EL MIEDO

 

Hoy faltan 364 días para la elección presidencial del 22 de octubre de 2023, menos de un año. El 13 de agosto están previstas las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias para seleccionar los candidatos. La suspensión de esas PASO es propiciada por la mayoría de los gobernadores, pero defendida por el Presidente Alberto Fernández y su base territorial, conducida por funcionarios, que aún lo ilusiona con un segundo mandato. Si fuera necesario un desempate entre las dos primeras fórmulas, se produciría el 24 de noviembre.

Ese proceso, que debería ser de rutina democrática, transcurre en un ambiente de miedo, por

  • la penosa situación económica, que la peor crisis internacional descarga sobre los sectores más vulnerados de la sociedad;
  • la intención homicida que apuntó a la Vicepresidenta CFK y cuyas ramificaciones políticas y económicas siguen saliendo a luz;
  • las amenazas de renovados ataques a la producción y el trabajo y a derechos laborales y previsionales del ex Presidente Maurizio Macrì en su libro Para qué y en una decena de proyectos de ley de su coalición;
  • el precedente de Estados Unidos en 2021, cuando el Presidente Donald Trump no reconoció su derrota e instó a sus partidarios a tomar el Congreso; y
  • la intimidación del Presidente brasileño Jair Bolsonaro de repetir el putsch de Trump si el voto popular del próximo domingo 30 favorece a Lula.

 

 

 

El alfa y el omega

Llamativamente, la intención presidencial de postularse para la reelección fue ridiculizada en el conglomerado de medios más próximo al jefe de Estado, que conduce Fabián De Sousa, uno de cuyos directivos es el jefe de gabinete de asesores de Alberto, Julián Leunda. El jaraneo comenzó con un tuit del subdirector de Ámbito Financiero, Gabriel Morini:

 

 

Aludió así a la polémica que la portavoz presidencial Gabriela Cerruti entabló en nombre de Alberto Fernández con el participante en un programa de fisgoneo por televisión y cuyo escalamiento se teme en el gobierno para los próximos días. Luego la siguió en C5N:

 

 

El Presidente eligió el mismo medio para defender la respuesta de la portavoz, que hizo propia, ante el desconcierto ostensible del periodista que recibió su declaración y el gesto taciturno de Daniel Scioli, quien lo acompañaba. Fernández cree que discutiendo con semejante antagonista realza la investidura presidencial.

 

 

 

El clima electoral se instaló un mes antes del comienzo del campeonato de fútbol en tierras árabes, y no después de la final del 18 de diciembre, como se especulaba. Este acortamiento de los plazos se da en paralelo con una intensa disputa por recursos escasos, entre trabajadores, grandes empresas, acreedores externos y organismos internacionales, que sólo a veces mantienen las formas y otras avanzan a dentelladas. Las coaliciones principales atraviesan el momento como pasajeros de Airbus en turbulencia con cielo claro, y no siempre es nítido si el mayor espanto se dedica al propio o al ajeno. Los grandes medios de comunicación operan a sus anchas en semejante contexto.

Recién cuando la empresa Caputo Hermanos confirmó haber contratado trabajos de carpintería por ocho millones de pesos con el amenazante líder de Revolución Federal, Jonathan Morel, el diario Clarín se dignó informar sobre el tema. Pero ni aún así consignó que Morel tercerizó la tarea porque no tenía capacidad para realizarla, como le dijo a Raúl Kollman e Irina Hauser uno de los defensores de Morel, el abogado neonazi Abdala Nilo Amir Medina Chale. Tampoco informó que el pago se realizó por medio de un fideicomiso jamás registrado en la Inspección General de Justicia, que nunca presentó un balance y que además de las transferencias registradas hay otras en negro por cinco millones de pesos adicionales. Es decir que el trasiego entre los Caputo y los revolufederados ya no fue de 1,7 millones de pesos, sino que ronda los 15 millones.

 

 

La svástica del abogado de Morel.

 

 

En cambio, el mismo diario destacó que el líder del Movimiento eGuita, Fernando Navarro, conocido como El Chino, es propietario de tres bares, en uno de los cuales trabaja un hermano de Juan Manuel Abal Medina. La nota está ilustrada con fotos del corpulento Navarro en uno de esos locales, en el barrio porteño de Barracas, aplicado a las tareas que compatibiliza con su desempeño en la jefatura de gabinete de Ministros, a cargo de la Secretaría de Relaciones con la Sociedad Civil y Desarrollo Comunitario.

