Una década de PASO

Volatilidad del voto, alternancia y acceso de las mujeres al gobierno en los 135 distritos bonaerenses

 

Justo en la quincena previa a la elección de hoy aparece un nuevo libro de análisis cuantitativo a una década de implementarse las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Es el cuarto volumen sobre la temática y analiza el comportamiento electoral en los 135 municipios bonaerenses a partir de cuatro variables: alternancia de poder; impacto del sistema electoral en la composición de la Legislatura y en los concejos deliberantes; volatilidad electoral; y estrategias electorales de los partidos políticos y de los votantes.

El trabajo colectivo fue coordinado por el profesor Gustavo Damián González, quien lo tituló Buenos Aires es cosa de Barones, y aunque refiere a barones del conurbano contabiliza en toda la provincia a 96 intendentes (71%) que fueron reelectos en los últimos comicios, mientras que 25 municipios no han conocido alternancia de partido político desde 1983.

El análisis más detallado es el de la última elección, la del 2019, que selló el fracaso de la experiencia cambiemita luego de lograr quebrar la tradición de gobernaciones justicialistas. Allí radicó el origen del regreso a las más seguras tierras porteñas por parte de María Eugenia Vidal.

 

No Varones

Ese único caso de una mujer gobernadora, en cambio, tuvo sucedáneos en las intendencias, que Gustavo González cuantifica desde 1983: 35 jefas comunales, distribuidas en las siguientes secciones electorales.

 

 

El origen partidario de esas 35 mujeres fue: Justicialismo 24 intendencias (68,57%), radicalismo 8 (22,86%), vecinalismo, ARI y GEN, 1 cada una (2,86% en cada caso).

 

 

A partir de la Ley de Cupos, sancionada el 7 de noviembre de 1991, se garantizó la participación real y efectiva de las mujeres en un 30% de los lugares de cada lista. En el primer año de la gestión Vidal se sancionó la Ley de Paridad, que estableció la obligatoriedad de garantizar igual proporción de hombres y mujeres en las listas provinciales y locales. En los poderes ejecutivos municipales, en cambio, no existe la obligación de cumplir porcentajes. En 2019, de los 135 municipios, sólo seis eran gobernados por mujeres.

 

 

Algunos datos

En el 2% del territorio bonaerense se concentra el 70% de la población. Son los 24 municipios del conurbano. Según el equipo de estudiosos, “Buenos Aires es la unidad federada más hipertrofiada del mundo: con el 36% de la población del país, excede a sus similares brasileña (San Pablo, 22%), alemana (Renania del Norte-Westfalia, 22%) y estadounidense (California, 12%)”.

A la provincia de Buenos Aires le corresponden 70 de los 257 diputados nacionales. Le sigue la Ciudad Autónoma, con 25 bancas en la Cámara baja. “Si se cumpliera la Ley 22.847 en función del Censo 2010, debería elegir 87, mientras ningún otro distrito debería superar los 20”, sostienen.

Así, de los 135 municipios de la provincia, en 96 (71%) los intendentes fueron reelectos (Lobos es el único municipio de la Tercera sección que ha tenido alternancia de tres partidos políticos).

El Frente de Todos gobierna una población de 8.008.639, esto equivale al 23,40% del padrón nacional y el 60% del provincial. En tanto, los investigadores observan una declinación sistemática de las agrupaciones vecinales.

 

 

Competitividad

El trabajo de González y su equipo de estudio mide la competitividad electoral de acuerdo a los puntos porcentuales que separan a los dos partidos más votados. Para valorarlos, toman el modelo propuesto por Irene Delgado y Lourdes López Nieto en el manual de comportamiento político y sociología electoral, que establece cinco categorías: competitividad muy alta (hasta 5 puntos de diferencia), alta (entre 5 y 10), media (10 a 15), baja (15 a 20) o muy baja (más de 20).

Entre los 19 de “Muy Alta Competitividad” enumeran a Brandsen, Carmen de Areco y Lanús.

Hay “Competitividad Alta” en 23 municipios, como Chacabuco, Junín, Punta Indio y La Plata.

La “Competitividad Media” en otros 15, tal el caso de Salto, Suipacha y Pehuajó.

Son 22 los distritos con “Baja Competitividad”, entre ellos San Martín, Mercedes y Tigre.

“Muy baja” (56) en Berazategui, Malvinas Argentinas, Presidente Perón, San Cayetano y Ensenada.

En 26 municipios nunca se alternó de partido gobernante. Así se van diagramando poderes locales predominantes.

 

 

Corrimientos electorales entre las PASO y las generales

En las elecciones para cargos ejecutivos de 2019 hubo trece municipios (San Pedro, Lanús, Lobos, Brandsen, Junín, Chacabuco, 9 de Julio, Bragado, General Viamonte, Rivadavia, Ameghino, General Guido y Carmen de Patagones) en los cuales el ganador de las primarias perdió las generales. Eso relativiza –según los autores–que las PASO sirvan como una encuesta previa a las generales, aunque bien podrían ser un mecanismo de ajuste respecto de en qué territorios reforzar la militancia.

Ningún frente electoral ha utilizado las PASO de manera competitiva en la categoría de gobernador; tampoco en las listas a legisladores en ninguna de las ocho secciones.

Las PASO se concentran en la disputa para concejales y consejeros escolares.

En el Frente de Todos, 49 municipios las disputaron:

  • En 19 municipios, con 2 listas;
  • En 13, con 3 listas;
  • En 7, con 4 listas;
  • Y en 5 presentaron más: Moreno (7 listas), Quilmes (6), La Plata, Pinamar y 3 de Febrero (3).

Juntos presentó listas alternativas en 26 municipios:

  • En 24, con 2 listas;
  • En 2, con 3 listas;

 

 

Volatilidad

La volatilidad electoral es un aspecto dinámico del comportamiento electoral que estima la cantidad de votantes que modifican su voto en un mes y medio, entras las PASO y las generales. Para observar tal diferencia, los autores utilizan un Índice de Movilidad Electoral (IME) con estos parámetros: Muy Bajo Nivel (0 a 3%), Bajo (3 a 6), Medio (6 a 9), Alto (9 a 12) y Muy Alto (más de 12). Destacan que “hay una tendencia a disminuir la movilidad mientras más pequeño es el cuerpo electoral”.

 

 

Los mejores y los peores

Un aporte valioso de la investigación lo constituye la serie de cuadros con datos estructurales de la elección de 2019 presentados en términos comparativos.

 

 

La mayoría de los municipios con mejores performances corresponden al Frente de Todos. Aunque se verifica una regularidad de resultados en todas las secciones, “la Primera y la Tercera Sección parecieran patrimonio del Justicialismo”, evalúan los autores.

 

 

Otro dato para tener en cuenta: los distritos donde el actual oficialismo obtuvo menos porcentual de votos en la elección más reciente (aunque, pandemia de por medio, en contextos muy diferentes).

 

 

Juntos… tuvo resultados homogéneos en todas las secciones salvo en la Primera y la Tercera.

 

 

 

Para verificar la utilidad de este tipo de estudios habrá que esperar a los resultados de esta noche, y tomarlos como nuevos insumos de análisis.

 

El libro y su autor, Gustavo González.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí