una pérdida salarial mayor al diez por ciento. Ahora ofrece un aumento del 30% con cláusula de revisión en diciembre. La contrapropuesta gremial pide la inflación acumulada (32%) y volver a negociar en noviembre. Cuando la lucha no cede, “no hay duro que no se ablande”. La resistencia ofrecida por los gremios docentes lleva acumulado un récord de días de huelga. La lucha de los maestros es, tanto en provincia de Buenos Aires como en la Capital, el ordenador del calendario de la resistencia y uno de los factores de unidad más poderosos del conjunto del movimiento obrero.

Finalmente, los Metrodelegados están coronando el triunfo de su lucha inteligente y sostenida mediante un proceso en la Subsecretaría de Trabajo Industria y Comercio de CABA, donde firmaron un acta acuerdo en la que Metrovías se compromete a no efectivizar los despidos originados en el último conflicto y a dar tratamiento individual a las demás sanciones disciplinarias. El viernes una movilización acompañó al Secretario de Derechos Humanos de los metrodelegados que compareció a una audiencia en el juzgado Nº 29, a raíz del despido que sufrió uno de sus dirigentes durante el conflicto. Una vez más, un gran triunfo que señala un camino de la lucha sindical.

Por otro lado la Asociación Argentina de Empleados de la Marina Mercante (AAEMM), en asamblea en el Puerto de Dock Sud, decidió rechazar la política de la patronal de Exolgan Puerto de tercerizar la tarea de carga y descarga que desde siempre realizan trabajadores directos de la firma. Alentados por la victoria de los portuarios hace poco más de un mes, se avizora un conflicto prolongado si la patronal insiste en esa política de contratación.

Los más precarios de todos los trabajadores han conformado su propio sindicato. La Asociación de Personal de Plataformas (APP) busca afiliar y representar al mundo invisible de los modernos esclavos que realizan sus tareas en autos de su propiedad o en bicicleta, transportando precarias cajas de propaganda visible, contratados por una plataforma digital y pagados sus servicios en una cuenta bancaria. Rappi, Glovo y Uber representan la nueva forma de explotación en Apps. La sindicalización ya obtuvo su primera respuesta mediante una medida de fuerza consistente en apagar sus celulares durante un tiempo convenido. Sin convenio colectivo, sin relación de dependencia, transformando los accidentes de trabajo en accidentes de tránsito, pretenden imponer una continuidad de los años ’90, con la precarización más absoluta y la ausencia total de protección legal. Ellos son parte de los cientos de miles de cuasi puestos de trabajo generados por el gobierno actual y que gozosamente menciona Mauricio Macri en forma permanente.

En el ámbito de la Unión Obrera Metalúrgica la peor noticia se produjo con el anunciado cierre de Metalúrgica Tandil. La última fundición de gris ligada a la industria automotriz, que pertenece a la terminal de Renault Argentina, vivió un proceso similar a Paraná Metal, ex Metcon-Ford de la santafecina localidad de Villa Constitución. Deja en la calle a más de doscientos trabajadores. El próximo 16 de octubre realizarán una movilización con pocas chances de lograr la reapertura dada la crisis de la industria automotriz y la sideral suba de las tarifas eléctrica y de gas.

El crecimiento de la resistencia obrera en cabeza de los sectores más combativos como ambas CTA, el Frente Sindical para el Modelo Nacional y la Corriente Federal, ha elevado el piso del debate a tal nivel que Héctor Daer, el ex triunviro de lo que ahora es apenas un dúo, anunció un nuevo paro general contra el gobierno nacional.

Por otro lado son muy significativos los plenarios locales y regionales convocados por los sectores antes mencionados de las regionales de la CGT para preparar la próxima movilización a la Basílica de Luján. Solo en tiempos de la CGT unificada conducida por Saúl Ubaldini cobraron tanto protagonismo los plenarios regionales, teniendo en cuenta que son los espacios donde se incuba la resistencia más decidida y se construye la unidad más difícil de desandar, porque no es superestructural y tiene sus cimientos en la tierra fértil de quienes se movilizan por los reclamos obreros.

A última hora del jueves tanto la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, como el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, anunciaron las respectiva resoluciones orgánicas de paro y movilización al Congreso el día 24 de octubre, cuando se trate el Presupuesto 2019. Se prevé que en la semana próxima se seguirán sumando organizaciones sindicales a esta iniciativa.

Despidos en el Estado y en la actividad privada, aumentos salariales por debajo de la inflación, aumento de las tarifas en dólares y resistencia sostenida y creciente de los afectados y del movimiento obrero en general pronostican una escalada en el corto plazo que superará lo que se vio hasta el presente. De la marcha a Luján del próximo 20 de octubre hasta la cumbre del G20 a fin de noviembre, pasando por el tratamiento parlamentario del bizarro presupuesto del ajuste reclamado por el FMI, los trabajadores movilizados verán de cerca a los representantes directos de los sectores más concentrados de la dictadura financiera planetaria y a sus socios menores que nos gobiernan. Los que resisten este estado de cosas en todo el mundo tendrán sus cuerpos, sus ojos y su solidaridad en las calles de Buenos Aires.

 

6 Comentarios
  1. DANIEL dice

    Breve y claro mensaje tanto para los argentinos en gral. , como para los DIRIGENTES especialmente…
    Gracias Miriam. UN FUERTE ABRAZO.

  2. Alicia Ferrero dice

    Muy buena nota, completita, desde el cordobazo hasta hoy….parece que el tiempo.retrocede. viva la clase trabajadora! Con los dirigentes ala cabeza o con la cabeza de los dirigentes

  3. Miriam dice

    Economía de palabras y amplios conceptos: ¡muy buena nota!
    “Los jueces no solamente deben investigar toda la obra pública de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner sino toda la historia de la patria contratista, pasando por el terrorismo de Estado y la complicidad civil durante todo ese período. ” Así debe ser, pero no lo harán…
    “Porque el hombre que clama vale más que el que suplica… y los derechos se toman, no se piden; se arrancan, no se mendigan.” José Martí,

    1. DANIEL dice

      Breve y claro mensaje tanto para los argentinos en gral. , como para los DIRIGENTES especialmente…
      Gracias Miriam. UN FUERTE ABRAZO.

  4. VICTOR BYRNES dice

    E,stas noticias,por otra parte muy silenciadas, como lo que esta ocurriendo en Cordoba,dan un poco de animo en medio de este desbarajuste economico provocado,siendo empero muy preocupante el problema de los metalurgicos.

  5. Amilcar Tolosa dice

    completito el informe..bien x Paulon

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.