 

 

Chinoismo en acción. No importa el color del gato, sino que cace ratones.

 

 

 

 

 

Dios los cría

Clarín también le dio un especial relieve al encuentro que Navarro y su socio Emilio Pérsico mantuvieron en la sede de UPCN con la mesa chica de la CGT, en procura de un armado político conjunto, cuyo eje apenas disimulado es el antikirchnerismo. En uno de sus periódicos vaivenes, el Presidente los alienta, pero ellos apetecen triunfos y se ilusionan con sumar gobernadores. El lunes 17 de octubre esos antagonismos se reflejaron en los actos que cada sector convocó en el 77° aniversario de aquella jornada de puentes levantados y patas en la fuente:

  • La dirigencia cegetista, en un pequeño estadio cerrado, exigió un asiento en la mesa de las decisiones y muchas candidaturas a cargos electivos.
  • Los eviteros, en el Club Deportivo Laferrere, donde obraron un prodigio: el estadio con capacidad para 18.000 espectadores albergó a 100.000 militantes, que anunciaron la creación del partido político de los Comunes, para disputar dos decenas de intendencias en la provincia de Buenos Aires, entre ellas La Matanza, San Martín, Lomas de Zamora, Moreno, Tigre, Ituzaingó, Marcos Paz, Lanús, Tres de Febrero, Vicente López y Bahía Blanca. Cuentan para ello con cuantiosos recursos económicos y una férrea disciplina organizativa.
  • El justicialismo bonaerense, que preside el organizador de La Cámpora, Máximo Kirchner, a quien acompañaron en la Plaza de Mayo los metalúrgicos de Abel Furlán; la fracción de la CGT alineada con el camionero Pablo Moyano, el mecánico de automotores Mario Manrique y el canillita Omar Plaini; los representantes de la Corriente Sindical Federal Sergio Palazzo y Héctor Amichetti; la CTA de Hugo Yasky y agrupaciones menores. Kirchner improvisó una respuesta a los mensajes de la CGT que no estaba en sus planes. Dijo que los trabajadores esperan que dejen de traicionarlos y que “el desafío no es ver quién tiene lugar en las listas de concejales, diputados y senadores. Con la situación en la que está nuestro pueblo, juntarse para pedir una banca y después cuando tienen la banca, el día que hay que votar fondos buitres en contra, no aparecen. Este es el problema”.

Es un problema, pero no el único. Tanto la mesa chica cegetista como la conducción del eviterismo se enredan en una contradicción que los paraliza. Juan Francisco Navarro, hijo del Chino, también funcionario jerárquico y candidato para el próximo turno, llamó a Cristina “esa tía que grita, emulando a una Vivi Canosa progresista”, cuya revolución “es hablar de lawfare”. Pero tanto las bases de los sindicatos como de los movimientos sociales la aman y reconocen sus años de gobierno como la mejor reencarnación del peronismo.

 

 

 

 

 

Estos temas formaron parte de la reunión que Kirchner sostuvo esta semana en la gobernación de La Plata con su titular, Axel Kicillof, el jefe de gabinete Martín Insaurralde, media docena de intendentes de la primera y la tercera sección electoral y los ministros nacionales Gabriel Katopodis y Jorge Ferraresi. Se atribuye al cónclave programar el repliegue a la provincia para preservar lo que se pueda luego de una derrota nacional. Pero desde El Cohete no se avizora esa disociación. Sólo en las circunstancias excepcionales de fin de siglo, la primera Alianza llevó a Fernando De la Rúa a la presidencia, mientras el justicialismo con el apoyo de Domingo Cavallo consagró a Carlos Rückauf en Buenos Aires. Si bien nada puede descartarse, parece más probable que los resultados sean los mismos en ambas jurisdicciones: derrota como en 2015 o victoria, como en 2011 y 2019. Kirchner analizó con Pérsico reglas del juego que impidan una escalada de agresiones como la que propició el joven Navarro, que sólo beneficiaría a los enemigos comunes. Pero costará, porque la animosidad es grande.

Más allá de las diferencias ostensibles, en cada uno de los actos del 17 se escuchó el cuestionamiento a las exigencias del FMI, al rol de los formadores de precios en la desesperante inflación y al regreso del macrismo al gobierno. Pablo Moyano no habló en la Plaza de Mayo, según trascendidos a pedido de su padre y una rogatoria de indulgencia del Presidente. Pero incluso Hugo Moyano dijo que Macrì viene por una nueva esclavitud y que en tal caso tanto él como Pablo irían presos.

Hasta el triunviro de la CGT próximo a Luis Barrionuevo y más distante del kirchnerismo, Carlos Acuña, tuvo un anticipo de lo que se aproxima, cuando los camaristas penales Ignacio Rodríguez Varela y Julio Marcelo Lucini lo citaron a indagatoria por una protesta sindical sobre una estación de servicio en ocasión de una huelga. Rodríguez Varela es hijo del ministro de Justicia de la dictadura de 1976, y junto con Lucini en 2020 le fijó al Congreso de la Nación un plazo de dos semanas para sancionar una ley que reemplazara los decretos presidenciales que restringieron la circulación por la pandemia, en un avance sobre atribuciones constitucionales de los poderes de elección popular. La denunciante del bloqueo a la estación de servicio como medio de presión durante la negociación paritaria fue Florencia Arietto, ex asesora en seguridad de Patricia Bullrich, que integra el equipo de campaña bonaerense de Diego Santilli.

Tal menoscabo de la división de poderes cuenta con el explícito respaldo de la Corte Suprema de Justicia, que está preparando una objeción a la ley de presupuesto, en la que peronistas y radicales incluyeron un artículo por el cual los jueces deberán pagar el impuesto a los ingresos personales como cualquier ciudadano. La situación es tan aberrante que un trabajador que cobra 330.000 pesos mensuales padece el descuento al que se niegan los supremos, cuyo básico supera en forma holgada el millón y que con los adicionales lo duplica. Espada aún no portan, pero su bolsa está colmada.

 

 

 

Los magnicidas

Los audios de Morel y otros camaradas en una transmisión de Twitter Space, que fundamentan la resolución el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi de privarlo de su libertad, porque expresaron de ese modo sus propósitos homicidas, fueron una primicia de El Cohete el 11 de septiembre, Día del Maestro.

En la misma nota se publicaron

  • las fotografías de Gastón Guerra y Leonardo Sosa en el departamento de Ximena Tezanos Pinto, un piso más arriba del que ocupaba Cristina en Juncal y Uruguay, y

 

  • los posteos y audios de Sabrina Basile, quien afirma que la Covid-19 no es una enfermedad mortal y clama “salir a la calle contra los neo-montoneros y que pase lo que pase”.

Martínez de Giorgi ordenó la detención de Morel, Guerra, Sosa y Basile, quien es hija de un ex futbolista, conocido como Coco. Los audios fueron presentados al tribunal por el director de la Agencia Federal de Inteligencia, Agustín Rossi, el 12 de septiembre, al día siguiente de su publicación aquí. El Chivo Rossi fue más diligente que el abogado Yamil Castro Bianchi, quien denunció a la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, más de un año después de la investigación de El Cohete con la información completa sobre la compra de un piso en Recoleta, que ahora estudia el juez Ariel Lijo, y que podés ver aquí  y aquí. Todo lo que por fin llegó a los estrados estuvo contenido en esas notas, que algunos periodistas mencionaron sin reconocer la fuente y que Vidal intentó desmentir ante otros que no le formularon las preguntas más elementales.

Las órdenes emitidas por Martínez de Giorgi, a solicitud del fiscal Gerardo Pollicita, desmadejan una trama de complicidades que excede largamente la idea de

  • el acto individual de un grupo de loquitos que no está orquestado políticamente, que trató de instalar el 18 de septiembre el ex Presidente Maurizio Macrì en la señal de noticias por cable de La Nación cuya línea orienta;

 

 

 

  • “un grupo delictivo escasamente profesional al servicio de sectores interesados en generar un particular clima o determinadas consecuencias políticas favorables a una líder política a quien la Justicia ha puesto contra las cuerdas”, como sostuvo La Nación en su editorial del 27 de septiembre, con el explícito título “¿Atentado?”, donde invoca el “asesinato del fiscal Nisman”; o
  • el “profundo enojo de sectores juveniles” que mentó Clarín el 29 de septiembre.

Pese a la incomprensible fragmentación de los hechos en cuatro expedientes judiciales, cada día emergen más conexiones políticas y económicas con familiares de amigos y ex funcionarios del gobierno de Macrì (como los Caputo), y dirigentes políticos del mismo sector, desde Ricardo López Murphy hasta Patricia Bullrich, Javier Milei, José Luis Espert y Gerardo Milman.

Aquí podés leer el prolijo dictamen de Pollicita. CFP 3103-22 Dictamen 18-10-2022 Pollicita

Morel fue detenido en Paraná y trasladado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

 

 

 

 

 

En su declaración indagatoria, dijo que no tenía la culpa de que un loco haya querido matar a la Vicepresidenta. Pero los cargos en su contra son por haber organizado una agrupación delictiva diseñada “para imponer sus ideas y combatir las ajenas por la fuerza y el temor”, desde la cual “alentaron e incitaron a la persecución y al odio contra determinadas personas a causa de sus ideas políticas, principalmente funcionarios públicos de la actual gestión del Poder Ejecutivo Nacional”, y en ese contexto “atentaron contra el orden público”. También los acusó de “planificar, coordinar y difundir distintos tipos de mensajes de odio, ‘escraches’, actos intimidatorios y manifestaciones, llegando a utilizar incluso antorchas en la vía pública arrojadas junto con bombas de estruendo contra la Casa de Gobierno”, con lo cual se constituyó “en el actual contexto de crisis económica y financiera, en uno de los actores que sembraron en la sociedad la escalada de violencia y odio, cuyo acto más trascendente resultó ser el intento de homicidio de la Vicepresidente de la Nación, el pasado 1° de septiembre”.

 

 

Las redes subterráneas

Los nexos subterráneos entre distintos grupos son uno de los senderos que la Justicia aún debe recorrer. El 5 de septiembre, momentos antes de ser arrestada, Brenda Uliarte hizo una transmisión en vivo en Instagram. Uno de quienes dialogaron con ella fue

  • Sebastián Sviatky, entre cuyos seguidores se cuentan
  • Ximena de Tezanos Pintos y
  • Alvaro Zicarelli, quien se presenta como asesor de Javier Milei en política exterior, luego de haber sido candidato al Parlasur por la Coalición Cívica Libertadora y participado en actos con Elisa Carrió y Martín Lousteau. También linkeaba con un #ministeriodelodio. En su página ofrece el libro Cómo derrotar al neoprogresismo, porque “hoy la revolución es ser de derecha”.
  • El sitio web de Zicarelli fue realizado por 3RD, de Alfonso Recasens, un líder libertario cordobés asociado con El Presto (otro que incitó a matar a Cristina y amenazó a Fabiola Yañez y mantuvo una relación política y sexual con Brenda Uliarte). En una nota de la revista Crisis, Recasens afirma que “el crecimiento también se dio por el esfuerzo de think tanks locales y extranjeros como la Fundación Friedrich Naumann y la Fundación Bases, nuestros principales socios”.
  • El Tipito Enojado, que usa un antifaz, y en un video revela relaciones con servicios e inteligencia y un diputado con quienes discutió los límites y riesgos de su actividad;
  • Emanuel Dannan, que en realidad se llama Manuel Jorge Gorostiaga y
  • Hernán Carroll, ex candidato a concejal por la Matanza en la lista de José Luis Espert. Un rapado más joven y con camisa, sindicado como custodio de Victoria Villarruel, amenazó con un arma a un asistente a un acto de campaña de Milei el año pasado.

Todos han compartido actos públicos con un discurso extremo. Varios de ellos se declaran masones, como el abogado defensor de Sabag Montiel, Gustavo Marano. En esos actos, en los que se lanza la agrupación Nuevo Centro Derecha, también participaron agentes de seguridad privada de una red de Gimnasios Unidos, con remeras negras y el cráneo rapado, como Carroll.

 

 

 

 

 

En este acto de febrero de 2021 en Parque Chacabuco contra el aislamiento de la pandemia lleva la voz cantante Dannan-Gorostiaga. Según el periodista Juan Alonso, Dannan-Gorostiaga pasó por la AFI durante el gobierno de Macrì, con el alias Marco Galiani. Alonso reprodujo dos fotos del personaje: posando con un arma y exhibiendo orgulloso un Falcon Verde.

 

 

 

Carroll fue mencionado por Fernando Sabag Montiel en un escrito de su puño y letra a la jueza María Eugenia Capuchetti en el que renunció a los defensores oficiales  y dijo que Carroll designaría y pagaría uno de confianza. El forzudo lo negó y se presentó como un activista político que coincide con Milei, Bullrich, Milman y López Murphy, pero sin relación con los criminales. No obstante, fue orador en un acto de Revolución Federal frente a la Casa de Gobierno y admitió haber participado en un vivo de Instagram con Brenda Uliarte y haberla invitado a una fiesta de cumpleaños, a la que la mujer asistió con Sabag Montiel.

 

 

 

Comerse la curva

En otro tramo de su mensaje en la Plaza de Mayo, Kirchner refutó a quienes dicen “que el tema de la deuda está solucionado. La curva de vencimientos que tiene nuestro país, para cualquier candidato que aspire a ser Presidente y gobernarlos, es un verdadero problema. Pero cuando se planteaban estas cosas en las negociaciones, nos decían: ‘No importa, habrá que renegociar de vuelta. Habrá que hacer más roll over’. Y así siempre, nunca vamos a poder planificar el país que deseamos. Y si el Estado nacional no puede planificar, menos van a poder planificar las familias argentinas. La Argentina necesita un respiro, no necesita lecciones de economistas, de ideas obsoletas, arcaicas y que sólo benefician a unos pocos”. Esa afirmación se basa en un trabajo del Centro de Economía Política (CEPA, que el mes próximo cumple diez años) sobre el Acuerdo de Facilidades Extendidas con el FMI y su efecto en la deuda pública total, que incluye los compromisos con el Fondo y con los acreedores privados tal como los renegoció Mr.MaGoo.

 

 

 

La refinanciación se justificó por la imposibilidad de pagar 18.000 y 19.000 millones anuales este año y el próximo. Pero el gráfico muestra que con el acuerdo, esos montos crecen sin cesar:

  • superan los 5.000 millones de dólares este año y el próximo;
  • llegan a 8.500 en el primer año del próximo gobierno, y
  • exceden de los 20.000 millones de dólares cada año hasta 2031.

CEPA entendió entonces que con el acuerdo, el FMI se aseguraba condicionar también al próximo gobierno y apostar a que tuviera un signo político distinto, que impulsara reformas que hoy son inaplicables, como las que enumera Macrì en su libro apocalíptico.

 

 

 

La inasible verdad

Esto no sucede en el vacío, sino al tiempo que se acentúa la transferencia de recursos de los trabajadores a las empresas, según los datos que acaba de difundir el INDEC sobre distribución funcional del ingreso para el segundo trimestre de este año. Al interpretarlos en un nuevo trabajo, CEPA indica que coexisten una fuerte recuperación de empleo con un magro desempeño salarial: sin recuperación de lo perdido desde que terminó la presidencia de Cristina y con empeoramiento respecto del comienzo de la actual gestión. Esto explica con bastante claridad las visiones discordantes que se manifiestan en el FdT sobre la situación económica y las perspectivas en las urnas, más allá de las desavenencias personales:

  • el Presidente anuncia en actos y publicaciones los indicadores de crecimiento macroeconómico, y
  • Cristina señala el empobrecimiento de los trabajadores, en especial los que no tienen cobertura legal.

Ninguno falta a la verdad, pero no se ponen de acuerdo sobre las consecuencias políticas y sociales.

Con Macrì la participación de los trabajadores asalariados en el ingreso cayó por un tobogán. Mejoró durante la pandemia, por las efectivas políticas de protección (aunque se discute el efecto inflacionario de la abundancia de pesos emitidos para ello), mientras al aflojar la Covid-19 y recuperarse la actividad, lo que creció fue la participación del capital en el ingreso. Como era de prever, peor es el desempeño de los trabajadores no registrados y se acentúa la inequidad distributiva si se excluye del análisis al sector público. Dejando de lado las definiciones técnicas, este gráfico muestra en azul la participación de los trabajadores y en marrón el excedente apropiado por las empresas, lo cual no deja dudas sobre sus respectivos resultados.

 

 

 

Esto es así porque la productividad del trabajo y el salario real percibido por quien lo realiza siguieron rumbos opuestos. En el caso de la industria manufacturera, en el segundo trimestre de este año la productividad por puesto superó en 7% a la de igual periodo de 2016, pero el ingreso medio real de los trabajadores perdió casi 25 puntos. La productividad no pagada en ese lapso es de 1,6 billones de pesos.

Esto fundamenta también la insistencia de CFK sobre el proyecto de ley que elaboró Juliana Di Tullio, de ayuda durante dos años para eliminar la indigencia de dos millones de personas, sobre todo de los más jóvenes. Se tratará en comisiones del Senado el miércoles de esta semana. Su aprobación es viable pero más compleja en Diputados. Mientras, el Ministro de Economía, Sergio Tomás Massa, anunció un bono con la misma finalidad, por decreto y durante apenas dos meses, con parte de los recursos obtenidos por la liquidación de dólar soja.

 

 

 

 

 

La música que escuché mientras escribía

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí